Viernes, 17 de noviembre de 2006
640x480px - 34.7 Kbytes

El dr. Luis Mendoza Canseco ha sido el m?dico legista titular en Oaxaca por m?s de 30 a?os. La noche del 27 de octubre de este a?o, emiti? su dictamen sobre un asesinato, documento que en lo medular se?ala como la v?ctima recibi? dos impactos de bala, uno de ellos mortal en el alto vientre al centro del cuerpo, justo debajo del estern?n.

En ning?n momento el m?dico indic? que alguno de los disparos haya sido hecho a quemarropa, dado que el ?rea alrededor de los orificios no mostraba los efectos de un impacto de esta naturaleza. Lo escrito, fue repetido por el Dr. Mendoza Canseco a un reportero de una televisora nacional que lo entrevist? esa noche.

El cuerpo de la v?ctima permaneci? en el anfiteatro hasta el 28 y el 29 de octubre, fue velado en una funeraria del centro de la ciudad, compa?eros de actividad, gente del pueblo y particularmente de la barricada 3 de la colonia Calicanto de Santa Luc?a del Camino, le llevaron flores, velas y oraron por el descanso de Bradley Will, reportero y camar?grafo norteamericano asesinado por sicarios del municipio de Santa Luc?a del Camino y obvio, del tirano oaxaque?o.

El asesinato origin? una en?rgica declaraci?n de la embajada norteamericana que entre otras cosas, reproch? la larga duraci?n del conflicto oaxaque?o a lo que el gobierno mexicano, pasando por encima del juramento del Srio. De Gobernaci?n, repondi? con la toma de la ciudad de Oaxaca el 29 de Octubre. El lunes 30 de octubre los despojos mortales de Bradley fueron llevados al aeropuerto y de ah? hasta su tierra natal.

Los homicidas registrados por c?maras de reporteros nacionales, locales y aficionados, fueron detenidos dada la atenci?n puesta en Oaxaca por los medios de comunicaci?n, d?as despu?s fueron liberados, a ello sigui? la denuncia del hecho y el reclamo en los medios, por la acci?n de la procuradur?a estatal, quien muy a su pesar los recaptur?.

En tanto desde la camarilla en el poder se urd?a una patra?a que salvase a los sicarios y de paso implicada a la APPO en el crimen. Empezaron por ?flitrar? informaci?n con uno de sus gacetilleros a sueldo, Sergio Sarmiento, lo que a la postre fue una versi?n ?oficial?: El decir que Brad Will recibi? un segundo disparo a quemarropa de parte de alg?n activista o infiltrado en la APPO que se trep? al auto en el que Brad era conducido al hospital. Las ?pruebas? que exhiben son las declaraciones de la ?procuradora? como si una versi?n remplazara a las evidencias emp?ricas y dict?menes de los expertos y como si la tal procuradora mereciera el m?nimo de cr?dito, bajo el supuesto de que ?es cierto porque yo lo digo?.

A vuelo de p?jaro veamos como se desvanece lo que es una calumnia infame contra la APPO y un desvergonzado atentado contra la verdad: El ?descibrimiento? de la procuradur?a experta en sembrar y borrar pruebas, se produce 20 d?as despu?s del suceso, cuando el cuerpo del malogrado periodista ya no est? a disposici?n de autoridad mexicana alguna, cuando no es factible realizar nuevos peritajes, cuando la reconstrucci?n de hechos es imposible porque se ha modificado el escenario y si tal como dice la mism?sima procuradur?a de que las ?huellas? en las balas corresponden a un mismo ca?on, bueno conviene detenerse en ello.

El camar?grado asesinado registra el esenario ante la c?mara en una posici?n de amplitud de la lente de cuando menos 35mm. De otra manera no hubiera filmado todo el ancho de la calle, de un muro a la izquierda a otro a la derecha por una parte; por otra, los sujetos que se ven delante de la c?mara se observan empeque?ecidos, distamtes, lo cual confirma la amplitud de la lente.

Si como dice la procuradur?a el primer disparo presenta una trayectoria frontal, quien lo hizo debi? estar frente a la c?mara y efectivamente, frente a la c?mara lo que se observa es a los sicarios disparando; en particular dos sujetos, uno de camisa roja y otro de camisa gris. El segundo disparo presenta una trayectoria en un ?ngulo pronunciado con respecto a la horizontal, explicable, es consecuencia de la inclinaci?n del sujeto debido al primer impacto.

Regresando al dicho que las balas fueron disparadas por la misma arma y en el primer disparo quienes se observan son los sujetos descritos, entonces, el inividuo que hizo ese disparo le entreg? la pistola a un segundo gatillero que corri? y se encaram? en el veh?culo donde fue subido moribundo el reportero para disparar. Esta ser?a la explicaci?n plausible.

?O ser? que la pistola por s? misma se desprendi? del sicario por s? misma, vol? y finalmente fue a dar a manos de un provocador que se subi? al auto para all? efectuar un segundo disparo?

Como puede concluirse, se trata de una artima?a monstruosa creible por ingenuos e interesados en hacerlo dada su inscripci?n en la n?mina de comunicaci?n social. Con lo que no cuentan ni la procuradur?a, ni sus jefes y voceros, es que a trav?s de internet uno puede llegar a enterarse de que expertos y peritos de las agencias de investigaci?n del pa?s de origen de la v?ctima, han hecho su propio an?lisis y tienen sus conclusiones. Con los recursos tecnol?gicos, econ?micos y humanos de que disponen, han reunido evidencias suficientes para foermular una teor?a totalmente diferente a la de la camarilla local. Tienen adem?s la informaci?n cierta de los hilos que van desde las manos asesinas hasta las bocas que dieron la orden, con nombres y apellidos. Por algo son el imperio y sus ojos y o?dos se extienden por todo el planeta.

Uno, con las modestas herramientas del sentido com?n se dice, si el crimen sirvi? para obligar al gobierno federal a dar un paso que se negaba a dar, de enviar a Oaxaca a la PFP ?Qui?n o quienes anhelaban que esto sucediera? ?A qui?n benefici? el asesinato? Elemental, mi querido Watson. Lo dem?s, como la difusi?n internacional como motivo para el crimen es basura, si precisamente por haberse internacionalizado es que vino Bradley Will a su cita con la muerte, supuso que la autoridad respetaba la Ley.
Publicado por solaripa69 @ 18:36
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios