Martes, 29 de mayo de 2007
Por qu? deben ser eternas las concesiones televisivas

Luis Britto Garc?a
Rebeli?n

Uno

Durante los agitados debates de las elecciones espa?olas ocup? alg?n espacio en la prensa madrile?a la argumentaci?n de Marcel Granier a favor de la renovaci?n indefinida de la concesi?n que otorg? el Estado Venezolano en1952 a Radio Caracas Televisi?n (RCTV), planta de la cual es copropietario. A buen entendedor, pocas palabras. Para quienes comprenden la l?gica de la propiedad, un propietario no necesita hablar. Los dem?s, los duros de o?do, debemos esforzarnos para captar el mensaje que durante medio siglo ha vertido un oligopolio televisivo en un pa?s latinoamericano, y del cual ofrece ahora varias selectas perlas al p?blico ib?rico.

Dos

En su p?gina editorial del 18 de abril de 2007, El Mundo del Siglo Veintiuno subtitula o m?s bien ordena ?El gobierno debe ayudar a Radio Caracas TV?. El argumento no puede ser m?s irrebatible: ?los directivos de Radio Caracas Televisi?n creen que s?lo una presi?n muy fuerte sobre el atrabiliario presidente ser?a capaz de disuadirle de su intenci?n de cerrar el canal?. Vamos a ver si entiendo, si los espa?oles entienden. Cuando los propietarios de una empresa (venezolana) crean que es necesaria una ?presi?n muy fuerte? sobre el atrabiliario Presidente (electo por los venezolanos), el gobierno (espa?ol) debe movilizar unos cuantos tercios de Flandes y enviarlos en alguna Invencible Armada a poner cara de pocos amigos por las Indias. Es modesto Granier. Apenas requiere tambi?n en El Pa?s del 25 de abril que a esta Santa Cruzada se sumen ?La Uni?n Europea?, y en el del 3 de mayo, ?Washington?, O lo que es lo mismo: el gobierno de Venezuela no tiene otra autoridad que la que le dispensen el de Espa?a, el de la UE o el de EEUU; ?stos no cumplen otra funci?n que la de cuidar los intereses de Granier. Resumamos: los propietarios de RCTV no reconocen que en Am?rica Latina ocurri? un proceso llamado Independencia. Hombre, t?o, comentar?a con toda raz?n el elector a quien su candidato le viniera a pedir votos para sustentar esta majader?a.

Tres

A quien tiene, m?s le ser? dado, dice la Escritura, y es el ?nico Evangelio que los propietarios acatan. El 15 de mayo de 2007, en entrevista para Francisco Peregil publicada en El Pa?s, Granier recomienda a su cadena por acumular ?una cuota de pantalla de entre el 35% y el 40%?. Moderado, no a?ade que a esta cuota se unen las audiencias de dos radioemisoras, y en cierta ?poca los lectores del Diario de Caracas; que sus tent?culos abarcan consorcios productores de contenidos y de publicidad; que su canal acapara el 36% de toda la facturaci?n publicitaria del ramo, que conjuntamente con la empresa Venevisi?n integra un cartel que ingresa el 75% de los ingresos brutos del sector. Dicho cartel, que incluso cobraba sus facturas publicitarias a trav?s de una misma empresa, intent? quebrar a rivales como Televen, ofreciendo sustanciales descuentos a sus anunciantes si no contrataban publicidad con la competidora. Ning?n pa?s desarrollado tolera semejante concentraci?n oligop?lica. Posiblemente Granier aspira a que le concedan gratuita y perpetuamente un oligopolio semejante en la Madre Patria, y financiado con cr?ditos blandos del Estado, como en Venezuela. No se ande con peque?eces, don Marcel. Para proteger la libertad, usted necesita el control total del espectro radiol?ctrico. Su boca ser? la medida.

Cuatro

De los Borbones se dijo que no hab?an aprendido ni olvidado nada. Granier supone que espa?oles y venezolanos lo olvidan todo. C?rmen Mu?oz le pregunta en el ABC del 18 de mayo ??Qu? papel jug? RCTV durante el fallido golpe contra Hugo Ch?vez hace ahora cinco a?os?? El propietario responde con propiedad: ?La actitud nuestra durante esos d?as y durante nuestros 53 a?os fue de rechazo a los golpes de Estado y de pluralismo.? Pero todos los medios de Espa?a y Venezuela difundieron que desde 2001 Marcel Granier, como director de RCTV coligado con otros medios privados, predic? insistentemente una guerra civil de la que deb?a surgir un ?gobierno de transici?n?; divulg? llamamientos a la sublevaci?n militar; interfiri? y cort? las transmisiones oficiales; difundi? la falsa noticia de la renuncia del Presidente electo; firm? el acta constitutiva de la dictadura de Carmona; pact? con ?ste la entrega del ?rgano de control de las telecomunicaciones, exhort? a delatar a los derrocados; particip? en un apag?n medi?tico de 72 horas para ocultar la resistencia popular; se uni? al telet?n golpista que durante 64 d?as teledifundi? exclusivamente llamados al derrocamiento del gobierno democr?tico, a la desobediencia tributaria y al sabotaje de la industria petrolera. No sabemos si durante sus cabildeos madrile?os alg?n parlamentario le mostr? a Granier en el Palacio Legislativo los agujeros de balas disparadas por un golpista, que se dejaron sin frisar como recordatorio de que los intentos de derrocar gobiernos leg?timos se pagan con c?rcel. Imaginemos la cara del parlamentario ante la pretensi?n de don Marcel de que se recompensen con renovaci?n de concesiones caducadas.

Cinco

Si el medio es el mensaje, el canal de Granier no pod?a emitir otro distinto: el pueblo es ignorante y mediocre; por lo tanto hay que transmitirle basura; por lo tanto esta basura debe predicar la ascensi?n social individual mediante el chantaje afectivo o el consumismo; por lo tanto hay que impedirle al pueblo la participaci?n pol?tica; por lo tanto no se debe reconocer su voluntad expresada mediante el voto; por lo tanto sus organizaciones pol?ticas han de ser sustituidas por partidos y dirigencias medi?ticas; por lo tanto ?stas han de ser pedestal de una dictadura de los patronos; por lo tanto mi propiedad accionaria equivale a absolutismo pol?tico, por lo tanto mi concesi?n caducada debe de ser perpetua. Extra?a pr?dica en una Espa?a absorta en un debate electoral democr?tico, plural, pasional. No s?lo caduca una concesi?n: tambi?n un mensaje.



?Podr? instalarse en M?xico un r?gimen fascista abierto?

Pedro Echeverr?a V.
Rebeli?n

1. El gobierno de Estados Unidos paga tres millones de d?lares por tecnolog?a para la intervenci?n de comunicaciones en M?xico. El sistema de vigilancia amenaza libertades individuales. Autoridades podr?n hurgar correos electr?nicos. Se compartir?n los datos con la naci?n vecina. Con dinero del gobierno de Estados Unidos, la administraci?n del panista Felipe Calder?n obtuvo tecnolog?a para aumentar su capacidad de intervenir llamadas telef?nicas y hurgar en las cuentas de correo electr?nico de ciudadanos mexicanos. Es una muestra de la manera en que el gobierno conservador de M?xico est? dispuesto a cooperar con los mecanismos de ley fijados por la Casa Blanca. Se propone cambiar leyes penales con miras a que el Ministerio P?blico pueda ordenar cateos y allanamientos de domicilios. ?Prepara Calder?n y Bush, en nombre del combate contra el terrorismo y el narcotr?fico, instalar el fascismo?
2. La realidad es que, a pesar de leer y releer esas noticias muchos mexicanos no creemos en que en nuestro pa?s pudiera instalarse un r?gimen abiertamente fascista como los que se registraron en la Alemania nazi, durante la Italia de Mussolini, el franquismo ib?rico, la Rusia staliniana o durante el gobierno de Pinochet en Chile.
En M?xico hemos sufrido en diversos per?odos (de gobiernos derechistas) m?todos violentos de persecuci?n y represi?n parecidos al fascismo: represi?n y encarcelamiento contra los ferrocarrileros (1958/59), contra el movimiento M?xico (1965/66), estudiantil (1968), Atenco y Oaxaca (2006), encarcelamientos y asesinatos por miles. Sin embargo, si bien las formas de vigilancia, de violencia represiva y de asesinatos llegan a ser muy parecidos a los usados en pa?ses antes nombrados, s?lo se parecen. Quiz? nuestra historia pol?tica (Revoluci?n, cardenismo, populismo) lo haya impedido.
3. El fascismo nace, al parecer, como una respuesta de la burgues?a a su propia impotencia para doblegar pol?tica e ideol?gicamente estallidos sociales que no puede controlar, particularmente las luchas de los trabajadores. No porque se vea amenazada por una revoluci?n, sino cuando siente que empieza a perder el control social.
En el caso del M?xico actual Felipe Calder?n, el presidente de los empresarios, al asumir el gobierno en condiciones dif?ciles (porque se neg? a contar los votos de la elecci?n presidencial y por haber recibido un gigantesco desconocimiento) en lugar de acudir a la pol?tica, es decir entrar a una serie de negociaciones buscando cogobernar con el PRI y otros sectores o bien realizando reformas a fondo para ganarse apoyos de obreros y campesinos, acudi? al ej?rcito para obtener respaldo, pretextando el combate al narcotr?fico y a discursos amenazantes y medidas represivas.
4. Como podr? observarse Calder?n no est? s?lo, adem?s de contar con el apoyo del ej?rcito mexicano y dem?s instituciones armadas que pronto ser?n (de manera abierta) brazos armados de ese ej?rcito, ahora nos enteramos que el gobierno yanqui hace todo porque en M?xico se instale un r?gimen de gobierno al estilo de Colombia y m?s tarde al que impuso Pinochet en Chile en los a?os setenta y ochenta. El pago o entrega gratuita de tecnolog?a policial especializada por parte de Bush, demuestra una vez m?s que Calder?n es s?lo un instrumento del gobierno de los EEUU para usar a su antojo en Am?rica. Ser? dif?cil comprobar hasta que tanto nuestras conversaciones telef?nicas y nuestros correos son grabados, investigados, para luego transformarlos en delitos federales. Esta pol?tica polic?aca de comunicaci?n, sin los medios refinados de tecnolog?a, form? parte importante en los reg?menes fascistas anteriores.
5. El fascismo se ha construido usando diversos caminos: v?as electorales (Mussoline y Hitler), v?a golpe de Estado militar (Franco y Pinochet), v?a represi?n contra oposici?n (Stalin) Sin embargo, dado que en aquellos a?os (de los 30 hasta los 70 del siglo XX) los medios electr?nicos de informaci?n no hab?an penetrado como hoy en el 90 por ciento de los hogares, no se hab?a contemplado el enorme papel que pueden jugar esos medios en la conformaci?n de un pensamiento fascista basado en la ideolog?a del individualismo y el consumismo. No debe olvidarse que entre las caracter?sticas b?sicas del fascismo est?n: 1.La planificaci?n econ?mica centralizada por el Estado en beneficio de los grandes monopolios; 2. la explotaci?n intensiva (o superexplotaci?n) de la fuerza de trabajo, siempre muy debajo del salario que necesita una familia para vivir y 3. El uso de la fuerza militar como respaldo del gobierno.
6. En M?xico a partir de 1920, con excepci?n de la renuncia en 1932 del presidente Ortiz Rubio, todos los presidentes de la Rep?blica han completado sus per?odos de gobierno. Fuera de la gran guerra cristera y dos o tres controlables levantamientos armados encabezados por caudillos, los golpes de Estado no formaron parte de la historia de ese largo per?odo. Los gobiernos del PRI supieron ubicarse durante 70 a?os en una posici?n centrista pendular que los hicieron aparecer como defensores de la derecha empresarial y en otro momento de la izquierda obrera y campesina. A pesar de que en esas largas d?cadas los trabajadores sufrieron hambre, persecuci?n, encarcelamientos y asesinatos, m?s que fascistas aquellos gobiernos fuertes quiz? debieron calificarse de dictadores de un solo partido, d?spotas y autoritarios. Pero el fascismo como tal no fue necesario para garantizar la explotaci?n de los trabajadores.
7. Sin embargo, a partir de la implantaci?n del neoliberalismo a principios de los a?os ochenta, M?xico entr? en el espacio de la llamada globalizaci?n capitalista. No s?lo se ha globalizado en mercado sino tambi?n se ha intensificado la explotaci?n de la mano de obra. El enorme desempleo provocado por la falta de inversiones y el desarrollo de la tecnolog?a desplazadora de mano de obra, ha impulsado el incremento del empleo informal, la migraci?n, el narcotr?fico y el descontento social. La crisis econ?mica y pol?tica, al perecer incontrolable, ha llevado a una gran inestabilidad entre la sociedad mexicana. Esa es la situaci?n que ha obligado al gobierno de Bush (aconsejado por sus expertos asesores) a convencer a Calder?n a que haga uso del Ej?rcito y a tomar medidas de espionaje m?s severas. Seguramente esas formas de intervenci?n estuvieron presentes en los acuerdos tomados en Yucat?n a mediados de marzo pasado.
8. El fascismo actual es diferente en forma y m?todos a los que vivieron en d?cadas pasadas. Ahora tiene que ser m?s refinado porque se cuenta con m?s tecnolog?a y con m?todos m?s sutiles de dominaci?n. Sin embargo en muchas ciudades de la Rep?blica, as? como en muchas de regiones de estados con tradici?n de lucha social como Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Michoac?n, empiezan a verse como espacios sitiados por ej?rcito de polic?as bajo cualquier pretexto. Tambi?n se incrementan las amenazas, represiones, encarcelamientos y asesinatos contra movimientos y l?deres sociales mediante acusaciones falsas sin fin. Con la intervenci?n polic?aca abierta de llamadas telef?nicas y correos comienza a completarse un cuadro muy peligroso. Pareciera que aquellas denuncias contra ?la represi?n fascistoide? del Estado mexicano tienen ahora mayor significaci?n al incrementarse las medidas de vigilancia polic?aca.
Publicado por solaripa69 @ 11:07
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios