Mi?rcoles, 04 de abril de 2007
La "sed de justicia" por el asesinato de Ernestina Ascencio une a PRD y PRI
Todos los pueblos de la sierra Zongolica reclaman la renuncia de Jos? Luis Soberanes
Crean comit? representativo y unitario para dar seguimiento a las investigaciones del crimen
BLANCHE PETRICH ENVIADA


Ren? Huertas, dirigente de la Coordinadora Regional de Organizaciones Ind?genas de la sierra Zongolica, conmin? a realizar las investigaciones que sean necesarias para resolver el crimen. Lo acompa?an los hijos de Ernestina Ascencio Foto: Marco Pel?ez
Soledad Atzompa, Veracruz, 3 de abril. Con "sed de justicia" y respaldados por todos los pueblos de la sierra Zongolica, los cinco hijos de la se?ora Ernestina Ascencio demandaron la destituci?n del presidente de la Comisi?n Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Jos? Luis Soberanes, "porque miente a la poblaci?n al decir que la muerte de nuestra madre fue por enfermedad". Las tres mujeres de largas trenzas, Marta, Carmen y Juana, a ratos se tapan la boca con el rebozo, apenadas. Los dos hombres, Julio y Francisco, se muestran firmes. Juntos, los hermanos In?s Ascencio encabezaron este martes una asamblea en la que participaron m?s de 100 hombres y mujeres congregados de los 22 municipios serranos y de algunas zonas urbanas de Orizaba y C?rdoba.
El presidente municipal de Soledad Atzompa, Javier P?rez Pascuala, que al asumir su papel de autoridad habla por ellos, reitera: "Ellos son testigos de la ?ltima palabra de su se?ora madre, de que fue atacada sexualmente. Y lamentablemente la declaraci?n de la CNDH agrede a la familia. Le pedimos a todas las autoridades que ya no sigan lacerando a los hermanos en este dolor que tienen".
Con estas declaraciones ante un nutrido grupo de periodistas veracruzanos concluy? una intensa y compacta asamblea realizada en el sal?n de actos de la agencia de Atzompa. Todos los agentes de los 22 municipios de la Zongolica acudieron y aprobaron la iniciativa de exigir la salida de Soberanes del cargo de ombudsman nacional, por considerar que al ventilar p?blicamente sus puntos de vista sobre la muerte de la se?ora Ernestina y desconocer la instancia correspondiente, a escala estatal, falt? el respeto a la familia de la v?ctima. "Nosotros -expresaron las autoridades- respetamos las instancias y los plazos debidos. Nos dijeron que t?cnica y cient?ficamente hab?a plazos que esperar. Y esperamos. El se?or Soberanes, lamentablemente, no lo hizo".
Adem?s de las organizaciones campesinas y de mujeres, las autoridades comunitarias de municipios de las monta?as, acudieron representantes de redes ciudadanas de los n?cleos urbanos de Mendoza, Nogales, Orizaba, 18 municipios de la zona de C?rdoba y varios m?s de las sierras Negra y de Orizaba, que confluyen con sus alturas y laderas en el verde valle que se extiende a los pies de Atzompa. Hubo pri?stas y perredistas, l?deres rivales que hasta hace poco ten?an fricciones y diferencias, grupos de base y cuadros pol?ticos.
A partir de hoy los une una causa com?n. "Levante la mano quien est? de acuerdo con pedir justicia", pide el presidente de debates. Y en el sofocante auditorio donde est? por concluir la asamblea, toda en n?huatl, se levantan todas las manos, hasta las de los ni?os que asisten pegados a las faldas de sus madres. Y todos dicen en espa?ol: "?Justicia!"
Momentos antes se hab?a propuesto la creaci?n de un comit?, representativo y unitario, que arropara con su solidaridad y sus acciones a la familia In?s Ascencio. M?s de 50 personas se levantaron a firmar el acta constitutiva. Hac?a a?os que en la sierra Zongolica no se viv?a una acci?n unitaria como esta. Pero adem?s, se anunci? que pedir?n a todos los legisladores veracruzanos, tanto a los que representan al estado en el Congreso como los diputados locales, a que se sumen a la iniciativa. M?s aun, afirm? el regidor de obra p?blica Julio Atenco, "le tomamos la palabra al se?or gobernador (Fidel Herrera), que ha ratificado que lo que se perpetr? contra la se?ora Ernestina fue un crimen y no ocurri? por muerte natural, lo cual lo pone en contradicci?n con la CNDH. Eso ha marcado un paso muy importante de congruencia del gobierno veracruzano, que queremos reconocer". Sus palabras fueron secundadas por la audiencia.
A partir de este momento, se anunci?, se esperar? "un tiempo determinado", para que la fiscal?a especial asignada al caso por la Procuradur?a General de Justicia Estatal, que encabeza Juan Alatriste, lleve a cabo la investigaci?n "hasta sus ?ltimas consecuencias". Pero, advirti? el alcalde P?rez Pascuala, "si no hubiera respuesta a nuestra petici?n, se iniciar?an movilizaciones en diferentes partes de la entidad, pidiendo ?nicamente que este crimen no quede impune".
Se aclar?, de paso, que aqu? "no se est? culpando a nadie". Aunque por varios antecedentes de conflictos y atropellos, y por las circunstancias que rodearon la muerte de la abuela Ernestina, incluyendo su ?ltimo testimonio, no hay duda, en estos pueblos, sobre la responsabilidad de los soldados.
Durante la asamblea, las tres hijas de Ernestina hablaron largamente, con seguridad. La audiencia beb?a sus palabras. Algunos vocablos en espa?ol daban idea de por d?nde iban los discursos: "Anemia no es cierto", "mucho coraje", "presidente de los derechos humanos". Pero ya frente a la prensa, inhibidas frente a un idioma ajeno, resumieron su sentir en unas pocas frases, pronunciadas con las mejillas encendidas: "Tenemos hambre y sed pero no queremos comida ni agua. No queremos dinero, no queremos nada, queremos justicia. S?lo eso, compa?eros y compa?eras, se?or gobernador".
En su turno en el uso de la palabra, el dirigente de la Coordinadora Regional de Organizaciones Ind?genas de la Sierra Zongolica (CROISZ), Ren? Huertas, explic? lo dif?cil que fue para los hermanos In?s Asencio, espiritualmente, acceder a la petici?n de proceder a exhumar el cuerpo de su madre, apenas un d?a despu?s de que, conforme a los usos funerarios de los pueblos ind?genas, acudieron los dolientes al cementerio a "levantar la cruz" de la difunta. Pero lo hicieron por contribuir a la investigaci?n.
Nadie, de todos los presentes, recordaba un solo caso de exhumaci?n de restos en estos pueblos.
Por ello, insisti?, "si alguna instituci?n dice tener la verdad, vamos a pedirle que se dirija a la instancia especializada que el gobierno del estado instruy?. La fiscal?a ha asegurado que est? dedicada, y sabemos que s?, las 24 horas a trabajar en el caso. Es la ?nica que va a definir legalmente este proceso. Los dem?s ser?n simplemente decires. Pero en esos decires no queremos que sigan da?ando a la familia".
Por su parte, Julio Atenco se?al? que, adem?s de trabajar en la estrategia jur?dica, el comit? de apoyo a la familia Ascencio trabajar? una l?nea de estrategia de lucha pol?tica con apoyo solidario de grupos civiles de M?xico, con diputados federales, entre ellos el perredista nahua Marcos Mat?as, que preside la Comisi?n de Asuntos Ind?genas; la organizaci?n Enlace Continental de Mujeres, que s?lo en M?xico cuenta con m?s de 100 grupos en toda la Rep?blica, y con Amnist?a Internacional. "En este asunto cada vez m?s complejo -se?al? Atenco- vamos a agotar todas las instancias nacionales, pero sabemos que al final vamos a tener que llegar a instancias internacionales con tal de que este crimen no quede impune."



Revisar? la CIDH la situaci?n de los derechos humanos en M?xico
j. jes?s esquivel
Washington, 3 de abril (apro).- Miembros de la Comisi?n Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizar?n una visita a M?xico, del 9 al 14 de este mes, para revisar la situaci?n de los derechos humanos en el pa?s, justo cuando el gobierno de Felipe Calder?n se encuentran enfrascado en una guerra militarizada contra el crimen organizado.

En un escueto comunicado, la CIDH, ?rgano independiente de la Organizaci?n de Estados Americanos (OEA), dijo que, con la intenci?n de reunirse con miembros de los podes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, as? como representantes de organizaciones no gubernamentales, viajar?n a M?xico el doctor Florentin Mel?ndez, presidente de la Comisi?n y Relator para M?xico; Santiago Cant?n, secretario Ejecutivo, y Daniela Salazar, especialista en derechos humanos para el Sistema Interamericano.

La visita se realizar? ?con el prop?sito de observar y recibir informaci?n sobre la situaci?n de los derechos humanos?y tener un acercamiento con las nuevas autoridades?, dijo la CIDH.

Por su parte, el gobierno mexicano, que hizo la invitaci?n a la CIDH, indic? --en un comunicado que emiti? la Secretaria de Relaciones Exteriores--, se?al? que los tres integrantes de la delegaci?n interamericana sostendr?n ?reuniones de alto nivel? con funcionarios de las secretar?as de Gobernaci?n, Seguridad Publica, Defensa Nacional y Relaciones Exteriores, as? como de la Procuradur?a General de la Republica (PGR).

?Como parte de la agenda de trabajo de la CIDH, figuran tambi?n reuniones con organismos aut?nomos de derechos humanos y organizaciones de la sociedad civil?, se?al?.

En el comunicado de la SRE, se afirma que, para garantizar la plena independencia de la visita de la CIDH, el gobierno no interviene de forma alguna en esta parte de la agenda de trabajo?.

Al concluir su visita a M?xico, los integrantes de la CIDH emitir?n un informe con el resultado de sus observaciones de campo sobre la situaci?n de los derechos humanos en el pa?s.

Los integrantes de la CIDH se reunir?n tambi?n con diputados y senadores, como parte de su agenda de trabajo.

La CIDH es un ?rgano jur?dico independiente de la OEA que se dedica a la observaci?n y defensa de los derechos humanos en los 34 pa?ses miembros activos del Sistema Interamericano.
Ahora resulta?
cecilia lavalle*
M?xico, D.F., 3 de abril (apro-cimac).- ?Cu?n parecidas pueden ser las lesiones ocasionadas por una violaci?n anal tumultuaria a las causadas por ?lceras g?stricas? No se r?a. Es en serio. Porque ahora resulta que Ernestina, la ind?gena de 73 a?os que se dijo muri? a consecuencia de las lesiones producidas de la violaci?n de que fue objeto por parte de cuatro militares, en realidad se muri? de anemia.

Por eso pregunto, ??una anemia aguda por sangrado de tubo digestivo secundario a ?lceras g?stricas p?pticas agudas en una persona que cursaba con una neoplasia hep?tica maligna y un proceso neum?nico en etapa de resoluci?n? se parecen, as? sea de lejos, a las lesiones que provocar?a una violaci?n vaginal y anal perpetrada por al menos cuatro sujetos?

Porque ahora resulta que la Comisi?n Nacional de Derechos Humanos (CNDH) dice que de eso se muri? Ernestina. Es m?s, dice que ni siquiera fue violada.

Ernestina Asunci?n Rosario, ind?gena mazahua de 73 a?os, que viv?a en Tetlacinga, pueblo ubicado en la sierra Zongolica, municipio de Atzompa, Veracruz, falleci? el 26 de febrero, y su muerte cre? gran indignaci?n entre la poblaci?n, ind?gena casi toda, de la regi?n.

Y es que Ernestina fue encontrada gravemente herida por familiares a quienes alcanz? a decir antes de morir que los militares se le ?hab?an venido encima?.

Este hecho fue la gota que derram? el vaso para la poblaci?n, la que ya hab?a denunciado diversos abusos cometidos por los militares destacados en la sierra. Tan es as? que ind?genas de varias comunidades mantuvieron como rehenes a 150 soldados que estaban en el cuartel.

Al lugar acudi? el procurador y el gobernador de Veracruz para distender el conflicto y asegurar, ya sabe, que se har?a justicia, que todo el peso de la ley, etc?tera, etc.

Tras la autopsia de rigor practicada por tres m?dicos legistas ?tres--, la Procuradur?a veracruzana afirm? que Ernestina hab?a sida violada, que ten?a graves lesiones anales, fractura de cr?neo y la hemorragia interna, producto de la violaci?n, provoc? la muerte.

La Secretar?a de la Defensa concentr? a los soldados en la Ciudad de M?xico. En un bolet?n de prensa dio a entender que no hab?an sido sus elementos sino paramilitares. Luego cambi? ese bolet?n por otro.

Luego dijo que ya les hab?a revisado el pene a sus soldados y que ninguno ten?a muestras de haber sostenido relaciones sexuales en los d?as anteriores (??!?).

Despu?s result? que en la autopsia nadie hab?a tomado muestras de semen porque, al parecer, no se cuenta con el equipo necesario (doble ??????!!).

Luego --y aqu? entra en acci?n la CNDH-- convencieron a la familia para que se permitiera exhumar el cad?ver y realizar todos los estudios necesarios.

Luego, casualmente el lunes anterior, el presidente Felipe Calder?n dijo que en realidad Ernestina hab?a muerto de una gastritis mal cuidada. Y el jueves un bolet?n de la CNDH dice lo que puse entre comillas l?neas arriba.

Total, Ernestina no s?lo no se muri? a consecuencia de las lesiones provocadas por una violaci?n tumultuaria, sino que ahora resulta que ni siquiera fue violada, que no tiene fractura de cr?neo, y que su ano y vagina estaban muuuy bien.

Y yo, que entiendo que nuestro glorioso Ej?rcito Nacional expone su vida al estar al frente de la batalla contra el narcotr?fico y el crimen organizado. Que entiendo que la Seguridad P?blica sea la prioridad para el presidente, al grado de tener que poner al frente al Ej?rcito. No entiendo c?mo do?a Ernestina pudo confundir una anemia con el hecho de que los militares se le fueron encima.

No entiendo c?mo tres m?dicos legistas ?tres-- pudieron confundir ?una anemia aguda por sangrado de tubo digestivo secundario a ?lceras g?stricas p?pticas agudas? con fractura de cr?neo y lesiones anales.

Ahora, con raz?n, diputadas piden la exhumaci?n del cad?ver nuevamente para que un grupo de especialistas extranjeros dictamine. De ese tama?o es la desconfianza.

Y no es para menos. Si Digna Ochoa ?se suicid?, Ernestina se puede morir de c?ncer. Y si me apura, en una de esas tambi?n se suicid?.

A pie de p?gina. ?Qui?n cree usted que fue invitado especial al segundo informe de gobierno de F?lix Gonz?lez Canto, gobernador de Quintana Roo? ?El g?ber precioso!, el mism?simo Mario Mar?n, gobernador de Puebla, quien es investigado por la Suprema Corte de Justicia por la violaci?n de las garant?as individuales de la ciudadana quintanarroense Lydia Cacho, quien defiende de la violencia a mujeres y ni?as.

Eso s?, en su discurso, el gobernador quintanarroense refrend? su compromiso ?de combatir con instrumentos jur?dicos eficaces la violencia contra la mujer?.
Publicado por solaripa69 @ 13:24
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios