Mi?rcoles, 04 de julio de 2007



Quiere AN una izquierda funcional y legitimadora
Innecesarias


las decisiones de mis compa?eros gobernadores
El d?a que tenga que salir a la calle y me vea obligado a cerrarla por miedo a la gente, se acab? el gobierno de la ciudad
El fondo pol?tico de la controversia con Los Pinos es someter la administraci?n capitalina a un proyecto hegem?nico, transexenal, de la derecha
MIGUEL ANGEL VELAZQUEZ
El jefe de Gobierno marca las diferencias: "el d?a que tenga que salir a la calle y me vea obligado a cerrarla porque le tengo miedo a la gente, se acab? el gobierno de la ciudad; el d?a que la gente perciba que traicionamos principios fundamentales, se acab? el gobierno", y recalca muy en serio que "no se le puede decir a los ciudadanos del Distrito Federal que cambien su postura pol?tica porque si no cambian a la ciudad le va a ir peor". Marcelo Ebrard se hace cargo de sus declaraciones, y a un a?o de la elecci?n que lo llev? a la jefatura de Gobierno de la ciudad de M?xico, asegura que el tema pol?tico de la controversia con el gobierno federal es someter a la administraci?n capitalina a un proyecto hegem?nico, transexenal de la derecha panista, y por ello se manifiesta en desacuerdo con los gobernadores perredistas que se sentaron a comer con Felipe Calder?n.
La entrevista se inicia al t?rmino de su reuni?n con el gabinete de seguridad p?blica, en un peque?o despacho aleda?o a su oficina principal, y acepta la primera pregunta.
-?No parece explicable que todos los gobernadores del PRD, la mayor?a de ellos con un curr?culum que los califica miembros de ra?z de la izquierda mexicana, se sienten a comer con Felipe Calder?n y que Marcelo Ebrard no lo haga? Parece capricho y por eso hay quien dice que el jefe de Gobierno no ha roto el cord?n umbilical y que Andr?s Manuel L?pez Obrador sigue montado en los hombros de Marcelo Ebrard.
-Yo te dir?a que una ciudad con aspiraciones libertarias y de equidad no se merece un gobierno oportunista, acomodaticio, y no lo va a tener en este sexenio. Si aqu? se inici? la Independencia, aqu? fue el movimiento que precipit? la ca?da de Porfirio D?az, aqu? se inici? la marcha que se dirigi? a la casa de Porfirio D?az para sacar al dictador. Si la Revoluci?n triunf? cuando tuvo el respaldo y la movilizaci?n del Distrito Federal, no tenemos derecho a presionar a la ciudad.
-Es muy fuerte lo que acaba de decir. ?Debemos suponer entonces que los otros gobernadores s? tienen derecho a la traici?n?
-Cada quien tiene sus propios derechos, que cada quien lo juzgue. Yo dir?a que la posibilidad de presi?n hacia los gobiernos de los estados por parte del gobierno federal es mucho mayor. Esto porque 98 por ciento de sus fondos provienen de participaciones federales, en cambio, en el caso del Distrito Federal los ingresos propios son casi la mitad. Esto los pone en una situaci?n mucho m?s fr?gil. Ahora, de eso a lo que ha sucedido yo te dir?a que no estoy de acuerdo, respeto las decisiones de mis compa?eros y creo que son innecesarias.
-?C?mo plantea la situaci?n actual? ?Hay un enfrentamiento real o es pol?tica ficci?n?
-Tenemos que tener muy claras cu?les son las esferas en las que se mueve el conflicto. El Distrito Federal tiene que cuidar los intereses en su relaci?n con el ?mbito federal. Hay temas comunes como el del agua, la seguridad, las finanzas que ahora vamos a fomentar, pero ?sta es una ciudad que hist?ricamente ha tenido una relaci?n dif?cil, muchas veces de confrontaci?n, por las limitantes que se le imponen con el gobierno federal.
En cuanto a la postura pol?tica del gobierno de la ciudad respecto de la del federal, por supuesto que no hay coincidencia. Lo que no se puede imponer al Gobierno del DF es que modifique su postura por su posici?n pol?tica y que esa sea la condicionante para que exista una relaci?n adecuada con las instancias federales. Eso no debe admitirse porque ser?a un perjuicio peor para los habitantes del DF.
Venimos de la confrontaci?n, tuvimos una contienda electoral y se quiere ignorar que yo tengo un mandato y que por eso tengo que llevar a cabo un programa. La elecci?n y el gobierno no son episodios separados, el gobierno tiene que ser congruente con el programa para el que fue electo. Nosotros venimos de un partido que propone un proyecto alternativo que no coincide con la derecha que est? en el poder y no vamos a coincidir, es nuestro derecho y es leg?timo.
-?Pero por qu? la urgencia y lo que parece necedad de reunir a Marcelo Ebrard con Los Pinos? ?Tiene que ver esto con el proyecto transexenal que anuncia Felipe Calder?n?
-Ellos quieren construir una hegemon?a de derecha que no ha existido en M?xico en su historia como pa?s independiente, esa es su pretensi?n y har?amos muy mal, yo no lo har?a, en prestarme o prestarnos a ese juego. Nosotros tenemos que defender lo que nos distingue, lo que nos diferencia, lo que nos llev? a la posici?n que tenemos. No podemos olvidar y al mismo tiempo defender los intereses de la ciudad.
Dicho de otra manera, hay que tener firmeza y actuar con sensatez, lo que no se puede hacer es decirle a la ciudad: si ustedes no cambian su postura pol?tica entonces a la ciudad le va a ir peor, porque por otro lado ese condicionamiento tampoco es nuevo, es hist?rico. Se dice simple y llanamente "hagamos a un lado las diferencias", bueno, ah? creo que hay una tesis muy interesante que va en el sentido de que las diferencias de proyectos se hagan a un lado, ?entonces para qu? es el gobierno? ?qu? sentido tendr?a hacer un proceso electoral, tener diferentes propuestas y plataformas? La democracia es para que podamos procesar las diferencias y que esas no existan es una aspiraci?n con tonos autoritarios.
-?Estar?amos hablando del olvido de las ideolog?as?
-Del fin. Haz de cuenta que existe un gobierno neutro donde la ideolog?a no importa, como si las acciones y las decisiones de gobierno no tuvieran una definici?n de tipo ideol?gico, se les olvida que toda decisi?n de pol?tica p?blica es ideol?gica.
-En el proyecto panista ?se trata entonces de que unos manden y otros obedezcan?
-S?, lo que se quiere es la presencia de una izquierda funcional que sea legitimadora de esa nueva hegemon?a pol?tica que se pretende construir. Entonces el tema es que nosotros estamos defendiendo un proyecto diferente. No es un asunto de diferencias personales, es un asunto de fondo, son proyectos diferentes y van a estar en competencia todo el tiempo.
-El prop?sito pol?tico de presionar para que Marcelo Ebrard rompa con Andr?s Manuel L?pez Obrador, ?tambi?n tiene el prop?sito de legitimar al gobierno panista?
-S?, es un proyecto legitimador y no vamos a ceder en ese punto. No es que el gobierno de la ciudad no quiera cooperar, por ejemplo, en seguridad. El viernes hicimos un operativo con la PGR. Lo que est? de por medio es el tema pol?tico, el tema pol?tico es la famos?sima foto, entonces decir: o se toman la foto o se condiciona al Distrito Federal y se sostiene que no quiere cooperar en nada, como si fuera una rep?blica aut?noma, no es el dilema, el dilema es si eres coherente con el voto que te llev? a donde est?s. No se trata de la relaci?n personal con Andr?s Manuel: el tema de fondo es si eres leal o no al proyecto por el cual fuiste electo. Eso es lo que da autoridad moral a un r?gimen, a un gobierno, a una administraci?n. Desde el momento en que t? hagas algo que ponga en entredicho tu autoridad moral la gente te lo cobra en la calle, y m?s porque esta ciudad es muy exigente en ese sentido. Eso no lo voy a perder de vista jam?s. Habr? quien tenga otras opiniones y est? en su derecho, pero lo que importa es la gente, el mandato que tenemos de la gente y lo que la gente espera de su gobierno: dignidad.
-?Y hasta d?nde hay que llevar esa dignidad?
-Hasta donde sea necesario.
-?Qu? quiere decir?
-Bueno, si se quiere condicionar a la ciudad tambi?n lo vamos a decir. La ciudad no coincide y no coincidi? con la plataforma de Acci?n Nacional. Hay diferentes modos de condicionar. Fox ten?a su estilo, ahora estamos viendo otro estilo, pero en esencia es lo mismo, es decir: all?nese el gobierno de la ciudad o si no habr? costos para los ciudadanos. ?Qu? tiene que ver eso con la democracia?
-?Usted ya ha sentido esa presi?n?
-La semana pasada, en la inauguraci?n de las obras del Gran Canal, vimos un ensayo y ese parece el mensaje.
-Y ahora que hablamos de presiones, d?jeme insistir sobre el tema Andr?s Manuel L?pez Obrador.
-Yo creo que el objetivo ideal para mucha gente de la derecha ser?a propiciar el aislamiento al movimiento que encabeza L?pez Obrador, ese es el objetivo central para lograr su consolidaci?n. Ellos apostaban a que lo que pas? el domingo anterior no suceder?a, pero el movimiento sigue siendo un movimiento con una base social muy grande y sigue representando aspiraciones muy importantes. Ellos quisieran que eso ya no existiera. Ahora, el otro asunto es que nosotros cambi?ramos nuestra l?nea pol?tica, pero nosotros no podemos ir en contra y mucho menos reprimir, por ejemplo, la protesta. Lo que sostenemos es que la pol?tica sirve para dirimir las diferencias, ?por qu? no se quieren sentar muchos de ellos a dialogar? Porque dialogar es escuchar y muchas veces es ceder o cambiar. Quieren meternos en una l?nea que nos arrebate la identidad pol?tica y luego separarnos totalmente del movimiento, as? nos tendr?an a su merced, y entonces, ?cu?l proyecto alternativo? Te convertiste en un adorno en Los Pinos, en un trofeo. Eso no va a suceder.


Critican expertos "estado de sitio" en las escuelas

KARINA AVILES, JOSE ANTONIO ROMAN, LAURA POY

Mientras expertos en educaci?n advirtieron que los ex?menes antidopaje que se aplicar?n en los planteles educativos forman parte de la expansi?n de la "pol?tica de militarizaci?n" y de la visi?n "policiaca" impuesta por el gobierno de Felipe Calder?n, organismos de derechos humanos reprobaron esta decisi?n, que de-muestra la incapacidad gubernamental de aplicar medidas de inteligencia contra la delincuencia organizada.
Ante esta incapacidad, el gobierno "se va contra" las v?ctimas, que son precisamente la ni?ez y la juventud, dijo Daniel Ponce, director general de Educaci?n y Promoci?n de la Comisi?n de Derechos Humanos del Distrito Federal, mientras Gerardo Sauri, de la Red por el Derecho de la Infancia, advirti? que con este programa ampliado de Mochila Segura se pretende aislar el problema a la posesi?n de armas y drogas, convirtiendo a los j?venes en "sospechosos, terroristas y presuntos narcotraficantes". Adem?s, a?adi?, no se ven por ning?n lado pol?ticas p?blicas de atenci?n a la juventud.
El investigador del Instituto Mora y de la Universidad Pedag?gica Nacional C?sar Navarro se?al? que ?ste es el primer paso para la conversi?n de la escuela en un "espacio de control de la seguridad p?blica", que la reduce a la categor?a de "penitenciar?a".
As?, el especialista advirti? sobre los riesgos de violaci?n de los derechos humanos de los ni?os, de los maestros y de los padres, a partir de esta medida, que calific? de "grave y desafortunada".
En entrevista por separado, Navarro indic? que se trata de una estrategia que tiene como objetivo "implantar un estadio de sitio que ahora se extender? a las escuelas primarias y secundarias".
Por su parte, Rodolfo Ram?rez, director de la revista especializada en educaci?n Cero en Conducta, cuestion? tambi?n que el gobierno federal ofrezca una soluci?n policiaca, cuando se trata de una problem?tica social. Consider? que el anuncio tiene, m?s que nada, un efecto progagand?stico y no tanto efectivo en el combate a la drogadicci?n.
En tanto, Alfredo Nateras Dom?nguez, catedr?tico de la Universidad Aut?noma Metropolitana, calific? de "inadecuada e impertinente" esta propuesta que, incluso, podr?a generar condiciones de discriminaci?n, porque "nada se dice de las escuelas particulares, donde tambi?n se ha detectado que los ni?os y j?venes pueden estar en riesgo de consumo de sustancias nocivas".




Estrictamente personal
Raymundo Riva Palacio
04 de julio de 2007

2 de julio: historia secreta
Durante meses los poderes f?cticos de M?xico buscaron una quinta candidatura presidencial que pudiera enfrentar a Andr?s Manuel L?pez Obrador
El cap?tulo m?s desconocido de la guerra por la Presidencia en 2006 es, a la vez, el episodio m?s dram?tico de c?mo los verdaderos poderes f?cticos de M?xico entraron en p?nico cuando Cuauht?moc C?rdenas ?coquete? con el Partido del Trabajo (PT) para ser su abanderado en la contienda presidencial, y tras encenderse sus botones de alarma, buscaron una quinta candidatura para evitar que Andr?s Manuel L?pez Obrador llegara al poder.
Los poderes f?cticos reales en M?xico son los due?os del capital y de la Bolsa Mexicana de Valores. Son los capitanes de la industria, los que modulan el comportamiento y los patrones de consumo de 100 millones de mexicanos. Son los que meten dinero a campa?as y secan otras; los que construyen a pol?ticos y quienes los desechan. Juegan con todos e inyectan dinero a sus campa?as, pero en el momento de la verdad ?nicamente se comprometen con aquel que les proveer? del ambiente de negocios m?s estable que les permita seguir acumulando dinero.
Esa ?lite empresarial estaba preocupada desde 2005, ante la posibilidad de que el entonces secretario de Gobernaci?n, Santiago Creel, ganara la candidatura del PAN. Su l?gica se sustentaba en las din?micas del poder en M?xico, donde son los n?cleos de poder y sus agentes los que mueven a los pol?ticos conforme a sus intereses. Creel era la cara de uno de esos grupos de poder, cuyo operador con la clase pol?tica era el ex presidente Carlos Salinas. No eran amenaza para las ?lites empresariales, al contrario. El que el candidato del PRI, Roberto Madrazo, tambi?n representara los mismos grupos era un problema estrat?gico. Al estar Creel y Madrazo cortados por la misma tijera, el equilibrio de poder en el pa?s se romper?a, otorgando ventajas pol?ticas a L?pez Obrador en la elecci?n presidencial.
Pero Creel, que era impulsado por el ex presidente Vicente Fox, cometi? el error de la soberbia y no trabaj? dentro del PAN por la candidatura. Pocas semanas antes de la elecci?n interna en ese partido, las ?lites de poder ya sab?an que Felipe Calder?n ganar?a la candidatura. Las ?lites descansaron, y comenzaron su juego sexenal. Se empezaron a tender los puentes con Calder?n, de la misma forma como se intensific? el acercamiento con L?pez Obrador. Madrazo, a quien todav?a al empezar la campa?a ve?an con buenos ojos por un buen arranque que le hizo ganar cinco puntos en las preferencias de voto en diciembre de 2005, se fue cayendo poco a poco. Su suicidio pol?tico hab?a empezado con el ofrecimiento a la ?lite empresarial de que la segunda era de un M?xico boyante ser?a con un gobierno del PRI, ofreci?ndoles un para?so empresarial que, objetivamente hablando, iba a ser imposible de cumplir. Ni ?l ni nadie ten?an los recursos pol?ticos del viejo r?gimen para decidir en forma autoritaria el destino del pa?s.
La certidumbre de la ?lite empresarial se rompi? cuando el PT entr? en pl?ticas con C?rdenas para que aceptara ser su candidato a la Presidencia. C?rdenas hab?a roto con L?pez Obrador en 2003, y lleg? a ?coquetear? con la posibilidad de desafiarlo en la b?squeda de la candidatura del PRD. No ten?a ninguna posibilidad y ?l mismo dio pasos para atr?s hasta que se le acerc? el PT y trabaj? con ?l la eventualidad de la candidatura. La difusi?n de esa posibilidad sacudi? a las ?lites empresariales, quienes vieron en la irrupci?n de C?rdenas en la contienda, con la cuarta candidatura real a la Presidencia, un desequilibrio que colocar?a la elecci?n fuera de control para todos. Con cuatro candidaturas fuertes, pensaban, el 2 de julio ser?a una monumental apuesta, algo muy ajeno a sus deseos e intereses, porque son escenarios en los que no tienen posibilidad de influir, modular o modificar. Ir?an a buscar una quinta candidatura que ayudara a restaurar el equilibrio.
Los grupos empresariales encontraron que en la misma disyuntiva estaban otros grupos de presi?n importantes para el 2 de julio, en particular el magisterio oficial, con la maestra Elba Esther Gordillo a la cabeza, a quien tampoco le agradaba que la contienda por la Presidencia entrara en un t?nel de incertidumbre, en funci?n de los intereses de su grupo. La suma de preocupaciones llev? a que los poderes f?cticos comenzaran a hablar con dos posibles aspirantes a la quinta candidatura. Al pensar en escenarios, el equipo de la maestra encarg? a un despacho en Washington el estudio de cu?nto costar?a una candidatura, a partir de cero, con plenas posibilidades de ganar la Presidencia. La respuesta fue 540 millones de d?lares. No se avanz? en ese camino, y se pens? en arroparla bajo el registro de Convergencia. El responsable de conseguirla fue el empresario regiomontano Alfonso Romo, quien ofreci? pagarle varios millones de d?lares al l?der de ese partido, Dante Delgado, para que les dejara a los empresarios la unci?n de su candidato.
Los prospectos que vieron las ?lites fueron el ex gobernador de Sonora Eduardo Bours y el ex secretario de Hacienda Pedro Aspe, con quienes sostuvieron reuniones los representantes de las ?lites en el hotel Royal, al sur de la ciudad de M?xico.
Para Bours era m?s dif?cil dejar Sonora a la mitad de su mandato, y Aspe, que se hab?a mostrado reacio a la propuesta, cuando vio que C?rdenas podr?a ser el candidato del PT, entendi? el fondo de la estrategia y sin decir que s? nunca, jam?s dijo que no. Cuando C?rdenas decidi? no aceptar la propuesta del PT, lo primero que hizo Aspe fue sumarse a la coordinaci?n del equipo econ?mico de Madrazo en el PRI, con el aparente prop?sito de evitar nuevas presiones.
De cualquier forma se busc? un aspirante que, visto en aquel momento, pudiera enfrentar a L?pez Obrador. Fue cuando sali? el nombre del rector de la UNAM, Juan Ram?n de la Fuente, animado por un grupo muy importante de empresarios, pero seducido tambi?n por L?pez Obrador. No obstante, hubo un ofrecimiento formal de la candidatura realizado por Gordillo. De la Fuente y Gordillo se reunieron en secreto, en la casa de la maestra, despu?s de complicadas negociaciones por tel?fonos seguros. Cuando le ofreci? la candidatura, De la Fuente respondi? que la ?nica forma en que aceptar?a ser?a bajo el sello del PRI, y con la renuncia de Madrazo por delante. Ah? se sepult? esa posibilidad.
En abril, con los empresarios regresando a una etapa de menos alarma pero sin dejar de tener incertidumbre, Calder?n formaliz? la alianza con Gordillo, quien orden? al magisterio el apoyo al panista y tom? la decisi?n de bajar al m?ximo el perfil del candidato de su partido, Nueva Alianza, Roberto Campa, para que no llegara a restar votos a Calder?n, desarrollando la exitosa campa?a de ?uno de tres?. Para entonces, Madrazo se hab?a desfondado y la contienda ser?a s?lo entre dos. Eliminando los ruidos a Calder?n que le producir?a Campa, condujeron la contienda hacia una lucha acotada a L?pez Obrador. Los empresarios volvieron a respirar.
Publicado por solaripa69 @ 9:55
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios