Lunes, 23 de abril de 2007
Rezago y deserci?n educativa, atados al origen social de los ni?os, se?ala OEI
La pol?ticas del sector deben redefinirse para enfrentar los cambios y atacar desigualdades
EMIR OLIVARES ALONSO
En Am?rica Latina, el panorama educativo de la poblaci?n en general muestra trayectorias interrumpidas y niveles de instrucci?n muy bajos respecto a las exigencias de las sociedades modernas, adem?s de un acceso muy limitado a la educaci?n superior, revela un estudio sobre tendencias sociales y educativas en la regi?n elaborado por la Organizaci?n de Estados Iberoamericanos para la Educaci?n, la Ciencia y la Cultura (OEI).
El an?lisis agrega que, pese a los esfuerzos de los gobiernos de Latinoam?rica para mitigar las desigualdades en el acceso a la educaci?n, a?n hay grandes diferencias entre los ni?os de acuerdo con su nivel socioecon?mico. Por tanto, mientras no se logre una educaci?n de calidad para todos, se continuar?n "generando ganadores y perdedores, es decir, se formar?n algunos individuos capaces de conseguir una inserci?n social plena y otros que no lo lograr?n.
La OEI se?ala que en el actual contexto mundial las pol?ticas educativas tienen que redefinirse para enfrentar los "cambios sustantivos" de la sociedad; deben convertirse en ejes de una pol?tica integral y, adem?s, lograr la universalizaci?n educativa; se deben incorporar acciones espec?ficas vinculadas al desarrollo social, la salud, la producci?n y la cultura.
El informe sobre tendencias sociales y educativas en Am?rica Latina 2006, refiere que ante los ya comunes problemas de pobreza y exclusi?n social que existen en la regi?n, se deben atacar las desigualdades sociales, los procesos migratorios, la crisis de cohesi?n resultante de la mayor presencia de una l?gica de mercado en la base de los procesos sociales, la mayor vulnerabilidad de los sectores medios y la diversificaci?n de las culturas juveniles para contar con pol?ticas "exitosas" en la materia.
"Si bien el acceso universal a la ense?anza primaria est? pr?cticamente completo, incluyendo a los ni?os m?s pobres, la deserci?n escolar se inicia antes de completar ese nivel. Los estudiantes provenientes de familias con menores recursos son los que tienen mayores dificultades para permanecer y completarlo", subraya el an?lisis.
La OEI afirma que las personas con menores recursos econ?micos contin?an siendo las m?s vulnerables en Am?rica Latina en el caso de la educaci?n, pues tanto el rezago como el egreso "siguen estando fuertemente condicionados por el origen social de los ni?os y adolescentes", por lo que la deserci?n est? ligada con esta causa.
Responsabilidad familiar
El organismo se?ala que en tanto contin?en existiendo las actuales brechas en el acceso al conocimiento "se posterga la posibilidad de romper con los determinismos sociales presentes en la reproducci?n de las desigualdades. Esta situaci?n espec?fica reclama de una soluci?n urgente y eficaz".
Afirma que no todo el panorama en la educaci?n de la regi?n es oscuro, pues en las m?s recientes d?cadas se han presentado logros, como el aumento de la cobertura, la reducci?n de las disparidades en el acceso y el aumento de los a?os de escolarizaci?n de los j?venes.
Sin embargo, advierte que Am?rica Latina tiene grandes desaf?os en la materia, como garantizar la continuidad en el proceso de expansi?n por medio de acciones que neutralicen los obst?culos que har?an inviable universalizar la educaci?n; retener a los ni?os en el sistema educativo mediante la creaci?n de condiciones para que completen al menos la instrucci?n media, y que durante el paso de los alumnos por las aulas ?stos logren un aprendizaje significativo para ellos mismos y para la sociedad.
"No se puede sostener el compromiso de garantizar una educaci?n para todos si no va acompa?ado de acciones que creen condiciones sociales para que ello sea posible. Si bien es necesario un gran esfuerzo de recomposici?n de los sistemas y de las instituciones educativas, ?ste ser? poco fruct?fero si no va acompa?ado por acciones orientadas a crear condiciones para que las familias puedan responder a las exigencias que implica garantizar la educaci?n de sus hijos", finaliza la OEI.
Enlace, ardid para desacreditar la educaci?n p?blica: maestros
Denuncia que forma parte de la campa?a para llevar m?s estudiantes a centros privados
KARINA AVILES


La prueba Enlace est? mal planteada y contiene preguntas malplanteada, criticaron mentores de escuelas p?blicas. En la imagen, una escuela en Iztapalapa Foto: Jes?s Villaseca
La Evaluaci?n Nacional del Logro Acad?mico en Centros Escolares (Enlace), que durante esta semana se aplicar? a 11.5 millones de alumnos del nivel b?sico, tiende a descalificar el sistema p?blico y a inducir a los alumnos al de paga, con lo que se promueve el despoblamiento de los planteles de gobierno y la formaci?n de escuelas p?blicas "gueto".
Profesores de primaria, secundaria, supervisores y directores entrevistados por La Jornada afirman lo anterior y coinciden en afirmar que este tipo de pruebas s?lo son "simples pantallas" del gobierno de Felipe Calder?n, cuyo verdadero trasfondo es impulsar la privatizaci?n de la educaci?n.
Inclusive consideran que dicha prueba sienta las bases para poner en marcha el llamado "bono acad?mico", mediante el cual el Estado proporciona recursos a las familias para que decidan a qu? escuela enviar?n a sus hijos. Y como la prueba les "dice" que las particulares son las "sobresalientes", pues ser?n ese tipo de planteles los seleccionados, pero quienes no puedan pagarlos tendr?n que ir a las escuelas p?blicas, cada vez m?s abandonadas por el gobierno y convertidas en "guetos".
De esta manera, advierten que Enlace s?lo coloca en desventaja a la escuela p?blica frente a la privada, porque sin tomar en cuenta las condiciones de sus alumnos y de sus planteles, los obliga a una competencia "absolutamente desigual", en la que el ganador es el sistema particular: ?c?mo evaluar a una escuela de la Monta?a de Guerrero con otra de las Lomas de Chapultepec?", cuestiona el profesor Jos? Gonz?lez Figueroa de tercer grado, en la secundaria 301 del turno vespertino.
Esto, alertan, propiciar? desde la estratificaci?n de escuelas hasta el cierre de aquellos planteles del Estado que en los t?rminos de Enlace "no son rentables".
Para los docentes, dicha evaluaci?n es un "enga?o", porque no eval?a el desempe?o acad?mico y, en cambio, s?lo pretende "aparentar un avance" en la educaci?n que dista mucho de la realidad.
De acuerdo con los resultados de la primera aplicaci?n, las escuelas particulares obtuvieron "resultados apabullantes sobre las p?blicas", recuerda el director de la secundaria 207 del turno vespertino, Mario Alberto Leyva Galicia. As?, el mensaje que llega a la ciudadan?a es llanamente que "la escuela particular es la mejor y, ?acaso los padres no quieren mandar a sus hijos a las escuelas que seg?n las pruebas de la Secretar?a de Educaci?n P?blica (SEP) son mejores, aunque esto ?ltimo haya que ponerlo entre comillas?", cuestiona.
El jueves pasado, en esta secundaria se realiz? una asamblea de profesores y de trabajadores, quienes acordaron que en dicho plantel no se aplicar? Enlace. Los docentes platicaron tambi?n con los padres y ?stos ofrecieron su respaldo.
La vendimia de simulacros Enlace
Por otro lado, en el contexto de esta competencia, tambi?n se ha generado un mercado alrededor de la misma. De hecho, ya surgieron empresas que venden simulacros de la prueba.
El profesor de cuarto a?o, en la primaria Doctor Nabor Carrillo Flores, Javier Barr?n, compr?, al igual que otros de los maestros cuyos alumnos deber?n presentar este examen, un cuadernillo titulado Proyectos de enlaces educativos, realizado por Trabajos Manuales Escolares SA de CV. Se trata de un cuadernillo con preguntas que llegaron a vender a ?ste y otros planteles, cuenta.
Pero el problema de fondo es que el examen no es una evaluaci?n real del logro acad?mico de un alumno y de una escuela, como afirma la SEP, se?ala por su parte el maestro Salvador Garc?a, coordinador de la Red Escolar, en la secundaria 140, en Azcapotzalco.
Y explica por qu?: Enlace no eval?a la planta docente, los recursos econ?micos y materiales con los que trabaja la escuela, se olvida de la infraestructura, del nivel de capacitaci?n de los maestros, de las condiciones socioecon?micas de los alumnos, del ?mbito familiar y cultural.
No obstante, con la misma tabla rasa mide a todas las escuelas, pese a que en el propio sistema p?blico los planteles son diversos: "Inclusive, una escuela no es la misma en el turno matutino que en el vespertino, pero el Estado borra estas diferencias de un plumazo y pretende dar una sola imagen de la educaci?n", a?ade por su parte el profesor de la secundaria 229 en Coyoac?n, V?ctor Manuel Equihua.
La secundaria 101, en la que da clase en el turno matutino el profesor C?sar Mendoza, recibe en la ma?ana a hijos de profesionistas, y, en tarde, los estudiantes tienen otro tipo de condiciones culturales y socioecon?micas. Muchos de ellos son ni?os empacadores, hay entre ellos quienes se han desmayado de hambre en el sal?n, otros tienen problemas con el alcohol, de desintegraci?n familiar y tambi?n se han dado casos de embarazos adolescentes, cuenta el maestro C?sar, al considerar que Enlace tambi?n es un primer paso para instaurar el llamado "bono educativo".
Y los estudiantes y sus padres podr?an optar por la escuela privada porque Enlace no les dice que determinada escuela de gobierno tuvo malos resultados porque no tiene presupuesto, carece de pizarrones, de material did?ctico y opera con una infraestructura indigna, a?ade.
La otra "simulaci?n"
Los mentores enfatizan que Enlace s?lo mide "competencias de espa?ol y matem?ticas" mediante un c?mulo de preguntas que en muchas ocasiones son confusas, est?n mal planteadas y utilizan un lenguaje que se aleja del que usa el alumno. Por ejemplo, el profesor Cuauht?moc Solano, quien imparte clases a los ni?os de tercero de primaria en la escuela Jes?s T. Acevedo, de la delegaci?n Iztacalco, muestra el examen del a?o pasado, en el que se incluye un texto que se refiere al SAC-C y al Delta II. A estos peque?os ni?os no se les ha ense?ado qu? es un sat?lite SAC-C o un cohete de ese tipo, aclara.
Por otro lado, los mentores coinciden en afirmar que es un proyecto divorciado del ritmo acad?mico de las escuelas. "Se siente como una imposici?n y como algo ajeno", dice el supervisor de secundarias, Carlos Aguilar.
En secundarias, este distanciamiento con los procesos propios de la escuela lo observan en tanto que en esta misma semana Enlace se "empalma" con la evaluaci?n del cuarto periodo de los alumnos. Y, por si fuera poco, en algunas zonas, los estudiantes tambi?n aplicar?n una prueba para conocer el aprovechamiento que tienen con sus maestros como parte del examen de carrera magisterial, a?ade Aguilar.
Otro de los problemas que m?s enfatizan los maestros es que existe una "simulaci?n" porque muchos planteles s?lo preparan a los alumnos para presentar la prueba, "despreciando" el resto de las disciplinas, como dice el profesor Cuauht?moc Solano.
Aunado a lo anterior, existe el temor de que Enlace se convierta en una preselecci?n de los alumnos que buscan entrar al bachillerato. Mientras en las primarias por lo menos se les ha dicho verbalmente que no ser? un filtro para el acceso a secundaria, en este ?ltimo nivel no tenemos nada garantizado, revela el director Mario Alberto Leyva Galicia.
Al respecto, el supervisor Carlos Aguilar afirma que "durante el a?o nos dijeron que, en el caso de primaria, Enlace era el filtro de ingreso para la secundaria, pero apenas el viernes nos dijeron que ya no, aunque no lo establecieron por escrito. Hay una imprecisi?n y una falta de seriedad muy grave", asegura.
Por ?ltimo, el profesor Jos? Gonz?lez Figueroa recomienda a este gobierno que en lugar de gastar recursos en Enlace, baje el precio de la tortilla para que "todos nuestros ni?os coman bien y no se desmayen en el sal?n"; d? presupuesto a las escuelas porque trabajan "con cero recursos"; pague mejor a los docentes; promueva que el maestro labore en tiempos completos para evitar el multichambismo que nada bueno trae a sus condiciones de trabajo y a la ense?anza de sus alumnos y deje la simulaci?n, porque lo importante "no es contar cu?nto sabemos sino apropiarse del conocimiento".
Esos s? ser?an cambios verdaderos, finaliza
Ubican ruta de desv?o minero

Con 50 operaciones G?mez Urrutia ?desapareci? los recursos: SHCP



- A A A +




? Pide l?der que se frene campa?a de difamaci?n 2007-04-23




Silvia Otero
El Universal
Lunes 23 de abril de 2007
S?lo nueve meses bastaron para que a trav?s de casi 50 operaciones financieras, Napole?n G?mez Urrutia y sus operadores "desaparecieran" los 55 millones de d?lares de un fideicomiso, que tuvieron como destino nueve bancos en el extranjero, en cuentas del sindicato minero y de supuestos prestanombres, as? como cuatro cuentas del gremio en M?xico, revelan reportes de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretar?a de Hacienda.
La ruta del dinero est? documentada en un expediente judicial, cuya copia posee EL UNIVERSAL, que detalla la apertura de dos cuentas bancarias en Bancomer, desde las cuales se emitieron cheques para depositar los recursos a nombre de terceros o del gremio, y se realizaron transferencias a una casa de cambio por 22 millones y medio de d?lares para distribuir los recursos lo mismo en bancos de Estados Unidos que en Turqu?a.
Ayer en el programa C?digo 2007, que se transmite en Proyecto 40 bajo la conducci?n de los periodistas Estela Livera, Raymundo Riva Palacio y Jorge Zepeda, se dieron a conocer los detalles de estas operaciones, evidencias que derivaron en una de las dos ?rdenes de aprehensi?n vigentes giradas contra G?mez Urrutia por el delito de fraude espec?fico, y que le impiden regresar a M?xico a ocupar su sitio como dirigente sindical, al que fue restituido el pasado 16 de abril, por orden judicial.
El mapa del dinero
La historia inicia el 22 de octubre de 2004, cuando el sindicato minero vende a las empresas Minera de M?xico y Sociedad Americas Sales Company las acciones de compa??as mineras que eran propiedad de los trabajadores, y que formaban parte de un fideicomiso creado el 14 de noviembre de 1988. El pago se acord? en 55 millones de d?lares.
El 24 de enero de 2005 se pagan los 55 millones de d?lares -una transferencia electr?nica del Chase Manhattan Bank de Nueva York- en un dep?sito en el Scotiabank Inverlat, que manejaba el fideicomiso; tres d?as despu?s se retira el primer mill?n de d?lares que va a parar a la cuenta 04533755811 de Bancomer, a nombre del Sindicato, una de la dos utilizadas para concretar el presunto fraude.
La totalidad de los recursos, que ascend?an a 54 millones 65 mil 588 pesos, fueron transferidos el 4 de marzo a la cuenta 01465010350 deBancomer, que se abri? el 16 de febrero de ese mismo a?o a nombre del sindicato, en la que las ?nicas firmas autorizadas para realizar operaciones de forma mancomunada eran las de G?mez Urrutia y H?ctor F?lix Estrella, el tesorero del gremio.
Ese mismo d?a se celebra un convenio en el que se ordena la extinci?n del fideicomiso, en el que se establece que "el sindicato por conducto de su representante manifiesta darse por recibido de la cantidad que constituye el patrimionio del fideicomiso", sin que se cumpliera el objetivo de que los recursos ser?an entregados a los trabajadores beneficiarios.
Todo estaba listo para manejar los recursos. Los reportes de inteligencia financiera de Hacienda revelan que entre abril y diciembre de 2005, a trav?s de nueve operaciones, de los m?s de 54 millones de d?lares depositados en la cuenta 01465010350, se dispuso de 44 millones de d?lares, 14 de los cuales se transfirieron al City Bank New York y al Bearn Stearn Securities Corp. New York, a nombre del sindicato.
Otros cinco millones de d?lares se utilizaron en la compra de divisas, un mill?n 960 mil d?lares se pas? a la cuenta del gremio 04533755811 de Bancomer; 603 mil d?lares se depositaron en un banco de Laredo, Texas; mientras que 22.5 millones de d?lares se transfirieron a la Consultor?a Internacional Casa de Cambio, con la orden de que los recursos se pasaran a otras tres cuentas del sindicato minero en Bancomer, HSBC y Scotiabank Inverlat.
A trav?s de la casa de cambio se dispuso de los recursos en 39 operaciones financieras, de acuerdo con el informe de la Comisi?n Nacional Bancaria y de Valores, emitido el 9 de noviembre de 2005, en el que se detalla la transferencia de diversas cantidades que tuvieron como destino los bancos texanos Chase Bank Nacional de Houston y el International Bank Comerce de San Antonio a cuentas de los presuntos prestanombres Gerardo Califa Matta y la Allan Knight and Associated.
Se detectaron dep?sitos por un mill?n 300 mil d?lares en el Laredo National Bank, de Laredo, Texas, a nombre de Mar?a del Carmen P?ez Mart?nez, y sumas adicionales en cuentas de Bernardo Ortiz Garza y Guillermo Sep?lveda; los recursos tambi?n se transfirieron al Wells Fargo Bank, de San Francisco, California, para Kevin Wells, adem?s de 28 mil d?lares para Selahaftin Turen, en un Isbktris Turquiye is Bancase de Estambul, Turqu?a, y m?s de 200 mil pesos para una federaci?n de mineros en el Coopchbcoop Bank de Suiza.
Las pruebas que obran en el expediente concluyen que el dirigente minero y su tesorero H?ctor F?lix, extendieron cheques de forma mancomunada "de dos cuentas bancarias y ordenaron transferencias electr?nicas por la cantidad de 27 millones 21 mil 601 pesos, recursos que fueron entregados a personas f?sicas y morales ajenas y diferentes a determinados miembros del sindicato".
El expediente judicial sigue abierto y el caso contra G?mez Urrutia contin?a en proceso penal.
Publicado por solaripa69 @ 9:24
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios