Jueves, 14 de junio de 2007
INICIA LA JORNADA DE LUCHA Y CONMEMORACI?N.





Gracias a "exhorto" por el video



Eran las 4:27 horas de este d?a 14 de junio de 2007, cuando una serie sucesiva de tres estampidos de cohetones marc? el inicio de una cantidad impresionante de estallidos de coheter?a se sucedi? por m?s de una hora por todos los rumbos de la ciudad de Oaxaca. Del centro hist?rico a las zonas suburbanas, de norte a sur, de este a oeste, una y otra y otra vez m?s se escucharon las detonaciones.

El estallido de coheter?a ha sido la primer actividad del d?a, luego a las 6 de la ma?ana ha salido al aire la voz de la estaci?n radiof?nica ?Radio Plant?n? aunque con algunas fallas t?cnicas. Hace un a?o precisamente sus instalaciones fueron allanadas por la polic?a estatal y destruido su equipo.

El que por todos los puntos de la ciudad hallan sido quemados cohetes hace evidente que le movimiento social est? vivo, vigente en su lucha; aunque el terrorismo de estado haya provocado que las expresiones de descontento y lucha hayan variado en sus m?todos. Es decir, los militantes ya no act?an al descubierto y arriesgando ser identificado y encarcelados. ?nicamente las megamarchas por su enorme cantidad de marchistas se realizan de manera masiva. El movimiento con los cohetones ha iniciado triunfalmente la celebraci?n del 14 de junio d?a en que hace un a?o, el pueblo y magisterio oaxaque?o propinaron una derrota hist?rica a las fuerzas represivas del poder espurio de Ulises Ruiz Ortiz, s?trapa asesino.

400x303px - 27.6 Kbytes





UN BREVE RECUENTO



Represi?n policiaca contra maestros en Oaxaca deja al menos 92 heridos
El gobernador Ulises Ruiz afirma que los mentores contaban con armas y granadas
El z?calo fue retomado por los profesores

Maestros detenidos durante el operativo en Oaxaca Foto Blanca Hern?ndez
El 22 de mayo la Asamblea Estatal de la Secci?n XXII del SNTE hab?a decidido plantarse de manera masiva en las calles del Centro Hist?rico de la ciudad de Oaxaca, Oax. Ello ante la cerraz?n y negativa a negociar su pliego de peticiones econ?micas y sociales, de parte del gobierno del estado de Oaxaca, encabezado por Ulises Ruiz, gobernador que mediante un fraude electoral lleg? a la gubernatura.
El tirano Ulises Ruiz, respondi? al plant?n mediante dos medidas, la primera, una campa?a en contra de los maestros mediante espots televisivos en los que se denigraba a los maestros haci?ndolos ver como intransigentes y violentos, dem?s, de impreparados e improvisados. La segunda, mediante desplegados de de parte de la C?mara de Diputados local, de filiaci?n pri?sta (El mismo partido del gobernador) y de las organizaciones de empresarios, en ambos casos demandando la intervenci?n de las fuerzas p?blicas para desalojar a los maestros del Centro y ?restaurar el orden?.
En d?as previos al 14 de junio, se rumoraba de un eventual desalojo, los maestros no creyeron que el gobierno usara la represi?n en lugar del di?logo y la negociaci?n. Era impensable e incre?ble que en pleno siglo XXI, se optara por la fuerza bruta. De esta manera, los maestros, confiadamente continuaron su plant?n, muchos de ellos por ser originarios de otros lugares de la entidad, se hac?an acompa?ar de su familia, esposa e hijos, dorm?an sobre cart?n y se cubr?an con tendidos de lona y pl?stico, ah? mismo cocinaban sus alimentos y algunos ten?an televisores para seguir de cerca las noticias sobre su movimiento. En el edificio sindical, enclavado en el mismo centro hist?rico, transmit?a por la frecuencia 92.5 de FM la estaci?n ?Radio Plant?n?, con un alcance limitado a la ciudad.
El 14 de junio el gobierno de Ulises Ruiz Ortiz decidi? acabar por la madrugada con el plant?n, lo hizo con la fuerza p?blica del estado aun cuando hab?a insistido en su "disposici?n al di?logo". El saldo del enfrentamiento de polic?as con maestros fue de 92 heridos, entre mentores, ni?os y elementos de seguridad, aunque la dirigencia magisterial asegur? que como resultado del choque murieron dos personas en noche no se hab?an confirmado los decesos. Sin embargo, un profesor pudo observar como una anciana que transportaba flores para su venta en el mercado ?20 de noviembre? cay? abatida por una granada de gas lacrim?geno que le impact? el cr?neo, la mujer fue recogida por un veh?culo polic?aco en la primera calle de ?Aldama?. En la zona sur del centro de la ciudad.
La Cruz Roja inform? del traslado al hospital del ISSSTE de una profesora embarazada que, a causa de la intoxicaci?n por gases lacrim?genos, abort?. En el mismo nosocomio se atendi? a un joven de 23 a?os, de nombre Daniel, quien fue herido en un ojo por una granada de gas, a quien una bomba de gas lacrim?geno le estall? sobre el ojo izquierdo.
A las puertas del hospital del ISSSTE, su hermana dijo: "Daniel no ten?a nada que ver, ?l iba a la escuela, estudia agronom?a y los polic?as lo bajaron del coche. Lo golpearon con los toletes, est? muy grave, a punto de perder el ojo".
EL DESALOJO.
El desalojo violento del z?calo oaxaque?o y las 56 calles que manten?an ocupadas los profesores se inici? a las 4:50 de la madrugada con la irrupci?n de agentes de la Unidad de Operaciones Especiales, de la polic?a preventiva, as? como de la Unidad Ministerial de Intervenci?n T?ctica de la procuradur?a estatal y del Grupo de Operaciones Especiales del ayuntamiento de Oaxaca de Ju?rez, las fuerzas represoras allanaron el Hotel del Magisterio, ubicado al poniente de la ciudad, en b?squeda de los dirigentes sindicales, no los encontraron, se dirigieron luego hacia el centro. En el hotel del magisterio fueron arrestados el secretario de Escalaf?n del comit? ejecutivo de la secci?n 22 del SNTE, Roberto P?rez Gazga, y el administrador del albergue, de nombre Miguel.
RADIO PLANT?N, TRANSMITE SU AGONIA.
Diez minutos antes de las cinco de la ma?ana, Eduardo Castellanos Morales, profesor de secundaria, conduc?a la transmisi?n en vivo de Radio Plant?n -la estaci?n del magisterio oaxaque?o-, fue quien dio la noticia en vivo de los acontecimientos.
Momentos antes de que la polic?a sin orden de cateo allanara el edificio sindical y destruyeran el equipo de transmisi?n, el G?ero Castellanos alcanz? a decir: "Se oyen bombas, son las cinco de la ma?ana; los granaderos se acercan, est?n entrando al edificio para reprimirnos, se escucha la explosi?n de las granadas". Luego silencio, Radio Plant?n no ha vuelto a transmitir de manera continua desde hace un a?o y ah? se detuvo al G?ero Castellanos y a Acelo Ruiz M?ndez, estudiante de la universidad privada Mesoamericana, y a Oziel Mart?nez Mart?nez, a quienes posteriormente, se les inici? un proceso por terrorismo, portaci?n de armas de fuego y de explosivos,
El entonces l?der sindical, Enrique Rueda Pacheco, secretario general de la Secci?n XX, hab?a alertado a sus compa?eros los llam? a "resistir organizadamente la represi?n que est? operando el gobierno estatal en una actitud irracional. Enfrentemos organizadamente esta embestida con la cabeza fr?a y el coraz?n ardiente. Preparen trapos o pa?uelos, m?jenlos con agua para resistir los gases lacrim?genos y defender este espacio, como lo hemos hecho durante 26 a?os de lucha".
Enfundado con un paliacate y gorra, no fue reconocido por la polic?a y logr? escapar por la calle de ?Vicente Guerrero? con rumbo al oriente de la ciudad, para luego trasladarse a la Escuela Secundaria T?cnica no. 6, desde donde se pretend?a organizar la resistencia y contra ataque.
La polic?a entr? con violencia al plant?n por las calles de Bustamante, Las Casas, Armenta y L?pez, Independencia, Hidalgo y Valdivieso, entre otras, para desalojar a por lo menos 2 mil trabajadores de la educaci?n que se hab?an quedado en guardia nocturna, algunos con sus hijos, que a?n dorm?an. Los polic?as dispararon centenares de bombas de gas lacrim?geno para dispersar a los manifestantes por diferentes arterias. Las maestras y esposas de los maestros con sus peque?os hijos intoxicados, encontraron refugio en los edificios de la Facultad de Derecho de la Universidad ?Benito Ju?rez? y en la escuela primaria ?Pestalozzi? ambos situados en el Centro Hist?rico.
Media hora despu?s, cinco y media de la ma?ana, los profesores se reagruparon y se enfrentaron con palos, varillas, tubos y piedras a los agentes en las esquinas de las calles de Independencia y 20 de Noviembre; Independencia y 5 de Mayo; Macedonio Alcal? y Morelos; Morelos y 20 de Noviembre; Morelos y 5 de Mayo; Bustamante y Guerrero; Flores Mag?n y Trujano.
Mientras los agentes lanzaban granadas de gas lacrim?geno y pimienta, los maestros -cubiertos del rostro con pa?os mojados- respond?an con piedras e inclusive con las bombas que tomaban del suelo y devolv?an a los uniformados. La polic?a, adem?s, dispar? hacia los maestros y, debido a ello, resultaron heridos de bala el profesor Daniel Mendoza Reyes y un polic?a que "fue lesionado por sus propios compa?eros. Ellos mismos le pegaron, porque nosotros no traemos armas".
Con las primeras luces del d?a, a las 5:56 horas, hizo aparici?n un helic?ptero matr?cula XAUCJ de la aviaci?n civil, que arroj? decenas de granadas de gas durante cuatro horas. Sentado en la puerta de la aeronave, un polic?a con el rostro cubierto con pasamonta?as arrojaba las bombas con la mano, otro m?s lo hac?a con un fusil lanza granadas. Gracias al uso de la aeronave, las fuerzas represivas lograron establecer un cerco defensivo de cuatro manzanas alrededor del ?Z?calo? de la ciudad, los gases se expand?an hacia los hogares de los vecinos, la mayor?a de estos sali? de sus casas para dar apoyo a los maestros con agua, vinagre y coca cola, siendo ?sta ?ltima, eficaz neutralizador de los efectos de los gases.
A las 7:10, los profesores empezaron a tomar autobuses para usarlos como arietes. Un veh?culo fue llevado hasta el z?calo, donde fue incendiado y chocado frente al hotel Marqu?s del Valle. Otro autob?s fue utilizado contra los preventivos en Independencia donde, seg?n versiones de la polic?a, tres de ellos fueron embestidos. Escenas similares se vivieron en Melchor Ocampo, Xicot?ncatl, Guerrero y 5 de Mayo. A esas horas la noticia circulaba por celulares y tel?fonos, gracias a ello, habitantes de la ciudad y colonias, estudiantes universitarios y de otras escuelas, se un?an a los profesores, algunas campanas de templos replicaban y el zafarrancho se generaliz?.
Poco antes de las 8 de la ma?ana, los maestros, pueblo, estudiantes acorralaron y cercaron a los agentes polic?acos, gases, chorros de agua a presi?n usados por bomberos y particulares alquilados con sus pipas, no pudieron contener el embate del pueblo y magisterio, la polic?a tuvo que replegarse en la Alameda de Le?n y en el z?calo, donde destruyeron casas de campa?a y el improvisado campamento de los mentores; pero ya eran due?os de apenas dos manzanas de calles.
El avance popular, logr? llegar a las puertas de los edificios donde las maestras, esposas e hijos de los maestros, se hab?an encerrado, salieron intoxicados pero r?pidamente se les traslad? a lugares seguros, entre hospitales y anexos a templos que les abrieron sus puertas. Ah? les procuraron auxilio.
En la confrontaci?n, se descubri? que desde la habitaci?n 206 del hotel Marqu?s del Valle, en la plaza principal, dos agentes de inteligencia les disparaban gases lacrim?genos. Fueron atrapados Javier L?pez L?pez y Gerardo Ballinas Mayez, quienes al registrarse a la una de la ma?ana de hoy dieron como domicilio el 105 de la Calle del Pante?n. A L?pez y Ballinas los maestros -que derribaron las puertas de cuatro habitaciones hasta que los encontraron en la 206- les encontraron una maleta con granadas de gas lacrim?geno.
El empuje de los combatientes oblig? a los uniformados a abandonar la plaza principal en franca hu?da hacia el sur de la ciudad, por la calle de Bustamantel, en la estampida, ocho preventivos se quedaron rezagados, entre ellos el subdirector operativo, Margarito L?pez. En calidad de rehenes fueron entregados a la Cruz Roja para un intercambio de maestros presos.
''Ah? muere, tambi?n somos pueblo'', grit? uno de los polic?as, pero fue capturado. A las 9:20, despu?s de 5 horas, pueblo y magisterio hac?an sonar la campana de palacio de gobierno, descalabrados e intoxicados se incorporaron al festejo, fue una VICTORIA HIST?RICA.









El tirano Ulises Ruiz, jam?s volver?a a enfrentar de manera masiva a los maestros. Lo har?a de manera criminal mediante un convoy de patrullas, camionetas y motocicletas, que por las noches se desplazaba disparando sobre los campamentos de los maestros y las barricadas de los vecinos en las calles del centro y las colonias de la ciudad. En este contexto la cifra de muertos alcanzar?a la cifra de 23.
A las 11 de la ma?ana de ese d?a, el gobernador c?nica y desfachatadamente afirm? que "no hubo enfrentamiento" y asegur? que hab?a hablado telef?nicamente con el secretario de Gobernaci?n, Carlos Abascal, para solicitar el apoyo de la Polic?a Federal Preventiva (PFP) y que el funcionario hab?a accedido. "Est?n por llegar cuatro aviones de la PFP y otros agentes por carretera", dijo. En esa fecha y d?as posteriores, no se concret? la amenaza. Y por otra parte, los datos desmintieron las palabras del tirano.
En el hospital del IMSS, inform? su director, Rosalino V?squez Cruz, fueron internados -adem?s del polic?a y del maestro heridos de bala- los tambi?n agentes Perfecto Pacheco V?squez, Laureano Mendoza Ram?rez, Eutiquio Galv?n, Toribio L?pez Ahuizote e Isidro Ramos Z?rate. Adem?s, los civiles Benito Laureano Santos Reyes y Hortensia Alc?ntara Mart?nez, por intoxicaci?n a causa de los gases lacrim?genos.
En el hospital del ISSSTE fueron ingresados los maestros Blanca Alicia S?nchez, Adelina M?ndez, Heriberto Jamenson Hern?ndez, Fidel Solano, Her?n Valent?n Moreno, V?ctor Manuel Castillejos Pineda, Victorino Garc?a Luis, Javier Cruz P?rez, Daniel Bautista D?az, Bonifacio Avenda?o Valdivia, C?sar Estrada L?pez, Jes?s Ortiz Garz?n, Victorino Ruiz Mendoza, Rolando G?mez Z?rate, Efra?n Olivera Ju?rez, Alberta Guzm?n Reyes, Dagoberto Toribio Acevedo y Filem?n Caballero R?os, quien sufri? desprendimiento del globo ocular, as? como el menor Isaac Ch?vez Paz.
Algunos de los lesionados fueron dados de alta el mismo d?a, luego de que se les atendi? por intoxicaci?n e irritaci?n extrema en los ojos por el gas lacrim?geno lanzado desde un helic?ptero, el cual realiz? una decena de sobrevuelos a lo largo del d?a y por la noche. Testigos de la represi?n aseguraron que, adem?s de los adultos, se atendi? "a ni?os que salieron de aqu? sin poder caminar, algunos con brazos y piernas fracturados".
El fallido desalojo fue el primer acto represivo de los muchos que se suceder?a hasta el d?a de hoy en que de manera selectiva se busca y persigue a militantes y simpatizantes; pero la lucha no acaba, la sangre derramada, las vidas segadas, fructifican, alimentan el valor de las y los oaxaque?os. La mega marcha conmemorativa y las barricadas dan cuenta de ello.
Publicado por solaripa69 @ 10:40
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios