Mi?rcoles, 18 de octubre de 2006
Oaxaca es siempre algo m?s que las playas de Huatulco, la fiesta de la guelaguetza, sitios y monumentos prehisp?nicos y coloniales ? los que quedan -, mezcal, quesillo y chapulines, Oaxaca ha sido llamado y con raz?n ?la zona de refugio de las culturas originarias? en ella sobreviven 16 culturas originarias y el 36% de la poblaci?n es ind?gena, otro porcentaje mayor reconoce su antecedente geneal?gico indio. Mi entidad, se?ores, ocupa uno de los dos ?ltimos lugares en cuanto a indicadores de bienestar social y humano en el contexto nacional y es uno de los dos primeros lugares en los indicadores de marginaci?n, as? lo muestran los indicadores del Consejo Nacional de Poblaci?n, Censos y Conteos del INEGI, estudios de la Comisi?n Nacional de Desarrollo Ind?gena. No pretendo hacer una descripci?n detallada, tomo solamente algunos como ejemplo ilustrativo:

Las comparaciones son con el resto de las entidades federativas, para empezar, los oaxaque?os vivimos menos que el resto del pa?s, nuestra esperanza promedio de vida al nacer es el m?s bajo de todos en cambio, el ?ndice de morbo-mortalidad materno infantil es el m?s alto; el d?ficit de peso y talla infantil afecta a un n?mero y porcentaje mayor de infantes que el resto de la naci?n en cambio, un porcentaje no mayor del 25% es derechohabiente de las instituciones del sector salud. Ocupamos el primer lugar en la tasa de mortalidad general. El 66% de la poblaci?n oaxaque?a mayor de 15 a?os no termin? la educaci?n b?sica, nuestro ?ndice de escolaridad es uno de los dos m?s bajos del pa?s, el porcentaje de poblaci?n analfabeta en t?rminos porcentuales es uno de los dos m?s altos y en n?meros absolutos escasamente se ha movido en los ?ltimos 20 a?os.

Oaxaca ocupa el ?ltimo lugar en poblaci?n asalariada, tambi?n el ?ltimo lugar en poblaci?n con un salario mayor al m?nimo, el mismo lugar de poblaci?n ocupada en el sector terciario de la econom?a, tenemos el ingreso per c?pita m?s bajo y ocupamos el mism?simo ?ltimo lugar en aportaci?n al ingreso bruto nacional. El gobierno federal a trav?s de los ramos 26 y 33 subsidia la vida de Oaxaca, de ah? que resulte una verg?enza para la mayor?a de oaxaque?os la inexistencia de una Ley de Transparencia y Acceso a la Informaci?n en los ?ltimos 8 a?os y la absurda negativa del gobierno estatal a permitir que la ?auditoria superior de la federaci?n? auditara el ejercicio de estos recursos bajo el argumento falaz que se atentaba contra la ?autonom?a? estatal.

De igual forma es un insulto para las y los oaxaque?os que funcionarios del gobierno estatal al inicio de un sexenio vivan en unidades habitacionales del INFONAVIT y al t?rmino del mismo, tengan una residencia valuada en m?s de 5 millones, un rancho con m?s de 1500 cabezas de ganado y una casita de descanso en la bah?a de Huatulco. Resulta insultante para la mayor?a de oaxaque?os que hasta las lozas de cantera de los sitios hist?ricos de Oaxaca hayan desaparecido, como desaparecieron las puertas de la catedral de Oaxaca, como se ha mutilado el z?calo de la ciudad por los b?rbaros en el poder.

Y aqu? aclaro a los se?ores diputados de extracci?n pri?sta, no es un ataque en contra de su partido ni en contra de gobernadores de la misma filiaci?n, mis palabras que no son m?as, sino de mis conciudadanos, no son un ataque contra nadie, constituyen parte de una relator?a de hechos a incorporar en la antolog?a de la infamia. Me niego aceptar desde la racionalidad y desde la ?tica m?s elemental que la camarilla en el poder en Oaxaca desde hace 8 a?os, en que se inici? lo que se ha denominado la ?regresi?n autoritaria?, sea de la misma filiaci?n partidista. No es el PRI que conozco y veo en Nuevo Le?n, Estado de M?xico, Sonora, por citar ejemplos. En Oaxaca prevalece la m?s autoritaria, corrupta y sanguinaria red de complicidades caciquiles, que va desde la m?s ?nfima agencia municipal hasta las altas esferas del poder estatal encabezado por un grup?sculo conocido en la entidad como ?la burbuja?. Grup?sculo que no admite ni la m?s m?nima disidencia o protesta, que s?lo sabe dialogar con el garrote. En mi tierra, la mayor?a de los oaxaque?os percibimos que el poder ejecutivo ha avasallado a los otros dos, poni?ndolos a su servicio. En mi terru?o se ha detenido el reloj de la pol?tica, vivimos como en la d?cada de los 40 del siglo pasado, la regresi?n ha sido brutal.

En este contexto se inscribe el conflicto actual de Oaxaca, la camarilla en el poder inicialmente atribuy? que los candidatos de la coalici?n ?Por el bien de todos?, manej?bamos al magisterio oaxaque?o, luego que la profesora Elba Esther Gordillo, despu?s que Andr?s Manuel L?pez Obrador, hoy dice que el Ejercito Popular Revolucionario y para que le creamos hace aparecer una ?guerrilla? fantoche y de utiler?a.

Nadie, absolutamente nadie puede manejar un magisterio que en 26 a?os de lucha resisti? los embates de L?pez Portillo, Carlos Salinas, Carlos Longitud Barrios y la propia Elba Esther. Eso lo aprendieron y entendieron tres administraciones estatales previas a la actual, cada quien y a su modo se entendi? con el magisterio. La camarilla actual opt? por el autoritarismo primero y luego la violencia. El 14 de junio las fuerzas polic?acas estatales intentaron desalojar del centro hist?rico al magisterio, luego de 4 horas de enfrentamiento que incluy? bombardeo a?reo de gases lacrim?genos sobre el campamento donde dorm?an maestras con sus peque?os hijos, las fuerzas polic?acas sufrieron una humillante derrota, no cayeron defendiendo la plaza, huyeron por las calles de la ciudad.

A partir de ese 14 de junio, la mayor?a del pueblo oaxaque?o, disculp? a los maestros su ausencia de las aulas y se puso a su lado, prueba de ello es que el 2 de julio, vot? masivamente a favor de nosotros, gracias a la miop?a inepta de la camarilla Oaxaca dejo de ser la reserva del voto duro del PRI.

Del 2 de julio para ac? la sangre de los oaxaque?os ti?e veredas y banquetas, tres muertos entre ellos un menor de 12 a?os, asesinados en una emboscada; un muerto y dos heridos en el tiroteo a una marcha pac?fica; un asesinado por la espalda con un impacto del un fusil R-15 en el pulm?n derecho, mientras hu?a de lo que el pueblo de Oaxaca ha llamado el ?convoy de la muerte?, integrado este por polic?as y paramilitares que al amparo de la noche se desplaza por las cercan?as de los campamentos para hacer disparos y sembrar terror entre pobladores y maestros; pero ni unos ni otros han perdido sus convicciones profundas. Esta misma noche en la ciudad de Oaxaca se levantar?n m?s de 500 barricadas en barrios, colonias, unidades habitacionales, para impedir o al menos detectar el paso del convoy de la muerte.

En Oaxaca no es un movimiento magisterial que demanda la salida de un gobernador. Ahora es un pueblo hist?ricamente agraviado, empobrecido, literalmente enfermo de males curables. Las y los oaxaque?os tenemos el inalienable derecho de vivir en paz; pero una paz sostenida por la justicia, la libertad, la vigencia de los derechos humanos y la oportunidad de construirnos un futuro diferente de la ignominia que hoy padecemos. Oaxaca tambi?n es M?xico, promovamos, demandemos, aceptemos, la desaparici?n de poderes. Ya basta de terrorismo de estado, ya basta de dolor, ya basta de sangre.
Publicado por solaripa69 @ 13:18
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios