Lunes, 12 de febrero de 2007
En primer c?nclave estatal analiza concurrir a comicios oaxaque?os de este a?o
Debate la APPO relanzar el di?logo con el gobierno
OCTAVIO VELEZ ASCENCIO CORRESPONSAL
Oaxaca, Oax., 11 de febrero. La primera asamblea estatal de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) analiza impulsar la instalaci?n de una mesa de di?logo p?blica y abierta con el gobierno federal, con la participaci?n de personalidades nacionales e internacionales, a fin de "poner en la agenda nacional el tema de la soluci?n estructural del conflicto pol?tico social en la entidad".
Con la mesa tambi?n se pretende "evidenciar ante la opini?n p?blica nacional e internacional la cerraz?n de la administraci?n federal, en caso de que hubiera una eventual negativa para su resoluci?n".
Uno de los portavoces del movimiento magisterial y popular, C?stulo L?pez Pacheco, explic?, al momento de enviar esta nota, que la iniciativa, "surgida desde la propia APPO", a?n no se hab?a logrado un acuerdo al respecto.
Para la mesa de di?logo p?blica y abierta se plantean cinco ejes de discusi?n, entre ellos el encarcelamiento del gobernador Ulises Ruiz Ortiz "por genocida", libertad inmediata a los "presos pol?ticos y de conciencia", presentaci?n con vida de los desaparecidos, indemnizaci?n a los familiares de los miembros y simpatizantes de la APPO asesinados durante el movimiento y cancelaci?n de las ?rdenes de aprehensi?n.
Adem?s, se sugiere la creaci?n de una asamblea constituyente que elabore una nueva Constituci?n para Oaxaca, as? como programas de desarrollo econ?mico, social y para los pueblos ind?genas.
En la plenaria se analiza la forma de participaci?n en los comicios locales de este a?o ?que renovar?n al Congreso de Oaxaca y a los 152 ayuntamientos que se rigen por el sistema de partidos?, porque "la necesidad de que la APPO tome bajo su control la C?mara de Diputados (estatal) es tema de discusi?n que empieza a extenderse por colonias y comunidades".
Por otra parte, el arzobispo de Antequera-Oaxaca, Jos? Luis Ch?vez Botello, afirm? que si bien algunas acciones y se?ales propician la restauraci?n gradual de la vida social en Oaxaca, "el conflicto no se ha solucionado en sus causas", de tal manera que "aunado al rezago de d?cadas, existe "una paz sumamente vulnerable". Se han atendido, anot?, "algunos efectos pero no sus causas".
En conferencia de prensa, que ofreci? tras oficiar en la catedral, el jerarca dijo que en Oaxaca "no hay borr?n y cuenta nueva", pues "hay cuentas y tareas pendientes para el gobierno, para el magisterio y organizaciones civiles, para la sociedad entera y la familia".
Esto exige, destac?, "una profunda reflexi?n y acci?n conjunta para afrontar las causas que han provocado tanto desorden, violencia y desesperaci?n".
Expuso que sea cual fuere la posici?n ante el reciente conflicto, "de ninguna manera podemos claudicar de la responsabilidad de enderezar el rumbo y reconstruir las leyes e instituciones que han mostrado su incapacidad de garantizar la justicia social, el desarrollo integral, una educaci?n de calidad y una vida m?s humana".
De aqu?, insisti?, "la necesidad inaplazable de una reforma a fondo del Estado".
Y subray? que "si no queremos continuar hundi?ndonos en la pobreza, en la injusticia, en la corrupci?n, en la violencia y en el libertinaje, es urgente un decidido cambio en la manera de pensar y de actuar; un cambio de mentalidad que nos lleve a asumir los principios y valores fundamentales que son cimiento de toda sociedad; una acci?n conjunta que nos lleve a promover leyes y estructuras sociales en donde sea realmente posible una vida m?s justa y humana, donde experimentemos todos lo que es vivir en paz".
"Cuando buen n?mero de ciudadanos no est? jugando limpio en la cancha de la sociedad, en el campo del trabajo, de la econom?a, de la educaci?n y de la pol?tica; cuando los ?rbitros no realizan bien su funci?n y se corrompen, entonces el malestar y la violencia se expande m?s all? de la cancha y de los jugadores; por eso, no pocos se ponen la camiseta de la intolerancia, del radicalismo y de la agresi?n ante quienes se atreven a contradecir o a estar en el otro equipo", asent?.
El prelado consider? asimismo que "la reconciliaci?n no es una t?ctica para bajar los brazos y mantener el orden injusto, ni mucho menos para acallar conciencias", sino un llamado "a la conversi?n y a emprender con decisi?n el camino de una vida aut?ntica".




Las appuestas
Gustavo Esteva
En la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) y en todo Oaxaca se debate hoy intensamente la forma de participar en el proceso que renovar? el Congreso local en agosto y las autoridades municipales en octubre.
Existe consenso sobre el voto de castigo al PRI y al PAN, por su insensato apoyo a Ulises Ruiz y por otras tropel?as. Se recuerda bien la victoria del 2 de julio, cuando fue posible frustrar con ?l la manipulaci?n electoral m?s obscena y agresiva de que se tiene memoria. Pero el consenso no da para m?s.
Los atropellos sufridos durante las jornadas electorales de 2004 y 2006 dejaron huellas profundas en Oaxaca, confirmando el arraigado prejuicio contra procesos siempre sometidos al control mafioso del PRI y los caciques locales. En las elecciones recientes se agreg? la violencia directa al repertorio acostumbrado de pr?cticas viciadas. Persiste, por ejemplo, el agravio de Huautla: se pasea por las calles y es actualmente precandidato el dirigente pri?sta que mat? a palos a un maestro disidente, como se registra en un video que todo mundo vio.
El TEPJF reconoci? las irregularidades, pero decidi? no intervenir y as? convalid? el fraude que instal? en la gubernatura a Ulises Ruiz. La frustraci?n de cuantos vencieron sus prejuicios para participar en una elecci?n en que por primera y ?nica vez se uni? toda la oposici?n para romper el monopolio del PRI llev? al abstencionismo masivo unos meses despu?s. En la ciudad de Oaxaca, por ejemplo, bast? 11 por ciento de los electores para que el PRI recuperara el municipio.
Las porquer?as llegaron a extremos nunca vistos en 2006. Hasta la Secretar?a de Gobernaci?n, que sigue neg?ndose a ver cuanto ocurre en Oaxaca, reconoce que el marco electoral e institucional del estado es enteramente inadecuado. Pero las pr?ximas elecciones se realizar?n dentro de ese contexto. No hay tiempo para modificarlo.
Este panorama se combina con la tradicional autonom?a pol?tica de los pueblos indios de Oaxaca para forjar una extensa resistencia a la participaci?n electoral. Como se?al? Francisco Toledo, el lema argentino ?Que se vayan todos! es enteramente pertinente para Oaxaca. Es urgente hacer a un lado a toda la clase pol?tica del estado y reconstruirlo desde la base social.
Es tema general de preocupaci?n la defensa de comunidades y barrios. Las campa?as electorales podr?an ser m?s devastadoras que la PFP. ?C?mo protegerse de las presiones, manipulaciones e intimidaciones que ya se han desatado? ?C?mo reaccionar ante la violencia caciquil, que intenta recuperar el territorio que perdi? con el movimiento?
La estrategia actual implica usar la trinchera electoral como un dispositivo de lucha contra el r?gimen dominante, por medio del voto de castigo, sin hacerse ilusiones sobre su significado. Apostar al juego electoral ser?a est?ril e implicar?a distraer empe?os de otras tareas urgentes, como la de articular la fuerza pol?tica capaz de someter a control a los poderes constituidos, para evitar la guerra civil que se ha estado preparando y para desafiar el actual estilo de gobernar, por la fuerza y con el mercado, que define cada vez m?s una nueva forma del apocalipsis.
Esta postura se ha estado manifestando en las asambleas regionales de la APPO y en reuniones de muchas organizaciones. Sin embargo, un grupo destacado de activistas y cuadros pol?ticos intenta convencer a todos de la apuesta electoral. Consideran que debe aprovecharse la fuerza del movimiento para impulsar candidatos ciudadanos. Piensan que es posible ganar la batalla por el Congreso y que desde ah? ser?a posible impulsar la agenda de transformaci?n.
Las dos posiciones se expresaron en la asamblea estatal de la APPO que tuvo lugar este fin de semana. Termino estas notas cuando a?n no ha concluido, por lo que desconozco sus decisiones. Cualesquiera que sean, podr?n causar desconcierto o confusi?n, por la falta de consenso, pero no divisi?n. No habr? confrontaciones intestinas, como las que se estilan en los partidos. Diversos grupos que participan en la APPO seguir?n en estos meses caminos paralelos, aunque se juntar?n de vez en cuando. Nada podr? impedir que algunos entreguen toda su energ?a a la apuesta electoral y que la pierdan, sea por no conseguir el registro (si el PRD local guarda para s? todas las posiciones, con la convicci?n equivocada de que cosechar? lo que no ha sembrado), o bien por perder la elecci?n e incluso por ganarla.
La mayor?a de la gente, mientras tanto, sin despreciar o combatir esos empe?os desafortunados, seguir? tomando iniciativas de transformaci?n de largo alcance. Acudir?n a la cita, para hacer sentir sus votos contra Ulises Ruiz, pero no se perder?n en el humo electoral.


Crecen en M?xico, ayuntamientos populares y territorios aut?nomos
M?xico, 11 feb (PL) Con la creaci?n hoy de un ayuntamiento popular en el municipio de Santa Cruz Amilpa, aumenta en Oaxaca esa forma de gobierno y los territorios aut?nomos, en rechazo a la administraci?n del ejecutivo local, Ulises Ruiz.
C?stulo L?pez, integrante de la direcci?n de Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), afirm? que todas las iniciativas de las comunidades de asumir por su cuenta la tutela de los ciudadanos son respaldadas por el movimiento pol?tico y social.
Ante esa situaci?n el gobierno estatal estableci? una mesa de di?logo para resolver los problemas de los 14 municipios donde la APPO cre? ayuntamientos populares y territorios aut?nomos, en los cuales se decidi? disolver los poderes constitucionales.
Entretanto, la presidenta de la Comisi?n de Derechos Humanos del Senado, Rosario Ibarra demand? a la Comisi?n Nacional de Derechos Humanos (CHDH) que emita a la mayor brevedad la recomendaci?n en torno a las graves violaciones de cientos de oaxaque?os derivadas del conflicto.
Al respecto precis? que no pueden quedar impune los 20 asesinatos y cientos de encarcelados ilegalmente, as? como los lesionados y desaparecidos.
Ibarra reclam? que la C?mara de Senadores haga la recomendaci?n a esa comisi?n que determine la responsabilidad de las autoridades locales y federales en las graves violaciones a las garant?as individuales que sufrieron los oaxaque?os en los ?ltimos ocho meses.
La CNDH tiene un registro de 20 fallecidos, de los cuales 11 perdieron la vida en situaciones directamente relacionadas con las protestas de los maestros y la APPO contra el gobernador Ru?z, a quien se le exige la renuncia.
Hay testimonios -insisti? la legisladora- de agresiones con armas de fuego a integrantes de la APPO por sujetos no identificados, a los que se identificaron como miembros de la polic?a local.
Adem?s se?al? el uso reiterado de la fuerza p?blica para reprimir al movimiento social y restablecer las condiciones de seguridad y tranquilidad.
Publicado por solaripa69 @ 11:55
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios