Martes, 05 de diciembre de 2006
El terror represivo

El despliegue de fuerzas policiales federales en Oaxaca, que ten?a como supuesto prop?sito el "restablecimiento de la legalidad y el orden", se ha traducido en una ruptura generalizada del estado de derecho, en un estado de excepci?n de hecho, en un apuntalamiento por la fuerza y la violencia del gobierno de Ulises Ruiz y en una escalada represiva que obliga a recordar las t?cticas de contrainsurgencia de las dictaduras militares que asolaron este hemisferio en d?cadas pasadas. Organismos religiosos y de derechos humanos han documentado que en el empe?o de los gobiernos federal y estatal por aplastar al movimiento ciudadano, que exige la salida del gobernador, se han cometido toda suerte de atropellos: detenciones injustificadas, desapariciones, torturas, fabricaci?n de delitos, agresiones sexuales a mujeres, cateos ilegales y persecuci?n de dirigentes pol?ticos; al amparo de los contingentes de la Polic?a Federal Preventiva, grupos de choque de la autoridad local han perpetrado toda suerte de agresiones ?-recu?rdese que hay muertos-? en contra de activistas o simpatizantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) e inclusive contra transe?ntes no involucrados de manera alguna con esa organizaci?n.
Esa suerte de esquema de contrainsurgencia, aplicado no contra organizaciones armadas sino contra un movimiento pac?fico, como lo han sido a lo largo del conflicto el del gremio magisterial y el de la APPO, se ve complementado por muestras de una actitud gubernamental encarnizada y excesiva, como el traslado de 141 capturados a Nayarit, las acusaciones desmesuradas, si no es que abiertamente falsas, contra muchos de ellos, y la fijaci?n de fianzas absurdas ?-algunas de cuatro millones de pesos-? como condici?n para liberar a algunos de los detenidos.
En su p?rdida progresiva del sentido de realidad y de mesura, el foxismo termin? como hab?a prometido que no ser?a: un gobierno represor. El calderonismo, acorralado por su falta de legitimidad y por la necesidad de soportes pol?ticos, m?s all? de su propio partido, empez? negociando con el PRI la permanencia de Ulises Ruiz a cambio de la presencia de las bancadas legislativas tricolores que har?an el qu?rum necesario para la toma de posesi?n presidencial del viernes. Ahora es necesario que el nuevo gobierno vea m?s all? de las apuradas condiciones de su inicio y contribuya a resolver el desastre oaxaque?o, del que es corresponsable de origen.
Para empezar, el Ejecutivo federal tendr?a que deponer su pretensi?n de eliminar, mediante el tolete, el gas lacrim?geno y las persecuciones pol?ticas injustificadas, expresiones de conflictos sociales que requieren de soluciones de fondo. De no proceder as?, de no privilegiar a la pol?tica por sobre la polic?a, el gobierno de Felipe Calder?n no s?lo agravar? los problemas de origen sino que confirmar? los peores augurios sobre sus tendencias autoritarias y represivas, agudizar?, por esa v?a, su propia crisis de legitimidad y, ante la cancelaci?n definitiva de garant?as, libertades y espacios de expresi?n, abrir? las puertas a manifestaciones pol?ticas violenta.
Exigir? magisterio
liberaci?n de los
l?deres de la APPO
MEXICO, D.F./SUN.- El l?der de la secci?n 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educaci?n (SNTE), Enrique Rueda Pacheco, deplor? anoche la sorpresiva detenci?n de dirigentes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), entre ellos, Flavio Sosa Villavicencio, y anunci? que el magisterio oaxaque?o exigir? su liberaci?n inmediata.
Sin embargo, estas acciones no se realizar?n mediante nuevos paros de labores ni marchas como movilizaciones masivas, pues -dijo- hay un compromiso de los maestros de Oaxaca con los padres de familia para cumplir con los 200 d?as de calendario educativo en la entidad.
Rueda Pacheco admiti? la posibilidad de que los operativos de la Polic?a Federal Preventiva (PFP) incluyan su posible detenci?n y, por tanto, afirm? estar resguardado en un lugar de la Rep?blica Mexicana y contar con amparos de que existen cinco ?rdenes de aprehensi?n en su contra.
Rueda Pacheco dijo que la detenci?n de l?deres sociales no es el mejor mensaje para el inicio de un gobierno, ni el principio para una buena negociaci?n.

Aun as?, dijo que la secci?n 22 del SNTE cumplir? con los acuerdos signados en la Secretar?a de Gobernaci?n con el anterior secretario Carlos Abascal Carranza.

Indic? que los dirigentes de la secci?n 22 tomar?n decisiones en los pr?ximos d?as para determinar mecanismos de apoyo a los dirigentes de la APPO detenidos, pero estos no incluyen ning?n nuevo paro laboral, ni marchas multitudinarias del sindicato.

Integra Toledo patronato
en apoyo a detenidos
PEDRO MATIAS

El pintor Francisco Toledo anunci? la conformaci?n de un patronato conformado por intelectuales, abogados y universidades para apoyar a los detenidos que se encuentran injustamente presos por los hechos violentos del 25 de noviembre.
Adem?s, anunci? la realizaci?n, en el mes de enero, de una subasta con la obra del artista pl?stico para apoyar econ?micamente a los detenidos a trav?s de una defensa jur?dica.
Consider? necesario conformar esta agrupaci?n para "ver como podemos ayudar a los presos que no esta probada su participaci?n en los hechos violentos y, sin embargo, est?n presos y lejos de sus familiares, ya que fueron trasladados a diferentes penales del pa?s".
Cabe mencionar que entre los detenidos se encuentran artistas pl?sticos, presidentes municipales, alba?iles, defensores de derechos humanos e ind?genas, quienes son acusados de deferentes delitos como da?o en propiedad ajena por incendio a edificios p?blicos y veh?culos, robo, y dem?s que se configuren.
A su vez, el asesor jur?dico de los detenidos y desaparecidos, Casiano Luis Mej?a, reconoci? la conformaci?n de un frente de abogados e intelectuales que coinciden en la tarea de liberar a los presos.
Mientras tanto, adelant? que un grupo de abogados se encuentran en Tepic, Nayarit que trabajan en la lucha para solicitar el regreso de los presos al estado donde se est? conociendo el asunto y ese es Oaxaca.
Respecto a la liberaci?n de C?sar Agust?n y Edgar Ren? Cruz Campos, as? como del cubano Raynier Vald?s ?lvarez, quienes por instrucciones de jueces de Oaxaca obtuvieron su libertad del Cefereso de El Rinc?n, Nayarit, bajo reservas de la ley, opin? que se le hacen muy sospechosas.
Y lanz? varias preguntas al aire: "C?mo es que designan abogados particulares, c?mo realizan esos tr?mites y c?mo tienen acceso al expediente, porque a los abogados de los dem?s presos no tienen acceso a los documentos.
Entonces, "es muy extra?o, es sospechosa su liberaci?n, es sospechosa la actuaci?n de las autoridades judiciales", puntualiz?.

Alto al hostigamiento
contra ciudadanos: Gabino
El senador Gabino Cu? Monteagudo se sum? a las voces que por diferentes medios est?n exigiendo a las autoridades gubernamentales el cese del hostigamiento, persecuci?n y detenciones arbitrarias de cientos de ciudadanos como producto del actual conflicto social.

Si contin?an estas acciones como m?todo para apaciguar las protestas civiles, sin antes dar pasos efectivos para la reconciliaci?n y las reformas profundas que requiere Oaxaca, puede presentarse un escenario de mayor violencia que lleve a la entidad a un callej?n sin salida, plante? el legislador.

En declaraciones period?sticas, Gabino lament? que la actuaci?n de la fuerza p?blica federal haya sido aprovechada por el gobierno de Ulises Ruiz para operar el aplastamiento de quienes exigen su salida a trav?s la instauraci?n de un Estado Policiaco en cuyo marco cualquier persona puede ser detenida sin mediar legalidad alguna.

En este sentido, se hizo eco de familiares y compa?eros de 141 oaxaque?os y oaxaque?as que han sido trasladados a un penal de Nayarit como resultado de los enfrentamientos del pasado 25 de noviembre, para que reciban un trato y proceso justo, humanitario y ?gil para que lo m?s pronto posible sean liberados quienes sean inocentes.

"Oaxaca requiere empleos, apoyos econ?micos y un buen gobierno, no m?s c?rcel, dolor y muerte, como es la oferta de la actual administraci?n estatal", asever? Cu? Monteagudo, quien ha estado pendiente de las quejas que por las ?ltimas detenciones han denunciado diversos organismos defensores de derechos humanos, para actuar en consecuencia.

Rechaz? que detener a gente inocente - entre ellos mujeres, menores de edad, artistas pl?sticos e investigadores y autoridades municipales - vaya a resolver la problem?tica social que pasa sin duda por la salida da Ulises Ruiz del gobierno de Oaxaca para que la sociedad oaxaque?a dise?e nuevas reglas de convivencia social.


Exigen libertad para un dirigente

El d?a 1 de Diciembre por la noche, en situaciones desconocidas, fue detenido nuestro compa?ero Arturo Reyes, dirigente del Frente de Colonias de la Zona Norte, miembro de la Comisi?n ?nica de Dialgo y Consejero Popular de los Pueblos de Oaxaca.
Ayer nos enteramos que se encontraba en el reclusorio femenil de Tlacolula, pero hasta el momento no sabemos en que condiciones de salud se encuentra, pues han negado en todo momento el acceso al penal a familiares y organismos de derechos humanos.
En la ciudad contin?a la persecuci?n contra miembros de la Asamblea Popular. Como se sabe, fue detenido el hermano de nuestro compa?ero Flavio Sosa, Eric Sosa, y trasladado a un penal de alta seguridad. Esta persecuci?n es una estrategia del gobierno del estado para amedrentar a los militantes de la APPO. Eric Sosa es un joven que se mantuvo al margen del conflicto social en Oaxaca y que hoy aparece con una larga lista de delitos que ?l no cometi?. Hoy la persecuci?n tambi?n es contra los familiares de los dirigentes de la APPO, un acto perverso.
La Polic?a Federal Preventiva en contubernio con la polic?a del estado, contrario a lo que dec?an autoridades federales, no han garantizado la paz ni la seguridad, han propiciado la violencia y los crimines de lesa humanidad. El mismo 1 de Diciembre, despu?s de la marcha exitosa que convoc? la APPO, fue cateada la casa del Consejero Popular Santiago Caballero, representante del magisterio.
Y as? contin?an en esta capital de la resistencia las violaciones a los derechos humanos y la desaparici?n de las garant?as individuales.
Libertad a todos los presos pol?ticos.
Libertad a Arturo Reyes, consejero de la APPO.




?Libertad a Gerardo Bonilla!

Tengo un amigo, un buen amigo oaxaque?o, Gerardo Bonilla Lezama es su nombre. Se ha dedicado desde hace m?s de veinte a?os, como muchos artistas del estado, a la pintura. Su nombre ha recorrido salas de exposici?n de varias partes del mundo: desde Haifa a Nueva York o de Oaxaca hasta Barcelona. En resumen, un gran artista.
Hoy est? preso. Primero, en el penal de Tlacolula, Oaxaca, y ahora, en una c?rcel de Nayarit. Lo alejaron --tal y como se hac?a durante la revoluci?n mexicana-- de donde sus familiares y amigos podr?an hacer algo por ?l.. Gerardo quiz? se atrevi? a pensar que la sociedad en Oaxaca puede buscar un bien com?n y pudo tener la osad?a de repudiar el asesinato y la corrupci?n. Pero lamentablemente fue hecho preso s?lo por estar vivir en Oaxaca. Lo detuvieron cerca de la Galer?a de arte donde expone su trabajo. Ir a trabajar le puede costar morir en la c?rcel. Ahora se lo llevaron sin presentarlo, sin que pudi?ramos conocer el grado de sus heridas. Y este tipo de cosas no se mencionaran cuando el Presidente de M?xico aparece en televisi?n pregonando los logros de la democracia.
No fue de ninguna manera sencillo localizarlo, y cuando quisieron verlo, la polic?a intent? golpear a quienes quer?an saber de ?l. Este artista internacional --de quien se vanaglorian los gobiernos por poner el nombre de M?xico en alto-- fue golpeado con salvajismo por hordas polic?acas pagadas por todos nosotros para salvaguardar nuestra integridad. Qu? iron?a. Ahora es un preso pol?tico, un n?mero m?s en las estad?sticas que los tribunales y gobernadores tienen empolvados en sus escritorios sin verlas siquiera.
No s?lo ?l esta en esa situaci?n. Hay m?s de trescientos detenidos y alrededor de cien desaparecidos, de los cu?les no s? sus nombres pero que seguramente para muchas familias no ser?n como para m? y para todos los que leen esto, an?nimos.
Como oaxaque?o, por esto que est? pasando y por la miseria en que est? hundida la ciudad de Oaxaca, exijo LIBERTAD PARA GERARDO BONILLA, LIBERTAD PARA TODOS LOS PRESOS POL?TICOS Y PRESENTACI?N CON VIDA DE LOS DESAPARECIDOS. Pero sobre todo: C?RCEL A ULISES RU?Z por todos los agravios que ha cometido contra Oaxaca. Qu? optimismo.
Conozco el nido de corrupci?n que es Oaxaca y s? que hay que exigir lo anterior y m?s, pero en Oaxaca nada de eso funciona. Creo que olvidaba que as? es Oaxaca. Y hay cosas que no debo olvidar, por ejemplo, que en Oaxaca un gobernador puede dar la orden de disparar sobre la poblaci?n y huir, sin ver a quien hieren o matan; en Oaxaca la gente se muere de hambre y el gobernador prefiere comprar armas para detener manifestaciones; Oaxaca es un estado de gente pobre y el dinero que deber?a ayudarlos es utilizado impunemente para una campa?a presidencial; en Oaxaca un gober rencoroso decide atentar contra la imagen, las tradiciones y la historia de la ciudad vengando as? los pocos votos recibidos; en Oaxaca hay cientos de encarcelados y desaparecidos s?lo por no coincidir con las aberraciones del poderoso gobierno; en Oaxaca, miles de personas exigen la destituci?n de quien ha deshecho la tranquilidad social, pero esa exigencia se queda impotente en los labios y la conciencia.
En Oaxaca, un tipo sostiene que la voluntad popular lo puso en el poder, pero que no tiene por qu? hacer caso de una nueva voluntad representada por miles de personas que piden su renuncia; en Oaxaca el poder reside en una sola persona y por eso mismo cree que s?lo Dios puede quitarlo; en Oaxaca la justicia no existe, la corrupci?n no cesa, la pobreza no alcanza l?mite; en Oaxaca ahora los amigos se odian y los vecinos se matan. En Oaxaca hay gente que cansada de la injusticia sale a las calles buscando soluciones y encuentra la muerte... Y los pol?ticos no hacen nada por remediarlo y respiran la tranquilidad que les produce tener tanto poder y tanto dinero... que es nuestro. Estamos en Oaxaca.
Pero no se puede esperar menos del gobierno estatal si tomamos en cuenta que es parte de M?xico. Qu? puede esperarse si en plena masacre en Oaxaca, el presidente del pa?s estaba tomando caros vinos en una fiesta de despedida, como si ?l tuviera algo que festejar; si uno de los festejados atenta contra su propio credo religioso y mancha de sangre sus manos y las de Dios al mandar a golpear en su nombre; qu? esperanza puede haber en este pa?s si est? destinado a ser propiedad de unos cuantos, si la justicia s?lo existe para el adinerado, si las oportunidades no se le ofrecen a quienes las necesitan; si los partidos pol?ticos sostienen "a muerte" a un gobernador, a pesar de los muertos, los detenidos, los desaparecidos, es decir, el capricho de una sola persona de mantener el poder ha costado y seguir? costando las vidas de los menos importantes: los pobladores comunes, como t? o como yo, que no significamos nada para ellos a pesar de que somos quienes pagamos sus lujos.
?Habr? que acostumbrarse a la impotencia? Todo mundo celebra cosas en estos meses. ?Qu? van a celebrar en Oaxaca? ?Se puede festejar si los hermanos, los amigos, los padres, est?n encarcelados o muertos? ?Ulises Ruiz ser? capaz de hacer fiesta despu?s de todo lo que ha pasado? Creo que eso no se duda, pero, ?c?mo vamos a celebrar nosotros?
Muchos tenemos personas queridas en la c?rcel. Ahora que --despu?s del dos de julio-- la televisi?n y los pol?ticos han puesto tan de moda el respeto a las instituciones, lo pertinente ser? acudir a la justicia para resolver el asunto. Grave error. Cuando se acude a buscar al detenido, se corre el riesgo de ser detenido tambi?n. O para mayor comodidad se puede esperar en casa, cuando cualquiera de estas noches lleguen ilegalmente a sacarte a golpes y desaparecerte. Pero eso no es represi?n, sino la aplicaci?n del "Estado de derecho".
Si Gerardo fue golpeado y va a pasar tiempo en la c?rcel, entonces, por respeto a las instituciones, que se aplique a todos el estado de derecho. Quiz? preso, podr?a conocer a un tal Emilio Gamboa por vender leyes a sus amigos; o a Jos? Murat por el asesinato de un polic?a; a Carlos Imaz por corrupci?n; a Felipe Calder?n por fraude; a Fox por utilizar al estado para enriquecer a sus amigos. Seguro ir?a toda la clase pol?tica a la c?rcel por traici?n a la Patria. Pero sabemos que el estado de derecho es para quien lo puede pagar. Y no se puede permitir que Gerardo siga encarcelado --mientras se presume en televisi?n y radio, cada cinco minutos, el triunfo de la democracia y se exige el respeto a las instituciones--. Ni ?l ni nadie que est? en ese sitio s?lo porque la polic?a piensa que ha atentado contra los intereses de Ulises Ruiz.
Ahora est? demostrado que seas o no del movimiento de la APPO, los polic?as no te lo van a preguntar. Seguro algunos de los que defienden a Ulises Ruiz, desde alguna c?rcel, ya lo sabr?n. Quiz? ma?ana lo sepamos alguno de nosotros. Pero la paciencia tiene l?mites. El saco de la impotencia tiende cada vez m?s a reventarse y el a?o 2010 tiene apariencia de estar cada vez m?s cerca, y la centenaria sangre revolucionaria del oaxaque?o est? cada vez m?s roja. Si no hay capacidad pol?tica para resolver el "asuntito" de Oaxaca, entonces tampoco tendr?n capacidad para impedir una revuelta social mayor.
El hartazgo de la gente, sus l?grimas, su creciente odio no es escuchado por quienes gobiernan. ?A qui?n hay que matar para que seamos escuchados? Quiz? habr?a fiesta el d?a que maten a Vicente Fox Quesada, a Carlos Abascal Carranza y sobre todo, a Ulises Ruiz Ortiz. Pero nadie les har? nada, porque no somos asesinos, como ellos.
Te queremos libre, hermano.
Germ?n.
Publicado por solaripa69 @ 13:51
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios