Jueves, 31 de mayo de 2007
Radio y TV: anula SCJN refrendo autom?tico de concesiones
Notimex / La Jornada On Line
31/05/2007 15:53
M?xico, DF. La Suprema Corte de Justicia de la Naci?n (SCJN) invalid? la renovaci?n en autom?tico de las concesiones de radio y televisi?n sin necesidad de licitaci?n, como lo dispon?an las reformas hechas a la llamada Ley de Medios.
Con ocho votos, el pleno de la SCJN se pronunci? por la inconstitucionalidad de la porci?n del Art?culo 16 de la Ley de Radio y Televisi?n que permit?a el refrendo autom?tico a quienes ya son concesionarios, sin necesidad de entrar a un procedimiento de licitaci?n p?blica.
Los ministros coincidieron en que en el caso de los concesionarios de espectro radioel?ctrico usado para transmitir se?ales de radio y televisi?n ?ste es propiedad del Estado, por tanto tiene el derecho de valorar la renovaci?n de las concesiones.
Sin embargo, de los ocho ministros s?lo dos votaron por la inconstitucionalidad de la segunda parte de la norma, en tanto que los seis restantes consideraron que el Art?culo 16 va contra la Carta Magna en su totalidad.
Por lo tanto, la parte del art?culo que establece que "el t?rmino de una concesi?n ser? de 20 a?os y podr? ser refrendada al mismo concesionario que tendr? preferencia sobre terceros" no sufri? modificaciones, al no alcanzarse la mayor?a calificada de ocho votos para invalidarla.
Empero, s? se invalid? el fragmento que establece que "el refrendo de las concesiones, salvo en el caso de renuncia, no estar? sujeto al procedimiento del Art?culo 17 de esta ley", este ?ltimo referente a que las concesiones se otorgan mediante procedimiento de licitaci?n p?blica y que el gobierno tendr? que recibir una contraprestaci?n econ?mica.
Al continuar con el an?lisis de la acci?n de inconstitucionalidad que promovieron senadores de la LIX Legislatura contra las modificaciones a las leyes federales de Telecomunicaciones y de Radio y Televisi?n, la SCJN consider? que los concesionarios no tienen derechos sobre los bienes p?blicos.
El ministro presidente de la SCJN, Guillermo Ortiz Mayagoitia, expuso que el t?rmino "refrendar" en el diccionario se establece como "volver a ejecutar o repetir la acci?n que se hab?a hecho", y trat?ndose de concesiones "debe entenderse como repetir, volver a dar el mismo beneficio al concesionario".
Explic? que suprimir el procedimiento de licitaci?n excluye a los terceros, y que si la contraprestaci?n queda reducida al derecho por el pago de la expedici?n del t?tulo, "que son ocho mil pesos, no hay una correspondencia entre la magnitud del bien concesionado", por lo tanto "el sistema de la ley hace que no se cumpla el prop?sito fundamental que establece la Constituci?n".
No obstante, precis? que el refrendo es caracter?stico de las concesiones, pues se da en aeropuertos, ferrocarriles, miner?a, aguas, carreteras, aviaci?n, telefon?a celular, radio comunicaci?n de flotillas y televisi?n por cable, y por lo tanto no es concepto pernicioso, pues da seguridad a un n?mero considerable de trabajadores que se benefician con una concesi?n.
Detall? que la contraprestaci?n por permitir el uso de un bien del dominio p?blico federal es el monto de la licitaci?n, medida por el n?mero de a?os, y si la renovaci?n no se sujeta a dicho procedimiento "produce la consecuencia de que el concesionario al que se le da el refrendo ya no paga ninguna contraprestaci?n al Estado por el uso subsecuente, por el bien cuya prestaci?n se prolonga".
La mayor?a de ministros vot? en contra del proyecto de Sergio Salvador Aguirre Anguiano, que propon?a declarar v?lido el art?culo impugnado, pues de acuerdo a sus consideraciones, el Estado tiene mecanismos para supervisar la correcta explotaci?n del espectro radioel?ctrico por parte de un concesionario, y en su caso negar el refrendo.
Por su parte, Genaro G?ngora indic? que dar esa posibilidad a los concesionarios provoca un "d?ficit de libertad intolerable, que llevar? al quiebre del sistema democr?tico", pues los concesionarios no son intocables y no tienen derecho sobre los bienes p?blicos.
A su vez, Juan Silva Meza se?al? que el refrendo en autom?tico implica que se le despoje al Estado de la voluntad de valorar el uso y aprovechamiento de un bien, mientras Sergio Valls Hern?ndez cuestion? el lugar que tendr?a la rector?a del Estado sobre un bien de dominio p?blico.
El ministro Fernando Franco Gonz?lez-Salas manifest? que el Art?culo 16 de la Ley de Radio y Televisi?n establec?a un margen de discrecionalidad de la autoridad que es "muy peligroso".

Condena la Permanente la campa?a televisiva contra Corral y Bartlett
A propuesta del coordinador panista, H?ctor Larios, no se menciona a TvAzteca por su nombre
ANDREA BECERRIL, VICTOR BALLINAS
Por unanimidad, la Comisi?n Permanente del Congreso conden? la campa?a de desprestigio e intimidaci?n que llevan a cabo las grandes cadenas televisoras del pa?s en contra de Javier Corral y Manuel Bartlett -principales impugnadores de la llamada ley Televisa-, y demand? a los medios electr?nicos respetar el derecho de r?plica de los ex legisladores.
Durante el debate, el coordinador panista, Santiago Creel Miranda, advirti? que los medios electr?nicos son parte en la acci?n de inconstitucionalidad que se dirime en la Suprema Corte de Justicia de la Naci?n (SCJN) y deben, por ello, actuar ''con moderaci?n, con objetividad y, sobre todo, con equilibrio''.
El perredista Carlos Navarrete resalt? que se trata de un mensaje del Congreso ''responsable, pero suficientemente firme''.
Originalmente, la propuesta se?alaba de manera directa ''las transmisiones de TvAzteca'' que intentan ''calumniar, denigrar y ridiculizar a Corral Jurado, pero al final el coordinador de los diputados panistas, H?ctor Larios, present? otro texto donde s?lo se alude a ''transmisiones televisivas'' y fue aprobado por todas las fuerzas pol?ticas.
Pantallas descalificadoras
El coordinador de los senadores del Partido de la Revoluci?n Democr?tica (PRD), Carlos Navarrete, recalc? que no es posible tolerar las viejas pr?cticas de los concesionarios de radio y televisi?n de dirimir en sus programas controversias con particulares, legisladores o gobernantes, a trav?s de campa?as de descalificaci?n.
La propuesta la presentaron los dos grupos parlamentarios del Partido Acci?n Nacional (PAN) y fue le?da en tribuna por el coordinador de los diputados del blanquiazul, H?ctor Larios, quien record? que ?l vot? en favor de las reformas a las leyes federales de Radio, Televisi?n y Telecomunicaciones -conocidas como ley Televisa-, y difiri? con los puntos de vista de su entonces compa?ero Corral Jurado, pero no est? de acuerdo con la ''intensa campa?a televisiva'' que se ha desplegado en los medios electr?nicos para denigrarlo.
A un a?o y dos meses de que se aprob? la controvertida reforma, y mientras en la Suprema Corte se discute su constitucionalidad, dijo, las televisoras se han dedicado a transmitir escenas manipuladas, a truncar las propias declaraciones tanto de Corral como de Bartlett, para tratar de ponerlos en rid?culo o hacerlos aparecer como incongruentes. Ratific? su decisi?n de votar en favor de las reformas ahora impugnadas, ''pero tengo que ratificar tambi?n la decisi?n de defender el derecho de quienes piensan diferente''. Larios se?al? luego que el reto del Congreso es avanzar en una legislaci?n mucho m?s puntual y exigible del derecho de r?plica que tiene todo aquel cuya imagen y prestigio es afectado en los medios de comunicaci?n.
Tambi?n Creel Miranda demand? el derecho de r?plica para Corral y Bartlett, a fin de que se difundan sus puntos de vista ya que, dijo, para que la libertad de expresi?n se d? plenamente se requiere una cobertura informativa equilibrada. Tanto Larios como Creel pidieron ''guardar los argumentos en favor y en contra de la citada ley y esperar la resoluci?n de la Suprema Corte''.
El coordinador de los senadores del PRD, Carlos Navarrete propuso construir las nuevas reglas de convivencia en la sociedad mexicana. ''Vayamos reformando lo que ya no funciona, incluyendo las viejas pr?cticas de los medios de comunicaci?n'', dijo.
Por la noche, la Permanente notific? el punto de acuerdo. En el oficio a Corral se incluy? el acuerdo original, donde se menciona por su nombre a TvAzteca.



??Tu le crees a Soberanes? yo tampoco?
jos? gil olmos
M?xico, D.F., 30 de mayo (apro).- Con un presupuesto de m?s de 700 millones de pesos anuales, la Comisi?n Nacional de Derechos Humanos (CNDH) es la instituci?n en su g?nero que m?s dinero tiene en el mundo. Pero ni con todos estos recursos su presidente Jos? Luis Soberanes ha hecho su labor de defensor del pueblo. Al contrario, ha demostrado que sus intereses particulares van primero.

Ninguna de las tres presidencias anteriores en la CNDH ha sido tan mal vista y cuestionada como la del doctor Soberanes. Y no s?lo por su protagonismo histri?nico en los medios y en la pol?tica, sino tambi?n por la falta de autonom?a e independencia ante las autoridades, la p?sima administraci?n de sus recursos y su ineficacia como defensor del pueblo.

En los ?ltimos meses, el protagonismo y los intereses pol?ticos le han ganado al ombudsman mexicano. Contrario a la naturaleza de su tarea, a contracorriente de lo que el pa?s necesita, el doctor Soberanes no desperdicia una oportunidad para hacerse ver en la opini?n p?blica o para defender al Ej?rcito y al presidente Felipe Calder?n, sin importar que ponga en riesgo la credibilidad de la instituci?n como ha ocurrido con los casos de Ernestina Ascencio, Oaxaca, Atenco y la reciente controversia constitucional contra la despenalizaci?n del aborto que present? en la Suprema Corte de Justicia de la Naci?n.

A Soberanes le cuesta trabajo deslindarse de sus propios intereses. Si bien es cierto que, en los primeros a?os de su larga gesti?n iniciada en 1997 tuvo un bajo perfil, tambi?n es cierto que en todos estos a?os no se ha comprometido en denunciar las tropel?as cometidas por el Ej?rcito y el Ejecutivo federal.

Todo parece indicar que son ciertas las versiones de que el presidente de la CNDH pretende saltar de la defensor?a de los derechos humanos a la Procuradur?a General de la Rep?blica o a la Suprema Corte de Justicia de la Naci?n. Y para ello necesita de los favores de Felipe Calder?n desde la Presidencia de la Rep?blica.

S?lo de esta manera se puede entender el comportamiento del doctor Soberanes: est? tratando de quedar bien con el presidente y su partido, el PAN, para avanzar en sus pretensiones pol?ticas.

Sin embargo, lo que no se puede entender o aceptar es el enorme gasto que tiene en comidas exquisitas con facturas de hasta 16 mil pesos en la compra de caviar, pat?s y otros gustos car?simos cuando tiene el papel de defender a un pueblo que vive en la miseria.

Tampoco se puede comprender c?mo ha dejado en la impunidad casos claros de violaciones a mujeres por parte de militares, como el de la se?ora Ernestina Ascencio.

En un juego de palabras, bien se podr?a aplicar al presidente de la comisi?n la m?xima que Elba Esther Gordillo le impuso a Roberto Madrazo: ??Tu le crees a Soberanes? Yo tampoco?.

?Qui?n puede creerle al presidente de la CNDH cuando dice que, de motu propio, present? la queja contra la despenalizaci?n del aborto en la Suprema Corte de Justicia, cuando al mismo tiempo lo hizo la PGR con la anuencia del presidente Felipe Calder?n? ?Qui?n le va a creer cuando afirma que ?l no ha actuado por consigna en los casos de Oaxaca, Zongolica, Guerrero y Coahuila, en los que militares y polic?as han cometido graves violaciones a los derechos humanos de ciudadanos?

Todav?a se pueden recordar las palabras de Soberanes cuando present? tard?amente el informe de Oaxaca y deslind? de toda responsabilidad al gobierno de Calder?n: ?No tiene porque pagar los muertos del pasado?, dijo de manera obsequiosa sobrepasando sus propios l?mites, pues su papel es enviar las recomendaciones al gobierno en turno para que se tomen las medidas necesarias y resarcir parte del da?o causado.

Estas actuaciones han da?ado de manera grave la credibilidad y la confianza social en la CNDH. Ha habido casos en los que los quejosos prefieren no entrevistarse con los visitadores, pues de antemano saben que no servir? de nada buscar su protecci?n, ya que estos representantes de la comisi?n est?n coludidos con las autoridades estatales o federales, como ocurri? en Oaxaca.

Conocedora de esta situaci?n, de esta crisis de credibilidad, la CNDH pag? recientemente inserciones en algunos medios con los resultados de una encuesta, seg?n los cuales ?sta instituci?n sigue siendo confiable para la mayor?a de los ciudadanos.

A pesar de los gastos de esta campa?a de expiaci?n de culpas y de autopromoci?n, en el fondo se da un efecto a la inversa, pues s?lo se refuerza la percepci?n de que ha crecido la desconfianza en la autonom?a e independencia de la CNDH presidida por el doctor Soberanes.

De poco sirve a una sociedad en crisis una comisi?n de derechos humanos sin peso, sin moral ni ?tica. Por eso, ya es tiempo de realizar cambios en la presidencia de la CNDH, no obstante que el tiempo fijado sea hasta 2008.

Y a partir de estos cambios iniciar una limpieza en su estructura y dejar a un lado los favores pol?ticos para dedicarse a la funci?n para la que fue creada: proteger y promocionar la defensa de los derechos humanos.
Publicado por solaripa69 @ 18:10
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios