Lunes, 14 de mayo de 2007
La democracia depende del fallo a la ley Televisa
La Corte puede dar una gran lecci?n al Ejecutivo y al Legislativo
Revela que existe una grabaci?n del exhorto de Manuel Espino a los parlamentarios panistas para que en 2006 votaran en favor de esa normativa, porque as? conven?a a Felipe Calder?n
ANDREA BECERRIL


Javier Corral, durante la entrevista con La Jornada Foto: Carlos Ramos Mamahua
De la decisi?n que tome la Suprema Corte de Justicia de la Naci?n (SCJN) en torno a la ley Televisa depende el futuro de la democracia en M?xico. Los ministros pueden dar una gran lecci?n a los poderes Ejecutivo y Legislativo, que "terminaron doblegados ante la presi?n y el chantaje de las televisoras", advirti? Javier Corral Jurado, ex senador por el Partido Acci?n Nacional (PAN).
En entrevista con La Jornada respondi? al dirigente nacional de su partido, Manuel Espino, quien d?as antes le exigi? probar que se hubiera presionado a los panistas para votar en sus t?rminos la pol?mica legislaci?n de medios electr?nicos: "Qu? mayor presi?n para un militante de Acci?n Nacional, que le digan que de la aprobaci?n de una ley depende que su candidato presidencial triunfe, que sin Televisa no ganamos".
Corral record? a Espino la existencia de una grabaci?n de ese debate de ocho horas, del 21 de marzo de 2006, en el que el dirigente, "en nombre del sistema nacional PAN", pidi? al grupo legislativo, encabezado entonces por H?ctor Larios, el voto en favor de la ley Televisa, porque as? conven?a a Felipe Calder?n.
A su juicio, Espino, Larios, la ahora secretaria de Educaci?n P?blica, Josefina V?zquez Mota, y los otros actores pol?ticos involucrados "en este proceso tan penoso", deben seguir el ejemplo de Santiago Creel, ex secretario de Gobernaci?n, y rectificar.
Aun si la Corte declarara s?lo parcialmente fundada la acci?n de inconstitucionalidad contra la ley Televisa, como se propone en el proyecto de resoluci?n del ministro Sergio Salvador Aguirre Anguiano, "ser? una avance fundamental, para hacer luego una correcci?n mayor, que quedar? a cargo del Congreso".
Sin embargo, reconoci?, se requieren los votos de ocho ministros.
Representante com?n, junto con el pri?sta Manuel Bartlett, de los 47 senadores de las fuerzas pol?ticas que presentaron hace un a?o la acci?n de inconstitucionalidad contra las reformas a la Ley Federal de Radio y Televisi?n y la Ley Federal de Telecomunicaciones, conocidas como ley Televisa, Corral Jurado advirti? que ha sido una "larga y dura batalla contra intereses muy poderosos, pero est?n satisfechos y conf?an en que los ministros, libres de presiones indebidas y de chantajes, asuman su papel hist?rico de garantes de la Constituci?n, pero tambi?n de ?rbitros de la transici?n pol?tica frente a los poderes f?cticos".
La presencia constante de funcionarios y emisarios de Televisa en la SCJN, intensificada luego de que se divulg? la propuesta de resoluci?n, "comprueba su autor?a en el dise?o de la ley; asisten sin tener representaci?n alguna en el proceso, porque son los principales beneficiarios de la legislaci?n", advirti? Corral.
Consider? vergonzoso que dos senadores, Federico D?ring (del PAN) y Javier Orozco (del Partido Verde Ecologista de M?xico), "est?n reducidos a la defensa de estrictos intereses particulares, en uno de los mayores despojos que se ha intentado cometer contra la naci?n".
-Espino sostiene que no dio instrucci?n a los senadores para que aprobaran en sus t?rminos la ley Televisa y hasta le exige que pruebe sus dichos -se le plantea.
-A m?, el presidente nacional de mi partido no me va a hacer pasar como mentiroso. Si ?l quiere, revelo los contenidos exactos del debate que se dio la tarde-noche del 21 de marzo de 2006. Hasta ahora he mantenido en t?rminos de confidencialidad esa discusi?n brutal que se dio, en lo que fue uno de los d?as m?s tristes de mi vida, por los argumentos esgrimidos. Espino debe recordar que ese debate est? grabado, fueron ocho horas de discusi?n y todas est?n grabadas.
-Al otro d?a, el 22 de marzo, La Jornada public? una nota informativa, con versiones de algunos senadores de que Espino les pidi? aprobar la ley Televisa, porque la televisora se compromet?a a hacer la campa?a a Felipe Calder?n que le permitir?a ganar. ?As? fue?
-S?. No puede haber presi?n mayor para un legislador que le digan que de la aprobaci?n de un una ley depende el triunfo del candidato presidencial, que la posibilidad de llegar o no a Los Pinos depende de esto, y que "sin Televisa no ganamos".
Corral aclar? que ?l no se dej? presionar y vot? en contra en la reuni?n con Espino y al otro d?a declar? que la decisi?n de la bancada panista de apoyar en sus t?rminos la ley Televisa fue por criterios de estricto car?cter electoral. "Pero que la presi?n cay? al grupo, ?le cay?!". La mayor?a se sum? a la petici?n de Espino, a pesar de que el grupo legislativo hab?a acordado en una reuni?n plenaria, celebrada poco antes -en Morelos- 13 modificaciones de fondo a la ley, ya que ?sta, en palabras del entonces coordinador, H?ctor Larios, requer?a de "una cirug?a mayor", por contener insuficiencias, deficiencias y aberraciones.
Advirti? luego que Espino va en contra "del momento de la rectificaci?n" de actitudes, como la asumida por el ahora coordinador de los senadores del PAN, Santiago Creel, quien reconoci? p?blicamente que la ley Televisa se impuso por presiones electorales.
"A Creel -dijo- hay que reconocerle que es el primero que tiene la valent?a de rectificar, luego de un proceso de reflexi?n de su actuar pol?tico y gubernamental". Es un ejemplo que deber?an seguir Espino, Larios, V?zquez Mota y "los dem?s actores pol?ticos que estuvieron involucrados en este proceso tan penoso".
Corral sostuvo que los partidos Revolucionario Institucional, de la Revoluci?n Democr?tica y PAN, as? como sus candidatos presidenciales son responsables de la aprobaci?n de la ley Televisa, "no s?lo por su silencio, sino por el visto bueno que dieron a la legislaci?n en distintos momentos". Hubo quien rectific?, el PRD en el Senado, y su candidato presidencial, Andr?s Manuel L?pez Obrador, pero, todos, recalc?, "fueron rehenes de ese principio absurdo de no pelearse con la televisi?n, con la valoraci?n de que la necesitaban para ganar".
Los pol?ticos, insisti?, seguir?n como rehenes de las televisoras si no reconocen que legislar en materia de medios de comunicaci?n es uno de los temas torales de la reforma del Estado.
Coment? que la ponencia del ministro Aguirre Anguiano significa de alguna manera "un triunfo de car?cter moral, jur?dico y pol?tico", para la minor?a que present? la acci?n de inconstitucionalidad, toda vez que les da la raz?n en la objeci?n central, contenida en el art?culo 28 de la Ley Federal de Radio y Televisi?n, de que se cre? un r?gimen privilegiado para los actuales concesionarios, en especial para los dos televisoras, lo que reforzar? la concentraci?n monop?lica de los medios.
Es reconfortante, agreg?, que el ministro Aguirre Anguiano retomara intervenciones completas de quienes la madrugada del 30 de marzo de 2006 argumentaron una y otra vez, en la tribuna del Senado, sobre las consecuencias negativas de la legislaci?n, sin ser siquiera rebatidos por una mayor?a decidida a aprobar por consigna la ley Televisa.
Sin embargo, dijo, se desestimaron algunas de las peticiones de inconstitucionalidad, como el refrendo autom?tico, a perpetuidad de las concesiones y las facultades de la Comisi?n Federal de Telecomunicaciones. Esos temas, adelant?, se tratar?n de recuperar en la discusi?n con los ministros.
Hizo notar que el presidente de la SCJN, Guillermo Ortiz Mayagoitia, "ha tenido una actitud muy transparente, muy moderna, que se le debe reconocer, al decidir ventilar la discusi?n, hacerla p?blica". Con ese criterio, decidi? abrir dos sesiones de audiencias p?blicas conjuntas, una hoy, en que recibir? a todos aquellos en favor de la ley Televisa y el martes a los contrarios.
Buena parte de los 47 ex senadores que interpusieron la demanda estar?n con Ortiz Mayagoitia el martes, pero, opin? Corral, "lo interesante es ver qui?nes acuden hoy, ya que a Televisa le sobran asesores y cabilderos".
La Ley del ISSSTE, dise?ada para que "no se cobren las pensiones"
EMIR OLIVARES ALONSO
La nueva Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) est? dise?ada para que los bur?cratas "se mueran y no cobren su pensi?n", adem?s de que viola el art?culo 14 constitucional referente a la retroactividad de las leyes, debido a que afecta a los actuales trabajadores cotizantes a ese instituto, pues pierden derechos adquiridos durante a?os, establece un informe elaborado por la agrupaci?n Unidad de Estudios sobre Seguridad Social (UESS).
En el documento, la organizaci?n analiza varios art?culos que afectan de manera directa a los trabajadores del Estado, entre los que encontr? que el concepto de jubilaci?n "ha desaparecido" de la redacci?n, y ahora se traslada a una pensi?n que ser? administrada por una aseguradora privada.
Otro punto es que el art?culo 42 establece que las aportaciones de los trabajadores para su fondo de pensi?n ser?n de 13.525 por ciento de su salario base, mientras que el gobierno aportar? 13.9 por ciento, pero del salario m?nimo vigente en 1997 en el Distrito Federal, lo que representa 3.67 pesos.
El estudio agrega que el argumento de que las pensiones y jubilaciones anteriores eran costosas para el erario "son falsas", pues de los 627 mil 802 pensionados hasta 2006, el a?o pasado (con el antiguo r?gimen de 1983) se gast? 42 mil millones de pesos, que dividido entre la cantidad total de beneficiarios se otorg? una cantidad por ex trabajador de 66 mil 990 pesos, mientras que por la pensi?n de los ?ltimos cinco ex presidentes de la Rep?blica se gasta 65 millones por cada uno al a?o.
Eduardo P?rez, integrante de UESS, subray? que con las disposiciones de la nueva ley, que con base en el art?culo 92 establece una pensi?n garantizada de 3 mil 34 pesos, lo que "se consigue es que el gobierno de Felipe Calder?n se ahorre 2 mil 541 pesos al mes por pensi?n promedio, lo que equivale a un recorte de 45.5 por ciento total".
El an?lisis realizado por la UESS refiere que otra de las consecuencias que tendr? la nueva ley del ISSSTE es que no se tomar?n en cuenta -como lo establec?a la ley del 83- extras al salario de los trabajadores, como el sobresueldo y las compensaciones, es decir, la pensi?n tendr? como base s?lo el sueldo tabular, sin agregar la antig?edad o los pagos adicionales por distintas condiciones, lo que representar?a una p?rdida de entre 30 y 35 por ciento del monto final de la pensi?n.
Una m?s de las afectaciones que tendr? para los trabajadores -actuales y de nuevo ingreso- es que no se les permitir?a gozar de dos pensiones, pese a que hubiesen cotizado tanto para el ISSSTE como para el Instituto Mexicano del Seguro Social.
Asimismo, agrega que la nueva reglamentaci?n del ISSSTE condena a los trabajadores que se pensionen a no volver a trabajar, como lo establece el art?culo 96, que subraya que en caso de que un pensionado del instituto adquiera otro empleo, se le cancelar? el pago de su pensi?n. "Si alguien se jubil? a una edad de 51 a?os, que es productiva, y por tanto consigue otro empleo por necesidad o por hacer algo y le corresponde por ley el Seguro Social, ahora cuando sea detectado, inmediatamente le ser? suspendida la pensi?n. Ahora van a prohibir hasta trabajar y ser productivo", concluy?.

?Era como si estuvieran pose?dos??
carolina vel?squez
Narra v?ctima de Casta?os su experiencia personal

M?xico, D.F., 14 mayo (apro-cimac).- ?Dijeron que ellos eran soldados; que eran superiores a cualquiera; que ten?an derecho a hacer lo que quisieran. Adem?s, nosotras ?ramos unas putas y para eso est?bamos, para complacerlos en todo.

?Primero fue uno de ellos. Me tom? por la fuerza, me golpe? y me hizo mucho da?o. Se port? como un loco, como un verdadero cobarde. Yo estoy acostumbrada a tratar con todo tipo de hombres y algunos son groseros, pero esto era muy diferente. Los soldados disfrutaban con nuestro dolor, era como un juego perverso, en el cual todos quer?an ganar?.

?Mim?, la autora de estos dos p?rrafos, narr? --en un texto de cinco p?ginas titulado ?Prisionera de la vida?--, una experiencia que la marc? para siempre. Lo hizo ante 200 mujeres reunidas en el encuentro Mujeres en Resistencia, realizado en la ciudad de Oaxaca, del 26 al 28 de abril pasado.

Ella es una de las v?ctimas de la violaci?n cometida por militares a 13 mujeres en Casta?os, Coahuila, el 11 de julio de 2006.

Despu?s de lo sucedido esa madrugada en los bares ?El P?rsico? y ?La Playa?, en la zona de tolerancia de Casta?os, ?Mim? dice que se arm? de valor y con la ayuda de algunas personas decidi? hacer una denuncia.

?Por una parte, para que estos desgraciados paguen por lo que hicieron, para que se haga justicia, pero principalmente porque de esta forma puedo recobrar mi dignidad. He pasado por mucho; mi calvario a?n contin?a. Entre los peritajes, las declaraciones y las visitas con la psic?loga transcurre mi vida, pero gracias a eso he aprendido que, independientemente de mi oficio, yo tengo derecho a decidir y que nadie puede ni debe forzarme a hacer algo que yo no quiera?, se?ala.

?Mim? habl? ante mujeres de San Salvador Atenco, Zongolica, la APPO de Oaxaca, migrantes en Estados Unidos y representantes internacionales.

Casta?os, ubicado a 260 kil?metros de la frontera con Estados Unidos, es un municipio pobre habitado por 24,936 personas (12,257 mujeres), que vive de la agricultura y, sobre todo, del trabajo en la zona industrial de Monclova. A casi un a?o de los hechos, de un proceso judicial por la v?a civil contra 8 soldados detenidos (cuatro a?n est?n pr?fugos), se espera que la resoluci?n del juez se d? a conocer a fines de julio pr?ximo.

Esta es la tortura vivida por ?Mim? la noche del martes 11 de julio.

?Una nueva y terrible sorpresa me depar? la vida, a m? y a todas mis compa?eras, cuando todo un batall?n de soldados lleg? hasta los salones de la zona de tolerancia en que yo trabajaba. Eran muchos. Ven?an a bordo de veh?culos Hummer de los que usan en el Ej?rcito, con uniformes y todo tipo de uniformes.

?Ahora s? que se trataba del 14 Regimiento Motorizado. Yo no tengo idea de que signifique eso. S?lo s? que no tuvieron piedad. Era como si estuvieran pose?dos o como s? un odio irrazonable provocara su iracundo y depravado proceder. Me doli? y mucho. Eso que nos pas? no lo merece ninguna mujer. Fue como ellos quisieron. Me desnudaron y tuve que bailar mientras observaban y se re?an. En todo momento me apuntaron con sus armas. Me gritaron un sin fin de groser?as, me humillaron, me hicieron sentir peor que basura.

?Vino uno, otro y todav?a otro m?s. Mientras mi miedo crec?a, pensaba que era el fin. Yo casi pod?a jurar que me iban a matar; a todos nos iban a matar.

?Despu?s de que abusaron de m?, esos tres degenerados me llevaron junto a las dem?s. Nos pusieron desnudas de frente en una pared y simularon un fusilamiento. Tengo muy grabada la voz de uno de ellos, que era el que daba las ?rdenes. Yo me sent? morir. Es lo peor que me ha pasado en mi vida.

?Justo cuando esperaba el tiro que terminar?a con mi vida, cerr? mi ojos y rec?. Pens? en todo lo que hasta ahora hab?a sido mi vida. Fue entonces que pude escuchar las risas. Eran carcajadas burlonas. Abr? mis ojos y dijeron ?bang! Ese momento jam?s se me olvidar?; a?n tengo pesadillas por las noches. Tengo miedo y siento que continuamente alguien me persigue. Es horrible, como en un momento pueden arruinarte la vida para siempre?.



?La impunidad del fuero militar?

La prensa local y nacional han reportado sistem?ticamente el caso de las 13 mujeres violadas por elementos del Ej?rcito mexicano en Casta?os, Coahuila, el 11 de julio de 2006. Aun cuando no es la primera vez que este tipo de hechos suceden, es el ?nico en el que, hasta ahora, en M?xico se juzga por la v?a civil a 8 elementos del Ej?rcito. El proceso ya concluy? y las v?ctimas est?n en espera de que se castigue a los culpables.

Desde 1994 en Chiapas y hasta 2006 en Coahuila, los elementos del Ej?rcito mexicano involucrados en delitos de violaci?n sexual contra mujeres, no han sido castigados. En tanto, sus v?ctimas, mujeres ind?genas o pobres, viven el calvario del miedo y la intimidaci?n, se?ala la reportera Soledad Jarqu?n Edgar en el texto ?La impunidad del fuero militar. Violaci?n sexual contra mujeres?.

Jarqu?n documenta los casos pendientes y los se?alamientos de ong`s defensoras de derechos humanos, como Amnist?a Internacional (AI) y la Comisi?n Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), respecto de la causa de su no soluci?n a favor de las v?ctimas: el fuero militar.

?El fuero militar ha sido el principal obst?culo para la realizaci?n de acciones justas e imparciales y es una flagrante violaci?n a los derechos humanos que ninguna autoridad legislativa se atreve a corregir, como la existencia de una ley particular que se aplica a militares sobre la propia Constituci?n mexicana?, se?ala.

Seis son los casos pendientes: tres tzeltales violadas en Chiapas (junio 4 de 1994); dos tlapanecas violadas en Zopilotepec, Atlixtac de ?lvarez, Guerrero (diciembre 3 de 1997); 12 mujeres violadas en la zona Loxicha, en Oaxaca (1997); dos mujeres violadas de Barrio Nuevo San Jos?, Tlacoachixtlahuaca, Guerrero (abril 21 de 1999); una mujer agredida sexualmente en Barranca Bejuco, Acatepec, Guerrero (febrero 16 de 2002), una mujer violada en Barranca Tecuani, Ayutla de los Libres, Guerrero (marzo 22 de 2002).

A ?stos se suma el reciente caso de la ind?gena nahua Ernestina Ascencio, presuntamente violada y asesinada por elementos del Ej?rcito en la Sierra de Zongolica.
Publicado por solaripa69 @ 13:32
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios