Jueves, 07 de diciembre de 2006
Astillero
Julio Hern?ndez L?pez
Mensajes
? Castigos a malcriados
? Publicidad como control
? Premio a la Otratele.
El actual gobierno federal se inici? con un retroceso (Oaxaca, la guerra sucia; San L?zaro, la militarizaci?n, la impudicia) y cada d?a que transcurre es un paso m?s hacia atr?s. Ahora se ha acreditado lo que ya se intu?a pero se tem?a confirmar: que el cierre de espacios informativos cr?ticos o, cuando menos, equilibrados, forma parte de una visi?n del gobierno calderonista que se apresta a iniciar, mediante el cavernario expediente del manejo de la publicidad oficial a contentillo, una batalla contra los medios que le son inc?modos.
Jos? Guti?rrez Viv?, el pionero y puntero del periodismo radiof?nico nacional, devel? ayer la pretensi?n del calderonismo de castigar a quienes period?sticamente "se porten mal" a juicio de ese poder suministrador de publicidad de orden p?blico. Nunca, en 40 a?os de ejercicio, el creador de Monitor hab?a vivido algo as?, seg?n su propio relato: "... que antes de que se tomara posesi?n de un cargo, se mandara un recado diciendo: 'est?n castigados... vamos a ver c?mo se comportan, vamos a ver su conducta (...) y si se portan bien, en alg?n momento les dar? una audiencia el se?or presidente para llegar a un arreglo'", habr?an sido las palabras de alg?n mensajero imperial.
Las presiones contra Monitor comenzaron "desde mediados de la pasada administraci?n", pero "ahora la situaci?n es diferente, porque la amenaza se ha convertido b?sicamente en una amenaza de tipo econ?mico. De lo que se trata es de ver la forma elegante, discreta y sutil de extinguir a un medio de informaci?n que es inc?modo". Ahora hay "una actitud, quiero pensar que no es reflexionada, de tratar de ir limpiando la casa de los medios que incomodan la forma en que yo quiero gobernar; porque as? me lo asesoran y, como estoy muy ocupado, no tengo tiempo de meterme en detalles", explic? Guti?rrez Viv?.
Fue en la entrega de premios otorgados por el Club de Periodistas donde se produjeron las palabras del director y principal accionista del ?nico noticiario radiof?nico que invariablemente dio espacio a Andr?s Manuel L?pez Obrador (en los d?as finales del plant?n Z?calo-Reforma, los discursos vespertinos eran transmitidos ?ntegramente s?lo por Monitor y, con ciertos cortes, por Radio Trece) y de un peri?dico, Diario Monitor, que durante meses dif?ciles ofreci? notables trabajos de investigaci?n y denuncia que no sobrevivieron a los reacomodos recientes en que en el directorio de ese diario apareci? un vicepresidente, Juan Daniel L?pez Barroso, cuya idea de periodismo y venta de publicidad no satisfizo a algunos reporteros que prefirieron dejar un proyecto informativo que cre?an estaba (tambi?n) siendo cercado.
Esa palabra, el cerco, estuvo ayer muy presente en la reuni?n organizada por el Club de Periodistas a la que, entre muchos otros, asistieron Ricardo Rocha (a quien le han dejado solamente un noticiario radiof?nico vespertino, habi?ndole recortado el matutino), Carmen Aristegui (a quien cercenaron presencia televisiva en Sky, aunque contin?a por la ma?ana en el noticiario de radio de la W) y Rub?n Luengas, de Canal 52 de Telemundo (a quienes ?conductor y empresa? les han pretendido cobrar cara la osad?a de informar con honestidad al p?blico hispano de Estados Unidos sobre lo que sucede en la pol?tica mexicana).
Desde luego, no son esos los ?nicos casos en los que se pretende abatir a un medio informativo inc?modo al poder. La revista Proceso tiene una larga historia al respecto, que ha sido actualizada en el tramo final del gobierno de la pareja conyugal, cuya parte dominante, la se?ora de las Faldas Ejecutivas, mantiene un litigio abierto con la publicaci?n fundada por Julio Scherer. La Jornada, por su parte, tambi?n ha conocido en estos a?os recientes las maniobras que con la publicidad oficial como instrumento de premio o castigo han realizado los esposos gobernantes y sabe con claridad que en la mira de las "nuevas" pol?ticas de asignaci?n publicitaria est? el ?nico diario que ha informado con amplitud y equilibrio de todo lo que sucede en el pa?s. El autor de estas l?neas tiene a su vez la experiencia de otro gobierno panista represor, el de Marcelo de los Santos, en San Luis Potos?, quien decret? desde un a?o y medio atr?s un boicot informativo y publicitario contra La Jornada San Luis por no ceder a las pretensiones expresas de ese mandatario local de que la l?nea informativa y los principales titulares fueran objeto de compraventa.
Por cierto, y hablando de cercos informativos, la Otratele recibi? un premio del Club de Periodistas, que preside Mario M?ndez y cuya alma es la secretaria general, Celeste S?enz de Miera. El reconocimiento tiene un sentido especial para quienes hacen la Otratele porque este 15 vencer? el plazo de prueba de tres meses que se convino (convino, no "combino", como en redacci?n relacionada con otro asunto escribi? ayer el atolondrado tecleador vitivin?cola) con La Jornada para explorar las posibilidades de la televisi?n por Internet. En este trimestre a?n no cumplido se han tenido casi un mill?n de reproducciones ?cifras oficiales de Google Videos y de Youtube? de los m?s de 300 trabajos realizados. Gracias al Club de Periodistas, a Mario y a Celeste, y al jurado calificador, no s?lo por el premio a una criatura tan peque?a, sino por haber reunido ayer a miembros de un gremio preocupados por lo que est? sucediendo pero, adem?s o sobre todo, dispuestos a seguir luchando por ejercer un periodismo cr?tico e independiente del poder.
Astillas
M?s mezcla, maistros: Lipe y Zefe compartieron ayer cuchara en uno de los municipios m?s pobres del pa?s (que suelen fascinar a los pol?ticos de cualquier signo partidista para echar rollos presuntamente muy importantes). Lipe se avent? un rollo inescrutable sobre la necesidad de que las diferencias pol?ticas, siendo naturales, explicables y bien chidas, deben "contraponerse para construir". Chin, este escribidor media cuchara nom?s no entendi?: ?m?s mezcla, maistro?... ?Hasta ma?ana!

John Saxe-Fern?ndez
De Guant?namo a Oaxaca: ausencia de ley
De Guant?namo a Oaxaca, el ejercicio de la violencia de Estado, incluyendo la tortura, la suspensi?n del habeas corpus, principio garantizado por la Constituci?n y las convenciones de Ginebra, se realiza en medio de un "vac?o de ley", pivote del Estado de excepci?n auspiciado en EU por la Casa Blanca desde el 11-9 por medio de la Ley Patriota, la Ley de Comisiones Militares, la Ley Marcial y varios decretos. Con la guerra antiterrorista de Bush este fascismo se vuelca al resto del orbe y hacia M?xico y Canad?, a trav?s de la Alianza para la Prosperidad y la Seguridad de la Am?rica del Norte. Al sur del Bravo se da como una radicalizaci?n de la "mano dura" que, en nombre de la "legalidad" y con el manejo y manipulaci?n monop?licos de los medios electr?nicos, reprime a las fuerzas sociales desatadas por el neoliberalismo, sofoca los derechos humanos y pol?ticos e inhibe el desahogo no violento de los conflictos.
Con la debacle institucional parida por las graves anomal?as de los poderes Ejecutivo y Judicial en las pasadas elecciones se presenta ahora un mayor deterioro del estado de derecho: "Desde el 25 de noviembre", afirma el sacerdote Romualdo Mayr?n, apoderado legal de la arquidi?cesis de Oaxaca, "aunque no se decret?, en Oaxaca se ha vivido un estado de excepci?n y realmente est?n suspendidas las garant?as" (La Jornada, 3/12/06, p. 4).
Mayr?n describe un entramado vac?o de ley y repleto de provocaci?n, represi?n y violencia oficial, una riesgosa "estrategia de tensi?n" que se catapulta a nivel nacional con el arresto en el Distrito Federal del liderato de la APPO. Lo que la derecha en el poder est? ampliando es una inusitada suspensi?n de facto del estado de derecho que se expresa en el arresto y traslado arbitrario de m?s de 149 detenidos enviados a c?rceles de alta seguridad, porque se les considera "reos de alta peligrosidad", y un saldo, hasta ahora, de 24 muertos, 232 presos pol?ticos y 64 desaparecidos.
Son numerosas las evidencias que indican la presencia e infiltraci?n, en la resistencia pac?fica de la APPO, de provocadores y francotiradores y un modus operandi sospechosamente an?logo en el incendio de varios edificios. Aunque elementos dentro de la APPO actuaron sin control, las provocaciones sirven para "justificar" la represi?n. El analista Granados Chapa no duda en plantear un s?mil entre este escenario y la quema nazi del Reichstag, y Mayr?n equipara la represi?n desatada por el gobernador Ulises Ruiz con el fascismo genocida del guatemalteco R?os Montt.
En Oaxaca y en el esquema de Bush y sus prisiones de alta seguridad, como Guant?namo, el objetivo es la "suspensi?n" de la ley, en nombre de una "legalidad" de excepci?n (la no ley). Varios de los detenidos por la CIA relatan que para aterrarlos les afirmaban que los conduc?an a alg?n pa?s "sin estado de derecho". El uso de empresas privadas para el "interrogatorio" de prisioneros coadyuva en el auspicio de ?reas "vac?as de ley". Crear "zonas de anomia" es una vieja pr?ctica totalitaria disfrazada con coartadas huecas de legalidad. La ex general de Brigada Janis L. Karpinski, a cargo de 17 c?rceles en Irak, incluyendo la de Abu Ghraib, participante por la fiscal?a en el juicio que el Tribunal Supremo alem?n le sigue a Donald Rumsfeld por cr?menes de guerra, afirma que la violaci?n de los derechos humanos y la tortura empeoraron con el concurso de los "contratistas" privados: "Estos interrogadores ten?an experiencia en Afganist?n y/o en Guant?namo y fueron enviados por (Geofrey) Miller (comandante de la prisi?n de Guant?namo), para participar en los interrogatorios. La ley no les importaba, operaban en un entorno sin ley... vi un memorando firmado por Rumsfeld sobre el empleo de estos m?todos de interrogatorio, (quien) al margen pon?a: 'aseg?rense de que esto se cumpla'" (El Pa?s, 25/11/ 06, p.5).
Algo as? se dio en la Alemania de Hitler como lo argument? en "Guant?namo y la autocracia imperial" (Prokla, 143, Berl?n. Junio, 2006). Guant?namo como campo de prueba juega un papel central para la instauraci?n de zonas sin m?s ley que las instrucciones arbitrarias del Ejecutivo estadunidense y su Secretar?a de Defensa.
El operativo de Guant?namo se orienta a establecer un arreglo seudo judicial sometido al Ejecutivo y al alto capital, en territorio cubano, ilegalmente ocupado: una zona de anomia en la que act?a la violencia de la autocracia imperial burlando la jurisdicci?n de las Cortes.
En su libro Estado de excepci?n, (A.H editora, Buenos Aires, 2004), Giorgio Agamben discute los intentos del poder estatal por anexarse la anomia a trav?s del estado de excepci?n. En verdad, el estado de excepci?n, tal como fue develado por Walter Benjam?n, "es una fictio iuris por excelencia, que pretende mantener el derecho en su misma suspensi?n como fuerza de la (no) ley". En Oaxaca las acciones de provocaci?n-represi?n de los altos mandos anulan cualquier nexo entre el ejercicio de la violencia de Estado y el derecho. Un modo de gobierno por la v?a de la coerci?n-anulaci?n de la oposici?n civil.



Fernando G?lvez de Aguinaga
Del pacto de Huatulco a la dictadura
Apenas 20 d?as despu?s de las cuestionadas elecciones federales, Felipe Calder?n se reuni? en Huatulco con Ulises Ruiz en un encuentro que podemos leer como el amarre de una alianza entre el PRI y el PAN para sostener la gobernatura de uno y la entrada a la Presidencia del otro. La alianza ha sido estrat?gica e incondicional en los momentos m?s cr?ticos para ambos, por lo que se desprende que el ruider?o provocado por declaraciones de panistas cuestionando a Ruiz o de pri?stas fintando inasistencia a la toma presidencial, no fueron m?s que una cortina de humo, un show para no perder simpat?as de sus correligionarios.
Al final, en el momento en que los panistas pod?an votar por la desaparici?n de poderes en Oaxaca, optaron por sostener al gobierno del pri?sta, y cuando la situaci?n social se le escapaba de control al gobernador, las fuerzas policiacas y militares fueron enviadas para sostenerlo e intentar acabar con el movimiento popular. Del mismo modo, los pri?stas acudieron a la toma de protesta de Calder?n sin chistar. As?, en la misma fecha que el panista se convert?a en presidente, el pri?sta cumpl?a dos a?os en el poder y desde ese instante, de darse un interinato en Oaxaca, ya no tendr?a que convocarse a elecciones, como se?ala la Constituci?n estatal.
Sin embargo, esta alianza visible entre Ruiz y Calder?n signific? para el pa?s la entrada a un r?gimen de excepci?n. M?s all? de si Calder?n gan? o perdi? las elecciones, lo cierto es que en aras de obtener el apoyo del PRI, el gobierno federal junto con el gobierno oaxaque?o han generado un estado de sitio en Oaxaca. ?Acaso es propio de un r?gimen dem?cratico asesinar, hacer desapariciones forzadas, apresar por causas pol?ticas a los ciudadanos, coartar la libertad de expresi?n, torturar?
Reto a cualquier periodista, intelectual o pol?tico profesional de los que hoy cantan loas a la "democracia mexicana" a que me digan que esos hechos pueden formar parte de un orden democr?tico. Adem?s, parece absurdo tener que recordar que Oaxaca es parte de M?xico, que no es un pa?s aislado donde gobierna solo Ulises Ruiz con sus pistoleros, que forma parte de la Federaci?n y tanto el Senado de la Rep?blica, como el Ejecutivo, representado antes en Vicente Fox y hoy en Felipe Calder?n, han sostenido un clima propio de una dictadura pol?tica en la entidad sure?a.
El operativo del 25 noviembre no fue un enfrentamiento provocado por la marcha de la APPO, insisto, fue un operativo perfectamente articulado por el poder federal y estatal, o ?c?mo puede interpretarse el hecho de que la se?al de todas las radios, incluidas las comerciales, fuesen interferidas durante los enfrentamientos entre las fuerzas represivas y el pueblo, o el que diversos blogs cr?ticos fuesen bloqueados esa misma tarde? Por lo dem?s, fue claro para todos c?mo actuaron coordinadamente los elementos de la PFP y los escuadrones de la muerte vestidos de civil, as? como la polic?a ministerial. Ah? se cayeron todas las m?scaras, el juego medi?tico del polic?a bueno y el malo se vino abajo; desde la ocupaci?n de la PFP, Oaxaca ha vivido una agresi?n sistem?tica contra el movimiento popular por parte de las fuerzas federales, sin que se haya dado ninguna detenci?n de paramilitares ni de funcionarios corruptos del gobierno de Ruiz.
El premio para el operador de la represi?n, Eduardo Medina Mora, ha sido postularlo procurador general de la Rep?blica. Al menos hasta la votaci?n del cargo, se prolonga la alianza entre Calder?n y Ulises, pues a pesar de que el pri?sta no puede tener sino agradecimientos por haberlo apuntalado y protegido, ya sabemos que el voto del PRI en el Senado para ratificar al procurador es ahora otra moneda de cambio que se puede utilizar para seguir obteniendo favores de la Federaci?n, y ?sa ser? la t?nica de un sexenio que el PRI va a vender caros sus votos en el Congreso.
Los discursos falsos y rid?culos en que Fox o Calder?n machacaban su preocupaci?n por la ni?ez oaxaque?a, que estaba secuestrada seg?n ellos por el conflicto magisterial, se viene abajo de la forma m?s dolorosa cuando el 30 de noviembre la PFP entra a aprehender profesores a las mismas aulas, frente a ni?os de k?nder, primaria o secundaria, que miran aterrados la irrupci?n de comandos armados en sus salones. La inconstitucionalidad del acto se suma a la torpeza pol?tica que ha vuelto a meter de lleno al magisterio al conflicto.
Una dictadura a la mexicana se manifiesta en suelo oaxaque?o de forma incuestionable, pero al trasladar a 150 presos pol?ticos desde Oaxaca a una prisi?n de Nayarit se demuestra f?sicamente el car?cter nacional y no regional de este orden autoritario. Todo mexicano pensante y digno debiera manifestarse, escribir, alzar la voz contra este amague dictatorial que el PRI y el PAN han impulsado desde Oaxaca. La violaci?n sistem?tica de los derechos consagrados en la Constituci?n en un estado del pa?s se?ala que lo mismo puede suceder en cualquier otra regi?n contra cualquier ciudadano.
Cuando se ha instalado como normal una pol?tica violatoria de las garant?as individuales en una regi?n que concentra casi 20 por ciento de los municipios de nuestra geograf?a, y cuando uno de los operadores visibles de la implementaci?n de ese golpe a la normalidad democr?tica, lejos de ser castigado, recibe altas encomiendas por parte del cuestionado Ejecutivo que reci?n se instala en la silla presidencial, pensamos que hay un embate violento contra las instituciones y la Carta Magna, por parte de quienes detentan el poder pol?tico en M?xico.
Publicado por solaripa69 @ 9:47
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios