S?bado, 18 de noviembre de 2006
Adelfo Regino Montes.



A cinco meses de su surgimiento, la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) celebr?, del 10 al 12 de noviembre, su congreso constitutivo. A juicio de los organizadores, este congreso tuvo como prop?sito b?sico "consolidar y formalizar la estructura organizativa de la APPO, as? como dotarla de principios, programa, estatutos, ?rganos estables de direcci?n colectiva y de los instrumentos necesarios para asegurar la continuidad de la lucha popular".
Muy a pesar de la violencia estatal desatada en contra del movimiento popular y las agresiones perpetradas por las fuerzas federales, a este congreso asistieron mil 632 mujeres y hombres de los diversos pueblos, regiones y sectores sociales de Oaxaca. La composici?n variada del congreso estuvo sustentada con la presencia de representantes de las comunidades, municipios y pueblos ind?genas, colonias y barrios urbanos, organizaciones sociales, civiles, sindicales, empresariales, acad?micas, estudiantiles y las comunidades eclesiales de base.
Semejante al arco iris que nace despu?s de una gran tormenta, fen?meno que nuestros ancestros han interpretado como el "parto de una venada", desde luego por su asociaci?n simb?lica con el Sol, el congreso alberg? en su seno la gran diversidad de pueblos, regiones y sectores sociales que coexisten en Oaxaca. As? ten?a que ser en una entidad donde hay una enorme riqueza y diversidad culturales, en la que perviven 16 pueblos ind?genas y en la que concurre una gran multiplicidad de organizaciones de la sociedad civil, con una arraigada tradici?n de trabajo y lucha en todos los ?mbitos y niveles sociales.
Esta confluencia de lo que es por naturaleza diverso constituye un logro cimero en la historia contempor?nea de Oaxaca. Aunque en el pasado han existido esfuerzos serios por construir los espacios para coordinar nuestras ideas y acciones, como es el caso del magisterio democr?tico y del movimiento ind?gena, lo cierto es que no hab?amos logrado tender los puentes y las relaciones necesarias para encauzar y coordinar desde una instancia com?n las demandas y las aspiraciones de vida de los oaxaque?os. Este es el paso trascendental que est? dando la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca.
Como punto de encuentro y confluencia de diversos pensamientos, ideolog?as y acciones, el congreso decidi? asumir 20 principios rectores que se sintetizan en los siguientes conceptos:
Comunalidad, democracia, plebiscito y refer?ndum, revocaci?n del mandato, consenso, no relecci?n, servicio, honradez y transparencia, equidad de g?nero e igualdad, justicia y equidad, libertad, independencia, unidad, autonom?a de los miembros, cr?tica y autocr?tica, inclusi?n y respeto de la diversidad, disciplina y respeto, solidaridad internacionalista, antimperialista, antifascista y anticapitalista, y el ser un movimiento pol?tico y social pac?fico.

Con base en estos principios se determin? que la m?xima instancia de decisiones de la APPO ser?a la Asamblea Estatal. Esta decisi?n refleja claramente el esp?ritu y la larga experiencia comunitaria, en donde la figura de la asamblea tiene un papel relevante para el ejercicio directo y permanente del poder comunal. De modo que, frente a la crisis actual de la llamada democracia representativa, el congreso de la APPO est? reivindicando y asumiendo las formas concretas de la democracia directa. Esta Asamblea Estatal debe estar sustentada en las asambleas de los pueblos, regiones y sectores, constituyendo la asamblea de asambleas.
De igual modo se acord? crear el Consejo Popular como una instancia colectiva de coordinaci?n e interacci?n permanente de la APPO. Este deber? estar integrado por representantes de todas las regiones, pueblos y sectores sociales de Oaxaca, de modo que sea una instancia plural, incluyente, democr?tica y participativa. Aunque en principio se determin? que habr?a una representaci?n de 10 personas por cada regi?n geogr?fica del estado, con excepci?n de los Valles Centrales que contar?an con una membres?a de 20, y de tres a cinco personas por cada sector social, el Consejo Popular tendr? que someterse a un proceso de legitimaci?n social y ciudadana a partir de las decisiones que se tomen en las asambleas regionales. Este proceso es lo que habr? de dar fuerza y legitimidad a las propuestas y acciones de la APPO.
En lo que concierne a la representaci?n de las mujeres, en el Consejo Popular se determin? que habr?a una representaci?n m?nima de alrededor de 30 por ciento del total de concejales. La representaci?n de la secci?n 22 estar? compuesta por 40 miembros, debiendo elegir a sus miembros de conformidad con sus propios procedimientos y en un marco de respeto a la autonom?a sindical. En el caso de los pueblos ind?genas se determin? que ser? el Foro Estatal de los Pueblos Ind?genas de Oaxaca, que se celebrar? el 28 y 29 de noviembre, el que acordar? la forma de participaci?n y representaci?n ind?gena en el Consejo Popular.
Para su funcionamiento y operaci?n, el Consejo Popular estar? conformado por 23 comisiones de trabajo, que atender?n los m?s variados asuntos de acuerdo con la plataforma y el programa de trabajo acordado en el congreso. Los concejales habr?n de integrarse a cada una de estas comisiones y desempe?ar?n sus funciones bajo el principio del servicio comunitario.
En un contexto de mayor formalidad y con un horizonte m?s claro, la APPO tiene como principal mandato el de organizar y coordinar el complejo, plural y diverso movimiento popular oaxaque?o, as? como interactuar con otros procesos organizativos en los ?mbitos nacional e internacional. Habr? que mantener, profundizar y ampliar la lucha para lograr la destituci?n de Ulises Ruiz Ortiz, lo que, sin duda, significar? la ca?da del r?gimen autoritario y violento que se ha impuesto en Oaxaca, as? como lo m?s nefasto del sistema pol?tico mexicano, e inaceptable en cualquier lugar del mundo.
Pero quiz?s el reto m?s complejo ser? encauzar por la v?a pac?fica la trasformaci?n sustantiva que necesita Oaxaca a partir de la construcci?n de un nuevo pacto social y de una nueva Constituci?n que establezca las bases para una convivencia arm?nica entre todos los pueblos, regiones y sectores sociales de la entidad. Semejante al arco iris multicolor, la APPO tiene el enorme desaf?o de concretar en los hechos los colores diversos que representamos para integrarlos en un tejido que refleje las exigencias y sue?os de todos.
Publicado por solaripa69 @ 11:44
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios