Martes, 08 de mayo de 2007
Ra?l Vera: Ej?rcito y otras instituciones federales intensifican acoso en mi contra
JAIME AVILES ENVIADO


Saltillo, Coah., 7 de mayo. Al obispo de Saltillo, Ra?l Vera L?pez, lo despierta el tel?fono a las tres de la ma?ana. Prende la luz y contesta. Una voz de hombre le dice: "Le hablamos de Banamex, porque hay un problema con su cuenta". Monse?or aclara: "Yo no tengo cuenta en Banamex". Su interlocutor le aconseja: "Cu?date mucho". Y cuelga.
"Ya sucedi? varias veces", relata en entrevista con este enviado. "En el identificador de llamadas sale que me hablan del estado de Guerrero, que es de donde son varios de los soldados que est?n presos en Monclova", tras la violaci?n tumultuaria de 13 prostitutas durante la noche del 11 al 12 de julio del a?o pasado en la zona roja del municipio coahuilense de Casta?os.
El obispo asegura que est? siendo objeto de amenazas por miembros del Ej?rcito involucrados en el caso, pero agrega que hace algunas semanas "ven?a yo de noche, de all? de Monclova, rumbo a Saltillo, cuando me empez? a seguir una camioneta blanca, echando las luces altas y peg?ndose mucho, como si tratara de rebasar y no pudiera, aunque nada se lo imped?a", recuerda.
Al llegar a un peque?o poblado, el obispo comenz? a tocar el claxon de su veh?culo para llamar la atenci?n de una patrulla de tr?nsito, a cuyos tripulantes monse?or Vera pidi? auxilio y logr? que detuvieran a la camioneta blanca que pertenec?a, dice, "a la Procuradur?a General de la Rep?blica".
Y agrega, tajante: "Estoy recibiendo presiones y amenazas para que ya no me meta en el caso Casta?os; me queda muy claro que de eso se trata, y veo la mano de algunas dependencias del gobierno federal para que, al igual que en el caso de Zongolica, los militares acusados tengan total impunidad".
Lo m?s preocupante, a?ade, "es que se est? dando una p?sima se?al para que el Ej?rcito haga y deshaga, como si estuvi?ramos en una dictadura".
-?Y la Comisi?n Nacional de los Derechos Humanos?
-Se ha desentendido por completo del asunto -afirma el obispo.
Terror en El P?rsico
Casta?os es un municipio muy pobre, cercano a Monclova, que tiene entre sus pocos atractivos una paup?rrima zona roja semioculta en un potrero. En ese predio hay dos centros nocturnos: Las Playas y El P?rsico, atendidos por mujeres j?venes y desgraciadas de la regi?n. La noche del martes 11 de julio, en la penumbra de Las Playas, estaban embriag?ndose varios hombres, que a medida que pasaba el tiempo gritaban m?s y eran m?s descorteses con las muchachas. Tanto as?, que los vigilantes del cabaret sacaron a uno de ellos y lo guardaron en una especie de celda que sirve precisamente para controlar a los borrachos violentos.
El detenido se llama Jos? Joaqu?n Alvarado F?lix y pertenece al Ej?rcito mexicano, adscrito al regimiento de M?zquiz. Sus acompa?antes lograron muy pronto liberarlo y se lo llevaron a bordo de un taxi que los traslad? a las oficinas del Instituto Federal Electoral (IFE) en Monclova, de donde regresaron a la zona roja 40 minutos m?s tarde a bordo de varios veh?culos oficiales del Ej?rcito, entre ellos un Hummer matr?cula 01914153.
De acuerdo con el reporte de Soledad Jarqu?n Edgar, enviada de la agencia CIMAC al lugar de los hechos -por cuyo trabajo se hizo acreedora al Premio Nacional de Periodismo 2006-, los soldados volvieron "uniformados y armados", y seg?n los testimonios recogidos por monse?or Vera L?pez "en malas condiciones, como intoxicados por drogas y alcohol", que era como supuestamente estaban custodiando los paquetes electorales en el IFE, observa.
Lo que sucedi? a partir del momento en que los soldados entraron en el cabaret El P?rsico, consta en las declaraciones de las 13 prostitutas agredidas. Identific?ndose con sus nombres de batalla -Wendy, Brisa, Cinthia, Malena, Nubia, ex adolescentes de extracci?n campesina, madres solteras, con ocho a?os de experiencia promedio en el oficio-, ellas relataron que los militares enca?onaron con sus rifles a los escasos parroquianos y los obligaron a colocarse bocabajo en el suelo.
A las mujeres las agruparon en la parte frontal del establecimiento y a punta de pistola las hicieron desnudarse, mientras exhortaban a los clientes a abusar de ellas al grito de "at?squense que es gratis". Luego, ellos mismos procedieron a violarlas, en algunos casos simult?neamente entre varios.
En un reporte oficial del presidente municipal de Casta?os, Mauro Z??iga Llanas, a las 2:10 de la ma?ana del mi?rcoles 12, el vigilante Francisco Javier Neira S?nchez solicit? ayuda por tel?fono a la alcald?a. Seis polic?as acudieron a bordo de tres patrullas, pero fueron desarmados por los militares y sometidos en los caminos de brecha que llevan a la zona roja. El edil admite en su informe que despu?s de saber esto tuvo miedo: "pens? que era un ataque del narcotr?fico".
La agresi?n se prolong? casi hasta el amanecer, y las muchachas quedaron en estado de p?nico, debido a la violencia sexual y sicol?gica que padecieron a lo largo de varias horas. Entonces, el gobierno de Coahuila entr? en acci?n. La Secretar?a de la Defensa accedi? a que tomara cartas en el asunto la justicia civil y la procuradur?a estatal inici? una averiguaci?n previa, y gir? 14 ?rdenes de aprehensi?n pese a que eran al menos 20 los soldados que protagonizaron el asalto a la zona roja de Casta?os. Por su parte, el gobernador Humberto Moreira solicit? el auxilio del obispo de Saltillo.
Hasta ahora s?lo han sido capturados siete militares, recuerda monse?or Vera L?pez, de los cuales "uno ya sali? bajo fianza, y a los dem?s dicen que no los pueden agarrar porque desertaron".
-?Y qu? ha pasado con la Comisi?n Nacional de los Derechos Humanos? -se le pregunta.
-Se ha desentendido por completo del asunto, y eso me preocupa. Este es un caso en el que intervinieron soldados que estaban cuidando los paquetes electorales. ?Por qu? abandonaron sus puestos? ?Por qu? llegaron borrachos y drogados a la zona de tolerancia? Yo, en aquel momento, expres? mi esperanza de que intervendr?a Vicente Fox, pero no lo hizo.
-?Y las amenazas contra usted cu?ndo empezaron?
-Ya tienen tiempo, pero se han ido intensificando; cada vez meten m?s presi?n para que se desvanezcan las acusaciones contra los soldados presos.
-?Teme que le puedan hacer algo?
-Me preocupa el giro que est?n tomando las cosas en el pa?s, donde al Ej?rcito se le est? dando carta blanca para que haga y deshaga, como si estuvi?ramos en una dictadura.












Rol peque?ito, juega SRE para paliar la migraci?n
Critican "timideces" de gobiernos frente a Washington
JOSE ANTONIO ROMAN


Elementos del Ej?rcito Mexicano, las polic?as Ministerial de Tabasco y Federal Preventiva rescataron a 172 centroamericanos de una bodega ubicada en el poblado Anacleto Canabal, al oriente de Villahermosa. Los migrantes, quienes pagaron 3 mil d?lares cada uno para llegar a Estados Unidos, presentaban s?ntomas de deshidrataci?n Foto: Luis L?pez/ Notimex
La migraci?n es un fen?meno que ha rebasado por completo las pol?ticas p?blicas aplicadas por el gobierno mexicano para paliarla, reconoci? el subsecretario para Am?rica del Norte, Carlos Rico Ferrat, quien agreg? que, en medio esta complejidad, la Secretar?a de Relaciones Exteriores (SRE) juega un "rol peque?ito".
Indic? que la "ventana" de una reforma migratoria "no se ha cerrado", pues existen posibilidades de que se apruebe "algo" antes de que concluya el a?o.
Al participar en el coloquio internacional Los migrantes en la era de la globalizaci?n, el funcionario escuch?, sin hacer comentarios, que los gobiernos mexicanos -incluido el actual- nunca han aplicado una pol?tica de Estado en materia migratoria, adem?s de que M?xico hace el "trabajo sucio" de Estados Unidos, al detener a tres de cada cuatro migrantes centroamericanos en territorio nacional.
"Nos hemos convertido en el principal filtro" de indocumentados, afirm? Mart?n I?iguez, investigador de la UNAM y consultor externo de la Organizaci?n Internacional para las Migraciones (OIM).
Gobierno inoperante
En una larga jornada que incluy? varios paneles, representantes de diversas organizaciones de migrantes en Estados Unidos se?alaron que el gobierno mexicano ha sido incapaz de defender los derechos humanos de los indocumentados, violados de forma persistente por la Patrulla Fronteriza, am?n de las redadas que se practican en sus centros de trabajo.
Reveriano Orozco S?nchez, coordinador de la Federaci?n de Clubes de Michoacanos en Nevada, critic? los excesivos cobros de los consulados mexicanos en Estados Unidos para realizar tr?mites y expedir la matr?cula consular.
"Nos sentimos solos; el gobierno s?lo hace declaraciones, pero muy pocas acciones concretas. Y la canciller?a es un negocio, pues son miles los tr?mites que realiza y por todos cobra, ninguno es gratuito, adem?s de que hace falta personal en los consulados para ofrecer una buena atenci?n", dijo el dirigente en una conferencia, luego del acto inaugural.
Al coloquio, realizado en el Instituto Jos? Mar?a Luis Mora, se dieron cita l?deres de las principales organizaciones de migrantes, funcionarios de organismos internacionales, acad?micos, activistas y representantes de la sociedad civil de diversos pa?ses.
Oscar Chac?n, de la Alianza Nacional de Comunidades Latinoamericanas y Caribe?as, lament? que muchos gobiernos del hemisferio "pidan t?midamente" que sean respetados los derechos humanos de sus connacionales sin darse cuenta de que pueden protestar con mayor energ?a si lo hacen de forma colectiva, poniendo por delante el inter?s regional com?n.
Inclusive, dijo, estos gobiernos "asumen una actitud de limosneros y se conforman con lo que les dan, sin pensar siquiera que los pa?ses destinatarios (en este caso Estados Unidos) son los principales beneficiarios de la migraci?n. ?O ustedes creen que los migrantes no tienen nada que ver con el crecimiento econ?mico de esa naci?n?, que s?lo en los a?os 90 creci? en promedio 4.5 por ciento".
Protestas "t?midas" de gobiernos
Chac?n record? que con frecuencia los gobiernos latinoamericanos argumentan que el tema de la reforma migratoria es asunto de Estados Unidos, y con esa excusa cobijan su timidez para reclamar respeto a los derechos humanos de sus connacionales. A los gobiernos latinoamericanos "les falta mucho para asumir un rol de inter?s regional com?n, y tambi?n para aprender a compaginar la soberan?a nacional con la interdependencia".
Al coloquio tambi?n asisti? el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Leopoldo Gonz?lez, quien hizo un llamado al gobierno mexicano a impulsar una pol?tica de protecci?n a los connacionales, al tiempo que rechaz? la edificaci?n del muro en la frontera sur de Estados Unidos.


Ni?os confrontan a Minuteman

Video muestra reacci?n de alumnos ante la presencia del grupo antiinmigrante en Santa Ana; un tercio de la poblaci?n de esa poblaci?n es indocumentada

J. Jaime Hern?ndez
El Universal

Martes 08 de mayo de 2007
SANTA ANA, California.- El video ha comenzado a circular con profusa intensidad a trav?s de YouTube para dejar en evidencia el clima antiinmigrante que se vive en Estados Unidos. En la cinta se observa a un grupo de los Minuteman que, el pasado 1 de mayo, decidieron manifestarse a las puertas del Consulado de M?xico en Santa Ana para pedir la deportaci?n de 12 millones de indocumentados que luchan por sus derechos adquiridos y una v?a a la legalizaci?n.
"El grupo de los Minuteman lleg? sin previo aviso y con el fin de provocar a nuestra gente. Yo sal? a la calle para pedirle a la gente que se metiera al Consulado y no respondiera a las provocaciones. Fue entonces que un grupo de ni?os de kinder, que est? justo frente a nuestras oficinas, se percataron de la presencia de los Minuteman y les comenzaron a gritar ?M?xico, M?xico, M?xico?", asegur? el C?nsul de M?xico en Santa Ana, Luis Miguel Ortiz Haro.
"El incidente, por fortuna, no fue a m?s. Un par de patrullas de la polic?a vino y les pidi? a los Minuteman que desalojaran. Pero la respuesta de los ni?os deja en evidencia el clima antiinmigrante que se vive todos los d?as en Santa Ana, uno de los m?s importantes enclaves de ese movimiento", asegur? Ortiz Haro.
Las im?genes de ni?os confrontando a un grupo de los Minuteman ha provocado reacciones encontradas. Mientras un sector de la opini?n anglosajona se ha declarado escandalizada por el tipo de educaci?n, y la "falta de respeto y patriotismo" que han mostrado estos ni?os, otros grupos coinciden en se?alar que la reacci?n de los menores s?lo revela el grado de conciencia que ha permeado entre una infancia jaloneada constantemente por los ataques racistas y el debate migratorio.
"Los ni?os que confrontaron a los Minuteman y les gritaron ?M?xico?, son ni?os que muy posiblemente han sufrido en carne propia la deportaci?n de sus padres o el sufrimiento de su familia por no tener los papeles en regla. O que han visto c?mo estos grupos racistas y antiinmigrantes se han colocado a la cabeza de campa?as para exigir a la polic?a la detenci?n y deportaci?n de los indocumentados. As? es que no es de extra?ar que los ni?os hayan reaccionado de esa manera", asegur? el sacerdote Luis ?ngel Nieto, uno de los m?s respetados l?deres en defensa de los inmigrantes en el sur de California.
La ciudad de Santa Ana -la mayor del condado de Orange- cuenta con un padr?n de 350 mil habitantes, de los cuales poco m?s de un tercio son indocumentados. En otras palabras, llegaron a Estados Unidos de manera ilegal, en su mayor?a atravesando la frontera con M?xico. No tienen papeles, identidad oficial ni derecho al voto.
Por esta raz?n, el Consulado de M?xico en Santa Ana es uno de los m?s concurridos en el sur de California.
En sus oficinas se emiten todos los d?as cientos de pasaportes y matr?culas consulares para evitar que un considerable n?mero de inmigrantes sean detenidos por carecer de una identificaci?n oficial. La expansi?n de la comunidad latina en el condado de Orange -donde se calcula que residen poco m?s de un mill?n de inmigrantes de origen mexicano- ha desatado una intensa campa?a antiinmigrante en ciudades como Costa Mesa, donde la polic?a ha sido autorizada para ejercer las labores de la Patrulla Fronteriza para arrestar y deportar a inmigrantes indocumentados.
Publicado por solaripa69 @ 9:37
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios