Lunes, 26 de febrero de 2007
Fox, el aguafiestas de Calder?n
jos? gil olmos
M?xico, D.F., 21 de febrero (apro).- Vicente Fox ha dado se?ales claras de lo que puede llegar a ser para Felipe Calder?n: de pieza fundamental en su sospechosa victoria puede convertirse en el gafe, en la desgracia o el ave de mal ag?ero a lo largo de su gobierno.

Con Fox se puede aplicar, sin ninguna duda, aquella frase de ?genio y figura, hasta la sepultura?. Pero a?n m?s, no es dif?cil aventurarse en pensar que en medio de la guerra interna en la dirigencia del PAN las declaraciones del guanajuatense fueron un aviso a Calder?n para recordarle que, gracias a su apoyo, gan? y que por ello tiene el derecho y la fuerza para luchar por los espacios internos y la selecci?n de las pr?ximas candidaturas a gobernadores y diputados en las elecciones del 2009.

De ser cierto esto, estar?amos hablando de la formaci?n de una corriente foxista emparejada con la ultraderecha representada por el actual dirigente nacional del PAN, Manuel Espino.

Por eso, luego de escuchar sus primeras declaraciones como exmandatario, algunos miembros del gabinete calderonista piensen en sus adentros que Andr?s Manuel L?pez Obrador ten?a toda la raz?n cuando le espet? ??C?llate chachalaca!?, por sus constantes declaraciones.

Despu?s de las m?ltiples sospechas con las que gan? el 2 de julio del 2006, producto sobre todo de las evidentes intervenciones de Fox, Calder?n ha tratado de escudarse en la resoluci?n del Tribunal Electoral para defenderse. No obstante, toda excusa legal o argumentaci?n institucional esgrimida se derrumban cuando Fox reconoce p?blicamente que fue ?l quien le gan? a L?pez Obrador aquel primer domingo de julio, imponiendo a Calder?n desde Los Pinos.

Con esta revelaci?n, la legitimidad de la unci?n de Felipe Calder?n ha quedado a?n m?s da?ada y, al mismo tiempo, se corrobora que el expresidente, seguramente impulsado por Marta Sahag?n, a?n tiene deseos de ejercer poder.

Pero la herencia que deja Fox a Calder?n es muy pesada, pues se trata de una cascada de serias irregularidades cometidas en su sexenio que, al parecer, y siguiendo el m?s puro estilo de los gobernantes del PRI, los panistas han decidido ignorarlas bajo la impunidad en el ejercicio del poder, lo cual le traer? consecuencias en el futuro.

No han pasado ni tres meses al frente del gobierno federal y Calder?n ya empieza a enfrentar los yerros que tuvo Fox a lo largo de su administraci?n. Un ejemplo de ello es la acusaci?n hecha por el gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, de que Fox lo presion? para que declarara culpable a Napole?n G?mez Urrutia de la muerte de 65 mineros de Pasta de Conchos.

Esta acusaci?n de Moreira es una prueba para Calder?n, pues si no las toma en cuenta, ser? visto como un presidente c?mplice de las tropel?as de su antecesor y, al mismo tiempo, como un mandatario insensible para atender una de las tragedias m?s profundas que el sector minero ha sufrido.

No es dif?cil prever que m?s adelante habr? demandas ciudadanas para que se investiguen los m?ltiples negocios irregulares que realizaron los hijos de Marta Sahag?n, bajo la ?gida del poder presidencial.

Aunque no lo quiera Calder?n, el caso de los hermanos Bibriesca es una investigaci?n pendiente hasta el momento y no existe ninguna justificaci?n legal o pol?tica para no atender este ejemplo de riqueza inexplicable que solaparon las autoridades hacendarias, judiciales y aun legislativas cuando se denunci? en los medios de comunicaci?n.

M?s all? de la indolencia de Fox, la actuaci?n de los Bibriesca se ha convertido en la representaci?n emblem?tica de la corrupci?n de los gobiernos emergidos del PAN, un partido que precisamente se fund? para luchar en contra de la impunidad y la descomposici?n del poder detentado por el PRI.

Otra herencia foxista son los litigios que han empezado a aparecer sobre la propiedad de los terrenos colindantes a las playas del Tamarindillo, ya que muchos de los ejidatarios han denunciado que fueron presionados o enga?ados por Cosme Mares, abogado del expresidente, para que vendieran sus propiedades.

Quedan pendientes tambi?n las cuentas de Marta Sahag?n, quien desde la caba?ita de Los Pinos hizo y deshizo a su antojo las instituciones, poni?ndolas a su servicio para proteger a sus hijos de las denuncias de tr?fico de influencia y, al mismo tiempo, para mantener su fundaci?n Vamos M?xico, la que result? un verdadero fracaso.

La lista de pendientes que Fox hered? a Calder?n es larga y dif?cil de resolver. De ah? que en Los Pinos se escuche continuamente, ?nos dej? un pa?s a la deriva? cada vez que se refieren a la administraci?n pasada.

Es evidente que estamos ante las primeras p?ginas de la historia del PAN al frente de la Presidencia de la Rep?blica, y estas ya est?n salpicadas por lo mismo que tanto criticaron: sospecha de fraude, corrupci?n, tr?fico de influencias, ocultaci?n de actos ilegales y la impunidad como forma de gobierno.
Los biocombustibles van desplazando a la producci?n de alimentos, alertan en Mal?
LUIS HERNANDEZ NAVARRO ENVIADO
Selingue, Mali, 25 de febrero. En los peque?os restoranes de S?lingu?, como sucede en las comunidades remotas de M?xico y en sus barrios populares, se sirve Nescaf? y leche en polvo Nido. No importa que la ganader?a local produzca leche y que en Mal? se coseche caf?.
El arroz es uno de los principales alimentos nacionales, junto con el mijo. Se come hervido y mezclado con una salsa de tomate ligeramente picante a mediod?a. En ocasiones se le a?ade un poco de carne, pescado o pollo. El grano se cultiva en los m?rgenes del r?o N?ger, pero tambi?n se importa, a menor precio, de Tailandia.
La presencia de Nestl?, la trasnacional con base en suiza que labora el Nescaf? y la leche Nido, ha provocado algunos esc?ndalos en Africa. En una regi?n en la que es dif?cil encontrar agua potable, nutrir a beb?s reci?n nacidos con leche en polvo, en lugar de leche materna con anticuerpos, provoc? muchas muertes infantiles. En Europa, Canad? y Estados Unidos se organiz? un gran y efectivo boicot contra la compa??a, uno de los primeros en su tipo, embri?n de lo que hoy es el movimiento altermundista.
Un esc?ndalo m?s fue el denunciado por Jos? Bov? en el Foro Mundial para la Soberan?a Alimentaria. Como una muestra de c?mo las grandes trasnacionales fijan la agenda de la Uni?n Europea en contra de pa?ses que no pertenecen a ella explic? que, a petici?n de Nestl?, recientemente decidi? modificar la f?rmula de elaboraci?n reconocida para producir el chocolate, reduciendo el contenido de cacao para agregarle aceites vegetales. Como resultado de ello Senegal, uno de los pa?ses m?s pobres del mundo, ha reducido las exportaciones de este producto, vital para su econom?a, en 25 por ciento.
Pero lo que sucede en la mesa de los restoranes malienses, y en la de sus hogares, no es una excepci?n sino la regla. Las decenas de testimonios de casi todo el mundo presentados en el foro pintan un panorama desolador. Las exportaciones masivas de alimentos y fibras subsidiados en los pa?ses del norte, la acci?n de las trasnacionales agropecuarias, el modelo de agricultura industrializada est?n destruyendo tanto las agriculturas de los pa?ses m?s pobres como a los agricultores familiares de las naciones ricas.
En el mismo Senegal, denunci? una de las delegadas de ese pa?s al foro, las donaciones masivas de leche en polvo para combatir el hambre han devastado la ganader?a local. Estos programas est?n, adem?s, inundando la regi?n de comida transg?nica.
Es por ello que Joao Pedro Stedil?, el dirigente del Movimiento sin Tierra de Brasil, explica en la reuni?n que la comida no debe ser una mercanc?a m?s, sino un derecho de todas las personas, como lo debe ser, tambi?n, el agua, "que no debe ser propiedad de nadie". Seg?n su perspectiva, el comercio agr?cola no debe basarse en la l?gica de la ganancia sino en las necesidades de los pueblos. Es necesario, asegura, valorar los cultivos locales y consumir lo que se produce localmente.
La Organizaci?n Mundial del Comercio (OMC) no tiene raz?n alguna para legislar sobre la producci?n de alimentos ya que, afirma, no representa los intereses del pueblo. Por ello, dice, "no es suficiente se?alar que la agricultura debe salir de la OMC, sino hay que luchar contra ella".
El nuevo fantasma agr?cola
Un nuevo fantasma recorre los campos y mercados agr?colas: el fantasma de los bioenerg?ticos. En distintas regiones del mundo se dedican cada vez m?s extensiones de terreno que antes se destinaban al cultivo de alimentos para producir materia prima para fabricar combustibles biol?gicos. En parte, por ello el precio del ma?z y de la tortilla se elev? dram?ticamente a comienzos de este a?o.
La delegada de la Confederaci?n de Campesinos del Per? al foro emiti? la se?al de alarma: "los biocombustibles est?n desplazando la producci?n de alimentos."
Silvia Ribeiro, del grupo ETC, explica c?mo es que esta ola productiva est? asociando a grandes gigantes econ?micos: las industrias del petr?leo, automotriz, de producci?n de semillas, de producci?n y comercializaci?n de cereales. Ir?nicamente, en nombre de la defensa del medio ambiente, la nueva industria va a desplazar m?s a campesinos de sus tierras, va a estimular la siembra de monocultivos, el uso de fertilizantes elaborados con base en el petr?leo y va a propiciar mayor deforestaci?n.
La preocupaci?n por el medio ambiente tiene en este caso el signo de d?lares. Eric Holt-Gim?nez, director ejecutivo de Food First, un instituto especializado en temas rurales establecido en California, Estados Unidos, denunci? c?mo la British Petroleum don? a la Universidad de California y a la Illinois 500 mil millones de d?lares para realizar investigaciones sobre bioenerg?ticos. ?Por qu? los hace esta petrolera? Porque necesita posicionarse frente al boom. Requiere llevar la delantera en la investigaci?n. Esta compitiendo con otros titanes.
Joao Pedro Stedile matiza esta posici?n. Seg?n ?l, hay que analizar la problem?tica de los nuevos combustibles; debe ser cuidadosamente analizada, y no puede ser vista al margen de un cambio en la matriz energ?tica mundial. "El capital quiere sacar los alimentos de los pueblos para ponerlos en las burgues?as del norte. Tenemos que luchar contra esto desde la ra?z. El mundo tiene que cambiar su matriz energ?tica de transporte. Debemos oponernos al transporte individual y luchar por el transporte colectivo", indic?
Su organizaci?n, los Sin Tierra, se opone a la siembra de grandes extensiones de monocultivos propios de las grandes plantaciones que abastecen las plantas que fabrican el biocombustible, pero est?n de acuerdo con producirlo en peque?as explotaciones para abaratar el costo de los carburantes con los que funciona los tractores y la maquinaria agr?cola.
Transg?nicos
Sobre la ola de los bioenerg?ticos se han montado los grandes consorcios que producen semillas transg?nicas y sus apologistas. Su tecnolog?a, aseguran, servir? no s?lo para resolver los problemas de hambre en el mundo, sino para solucionar la crisis del petr?leo.
El asunto de los organismos gen?ticamente modificados (OGM) ha sido permanentemente discutido en el foro ?Cu?l es la relaci?n entre la producci?n transg?nica y la soberan?a alimentaria? ?Puede existir ?sta sin aquella? El asunto es medular. Dirigentes campesinos como el franc?s Jos? Bov?, el vasco Paul Nicholson y cientos de campesinos indios han participado en acciones directas destruyendo campos de producci?n de semillas modificadas gen?ticamente en varios pa?ses, y enfrentan procesos judiciales por ello.
Para algunos, las semillas frankestein refuerzan la dependencia de los pa?ses m?s pobres a las grandes empresas trasnacionales que controlan su fabricaci?n. Expropian a los campesinos las simientes con las que han trabajo durante centenares de generaciones, al tiempo que acaban con la diversidad gen?tica existente. No hay pues, desde su l?gica, compatibilidad alguna posible entre organismos gen?ticamente modificados y control soberano de la agricultura.
Unos cuantos, en cambio, sostienen lo contrario. Seg?n ellos, no es posible que, manteniendo vigentes los principios de precauci?n necesarios, se busque el mejoramiento de la producci?n local haciendo uso de todos los recursos tecnol?gicos posibles. M?s aun cuando el hambre realmente existente obliga a hacer m?s productivas las cosechas. Y entre esos recursos tecnol?gicos se encuentran los OGM. Esa es la posici?n personal, seg?n aclar? el ministro de Agricultura de Mal?.
Quienes objetan el uso de transg?nicos argumentan que es falso que incrementen la producci?n, que reduzcan el uso de agroqu?micos y que el problema del hambre en el mundo no es de falta de alimentos, sino que es resultado de la desigualdad en los ingresos. En el mundo sobra comida, lo que no hay, dicen, es justicia social para garantizar que todos tengan acceso a ellos. Adem?s, insisten, est?n uniformando peligrosamente la variedad gen?tica de los granos y da?ando los saberes campesinos. Por ello, en lugar de nombrarlos OGM, dice el delegado ind?gena mexicano Aldo Gonz?lez, habr?a que llamarlos Organismos Gen?ticamente Transformados, o sea OGT, porque eso es lo que son, organismos ojetes.
Publicado por solaripa69 @ 11:35
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios