Viernes, 11 de mayo de 2007
Riesgo de que se use el cuerpo de elite para la represi?n: legisladores
Es inconstitucional y representa el abandono del Estado en materia de seguridad: ONG
ANDREA BECERRIL , ENRIQUE MENDEZ , VICTOR BALLINAS
Los coordinadores de las bancadas de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acci?n Nacional (PAN) y de la Revoluci?n Democr?tica (PRD) en la C?mara de Senadores consideraron importante la creaci?n de un grupo de elite del Ej?rcito para combatir el crimen organizado, de manera especial el narcotr?fico, pero advirtieron que deben definirse bien sus facultades para que no se caiga en la tentaci?n de usarlo para reprimir movimientos sociales, disidentes pol?ticos o cometer excesos.
En la C?mara de Diputados, el PRD cuestion? el decreto por el que el Ejecutivo cre? el nuevo cuerpo militar, y advirti? que constituye un peligro que el Ej?rcito participe en tareas de car?cter policiaco y preventivo. El coordinador del PRD en el Palacio Legislativo de San L?zaro, Javier Gonz?lez Garza, resalt? que el nuevo cuerpo militar de elite "nos parece una desmesura peligros?sima, porque con el Ej?rcito no se puede jugar".
En tanto, el coordinador de los senadores del PRD, Carlos Navarrete, dijo que exigir? que se revisen las funciones y atribuciones de ese organismo, ya que preocupa que pueda actuar en "situaciones cr?ticas de perturbaci?n de la paz social, tal como se expresa en el decreto por el que se crea ese grupo militar".
"Quien perturba la paz social del pa?s es el crimen organizado, y pretender equipararlo con una manifestaci?n p?blica o un conflicto social ser?a una barbaridad, por eso hay que focalizar este cuerpo de elite, sus facultades, mandos y objetivo fundamental", recalc? Navarrete.
Asimismo, el coordinador de los senadores panistas, Santiago Creel, dijo que en ninguna forma alguna podr? utilizarse ese grupo para reprimir movimientos sociales. Destac? que el combate a la inseguridad y la violencia desatada en el pa?s mejorar? con la actuaci?n de este nuevo cuerpo militar, lo que adem?s permitir? el eventual regreso de los integrantes de las fuerzas armadas a sus cuarteles.
El coordinador de los senadores pri?stas y presidente de la C?mara de Senadores, Manlio Fabio Beltrones, dijo que debe ponerse fecha al retiro del Ej?rcito de las calles, y vigilar de manera especial a este nuevo grupo de elite, toda vez que los organismos de este tipo, si no tienen supervisi?n y control, "terminan por contaminarse y cometer excesos".
La fracci?n del PRI, recalc? Beltrones, pondr? atenci?n especial a que esto no suceda, y conf?a en que el Ej?rcito deje de participar en tareas policiacas.
Por otra parte, el PRD cuestion? en la C?mara de Diputados el decreto por el que el presidente Felipe Calder?n constituy? el cuerpo de militar de elite, no s?lo porque asume funciones de la Polic?a Federal Preventiva (PFP), sino porque constituye un peligro que el Ej?rcito participe en tareas de car?cter policiaco y preventivo.
Javier Gonz?lez Garza resalt? el hecho de que este cuerpo especial s?lo recibir? ?rdenes del Ejecutivo. "El se?or Calder?n lo que quiere es un Ej?rcito de elite para ordenarles nada m?s ?l. Nos parece una desmesura peligros?sima, porque con el Ej?rcito no se puede jugar".
Dijo que, a partir de lo publicado en el decreto, el gobierno federal podr? ocupar este cuerpo especial contra las protestas sociales, "y entonces debemos tener mucho cuidado; en nuestra opini?n, la conformaci?n de este grupo es anticonstitucional e invade las atribuciones que son exclusivas de la PFP en la preservaci?n de las libertades, el orden y la paz p?blica".
Seguridad, tarea de civiles
El secretario ejecutivo de la Red Nacional de Organismos de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todos, Edgar Cortez, asever? que la creaci?n del nuevo cuerpo militar de elite por parte del presidente Calder?n "va contra la Constituci?n y significa el abandono total de la responsabilidad del gobierno en materia de seguridad p?blica, que debe ser una tarea realizada por civiles. Es una perversi?n de un Estado democr?tico, y se debe hacerle un cuestionamiento serio al Presidente por esa decisi?n".
Cortez destac? que es un enorme riesgo otorgarle m?s facultades discrecionales y mayores oportunidades al Ej?rcito para participar en cualquier cosa; "es un enorme riesgo abrirle tanto las posibilidades a los militares, sin mecanismos de control y vigilancia, adem?s de que es una tarea que no corresponde al Ej?rcito".
El secretario ejecutivo de la Red Todos los Derechos para Todos manifest? que de haber entrado como organismo de apoyo a tareas de seguridad, ahora resulta que el Ej?rcito es la instituci?n fundamental en esas actividades, y "eso me parece un enorme riesgo, sobre todo porque en el decreto por el que se crea se indica que 'estar?n capacitados -el cuerpo de elite- en el manejo de situaciones cr?ticas de perturbaci?n o alteraci?n de la paz social y seguridad p?blica' para restablecer el orden y el estado de derecho".
Esta decisi?n de Calder?n, asever? Cortez, va en contra de lo que han manifestado instancias internacionales, como la Comisi?n Interamericana de Derechos Humanos y la Organizaci?n de las Naciones Unidas (ONU), las cuales no de ahora, sino por lo menos desde hace una d?cada, han advertido de los riesgos que implica dejar en manos de militares las tareas de seguridad".
L?deres de Atenco, m?s que estar en prisi?n, viven en un centro de exterminio: familiares
Con variadas argucias se impide que reciban visitas de sus parientes en el Altiplano
ISRAEL DAVILA


Ignacio del Valle (izquierda) y Ad?n Espinoza, dos de los l?deres de ejidatarios de San Salvador Atenco, en una fotograf?a de julio de 2002. Familiares de Del Valle denunciaron el hostigamiento que padece en prisi?n Foto: Francisco Olvera
Almoloya de Ju?rez, Mex., 10 de mayo. Desde su ingreso al penal de m?xima seguridad del Altiplano, antes La Palma, en mayo de 2006, Ignacio del Valle, Felipe Alvarez y H?ctor Galindo, dirigentes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de San Salvador Atenco, han estado sometidos a un hostigamiento permanente de las autoridades, denunciaron hoy familiares de estos internos.
Castigos recurrentes, abusos del personal de custodia, tratos denigrantes en el interior de la c?rcel y el impedimento para que sus familiares los puedan visitar cada semana, han sido algunas de las situaciones que durante un a?o han tenido que enfrentar los integrantes del FPDT, que el s?bado pasado fueron sentenciados a 67 a?os y medio de prisi?n.
"Este no es un centro de readaptaci?n social sino un centro de exterminio", dijo una de las parientes de los dirigentes del movimiento de Atenco, quien prefiere no dar el nombre para que no le nieguen, de nueva cuenta, el ingreso al penal.
Sumidos en la rabia por la excesiva condena que les impusieron a Del Valle, Alvarez y Galindo, los familiares revelan una serie de irregularidades a las que se han enfrentando desde que las autoridades determinaron declarar a los tres atenquenses como personas de alta peligrosidad.
Por ejemplo, la madre adoptiva de H?ctor Galindo no ha podido ingresar al penal y ver al detenido, debido a que la direcci?n del centro penitenciario no reconoce la existencia de parentesco entre ellos, por lo que cada semana se le niega el ingreso.
A pesar de que ha acudido a la Comisi?n de Derechos Humanos, la se?ora no ha tenido ?xito.
Por su parte, la esposa de Felipe Alvarez s?lo ha podido ver a su marido en dos ocasiones en un a?o que lleva recluido en el penal del Altiplano. La direcci?n del centro federal de readaptaci?n social no quiere otorgarle el permiso para su ingreso, debido a que el nombre de su acta de nacimiento con el que aparece en la credencial de elector no es id?ntico, aun cuando se trata de la misma persona. A Felipe s?lo lo ha podido visitar su hermano.
El caso de Ignacio del Valle no es diferente. Sus hermanas tampoco han tenido suerte, y al l?der m?s visible del movimiento s?lo lo frecuenta un familiar a quien no le han puesto obst?culos las autoridades. No obstante ni sus hijos ni su esposa ni varias de sus hermanas lo han podido ver en este a?o de reclusi?n.
Los tres atenquenses no tienen derecho a nada en el interior del penal del Altiplano. Libros, peri?dicos y revistas las tienen prohibidas. Si las cartas que les env?an sus familiares tienen dibujos o marcas, son severamente castigados con el aislamiento hasta por tres semanas, como ya ha ocurrido con Ignacio del Valle y Felipe Alvarez.
Tambi?n les cancelan continuamente su derecho a una llamada telef?nica a la semana. Les dan cinco minutos para comer y si no lo hacen en ese periodo, los regresan a su celda.
Cabe se?alar que los familiares aseguraron que cada vez que salen y entran a la celda son desnudados para ser revisados por el personal de custodia.
Adem?s, en el interior del penal existen castigos colectivos, es decir, si alguien comete una falta en alg?n m?dulo, todos los internos recluidos ah? son castigados.
Los tres atenquenses se encuentran separados y en distintos m?dulos, por lo que es imposible que haya contacto entre ellos. Ignacio del Valle se encuentra en el m?dulo 4 del penal de m?xima seguridad, Felipe Alvarez pas? del 5 al 8 y H?ctor Galindo ser? trasladado a otro modulo, ya que hace unos d?as hab?a permanecido tambi?n en el 8.
Fue hasta hace dos semanas, cuando una comisi?n de magistrados de la Corte visit? a los l?deres del FPDT, que las cosas han cambiado un poco. "Pero de seguro este cambio de actitud es temporal, porque cuando la Corte concluya con sus visitas para la investigaci?n que realiza por los hechos de mayo del a?o pasado, todo volver? a ser igual para ellos", coment? otro de sus parientes.
Ahora, tras ser sentenciados, los familiares aseguran que Del Valle, Alvarez y Galindo se encuentran tranquilos. "As? nos los han expresado porque saben que son inocentes. S?lo nos piden que sigamos en lucha", dijeron.
Publicado por solaripa69 @ 9:48
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios