Mi?rcoles, 17 de enero de 2007
Solidaridad de Los Sin Tierra con Oaxaca
Estimados compas de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca:
Les escribimos desde el Movimiento sin tierra de Brasil. Quiero decirles que la militancia de los movimientos sociales de Brasil est? acompa?ando con mucha atenci?n, cari?o y expectativa vuestra lucha. Seguimos a diario lo que pasa, como si fuera nuestra lucha, nuestros compas, nuestros militantes, nuestro pueblo. Seguimos a diario, para saber si ya se fue ese macabro se?or, Ulises Ruiz Ortiz, que es un usurpador de la voluntad del pueblo, porque en la democracia republicana todo el poder emana del pueblo y el pueblo tiene todo el derecho de revocar la representatividad y nombrar nuevos representantes, hasta que se cumpla su voluntad en la administraci?n de los bienes que son del pueblo.
Seguimos con atenci?n, porque los problemas que el pueblo de Oaxaca est? enfrentando, son los mismos que el neoliberalismo y el imperialismo estadunidense nos ha impuesto en todo el continente, con sus empresas trasnacionales, con su capital financiero, con su pol?tica de estado m?nimo, con sus orientaciones econ?micas que cobran un elevado costo social a nuestros pueblos. Ya basta de desempleo, de concentracion de renta, de malos servicios p?blicos, de explotacion.
Estamos todos y todas muy orgullosos de vuestra resistencia popular, ejemplar. Los maestros de Oaxaca est?n impartiendo la mejor clase de historia que podr?an dar.
Vuestro esp?ritu de sacrificio, dedicaci?n y persistencia rescata la tradici?n heroica de todos los luchadores populares de nuestro continente, desde la mina alzada de Santa Mar?a de Iquipe, en Chile, en el siglo XIX, la lucha zapatista, hasta las luchas m?s recientes del pueblo latinoamericano en Bolivia, Ecuador, Argentina, Colombia y Venezuela.
Sepan que mirando las trincheras de ustedes, vemos nuestras trincheras.
Ac?, aunque distantes, prometemos que la mejor manera que tenemos de ser solidarios es tambi?n hacer luchas de masas, con nuestras tomas de tierra, nuestras manifestaciones antineoliberal, antilatifundista y antimperialista.
No desanimen.Sigan adelante. Quien lucha y persiste siempre gana!
No mediremos esfuerzos para denunciar en todos los espacios, la represi?n cruel y asesina del gobierno de Ulises Ruiz, del PRI, y del gobierno federal del PAN.
Reciban un fuerte abrazo de toda la militancia del MST, de toda la militancia social de los movimientos sociales brasile?os.
Joao Pedro Stedile, por la direcci?n nacional del MST y de la V?a Campesina



Y sin embargo, se mueve
GUSTAVO ESTEVA
El gobierno federal persiste en tratar como organizaci?n a la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO). Parece creer que la forman masas d?ciles conducidas por un peque?o grupo de dirigentes. Con ellos quiere concertar o imponer acuerdos. Tambi?n parece suponer que basta encarcelar a algunos de ellos y perseguir a los dem?s para liquidarla: muerto el perro acabar?a la rabia.
En una organizaci?n, un sindicato o un partido los dirigentes conducen o controlan a sus miembros y los movilizan o contienen. Son funciones que les corresponden. Como tienen la facultad de representar al conjunto y negociar en su nombre, pueden tambi?n traicionarlo o apartarse de su voluntad.
En movimientos sociales como la APPO, surgen a veces l?deres carism?ticos o simb?licos que cumplen funciones importantes, pero no son dirigentes. Algunos, como Martin Luther King o Che Guevara, ganan batallas despu?s de muertos, a la manera del Cid. Pero nunca son representantes. No pueden negociar en nombre del movimiento o sustituir su voluntad.
La APPO nunca ha tenido dirigentes o l?deres. No lo eran los miembros de la coordinaci?n provisional. Tampoco lo son los integrantes de su Consejo, que nunca se ha reunido -ni siquiera el d?a de su constituci?n. Ni juntos ni separados representan a la APPO. Las funciones de orientaci?n y coordinaci?n que pueden cumplir bajo ciertas circunstancias no equivalen a direcci?n o conducci?n. Tampoco son responsables de cuanto hacen quienes act?an en su seno. Un juicio justo encontrar? imposible atribuir a los "dirigentes" presos delitos achacados a la APPO. Por eso son presos pol?ticos.
Los movimientos sociales y pol?ticos no son manejables o controlables. Las autoridades, los acontecimientos o ciertos "l?deres" (si existen) pueden influir en ellos, pero no manipularlos. Y s?lo se extinguen cuando se han modificado las condiciones que les dieron origen. (Aplastarlos es como podarlos. Algunos, como el del 68, ganan batallas despu?s de ser destrozados.)
Los movimientos carecen de prop?sitos, metas o modelos. Tienen motivos o razones, fuerzas que los impulsan en cierta direcci?n. Se definen por convergencias cr?ticas del estado de cosas desde una gran heterogeneidad. Evitan la uniformidad y las formas partidarias, para tomar la forma de un NO, con muchos S?es: un rechazo com?n y una variedad de afirmaciones, proyectos, ideales.

Movimientos muy conocidos, como el ambientalista o el feminista, ilustran bien estos rasgos. Mantienen su vitalidad y acrecientan su fuerza porque a pesar de sus logros persisten sus motivos: la destrucci?n ambiental o la opresi?n y discriminaci?n de la mujer. Se manifiestan a veces en explosiones puntuales: contra un da?o ambiental espec?fico, contra feminicidios concretos. Pero act?an de modo continuo, de mil maneras distintas, sin dirigentes, estructuras formales o definiciones ?nicas.

La APPO es un movimiento social y pol?tico de gran profundidad social e hist?rica y enorme alcance. Participan en ?l muy diversas personas, grupos y organizaciones. Entre ?stas hay algunas de corte partidario, que pertenecen a organizaciones nacionales, intentan llevar a la APPO al molino de su causa o ideolog?a y han tenido en los mecanismos de coordinaci?n de la APPO un peso mayor a su importancia real. Pero nadie est? a cargo. Nadie representa a la APPO. Nadie dirige o regula las iniciativas de quienes forman parte de ella.
Ulises Ruiz es una expresi?n enfermiza y exacerbada del r?gimen corrupto y autoritario que los oaxaque?os no est?n dispuestos a tolerar por m?s tiempo. El rechazo a su presencia, que deton? el movimiento y sigue aglutin?ndolo, no es su motor ni su destino. La APPO seguir? luchando para deshacerse de ?l porque es un obst?culo insoportable en su camino. Pero avanza ya sobre su cad?ver pol?tico para abonar con ?l las transformaciones que son su verdadera raz?n de ser.

La APPO se ocupa de la reforma del Estado, si como tal se entiende una transformaci?n completa de leyes, instituciones y comportamientos sociales, para establecer un r?gimen adecuado a las realidades de Oaxaca tras deshacerse de la estructura caciquil y mafiosa prevaleciente hasta ahora. Impulsa estos cambios de modo pac?fico y democr?tico, de cara a la sociedad, no en los pasillos del poder. No los negocia en una oficina de Gobernaci?n, ni los procesa con esbirros de Ulises, en sus oficinas o el actual Congreso local, que en vez de cambios har?a una metamorfosis grotesca.

El movimiento contin?a. La brutal represi?n inhibi? algunas de sus manifestaciones, cuando buscaba su cauce natural, pero no lo detuvo. R?o arriba se siguen acumulando fuerzas incontenibles que buscan de nuevo su cauce. El desaf?o es que lo encuentren a tiempo y se evite as? un desbordamiento arrasador que podr?a ser muy destructivo.



"?Los vamos a violar y matar!"

VICTOR BALLINAS/LA JORNADA.

MEXICO, D. F.-La Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos y m?s de un centenar de organizaciones civiles y sociales pidieron una acci?n urgente al presidente Felipe Calder?n; al secretario de Gobernaci?n, Francisco Ram?rez Acu?a; al titular de la Procuradur?a General de la Rep?blica, Eduardo Medina Mora, y al titular de la Comisi?n Nacional de Derechos Humanos, Jos? Luis Soberanes Fern?ndez, para que se garantice la seguridad e integridad f?sica y sicol?gica de los presos de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca que estaban detenidos en el penal de Miahuatl?n, y que se respete el derecho constitucional para realizar plantones, organizar m?tines y marchas pac?ficas.
Al titular de la CNDH solicitaron que, con base en sus atribuciones y facultades, act?e en relaci?n con las graves violaciones a los derechos humanos que se han cometido en Oaxaca.
Vladimir Gonz?lez Mart?nez, estudiante de 17 a?os, detenido el s?bado 13, y despu?s de amenazarlo, golpearlo fue llevado a la PGR, denunci? el trato que recibi? de los polic?as preventivos.
Gonz?lez Mart?nez sali? libre bajo fianza el domingo a la medianoche. Narr? que "a las 11 de la ma?ana iba en la marcha del centro de Miahuatl?n hacia el penal; era una marcha para la liberaci?n de los presos pol?ticos. Como a las 14 horas del s?bado 13 concluy?; sal? a bordo de una camioneta; iba con compa?eros y ni?os.
"Al llegar a la carretera federal, v? que hab?a dos camionetas de polic?as estatales; estaban armados y nos cerraron el paso. Llegaron a golpear a un compa?ero, a todos; me bajaron, me golpearon e insultaron. Nos aventaron a una camioneta boca a bajo, nos torturaron sicol?gicamente: nos dec?an 'Los vamos a enterrar. Los vamos a violar o a tirar al mar'.
"Luego de media hora detuvieron la camioneta y me bajaron, me volvieron a golpear. De nuevo me subieron a la camioneta. Me enterraron agujas en las pantorrillas. Me quitaron el (tel?fono) celular, mi dinero y un reproductor mp3. Volvieron a arrancar y anduvimos como una hora. Todo el camino me golpearon. All? empezaron las amenazas de que nos iban a violar a m? y a mi amigo, Rogelio Garc?a Hern?ndez, quien tambi?n fue detenido. Nos bajaron de la camioneta, nos esposaron a los dos juntos y nos llevaron a San Bartola Coyotepec. Ah? nos volvieron a golpear, nos pasaron con unos que estaban grabando, nos preguntaron a que organizaci?n pertenec?amos, que por qu? and?bamos 'de revoltosos'.
"Eramos cinco los que est?bamos all?; tres de mis compa?eros ven?an en otra camioneta. Aqu? nos tuvieron como una hora. Llegaron varios polic?as encapuchados; nos sacaron de la celda y nos colocaron junto al logotipo de la polic?a. Me dieron un arma; les dije que no la iba a agarrar, me golpearon y obligaron a sujetarla. Me tomaron la foto y me pasaron a otra patrulla; me llevaron a San Bartola Coyotepec. Mi fianza fue de 5 mil pesos."
Rogelio Garc?a Hern?ndez, de 18 a?os, fue otro de los detenidos el s?bado; el domingo, despu?s de las 12 de la noche, fue liberado bajo fianza: "Fuimos a la marcha a Miahuatl?n a pedir la libertad de los universitarios detenidos. La marcha empez? a las 11 de la ma?ana el s?bado y concluy? como a la una y media. Despu?s de las 2, iba manejando una camioneta gris Nissan; ni bien sal?a yo de la carretera cuando se me cierra una patrulla y gritan: '?bajen a ese chofer!', y tambi?n ordenaron '?bajen a todos!'
"Ven?an ni?os y se?ores; no respetaron a nadie. Me subieron a la patrulla boca abajo; nos dieron vueltas y vueltas, no nos permitieron levantarnos ni mirar hacia arriba.
"'Los vamos a matar. T? me dijeron, vas a escarbar el hoyo donde vas a enterrar a tu amigo Vladimir Gonz?lez y ?l cavar? el hoyo donde te vas a enterrar.' Nos empezaron a pegar con la culata y nos dijeron: 'Los vamos a violar'.
"All? nos tuvieron como dos horas, a m? y a mi amigo. Avanz? la patrulla, eran los mismos que estaban en el Cereso. Hicieron un intercambio con una patrulla roja nueva. Nos volvieron a amenazar: 'ya se los carg? la chingada. Si los matamos a ustedes se acaba la rabia'. Me taparon la cara y a mi amigo tambi?n. Nos metieron al penal y tras media hora llegaron representantes de derechos humanos; les dijimos que nos golpearon los polic?as. El doctor nos revis? y, seg?n ?l, no hab?a pasado nada.
"Luego nos pas? con un se?or que nos preguntaba '?a qu? organizaci?n pertenecen?', yo les dije que el gobierno est? para ayudarnos no para reprimirnos. Luego un sargento o comandante gordo y g?ero me puso un arma en las manos, y me dijo, 'agarra esta arma, hijo de tu perra madre, ?ag?rrala, cabr?n!'; como me negaba me golpe?. Me tomaron la foto y me dejaron en la PGR, ah? no nos madrearon. Me dejaron en libertad bajo fianza despu?s de la medianoche del domingo
Publicado por solaripa69 @ 18:05
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios