Jueves, 29 de marzo de 2007
Reiteran miles rechazo a hidroel?ctrica

LUIS IGNACIO VEL?SQUEZ
FOTOGR?FO: MARIO JIM?NEZ LEYVA/ENVIADOS

SANTA MAR?A JALAPA DEL MARQU?S.- Miles de profesores de la secci?n 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educaci?n (SNTE), integrantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), pescadores y habitantes de esta comunidad, marcharon ayer para protestar por la intenci?n del gobierno federal de instalar una hidroel?ctrica en la presa Benito Ju?rez.
Los inconformes adem?s se pronunciaron en contra de las reformas a la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y contra el Plan Puebla-Panam? "que tiene por objetivo entregar los recursos de los pueblos a la empresas trasnacionales".
En el contexto del denominado paro c?vico nacional, en este municipio se concentr? la regi?n Istmo del magisterio, que comprende los sectores: Tehuantepec, Salina Cruz, Juchit?n, Mat?as Romero, Reforma de Pineda e Ixtepec. Adem?s participaron dos representantes delegacionales y uno por cada centro de trabajo de toda la entidad.
La marcha inici? a las 10:00 horas y parti? de dos lugares. Uno, del kil?metro 220 de la Carretera Internacional, frente a las instalaciones del Colegio de Bachilleres (COBAO) y, el otro, del lugar denominado Restaurante del Camino.
Los dos contingentes se unieron en la rotonda del municipio para recorrer unidos el centro de la poblaci?n y culmin? con un mitin en el parque central, donde se subray? que "los recursos naturales son del pueblo y no pueden venderse al mejor postor".
El secretario general de la delegaci?n D-I-78, nivel primaria general del municipio, Luis Francisco Santom? Z?rate, se?al? que el gobernador Ulises Ruiz Ortiz miente cuando afirma que el movimiento social en Oaxaca ha muerto y est? todo finiquitado, "porque en todos los puntos de la entidad existe inconformidad por su administraci?n gubernamental y falsear la informaci?n en los medios de comunicaci?n".
Acus? al gobernador Ruiz Ortiz y el presidente municipal, Arturo Mijangos Villalobos, de promover la "privatizaci?n" de la presa Benito Ju?rez, "porque al igual que el presidente Felipe Calder?n Hinojosa promueven la construcci?n de la hidroel?ctrica".
El contingente fue encabezado por dos mantas con las leyendas: "No a la hidroel?ctrica, bienvenidos Jalapa del Marqu?s es mi tierra, nada por la fuerza, todo por la raz?n y el derecho" y "no a la hidroel?ctrica, alto al Plan Puebla-Panam?, magisterio y pueblo unido jam?s ser?n vencidos", despu?s de las cuales se encontraba una comitiva del Sitio 27 de Marzo, con una decena de unidades engalanadas con globos de diversos colores.
En medio de un calor de m?s de 42 grados y una intensa humedad, el orador de la protesta asever? que el pueblo de Jalapa del Marqu?s merece que se le informe realmente de la situaci?n del proyecto de la hidroel?ctrica, "que no pasar?".
Mientras las voces coreaban "avanzar, avanzar, en la lucha popular" y "cuando el pueblo se levante, por pan libertad y tierra, temblar?n los poderosos de la costa hasta la sierra", manifest? que el presidente municipal Mijangos Villalobos debe de realizar una asamblea general del pueblo para darle a conocer cu?les son los beneficios o perjuicios que puede acarrear la instalaci?n de la hidroel?ctrica. "Esa pretensi?n de un gobierno municipal que ha auspiciado Ruiz Ortiz, no va a pasar en Jalapa del Marqu?s, ?hidroel?ctrica, no!".
Por su parte, el dirigente social de la regi?n, Evangelio Mendoza, destac? que el 25 de marzo del 2003 en el pueblo se llev? a cabo una asamblea y vot? por no permitir la instalaci?n de la hidroel?ctrica, "adem?s que el terreno y las aguas son bienes nacionales que la Constituci?n proh?be entregarse a los particulares".
As? mismo se?al? que el presidente municipal, Mijangos Villalobos, intent? el pasado 24 de marzo hacer una asamblea, "repartiendo cemento, dinero, l?minas y fue a las agencias para decirles que les iban a regalar la luz por dos a?os e incluso trajo a un notario p?blico para que certificar? que el pueblo estaba de acuerdo con ese proyecto, pero la asamblea no se instal? por la inconformidad de la gente".
Asever? que las empresas Electricidad del Istmo y Barola, una compa??a espa?ola, ya empezaron a hacer excavaciones y tumba de mezquites, "por lo que ya est?n afectando los terrenos de Jalapa del Marqu?s".




Somos parte de la APPO profunda, tejiendo resistencia


Escrito por Colectivo miradas abiertas
mi?rcoles, 28 de marzo de 2007
Oaxaca de Ju?rez, Oaxaca marzo del 2007.
Fuimos corazones y voluntades dispares
Proyectos distintos, diferentes maneras de ver las realidades y aportar a un proceso de transformaci?n.
Fuimos dolor, miedo, indignaci?n, rabia, esperanza, lucha
Caminos juntos entonces como ahora construyendo nuestros sue?os.
?Podemos hoy seguir caminando juntos, juntas en aras de la consecuci?n de nuestros objetivos?

Junio principio de un proceso

En la APPO convergen procesos y organizaciones diversas, entorno a una demanda principal: La salida de Ulises Ruiz Ortiz y su pol?tica de clientelismo y cacicazgo. La afinidad en torno a demandas concretas dio unidad, unidad de pensamiento y direcci?n a la indignaci?n, al enojo y al resorte de la rebeld?a para transformarlo en acci?n creativa, constructiva y practica, acciones concretas permitiendo un esfuerzo entre distintos procesos y proyectos para transformar nuestra realidad con base en normas y principios.
As? se trabajo con ciertos altibajos, mientras la represi?n y la visi?n pol?tica nos ayudo a cohesionarnos bajo ciertas coyunturas concretas y mientras la algidez del movimiento y la participaci?n masiva de los pueblos fortalecieron al movimiento en torno a la APPO.
En aras de las causas justas de nuestros pueblos olvidamos intereses individuales para construir y luchar por nuestros intereses colectivos. Construir el nosotros-nosotras. Defender nuestros derechos, luchar por transformar nuestras realidades.
?Sin embargo existi? siempre una separaci?n de quienes tomaron las dediciones y la gente, nosotros y nosotras que con la solidaridad dimos vida al movimiento desde siempre.
Ese intento por dar direcci?n al movimiento oaxaque?o fue rebasada por la respuesta de los pueblos de Oaxaca, porque respondimos de manera espont?nea ante las grandes escaladas represivas para las que no est?bamos preparados.

Noviembre: De la represi?n y el miedo______________________________________
El caso Oaxaca era ya desde mucho antes de noviembre un problema federal de seguridad nacional. Entra entonces la PFP a Oaxaca.
El estado mexicano invierte recursos econ?micos para desarticular a la APPO y con ello debilitar el movimiento Oaxaque?o movilizado en miles de personas de nuestros pueblos. Diversas escaladas represivas federales y estatales generan condiciones para reprimir de manera violeta generando un estado de excepci?n que nulifica garant?as individuales y derechos humanos en nuestro estado.
El 2 de noviembre, el 25 y la entrega de radio universidad significan el cierre de una primera etapa ?lgida de nuestro movimiento. La represi?n sembr? miedo y desmovilizaci?n en torno a nuestra principal demanda la Salida de URO desviando nuestras fuerzas a la lucha por derechos humanos y la Libertad de nuestros presos.
Para nosotros los de abajo significo cimbrar el compromiso con nuestra lucha social, el compromiso de organizarnos y trasformar nuestras realidades construyendo un poder paralelo, un poder otro, el nuestro. Estamos entonces en la construcci?n del poder popular.
Hoy, ?En que punto estamos?, ?En donde estamos ahora?_____________________
?La APPO sigue luchando por los intereses de todos y todas para cambiar las realidades de nuestros pueblos? ?O en esta coyuntura electoral nos ha acentuado nuestras diferencias impulsando una lucha por el poder, por los intereses de cada uno como individuo o como ente que pertenece a una organizaci?n?
Lo que ha pasado en nuestro estado, el nacimiento de la APPO en la coyuntura que hemos vivido nos hace reflexionar en torno a como hemos caminado, donde estamos y hacia donde vamos.
Hoy nos conocemos, reconocemos nuestra visi?n pol?tica y nuestras pr?cticas cotidianas.
Las formas de hacer pol?tica de algunas de las organizaciones que privan al interior de las Asambleas de la APPO est?n plagadas de irregularidades, producto de una falta de visi?n y principios para hacer pol?tica, reproducci?n de un sistema que hemos adoptado. El sistema Capitalista.
y..Nosotros, nosotras somos tambi?n APPO nos consideramos parte de, ah? estamos, pero desde aqu? estando dentro queremos partir de la reflexi?n constante, de la cr?tica y la autocr?tica para poder seguir caminando juntos juntas y construir la unidad, fortalecernos m?s all? de la coyuntura.
Queremos ser escuchados, queremos transformar y construir nuestras realidades, y al estar ah? en la asamblea popular de los pueblos de Oaxaca en cada una de las sesiones nos encontramos con formas en las que las organizaciones de izquierda que conforman la APPO pelean por el poder aprovechando la coyuntura electoral.
El como estamos tomando las decisiones al interior del consejo de la APPO nos permite darnos cuenta de lo que esta pasando y no podemos omitir lo que pensamos y sentimos, tambi?n nos duele pero nos forja en nuestras convicciones y principios a los que no estamos dispuestos a renunciar.
Las practicas, la manera en como estamos haciendo pol?tica reproduciendo el sistema capitalista nos deja claro que eso no es lo que queremos, que eso no es por lo que estamos luchando. No Queremos ese poder que nos divide y nos corrompe. Queremos construir un poder otro, el poder popular que empiece por nosotros y nosotras, en nuestra cotidianeidad, en nuestra vida diaria, en nuestras familias y nuestras pr?cticas pol?ticas
Somos parte de la APPO de abajo esa que no se ve, la que no busca protagonizar y dar direcci?n. Somos quienes creemos en la sabidur?a de nuestros pueblos, en la comunalidad, en los usos y costumbres de nuestras comunidades, en la autonom?a y libre determinaci?n, en la construcci?n de espacios diferentes en los que nos reconozcamos, nos escuchemos como sujetos hist?ricos de nuestra lucha social.

COLECTIVO MIRADAS ABIERTAS.



CGT reafirma su apoyo y compromiso con las luchas sociales de M?xico
Escrito por Secretar?a de Relaciones Internacionales de CGT
mi?rcoles, 28 de marzo de 2007
? M?xico vive una situaci?n que podemos definir como de expansi?n de lo social, de lo ind?gena y lo insurgente.
Dado que es un pa?s con m?s de 100 millones de habitantes y un sistema salvajemente olig?rquico, caciquil y mercenario. Donde EEUU tienen enormes intereses econ?micos, las respuestas populares est?n siendo reprimidas con una enorme violencia por parte de una clase pol?tica cien por cien corrupta. Todo vale para ocultar secuestros, asesinatos, violaciones,?

? La insurgencia es eminentemente ind?gena, aunque tambi?n hay apoyos dispersos de otros sectores (Oaxaca, Ju?rez,?) en n?cleos urbanos (universidad, barrios, j?venes, maquilas,..). El EZLN juega un papel fundamental como referente ?tico y moral de las luchas lo que garantiza a sus propuestas un respeto social indiscutible. La Otra Campa?a mexicana aglutina ahora a la mayor parte de las luchas de un extremo a otro de M?xico.

El ELZN representado por la Comisi?n 6? del EZLN como n?cleo de coordinaci?n, la Otra como forma de extensi?n de las luchas en M?xico y la Comisi?n Intergal?ctica para el desarrollo internacional, son las formas adoptadas por el zapatismo mexicano en la fase actual.

? Toda esta estrategia se fundamenta sobre la base de la autonom?a social desarrollada por el trinomio Comunidades/Municipios/Caracoles en la construcci?n de su propio proyecto y al margen/frente/contra el estado, dentro de un proceso de compromiso transformador que surge de la propia identidad tradicional y de una reafirmaci?n en los valores propios que puede sorprender a cualquier observador ajeno

? La apuesta del zapatismo claramente insurgente y horizontal, va definiendo, moldeando e impulsando un movimiento cuyas se?as de identidad se van extendiendo. La apuesta antielectoralista que se ha manifestado con claridad frente a la estrategia PRD/AMLO y sus aliados de las izquierdas m?s institucionalistas, enlaza abiertamente con movimientos populares y revolucionarios ya existentes durante las ?ltimas d?cadas y a la vez impulsa de manera decidida la presencia activa de nuevos colectivos en una l?nea m?s aut?noma, libertaria, punk,?.

? Las represiones de los ?ltimos meses en ATENCO y en Oaxaca dan la medida de hasta donde puede llegar el nivel de represi?n del gobierno mexicano, a la par que desarrolla un programa de militarizaci?n de la sociedad mexicana a todos los niveles.

? La lucha en Oaxaca tiene sus propios componentes y sus propias formas. La APPO no es el EZLN y las gentes de ?La Otra? de Oaxaca est? dividida por un lado entre quienes apuestan por que APPO sea ?la organizaci?n? que englobe toda la lucha o bien que apuestan por que pueda llegar a ser una ?marca? electoral en si misma. Por otro lado estar?an quienes se sit?an en APPO y en ?la otra? y quienes por recelo prefieren luchar fuera de la APPO (colectivo zapatista, radio capucha, todos presos, movimiento de resistencia libertaria,?). Sin duda las pr?ximas elecciones en Oaxaca (junio) van a poner a prueba las distintas estrategias y en concreto el ?desenganche? del zapatismo de los procesos electorales y su ruptura abierta con el PRD.

? Junto con el EZLN y dentro del mundo ind?gena hay que resaltar la enorme importancia del Congreso Nacional Ind?gena, tambi?n impulsos de ?La Otra?, con enorme influencia entre los pueblos ind?genas de diversos estados.

? La Otra en cuanto a organizaci?n va despacio y est? muy lejos de considerarse como estructura ya que los l?mites de pertenencia son flexibles y se ir?n definiendo durante bastante tiempo, conformada por personas y organizaciones que ahora no comparten todas las actuaciones y propuestas. Sin embargo, para nosotros es ya un magnifico referente del conjunto mexicano.

? Si la Otra va despacio, el Intergal?ctico (como espacio de coordinaci?n) va a ir mucho m?s despacio. Consideramos que en este momento a?n se necesita mostrar al mundo la fortaleza del mundo insurgente y fortalecer el contacto del mundo con las Comunidades.

? Para la CGT el zapatismo, como instrumento de lucha en M?xico, desde una perspectiva anticapitalista y horizontal y, sobre todo, la sociedad insurgente que surge del territorio rebelde para construir ?otro mundo?, son dos referentes de primer orden y deben ser para nosotros una prioridad de lucha y reivindicaci?n para contribuir a su expansi?n y su defensa.


COMPROMISOS

1. Mantener abierto el trabajo de CGT de colaboraci?n y difusi?n sobre la realidad de las luchas en M?xico.

2. Mantener el impulso a nuestra Comisi?n de Solidaridad con Chiapas y el apoyo directo a las Comunidades.

3. Extender, desde nuestro acuerdo del XV Congreso de adhesi?n a la 6?, nuestro compromiso con el zapatismo mexicano a trav?s de un respaldo global a la actividad del conjunto de las luchas y resistencias mexicanas, dando un respaldo preferente a ?LA OTRA?.

4. Preparar una campa?a antirepresiva y de apoyo a las/los presas/os como consecuencia de las m?ltiples represiones abiertas en M?xico, en coordinaci?n con el zapatismo y ?La Otra?.

5. Preparar la posibilidad de abrir un debate sobre sindicalismo anticapitalista y antiautoritario en coordinaci?n con el zapatismo y ?La Otra?.

6. Asumir y preparar una Campa?a de denuncia y solidaridad ante una posible acci?n futura represiva del gobierno mexicano contra las Comunidades rebeldes en Chiapas.

7. Desarrollar y potenciar el conocimiento, en el conjunto de la afiliaci?n de CGT, sobre el zapatismo, ?La Otra?, las comunidades ind?genas y el conjunto de las luchas y resistencias mexicanas


John Saxe-Fern?ndez
Oaxaca: estrategia de tensi?n
El documento elaborado por la Comisi?n Civil Internacional de los Derechos Humanos (CCIODH), producto de una amplia y cuidadosa investigaci?n y observaci?n en torno a los acontecimientos que cimbraron a la naci?n a finales de 2006 desde Oaxaca y cuyos elementos dinamizadores siguen hasta hoy presentes, es un aporte de gran alcance que amerita, en todos y cada uno de sus apartados (ricos en testimonios y an?lisis sobrios), la mayor atenci?n y reflexi?n. Es un texto turbador y no por ello menos s?lido y sustentado en un amplio programa de entrevistas que incluy? de manera manifiesta a los sectores involucrados en el conflicto.
Me referir? s?lo a la primera conclusi?n, de considerable importancia, porque explica (textual), "que los hechos ocurridos en Oaxaca son un eslab?n de una estrategia jur?dica, policiaca y militar, con componentes sicosociales y comunitarios cuyo objetivo ?ltimo es lograr el control y amedrentamiento de la poblaci?n civil en zonas donde se desarrollan procesos de organizaci?n ciudadana o movimientos de car?cter social no partidista"-las negritas son m?as.
Al escarbar en la masa de hechos, manejos informativos y deformaciones que han rodeado el conflicto en Oaxaca se observa de manera n?tida que el esquema de corte jur?dico-policial-penal y militar no se limita a la vigilancia, intimidaci?n y desactivaci?n de la resistencia civil pac?fica -participe o no en partidos opositores-, sino que va m?s all?: los datos ofrecidos por este bien logrado registro de un fen?meno complejo, as? como las observaciones provenientes de otras fuentes de an?lisis, ponen al descubierto fuerzas y procesos de orden mayor, que se proyectan desde el ?mbito local al nacional e internacional.
Es necesario colocar el mencionado encadenamiento de hechos violentos y procesos represivos en el contexto de lo que se conoce como la "estrategia de la tensi?n". Como se recordar?, ese mecanismo, centrado en el viejo recurso de la provocaci?n, fue utilizado en el ascenso nazi y tambi?n puesto en operaci?n de manera intensa durante la guerra fr?a. En Italia, el ex primer ministro Guilio Andreotti estremeci? a la opini?n p?blica de su pa?s cuando dej? constancia ante el Parlamento de los frecuentes operativos de provocaci?n (asaltos, balaceras, incendios, ataques terroristas, asesinatos, etc?tera), atribuidos a grupos progresistas o fuerzas y partidos izquierdistas, con objeto de justificar y lanzar sobre ellos la represi?n oficial.
Luego se dej? saber que para esas operaciones "clandestinas" se utilizaban las "fuerzas especiales" (de corte para-militar y para-policial) del aparato de seguridad del Estado, con la participaci?n de contrapartes del exterior, como la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos y el sector de inteligencia militar de la OTAN.
Pero no es necesario ir muy lejos en busca de "eslabones" en el contexto de la estrategia de tensi?n. Recu?rdese que luego del fallido intento del PRI y del PAN por rescindir los derechos pol?ticos de AMLO, Fox procedi?, sin que el IFE lo frenara, a restar cualquier viso de "equidad" al proceso electoral lanzando un asalto multifac?tico contra el l?der opositor y los partidos pol?ticos que lo respaldan, devastando la integridad y credibilidad comicial, instaur?ndose, de nuevo en la historia nacional otro r?gimen de usurpaci?n electoral, como en 1988. Todo ello, con el "respaldo" de operativos de seguridad y de provocaci?n y de una represi?n de inusitada intensidad y violencia para atemorizar a la poblaci?n, como en Atenco y en la Siderurgia L?zaro C?rdenas, como lo ilustr? desde estas p?ginas.
Sobre el vandalismo que se suscit? el 25 de noviembre de 2006 en el que se registr? la destrucci?n de varios inmuebles, entre ellos nada menos y m?s simb?lico que el edificio del Tribunal Superior de Justicia y la sede del Poder Judicial Federal en Oaxaca, y "que los dirigentes de la APPO niegan haber realizado", el periodista Miguel A. Granados Chapa (La Voz de Michoac?n, 6-XII-06) indica que la operaci?n "parece haber sido cuidadosamente planeada para asestar el golpe final a esa organizaci?n y consolidar al gobernador Ulises Ruiz" y agrega significativamente, que, "guardadas todas las proporciones, el acontecimiento recuerda el incendio del Reichstag de Berl?n por los nazis".
Que algo similar se detecte en Oaxaca despu?s de las elecciones indica que la "estrategia de la tensi?n" -y la correspondiente suspensi?n de garant?as, propias a un "estado de excepci?n", se adopta como m?todo de gobierno. Dado el cuadro de criminalidad y violencia oficial a ultranza, de arbitrariedad judicial-penal que documenta la CCIODH, conviene advertir sobre su proyecci?n a nivel nacional, protagonizada por el arresto del liderato de la APPO y la reciente razzia perpetrada contra sus oficinas -una acci?n realizada con el aval y la participaci?n del gobierno perredista del DF-, por lo que no es riesgoso afirmar que existe un sensible deterioro en la vigencia del estado de derecho, fundamento de la paz social. Es algo de gravedad extrema.
Publicado por solaripa69 @ 10:04
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios