Jueves, 26 de abril de 2007
Naufraga Soberanes ante diputados al comparecer por el caso Ascensi?n
''Protesto, no se me ha permitido dar una debida respuesta'', lamenta el presidente de la CNDH
VICTOR BALLINAS


Diputadas de los partidos de la Revoluci?n Democr?tica (PRD), del Trabajo (PT), Convergencia, Nueva Alianza, Verde Ecologista de M?xico (PVEM), Alternativa Socialdem?crata y Revolucionario Institucional (PRI) cuestionaron una y otra vez al presidente de la Comisi?n Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Jos? Luis Soberanes Fern?ndez, por su actuaci?n en el caso de la ind?gena Ernestina Ascensi?n Rosario, presuntamente violada y asesinada por militares en Zongolica, Veracruz.
Durante la comparecencia del ombudsman nacional ante comisiones unidas en la C?mara de Diputados, le se?alaron que con su exposici?n ''no despej? las dudas'' sobre este caso, adem?s de que ''investig? delitos y no est? facultado para ello''.
Soberanes fue citado a comparecer ante las comisiones unidas de Equidad y G?nero, Derechos Humanos y de Justicia, para dar cuenta de su trabajo en la investigaci?n sobre la muerte de Ascensi?n Rosario, pero dichas instancias legislativas determinaron que el titular de la CNDH ''no presente las pruebas m?dicas, las investigaciones que ha realizado, los resultados de laboratorio -las pruebas cient?ficas-, ni fotograf?as ni videos; no es nuestro papel hacer esa valoraci?n y tampoco es el suyo''.
''Estoy sacado de onda''
Soberanes Fern?ndez, incr?dulo por esa determinaci?n, respondi?: ''Protesto, porque se me ha impedido en una comparecencia presentar las pruebas. No se me ha permitido dar debida respuesta. Ustedes me impiden que les muestre la verdad. Estoy sacado de onda, ahora s?, como se dice''.
Desde la primera intervenci?n, la perredista Maricela Contreras fue tajante:
''Est? usted aqu?, doctor Soberanes, por la criticable actuaci?n con la que se ha conducido en el caso de la muerte de Ernestina Ascensi?n Rosario, porque se ha extralimitado en las funciones que le otorgan la Constituci?n y la ley. Por la manera tendenciosa e imprudente que ha dado al manejo de la informaci?n sobre las investigaciones y por las contradicciones en las que ha incurrido; tambi?n por recurrir a violaciones de los derechos humanos de las v?ctimas de la posible comisi?n de un delito...
''No se trata, doctor Soberanes, de pleitos de verduleras, como usted despectivamente lo ha calificado; el asunto por el que viene a informar a esta soberan?a merece respeto, ?tica y profesionalismo en su trato y no la expresi?n discriminatoria, clasista y mis?gina del encargado de la defensa de los derechos humanos''.
El titular de la CNDH insisti? ante las y los diputados que lo que ocasion? la muerte de Ernestina Ascensi?n fue ''una anemia aguda por sangrado de tubo digestivo secundario a ?lceras g?stricas, p?pticas, en una persona que cursaba con neoplasia hep?tica maligna, un proceso neum?nico en etapa de resoluci?n, isquemia intestinal y trombosis mesent?rica''.
Tambi?n dio cuenta de los resultados de los peritos adscritos a la comisi?n: m?dico forense, especialista en delitos sexuales, pat?logo, internista, m?dica cirujana, criminalista, qu?mico y especialista en gen?tica. Tambi?n cit? el informe del director del hospital regional de R?o Blanco y de seis m?dicos que atendieron a la hoy occisa, quienes se?alan que ''la paciente no presentaba datos de haber sido violada, ni por v?a vaginal ni anal''.
El presidente de la Comisi?n de Justicia, el pri?sta C?sar Camacho Quiroz, dijo que hoy ''nos abocamos a un asunto delicado, hay mucha pol?mica, datos contradictorios y empecinamientos que parecen marcar este suceso; queremos que haya coordinaci?n de autoridades, todas, CNDH, procuradur?as General de la Rep?blica (PGR) y estatal, as? como Poder Judicial; que se declare la responsabilidad a que haya lugar, no a la impunidad ni moldear la verdad''.
Ante los primeros cuestionamientos, el ombudsman dio a conocer que hace unos d?as se reuni? con el gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, y acordaron que sea el Ministerio P?blico quien investigue; la comisi?n acept? entregarle ''sus pruebas''.
Luego intervinieron 24 diputadas y diputados, y con excepci?n de los del PAN, casi todos cuestionaron la actuaci?n de Soberanes en este caso. Le demandaron justicia, verdad y castigo, y le dejaron en claro que ''lamentablemente ninguna duda ha sido despejada con su exposici?n. ?Por qu? adelantarse si las facultades de la CNDH son hacer recomendaciones por violaciones a derechos humanos, no determinar culpables? Estamos cansados de protagonismos''.
Dijeron m?s: ''Se tiene la percepci?n de que se trata de exculpar a soldados, porque as? lo denunci? la difunta -al decir que los militares se le montaron-, hay graves contradicciones entre la CNDH y la procuradur?a estatal. Usted dijo primero que se investigaba violaci?n sexual y que los soldados deb?an ser juzgados por la v?a civil, y luego coincide con lo dicho por el presidente Felipe Calder?n, que la mujer muri? por anemia aguda''.
Catarata de preguntas
Los legisladores consideraron que ''exist?a consenso en el reconocimiento de su trabajo, porque se hab?a conducido con ?tica; explique por qu? la CNDH ha actuado as?: investiga un delito y no defiende los derechos humanos. ?Por qu? intervino de oficio?, ?por qu? descalifica el trabajo de la procuradur?a (estatal)?, ?por qu? no ha investigado a los militares?, ?por qu? no emiti? recomendaci?n al Ejecutivo?, ?investig? a la Sedena?''
Soberanes pidi? una vez m?s que lo dejaran mostrar las pruebas y que se permitiera que los peritos que lo acompa?aban expusieran sus conclusiones. ''Yo no soy m?dico, no puedo contestar muchas preguntas''.
La respuesta fue: ''La comparecencia es para los titulares, no con sus auxiliares; no queremos ver pruebas ni fotograf?as''.

Miles de trabajadores presentan amparos contra la Ley del ISSSTE
ALMA E. MU?OZ
Despu?s de la publicaci?n de las reformas a la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en el Diario Oficial de la Federaci?n, miles de empleados comenzaron a interponer recursos de amparo contra dichas modificaciones. En algunos casos son apoyados por el Frente Amplio Progresista (FAP) y en otros por el grupo parlamentario del PRD en la C?mara de Diputados.
La intenci?n, de acuerdo con el apoderado legal del primer grupo, Jes?s Gonz?lez Schmal, es interponer cien mil amparos al 16 de mayo, cuando vencen los 30 d?as h?biles a partir de la publicaci?n del decreto. En tanto, los legisladores perredistas ya recibieron 15 mil solicitudes de apoyo en los m?dulos de atenci?n ciudadana y v?a Internet.
Uno de los promotores, el diputado Alejandro S?nchez, explic? en entrevista que la respuesta alcanzada refleja que los trabajadores se sienten "desprotegidos" con esas reformas, y que tienen una "preocupaci?n real porque se derogue esta ley que atropella sus derechos laborales".
Nuestras proyecciones apuntan, agreg?, a que durante el periodo de 30 d?as se rebasen los 50 mil amparos en el pa?s. Al menos en Veracruz, Michoac?n y Guerrero ya se enviaron instrucciones y se difunden los formatos para la presentaci?n de estos recursos legales de forma individual.
En tanto, Gonz?lez Schmal indic? que en el FAP trabajan de la mano con algunos sindicatos, entre ellos algunos de la Uni?n Nacional de Trabajadores, y que esperan presentar 30 mil recursos que, sumados a los de otras agrupaciones, alcanzar?n la cifra de 100 mil.
El martes por la noche, cuando se esperaba que trabajadores de las secciones 9, 10 y 11 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educaci?n presentaran unos 400 amparos indirectos en el Palacio de Justicia Federal, la cantidad se duplic?, pues tambi?n ingresaron los de empleados del Instituto Polit?cnico Nacional y quedaron pendientes 200, los cuales se interpondr?n en otro paquete.
Gonz?lez Schmal insisti? en que las reformas al sistema de pensiones violan el art?culo 123 constitucional, inciso b, y confi? en que las autoridades judiciales les den la raz?n, "porque la tenemos", a menos que en la resoluci?n haya intervenci?n pol?tica de parte del Ejecutivo federal, principalmente. Al igual que el diputado S?nchez, confi? en que se registre una "cascada" de amparos contra las reformas a la Ley del ISSSTE. Aclararon que en el FAP y en el PRD la asesor?a que se brinda es gratuita.

CNDH, credibilidad en entredicho
jos? gil olmos
M?xico, D.F., 25 de abril (apro).- El caso de Oaxaca y el de Ernestina Ascencio Rosario han puesto a prueba a la Comisi?n Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y, en ambos, ha salido mal parada, lo cual nos muestra la necesidad de una reforma urgente a esta instituci?n creada bajo la sombra del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canad?.

En 1990 nace la CNDH por un decreto del presidente Carlos Salinas de Gortari, con lo cual se trataba de dar respuesta a una cl?usula democr?tica contenida en el acuerdo comercial para Norteam?rica, aunque hay que reconocer que tambi?n se respond?a a la demanda social de contar con un organismo defensor del pueblo ante los constantes abusos del poder estatal.

La CNDH tiene en su origen un claro inter?s pol?tico que, al parecer, no la ha dejado actuar de manera libre y aut?noma, como requiere todo organismo defensor y promotor de los derechos humanos.

Cada vez que algunas de las instituciones m?s importantes en el sistema de gobierno se ve implicada en un caso de violaci?n a los derechos humanos, como en el caso de las fuerzas armadas, o cuando se cruzan los intereses, como en Oaxaca, la CNDH se ve claramente supeditada al gobierno en turno, lo cual es grave de por s?.

Para el caso de Oaxaca, a pesar de que desde hace un a?o inicio el conflicto, hasta ahora la CNDH no tiene a?n lista una recomendaci?n.

Hace apenas unos meses, el presidente de la Comisi?n, Jos? Luis Soberanes, present? un informe especial, con un recuento de hechos, pero sin llegar al fondo del asunto.

Ante la Comisi?n se presentaron m?s de 500 denuncias individuales de violaci?n a derechos humanos y garant?as constitucionales por parte del gobierno de Ulises Ruiz y de la Secretar?a de Seguridad P?blica que realizaron detenciones en casas, negocios y en la calle a personas ajenas a la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO).

Bueno, pues todas las denuncias, aunque se trataban de casos independientes, fueron puestas en un mismo paquete por el cuarto visitador de la CNDH, Jorge Ram?n Morales D?az, quien se encuentra totalmente rebasado por el caso m?s grave de violaci?n a los derechos humanos que ha habido en las ?ltimas d?cadas hacia un movimiento social.

Desde los a?os de la ?guerra sucia? no se ten?a registro de que polic?as y soldados hayan actuado con tanta violencia e impunidad en contra de simpatizantes de un movimiento social como es el de la APPO. Hechos como la detenci?n arbitraria a los l?deres, su traslado a c?rceles de alta seguridad, casos de tortura f?sica y psicol?gica, amenazas an?nimas a sus familias, la actuaci?n de grupos paramilitares y la persecuci?n por razones pol?ticas renacieron en Oaxaca.

Ante todo esto la CNDH no se ha pronunciado en contra de las autoridades estatales y federales que cometieron esas felon?as, y con ello s?lo favorece y legitima la cultura de la impunidad oficial.

El caso de la anciana de Zongolica, Veracruz, Ernestina Ascencio Rosario, tambi?n ha puesto a prueba la imparcialidad y el profesionalismo de la CNDH.

M?s all? de la pol?mica que ha causado la p?sima actuaci?n de la Procuradur?a de Veracruz, que se contradijo en los resultados de las necropsias y ?perdi? las pruebas seminales recogidas del cuerpo de la anciana, poniendo as? en duda la existencia de una violaci?n tumultuaria consumada presuntamente por militares, la actuaci?n del presidente de la CNDH ha sobrepasado sus propios l?mites legales.

Cuando el doctor Soberanes dio a conocer en conferencia de prensa los resultados de su investigaci?n, acus? a la Procuradur?a veracruzana de manipular las pruebas y anunci? que presentar?a una demanda penal en contra de esta autoridad; sin embargo, sobrepas? sus propios reglamentos y a la Constituci?n, pues se convirti?, al mismo tiempo, en Ministerio P?blico y en fiscal porque juzg? y sentenci? al gobierno de Veracruz. Adem?s, dio a conocer las conclusiones de una investigaci?n que a?n no concluye y que est? bajo la responsabilidad de la Procuradur?a del estado.

Al parecer Soberanes y su equipo actuaron bajo la consigna de no tocar a las autoridades militares, a pesar de que la Secretar?a de la Defensa Nacional tambi?n habr?a cometido una ilegalidad, pues trat? de manipular el caso cuando en su bolet?n 19, con fecha del 6 de marzo, culp? a ?grupos desafectos? o contrarios a la instituci?n militar de haber cometido ?el crimen buscando inculpar a integrantes de esta dependencia del Ejecutivo Federal y que se abandone el ?rea para con ello continuar con sus actividades?.

Dicho comunicado que hab?a sido distribuido a los medios de comunicaci?n de Veracruz ese mismo d?a, fue retirado horas despu?s por personal militar en las mismas redacciones de peri?dicos y estaciones de radio y televisi?n. Fue sustituido por otro nuevo en el cual ya no aparec?a ese p?rrafo, pero se inclu?a uno nuevo que a la postre provoc? m?s confusi?n.

Resulta que en el nuevo despacho informativo la Sedena manifest? que peritos especialistas ?llevaron a cabo el dictamen pericial en materia forense, consistente en comparar el l?quido seminal recogido del cuerpo de la hoy occisa, con muestras de sangre que se tomen del personal militar?.

Semanas despu?s, en una carta, la Sedena neg? haber tenido muestras del l?quido seminal, la prueba principal de la violaci?n a Ernestina Ascencio.

Pero si con la Sedena no se quiso meter con el presidente Felipe Calder?n, la Comisi?n menos. El mandatario cometi? una irregularidad en una entrevista, al dar a conocer los resultados de la investigaci?n, sin ser el Ministerio P?blico, para asegurar que Ernestina Ascencio hab?a muerto de una ?gastritis aguda?.

La CNDH parece atrapada en su propia red de intereses, lo cual es grave, pues en tiempos de supuesta democracia los derechos humanos est?n supeditados a estos mismos intereses pol?ticos. Es por eso que el Senado de la Rep?blica tiene ahora la responsabilidad de reformar la Ley de Derechos Humanos para transparentar m?s al ombudsman mexicano y recuperar la credibilidad perdida.
Publicado por solaripa69 @ 10:05
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios