Martes, 17 de abril de 2007
Mexico cambi? de democracia populista a estado polic?aco

Pedro Echeverr?a V.
Rebeli?n
1. Desde hace algunos a?os se ha incrementado en M?xico un tipo de Estado represor o policiaco que en nombre de la Constituci?n y la ?seguridad nacional? interviene tel?fonos, detiene y catea a personas en las calles, otorga altos salarios al ej?rcito, destruye plantones y organizaciones de protesta, revisa mochilas o bolsos a j?venes por su apariencia y de ni?os al entrar a sus escuelas, llena las calles con polic?as y soldados, establece Estado de sitio donde realiza cumbres pol?ticas, etc?tera. Muchos le llaman Estado desp?tico, otros neofascista, los m?s, simplemente fascista. Aunque M?xico no es la Italia mussoliniana de los veinte, la Alemania hitleriana de los treinta o la Espa?a franquista de los cuarenta, se repiten estilos de gobierno que recuerdan las grandes represiones contra el pueblo en aquellos pa?ses. Mientras definimos, luchamos contra la represi?n.

2. M?xico ha sido un pa?s dif?cil de entender pol?ticamente. Vargas Llosa con una ocurrencia pareci? decir una verdad: ?M?xico es la dictadura perfecta?. Pero este personaje no es un estudioso de la pol?tica, sino s?lo un buen novelista. Sin embargo polit?logos como Maurice Duverguer confesaron alguna vez que M?xico era muy dif?cil de entender. Al parecer por los cambios hist?ricos que hab?a sufrido y la permanencia de un mismo partido en el poder durante varias d?cadas, mismo que mediante una especie de ?dictablanda? ejerc?a mucho control de las masas. La realidad es que la Revoluci?n Mexicana fue usufructuada por una peque?a burgues?a que se transform? en burgues?a que se encarg? de ?educar? y legislar para la clase obrera y para los mismos empresarios y las dem?s medidas fueron tomadas desde el poder. ?Un Estado neutral?

3. Porfirio D?az estableci? en M?xico (1876-1911) un estilo de dictadura personal. Us? dos m?todos para someter a sus enemigos: comprarlos con dinero, regalos y fiestas (?maicearlos?) o lanzarles la represi?n brutal (?m?talos en caliente? y ?Ley Fuga?) A los intelectuales y profesionistas ?cr?ticos? los dominaba ofreci?ndoles subsidios, viajes y vinos y a los campesinos, obreros e intelectuales ?ntegros como Flores Mag?n, que luchaban en campos y f?bricas, simplemente los mandaba a la c?rcel o los asesinaba. Pero D?az celebraba elecciones cada cuatro a?os, se creaba una oposici?n leal (Z??iga y Miranda) y actuaba de acuerdo a la Constituci?n vigente, la de 1857, para legitimar su gobierno. Un siglo despu?s M?xico es otra cosa en edificios, n?mero de habitantes, etc?tera, pero la desigualdad econ?mica, pol?tica y social, se mantiene intacta.

4. Con el derrocamiento de D?az y el triunfo de la Revoluci?n (1911-1917) cambiaron indudablemente muchas cosas. En primer lugar el sistema semifeudal dominante se transform? en sistema capitalista, las tiendas de raya y la servidumbre por deudas fueron sustituidas por la libre contrataci?n y el salariado. Sin embargo, aunque se decret? una nueva Constituci?n (1917) y se busc? su funcionamiento tratando de imitar a la democracia yanqui o europea, el modelo dictatorial de D?az ?legitimado por la Constituci?n el 57- sigui? siendo un modelo para los gobiernos pri?stas (el sagrado ?principio de autoridad?) combinado con la llamada democracia moderna. Fue entonces, a partir de los veinte, cuando comenz? a instalarse la ?participaci?n de las masas? controlada por el Estado, misma que dar?a paso al corporativismo. Un modelo pol?tico indescifrable en el mundo.

5. De este modelo que lleg? a bautizarse como ?nacionalismo revolucionario?, que el cardenismo en los treinta, el l?pezmate?smo en los sesenta y el echeverrismo en los setenta llevaron hasta sus ?ltimas consecuencias -sexenios en los que se llamaban a la participaci?n de las masas pero controladas por sus organizaciones- a partir de la d?cada de los ochenta, se registr? un enorme cambio. El entonces candidato oficial a la Presidencia, Miguel de la Madrid, lo dijo en una frase: ?hay que devolverle a la sociedad lo que el Estado le ha quitado?. Al decir ?sociedad? De la Madrid estaba diciendo iniciativa privada. Fue as? c?mo desde diciembre de 1982 que tom? posesi?n inici? de manera abierta la privatizaci?n de la econom?a, comenzando por las llamadas empresas paraestatales, los bancos y todo aquello que ?beneficie a la sociedad?.

6. Al parecer, L?pez Obrador hubiera regresado en parte a ese modelo nacionalista ?C?rdenas. L?pez Mateos, Echeverr?a- pero ubic?ndolo dentro del contexto que se ha llamado la globalizaci?n capitalista. En la izquierda no partidaria, no electoral, estar?amos presion?ndolo para evitar m?s arreglos con el TLC y el PPP, oblig?ndolo a no aceptar el ALCA y exigi?ndole que se acerque a los gobiernos del Mercosur. Muchos empresarios se hubieran subordinado a su pol?tica, pero los m?s poderosos por el contrario ?apoyados por el panismo, televisa y TV Azteca- estuvieran gritando para que el gobierno de Bush intervenga a su favor en M?xico. Esta diferencia de mejores condiciones para lograr espacios que permitan avanzar el la lucha social, es la que algunos no entendieron o no quisieron comprender, resultando igual para ellos, uno que otro.

7. En los pr?ximos meses y a?os en vez de enfrentarnos a un Estado ?populista? lo tendremos que hacer frente un Estado ?neofascista? A parecer no hay bronca pero, ?Cu?ntos a?os suelen perderse por pol?ticas o estrategias equivocadas? Pareciera que entre las organizaciones de izquierda en vez de realmente interesar los problemas de los explotados y los pobres interesan los asuntos del aparato pol?tico, de los l?deres y caudillos. Y no es que haya que buscar la unidad a toda costa, con cualquiera o a como d? lugar, aunque lleve al peor oportunismo, pero en cada momento y circunstancia debemos aprender a ubicar al enemigo principal y a los mejores y posibles aliados. En la lucha del proletariado contra la burgues?a parece no haber t?rminos medios, pero en la batalla m?s complicada, no bien definida a?n, hay que ser m?s inteligente para aprovechar coyunturas en beneficio de los explotados.

.8. Entre tanto los ?enemigos del populismo y la burgues?a en su conjunto? nos pasamos quejando de que esa misma burgues?a nos reprime y no nos permite avanzar, pero no queremos reconocer que para derrotarla necesitamos ser mucho m?s inteligentes que ella en todo, de manera particular en convencer a las masas de que tenemos la raz?n. Quejarse de manera continua de que la burgues?a defiende sus propios intereses econ?micos, pol?ticos, jur?dicos, resulta no solo iluso sino hasta vergonzoso. Da la impresi?n de que le pedimos que no se defienda, que no acuda a sus leyes, a sus jueces, a las instituciones que ella misma cre? para operar en contra del pueblo o para defenderse de ?l. La Constituci?n burguesa mexicana autoriza al presidente a usar al ej?rcito, a la polic?a, a los tribunales cuando se viola la propiedad privada o el llamado Estado de derecho.

9. Es indiscutible que se registr? un cambio radical en M?xico en la d?cada de los ochenta. Mu?oz Ledo fue uno de los primeros en anunciarlo al decir que el sexenio de De la Madrid (1982-88) no era un simple cambio de gobierno sino cambio de modelo. Despu?s ?ngel Gurr?a declar? que el modelo econ?mico que se iniciaba en 1982 durar?a 25 a?os. Castillo Peraza repiti? muchas veces que aceptaba el PRI de Salinas y rechazaba al PRI de los setenta. No podr?a haber duda para la izquierda que en los setenta y despu?s operaban reg?menes burgueses que gobernaban para consolidar el capitalismo; sin embargo ese an?lisis result? extremadamente insuficiente y sectario. De ninguna manera se debi? hacer alianzas con los amigos del enemigo principal, pero s? se debi? comprender el radical cambio pol?tico y coyuntural para lograr avanzar.


Auge de instituciones de baja calidad en el centro y sur del pa?s, alertan expertos
Universidades privadas controlan ya m?s de 30% de la matr?cula nacional
Muchas carecen de programas de estudio s?lidos
La vigilancia de la SEP es laxa, advierten
LAURA POY SOLANO/ I


Los j?venes rechazados de las instituciones p?blicas de educaci?n superior son los principales "clientes" de las escuelas de baja calidad. Imagen de archivo Foto: Cristina Rodriguez
La creciente expansi?n de universidades particulares de baja calidad, es decir, aquellas que no cumplen con planes y programas que garanticen una formaci?n acad?mica s?lida o carecen del reconocimiento de validez oficial de estudios (Revoe), alcanz? en una d?cada un desarrollo "imparable" en entidades del centro y sur del pa?s, con un "enorme potencial de clientes (estudiantes)", advierten especialistas en temas educativos.
Estas instituciones, conocidas como universidades patito, no s?lo tienen un mercado "floreciente"; tambi?n carecen de un "verdadero marco regulatorio que certifique que la educaci?n que ofrecen es de calidad".
De acuerdo con el Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educaci?n, de la Universidad Nacional Aut?noma de M?xico, y la Asociaci?n Nacional de Universidades e Instituciones de Educaci?n Superior (ANUIES), las universidades privadas atienden 33 por ciento de la matr?cula nacional en licenciatura, es decir, poco m?s de 640 mil j?venes. De continuar con esta tasa de crecimiento, en 2010 atender?n 40 por ciento.
Los expertos afirman que a pesar de este crecimiento "imparable", muy pocas han certificado sus planes y programas de estudio. De las mil 500 instituciones de educaci?n superior particulares creadas en los pasados 10 a?os, s?lo 24 forman parte de la ANUIES y 113 de la Federaci?n de Instituciones Mexicanas Particulares de Educaci?n Superior.
De acuerdo con la Ley General de Estudios y el acuerdo 279 de la Secretar?a de Educaci?n P?blica (SEP) -que contienen los tr?mites y procedimientos para otorgar el Revoe en la educaci?n superior-, las instituciones particulares deben acreditar la preparaci?n de sus profesores para impartir c?tedra, adem?s de contar con instalaciones que satisfagan condiciones de higiene, seguridad y pedagog?a que la autoridad determine.
Tambi?n es necesario presentar los planes de estudio que impartir?n. En el caso de la licenciatura, deben cumplir con un programa de aprendizaje m?nimo de 2 mil 400 horas, de 300 en el caso de las maestr?as y de 600 en los doctorados.
Revoe, criterio laxo
Carlos Mu?oz Izquierdo, director del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educaci?n, de la Universidad Iberoamericana, afirm? que las universidades particulares que m?s crecieron en la pasada d?cada fueron las "medianas y peque?as, en particular en la zona metropolitana del Valle de M?xico (ZMVM), pero tambi?n en el centro y sur del pa?s".
Asegur? que en ese periodo crecieron a una tasa muy superior que las instituciones p?blicas en esas mismas regiones, en gran medida por la demanda de espacios en las entidades del sur, donde no existe un incremento de la oferta educativa y al mismo tiempo se concentra la poblaci?n de escasos recursos.
Autor, junto con la ANUIES, del estudio Desarrollo y heterogeneidad de las instituciones de educaci?n superior particulares (publicado en 2004), Mu?oz Izquierdo destac?: "al analizar el nivel de cumplimiento de los requisitos m?nimos de estas universidades y evaluar si cuentan con una planta docente de tiempo completo, instalaciones adecuadas y un curr?culum actualizado, encontramos varias cosas. Entre otras, que los criterios que utiliza la SEP para otorgar el Revoe son muy laxos; no es que se aplique mal, simplemente no contempla exigir una planta docente de tiempo completo, lo que abre la puerta para que muchas instituciones operen s?lo con personal de asignatura".
A?ade que el acuerdo 279 de esta dependencia, publicado el 10 de julio de 2000 en el Diario Oficial de la Federaci?n, "es bastante laxo, y no se ha modificado pese a que las propias autoridades educativas reconocieron que es un serio problema que cualquier universidad aut?noma del pa?s y los gobiernos de los estados, adem?s de la SEP, puedan incorporar a universidades privadas u otorgar el Revoe a programas de estudio".
En los hechos, agreg?, no existe "uniformidad en los criterios para otorgar la incorporaci?n o el Revoe, ya que por ley estos reconocimientos tienen validez en todo el pa?s, pero nadie regula a los particulares para garantizar que aplican los programas y cuentan con profesores calificados".
Con esta din?mica "no queda m?s que exigir el reconocimiento m?s all? del Revoe, adem?s de demandar la acreditaci?n de los planes y programas de estudio que garanticen a los alumnos una educaci?n de calidad y evite, en la medida de lo posible, los llamados fraudes educativos".
Universidades baratas
Con una s?lida estrategia publicitaria y un mercado en expansi?n, las universidades patito ofrecen a miles de j?venes carreras t?cnicas y licenciaturas que se cursan en tres a?os. Anuncian colegiaturas bajas y bolsa de trabajo, pero no "advierten a sus clientes si cuentan con el Revoe, si son instituciones incorporadas o si est?n tramitando su solicitud", afirman estudiantes y profesores consultados.
Mar?a de la Luz, alumna del s?ptimo semestre de contadur?a en una instituci?n de este tipo, admite el riesgo de ser v?ctima de fraude educativo, pero acudi? a una instituci?n de baja calidad porque "es la ?nica opci?n si queremos tener una licenciatura".
Su historia se repite en muchos casos. Pertenece a una familia sin recursos y fue rechazada de una universidad p?blica. "Mi familia no ten?a recursos para pagarme una escuela particular, as? que busqu? un empleo, pero yo quer?a seguir estudiando y me dijeron que entonces los gastos correr?an por mi cuenta."
Sin informaci?n ni autoridades que exijan a estas escuelas programas y planes de estudio de calidad y una planta docente capacitada, la mayor?a de los potenciales "clientes" acude por su cuenta a las universidades particulares "m?s recomendadas".
"Lo primero en lo que me fij? -sigue- es que la instituci?n me ofrec?a horarios flexibles, es decir, cuatro horas por la ma?ana o por la tarde; estaba cerca de mi trabajo y era barata.
"Esta universidad me la recomendaron mucho, pero luego me di cuenta de que es otra cosa: no tiene planes de estudio actualizados ni cumple con las horas pactadas de laboratorio de c?mputo, adem?s de que las bibliotecas son peque?as y los libros obsoletos."
Mar?a paga en promedio entre mil 500 y 2 mil pesos mensuales de colegiatura, adem?s de la inscripci?n semestral (mil 500) y los gastos de gesti?n de documentos (mil 500 pesos m?s)
Crecimiento acelerado
De acuerdo con la ANUIES, entre 1985 y 2001 la matr?cula de la universidades particulares creci? seis veces m?s que la de instituciones p?blicas, lo que gener? que en menos de dos d?cadas su cobertura creciera de 15.7 a m?s de 30 por ciento a escala nacional, en particular en los estados del sur-sureste del pa?s: Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucat?n.
Las universidades particulares menos numerosas son las que tienen menos de 500 alumnos y las que m?s crecieron son las de entre mil y 2 mil estudiantes, las cuales se concentran en el noroeste, noreste y centro-occidente del pa?s. En la ZMVM el crecimiento se concentr? en planteles peque?os y en el centro-sur proliferaron las instituciones particulares con una matr?cula que oscila entre 500 y mil alumnos.
Publicado por solaripa69 @ 9:22
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios