Mi?rcoles, 18 de octubre de 2006
Oaxaca, tierra del sol, santuario ind?gena de M?xico, cuna de h?roes nacionales y dem?s merecidos adjetivos con que los l?ricos o no, le califican. Oaxaca, ocupa uno de los dos primeros lugares nacionales en lo que a indicadores de pobreza, marginaci?n y rezago toca; Oaxaca ocupa el ?ltimo lugar nacional en indicadores de desarrollo econ?mico e ?ndices de desarrollo humano.
El 40% de su poblaci?n econ?micamente activa no recibe salarios por su trabajo y del porcentaje que s? recibe, un 60% cobra menos de un salario m?nimo diario; en contraste, una llanta de uno de los veh?culos del gobernador cuesta 2 mil cuatrocientos d?lares y el cabeza de los diputados pri?stas y presidente del Congreso del Estado, Bulmaro Rito Salinas, a diario sale de su casa con 200 mil pesos en la cartera para gastos menores.
En Oaxaca las tres principales fuentes de la econom?a estatal son, en ese orden: Los ingresos de los trabajadores de la educaci?n quienes suman cerca de 70 mil personas y de cuya derrama de sueldos vive buena parte de la poblaci?n, en segundo lugar se encuentran las entradas provenientes de los servicios tur?sticos y en tercero, las remesas de los oaxaque?os que han migrado a Estados Unidos de Norteam?rica o al norte del pa?s. En el marco del conflicto actual, el gobierno del estado ha decidido ?sancionar? al magisterio suspendi?ndole un mes de sueldo y como la actividad tur?stica est? en temporada baja y deprimida por el se?alamiento del Departamento de Estado norteamericano, queri?ndolo o no, Ulises Ruiz da un golpe bajo a la magra econom?a estatal; pero todav?a reclama y obtiene el apoyo de algunos empresarios locales proclives al suicidio econ?mico.
El ?ndice Sistem?tico de las Entidades Federativas 2006, contiene 130 indicadores para la evaluaci?n del desempe?o competitivo de las entidades federativas, destacando entre ellos: Nivel de ahorro, democracia, financiamiento p?blico, equidad laboral, capacitaci?n, subsidios y estado de derecho, Oaxaca y Chiapas son los estados que ocupan el ?ltimo lugar. Los datos exhiben la inexistencia de una econom?a sustentable y un aut?ntico estado de derecho en el que prive no ?nicamente el orden social sino el respeto a los derechos humanos y civiles de la poblaci?n.

De acuerdo con la Secretar?a de Educaci?n P?blica SEP, el gobierno de Oaxaca invierte 5 pesos por cada 100 que la federaci?n le otorga para el gasto educativo. La media nacional de aportaci?n estatal es de 17 pesos por cada 100. ?Ah! pero eso s?, se dice reiteradamente y los hechos apuntan en ese sentido, que Oaxaca aport? grandes recursos econ?micos y humanos a la campa?a del candidato a la presidencia por el PRI, Roberto Madrazo Pintado, siendo esta una de las razones por las cuales Ulises Ruiz Ortiz se obstina en no renunciar, hacerlo ser?a dejar al descubierto la contabilidad estatal y el eventual desv?o de recursos para la campa?a del candidato de su partido.

Lo anterior es una de las explicaciones del por qu? de la defensa a ultranza que senadores, diputados federales y gobernadores estatales integrantes de la CONAGO (Comisi?n Nacional de Gobernadores) hacen de Ulises Ruiz; el caso de los gobernadores es pat?tico, seguramente ellos hicieron sus propias contribuciones a sus partidos pol?ticos y adem?s temen de que si cae el tirano oaxaque?o se desate el efecto ?domin?, los gobernadores del c?rculo del co?ac (Puebla y Veracruz), el represor del Estado de M?xico y el denunciado de Morelos, encabezar?an la lista.

Como es sabido el 67% de los oaxaque?os mayores de 15 a?os no concluy? su educaci?n b?sica y seg?n datos del Instituto Nacional de Evaluaci?n Educativa (INEE) por lo que a factores de calidad educativa en Oaxaca, el 23% de las escuelas p?blicas son aulas improvisadas hechas de materiales de la regi?n. Otra vez, en contraste, hasta los pol?ticos y funcionarios de medio pelo, no se diga los de primer nivel, tienen residencias con alberca y todo lo dem?s en la zona residencial de San Felipe del Agua. Los pol?ticos de mayor alcurnia tienen casas valuadas en 30 millones, cantidad que alcanzar?a para construir 230 aulas.

Lo que hoy se observa en Oaxaca es la adici?n de contradicciones y confrontaciones hist?rico-sociales y pol?ticas; caciquismo y primitivismo pol?tico aunados a una feroz explotaci?n de la fuerza de trabajo capacitada no capacitada, segregaci?n y discriminaci?n por razones de origen y lengua, depredaci?n de culturas originarias y recursos naturales por la oligarqu?a estatal; corrupci?n galopante, inseguridad y falta de empleo para la juventud.

Asistimos a una crisis de gobernabilidad gestada hace m?s de ocho a?os, padecemos un gobierno ?burbuja? incapaz de origen para construir puentes de entendimiento y emplear herramientas de di?logo; de ejemplar ineptitud para canalizar las demandas sociales hacia soluciones s?lidas a trav?s de las instituciones; en cambio, fraude, demagogia y garrote son los instrumentos de una anquilosada y anacr?nica administraci?n p?blica estatal.

Los medios de comunicaci?n, los pol?ticos locales y los de fuera, ante el conflicto oaxaque?o en la generalidad han mostrado una visi?n interesada en defender al desprestigiado r?gimen pri?sta de Ulises Ruiz, o en el mejor de los casos, una ignorancia supina. Sucesivamente han atribuido el movimiento oaxaque?o a Elba Esther Gordillo, AMLO, el PRD, el EPR. No atinan ni en sus explicaciones ni en sus pron?sticos. Ignoran o se hacen ignorantes de la historia de una organizaci?n sindical que en 26 a?os se ha enfrentado a enemigos muy superiores a los enanos actuales.

Habr? que hacerles conocer que el movimiento democr?tico magisterial oaxaque?o naci?, creci? y se fortaleci?, teniendo como adversarios y enemigos a la estructura nacional charra del propio sindicato ?vanguardia revolucionaria?; al gobierno federal en sucesivas administraciones, de L?pez Portillo a Salinas de Gortari; a la aplanadora pri?sta con la fuerza y el poder de sus mejores a?os; a los sucesivos gobiernos estatales; a los quinta columna creados y alentados por el estado al interior de la propia organizaci?n, del Comit? Estatal Vanguardista de los a?os 80, al Consejo Central de Lucha de hoy d?a.

Lo sucedido no ha sido m?s que los golpes de la forja, la fortaleza del movimiento nace y se renueva permanentemente a partir de las caracter?sticas propias del magisterio oaxaque?o y su herencia hist?rica, magisterio que no admite ni tutores ni caudillos. Magisterio que es fiel a sus principios rectores.

De ah? que todo aquel que pretenda hacer una lectura del movimiento deber? partir de estos hechos; de paso, es de hacerse notar que la estrategia implementada por la camarilla de Ulises Ruiz consistente en el ?descabezamiento? del movimiento, tendr? como consecuencia la aprehensi?n de dirigentes, uno tras de otro, el dolor y sacrificio de sus familias; pero jam?s su destrucci?n, por cada ca?do habr? diez reemplazos, literalmente. De ah? tambi?n que la represi?n generalizada ser? espejismo de victoria en la inmediatez.

De ah? que las interpretaciones de ?expertos polit?logos? de los medios nacionales (columnistas, comentaristas o merolicos) mueven a risa en la mayor?a de los casos e indignaci?n ante las patra?as y calumnias. En estos d?as ?ltimos del mes de septiembre los medios nacionales ?ponen el grito en el cielo? por las cachetadas que recibi? el periodista Ricardo Rocha, estar?amos de acuerdo con ellos si antes hubieran denunciado y condenado las acciones represivas del gobierno de Oaxaca, de los ni?os hijos de maestras intoxicados por gas lacrim?geno, de los heridos y de los muertos v?ctimas del terrorismo de estado, de la destrucci?n de los transmisores de ?Radio Universidad?, ?Radio ARO? y el Canal 9 de televisi?n estatal. Es evidente que tambi?n los medios (con las consabidas excepciones) tienen un doble discurso.

Las declaraciones y hechos de los dirigentes nacionales y estatales de los partidos pol?ticos nos muestran posiciones que les ubican hist?ricamente. Discursos y hechos que muestran congruencia en unos casos y demagogia en otros. Lo mismo sucede con Senadores y Diputados Federales, funcionarios de primer nivel del gobierno federal, organismos de empresarios y organizaciones civiles.

En conclusi?n, que nadie ignore y no tenga duda, Oaxaca y sus maestros no olvidar?n la solidaridad de unos y las afrentas de otros; la entereza de muchos y las traiciones de otros. Los maestros, cuando y los que retornen al aula, cotidianamente habr?n de relatar y preservar la historia de estos d?as y esta lucha ante las nuevas generaciones y estas pondr?n a cada quien en el lugar que le corresponda.

Como es sabido, en el enfrentamiento entre la raz?n y la fuerza, esta ?ltima generalmente obtiene p?rricas victorias inmediatas, a la larga la raz?n siempre se impone, entonces los ?dolos con pies de barro caen del pedestal que la ignominia les levant?, entonces los profes o los que les sucedan, habr?n de abrir ?las grandes alamedas? de la libertad y la justicia.
Publicado por solaripa69 @ 13:24  | Pol?tica
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios