Martes, 13 de febrero de 2007
Editorial
Acapulco: los dos operativos
Conforme el poder p?blico daba muestras de descontrol con su operativo de tropas y cuerpos policiales en Guerrero ?cuyo prop?sito oficial es restablecer el estado de derecho en esa entidad, pero cuya finalidad real pareciera ser la de aparentar que el gobierno federal a?n conserva cierto margen de superioridad sobre la delincuencia organizada?, en medios informativos arranc? un operativo paralelo, orientado a presentar al alcalde de Acapulco, F?lix Salgado Macedonio, como un servidor p?blico coludido con el narcotr?fico. A una semana exacta de la difusi?n de acusaciones insostenibles en este sentido, el secretario de Seguridad P?blica federal, Genaro Garc?a Luna, fue llevado a declarar bajo la presi?n del entrevistador y, con respecto a Salgado Macedonio, dijo lo siguiente: "parte de lo que se est? investigando es identificar si hay alg?n v?nculo con una referencia o un dato espec?fico que vincule la actividad criminal de los delincuentes con el funcionario p?blico (...) Estamos buscando todo lo que hay de referencia, incluso la parte estructural de la Polic?a Municipal para poder implicar si hubiese alguna referencia espec?fica contra ?l". De inmediato, la imputaci?n de un primer opinador, erigido en fiscal, profeta y justificador de homicidios, fue convertida por un locutor en cosa cierta, y el resto de la masa medi?tica se encarg? de fabricar, con base en las palabras de Garc?a Luna, una imagen precisa: "La SSP investiga a Salgado por v?nculos con el narcotr?fico".
No es f?cil determinar si el gobierno federal se sirvi? de algunos medios informativos para desencadenar, mediante filtraciones, una campa?a de desprestigio p?blico y de acoso judicial ?o de algo peor? contra el mun?cipe del puerto guerrerense, o bien si el poder de los medios, que a veces es m?s fuerte que el de las autoridades pol?ticas, us? a los funcionarios para atacar con el esc?ndalo a un servidor p?blico democr?ticamente electo, y no ser?a, en todo caso, la primera vez. Una tercera posibilidad es que uno y otro protagonistas hayan encontrado ?til para sus respectivos intereses ?pol?ticos y corporativos? la destrucci?n de la presidencia municipal de Acapulco. Por lo pronto, el operativo medi?tico ha resultado mucho m?s exitoso que el policial: se ha acu?ado ya la imagen de Salgado como socio de narcos y se le ha construido una disyuntiva clara: la c?rcel o la ejecuci?n a manos de sicarios, por m?s que el ?nico dato en este sentido provenga de una supuesta filtraci?n ejemplarmente c?nica y de un monumento a la irresponsabilidad period?stica. Si la versi?n es cierta, su publicaci?n no har?a otra cosa que dar cobertura y hasta cierta legitimidad a una conspiraci?n homicida y encubrir, al mismo tiempo, la falta de escr?pulos de funcionarios p?blicos an?nimos que estar?an cruzados de brazos esperando el pr?ximo asesinato.
El episodio permite asomarse a algo de lo m?s s?rdido en las relaciones entre el poder p?blico y ?mbitos period?sticos que han dado la espalda a las consideraciones ?ticas m?s elementales de la tarea de informar y que, en cambio, hacen oficio y carrera con la difamaci?n dirigida desde oficinas gubernamentales.
Resulta significativo que esta manipulaci?n vergonzosa tenga lugar en momentos en que se hace evidente el fracaso de los operativos contra la delincuencia organizada, a juzgar por la persistencia de los ajustes de cuentas entre bandas rivales del narcotr?fico, los se?alamientos sobre falta de coordinaci?n entre las corporaciones federales y las autoridades locales y la reprobaci?n de las grandes movilizaciones policiaco-militares por parte del titular de la Comisi?n Nacional de Derechos Humanos, Jos? Luis Soberanes, quien, haci?ndose eco de percepciones extendidas, las describi? como "meramente efectistas". Dir?ase que los responsables federales de seguridad p?blica y procuraci?n de justicia necesitan desesperadamente de resultados, m?s all? de la captura de minoristas de drogas, y que obliga a preguntarse cu?n fuerte puede ser la tentaci?n de fabricar hallazgos espectaculares que justifiquen a posteriori la espectacularidad de los despliegues.
Sea como fuere, estas consideraciones tienen como tel?n de fondo la debilidad de un poder p?blico que en vez de hacer pol?tica exhibe la fuerza del Estado, y que en lugar de informar con transparencia construye, con el auxilio de un periodismo inescrupuloso, perversos juegos de espejos con sus propios trascendidos.





Investiga la PGR posibles ligas de Salgado Macedonio con el narco

Se indaga tambi?n a la polic?a municipal

El secretario de Seguridad P?blica (SSP) federal, Genaro Garc?a Luna, ofreci? ayer una entrevista televisiva a Carlos Loret de Mola, en la que aludi? a las siete ejecuciones que tuvieron lugar el pasado martes 6, en el puerto de Acapulco. A continuaci?n publicamos un extracto de la entrevista:
?Ahora, el otro d?a, daba una entrevista el alcalde perredista de Acapulco, F?lix Salgado Macedonio ?en alusi?n a la que public? este diario el viernes pasado?, en donde dec?a que en el gobierno federal han surgido las versiones de que ?l est? metido en el narco. ?Tienen ustedes indicios de eso? ?pregunt? Loret de Mola
?Bueno, primero es que esta versi?n ?l la comunic?, la parte procesal est? investigando, por supuesto; se ha avanzado en todos los sentidos; una referencia es que hab?a amenazas en contra de su persona y ah? parte de lo que se est? indagando es identificar si hay un v?nculo o una referencia o un dato espec?fico que vincule la actividad criminal de los delincuentes con el funcionario p?blico ?respondi? el funcionario.
?Con el presidente municipal.
?As? es.
??Y qu? se ha sabido de esta l?nea de investigaci?n?
? Eso est? avanzado, Carlos, est? avanzando y ah? lo que te puedo decir es que estamos revisando todo lo que hay de referencia, inclusive la parte estructural de la polic?a municipal, para poder identificar si es alguna referencia espec?fica en contra de ?l.
? ?En este momento hay indicios de que Salgado Macedonio est? involucrado en esto?
? No quisiera mencionar eso, lo que s? decirte que estamos verificando todo lo que se tenga que verificar; una l?nea espec?fica es la polic?a municipal.
? ?Se ha descartado que Salgado Macedonio est?? O sea, ?ya se lleg? y dijo, no, no, ya estamos seguros de que no est? metido en el narco?
? No, no, todav?a estamos trabajando en eso.
? O sea, est? la moneda en el aire, digamos.
? No estamos hablando eso, estamos agotando cualquier referencia que exista en torno a una referencia o un indicio que pueda haber.
Por otra parte, Garc?a Luna refiri? que son dos las vertientes que se investigan sobre las ejecuciones que tuvieron lugar el martes pasado en el puerto de Acapulco: la de un presunto ajuste de cuentas entre grupos del crimen organizado y el de posibles v?nculos de elementos policiacos con estos cuerpos delincuenciales.
Precis? adem?s que el gobierno federal contempla permanecer en el estado de Guerrero ''el tiempo que sea necesario''. Eso implica, agreg?, ''la revisi?n total de las autoridades, la parte log?stica, de armas, comunicaciones''.
Destac? que en el pa?s en general ''hay un rezago estructural importante de la parte de polic?a'', y que ya se trabaja ''para tener capacidad t?cnica de operaci?n; esto implica, por supuesto, limpiar las polic?as y esto es municipal, estatal y federal, para tener m?s capacidad, m?s alcance en la operaci?n''.
Publicado por solaripa69 @ 10:39
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios