Jueves, 12 de julio de 2007
Advierten especialistas sobre riesgos de criminalizar la protesta social
DE LA REDACCION
Atribuir a grupos armados las explosiones en gasoductos de Petr?leos mexicanos (Pemex), sin tener como base una investigaci?n seria y objetiva, es sumamente arriesgado, afirmaron especialistas en seguridad nacional y organismos sociales y de derechos humanos, que mostraron incredulidad ante las versiones oficiales que se?alan al Ej?rcito Popular Revolucionario (EPR) como responsable de los atentados contra instalaciones petroleras.
El PAN respald? al presidente Felipe Calder?n en su llamado "para que todos los mexicanos de buena voluntad rechacen categ?ricamente la violencia", y la Iglesia cat?lica conden?, en nombre de todos los fieles del pa?s, lo que denomin? "acciones criminales", pues el fin del hombre es la paz. "La justicia no puede ser establecida por la v?a del terror, la explosi?n y del da?o a terceros", dijo el Episcopado Mexicano.
En tanto, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, asegur? que no hay situaci?n de alerta en la ciudad, pero que a partir de las medidas adoptadas por el gobierno federal se aplic? la norma prestablecida que refuerza la seguridad en instalaciones estrat?gicas, como el Metro y los sistemas de comunicaciones y de distribuci?n de gas. En entrevista, dijo que no est? en posici?n de desestimar ni dar por confirmada la informaci?n sobre los presuntos ataques eperristas, pero se mantendr? atento a la evoluci?n de los acontecimientos.
Jos? Luis Pi?eyro, experto en seguridad nacional y catedr?tico de la Universidad Aut?noma Metropolitana, subray? que el Estado mexicano est? obligado a esclarecer totalmente las causas de las explosiones. Dijo que ante dos explicaciones extremas, como que efectivamente el EPR sea autor de actos de sabotaje o que las explosiones sean resultado del abandono en la infraestructura de Pemex, se perfilan tres escenarios:
1. primero, que la acci?n de un grupo guerrillero d? la excusa de mano dura e incluso se pretenda criminalizar a los movimientos sociales;
2. segundo, que se trate de una cortina de humo para dejar de lado los "cuentos chinos", y
3. tercero, que se pretenda argumentar que es mejor entregar la paraestatal a la iniciativa privada ante la falta de recursos para darle mantenimiento m?nimo.
Pi?eyro se?al? que s?lo despu?s de una investigaci?n "exhaustiva y con criterios objetivos" se podr? constatar si efectivamente el EPR realiz? acciones de sabotaje, a pesar de "aparentes contrasentidos, como el que realizara los ataques en estados donde no tiene influencia ni base de apoyo social. Adem?s de que este grupo guerrillero siempre ha sostenido posiciones nacionalistas y Pemex es una empresa estatal y, por tanto, de todos los mexicanos, por lo que atacar sus instalaciones tiene un efecto en el sector industrial y en los trabajadores".
Carlos Rodr?guez Arechavaleta, investigador de la Universidad Iberoamericana y especialista en movimientos guerrilleros, asegur? que de "constatarse" la participaci?n del EPR ser?a un "error del Estado mexicano limitarlo a un problema de seguridad, cuando es evidente que tiene causas m?s profundas, como la pobreza y la marginaci?n". Insisti? en que es necesario "esclarecer de manera objetiva y transparente los hechos, y no vincularlos simplemente con las acciones de un grupo guerrillero".
Organismos de derechos humanos se?alaron que estas acciones violentas son consecuencia "natural" de una demanda social no atendida. Luis Arriaga, del Centro Miguel Agust?n Pro, dijo que a?n no existen elementos suficientes para asegurar que el EPR haya sido responsable de las explosiones, y Fabi?n S?nchez, de la Comisi?n Mexicana de Defensa y Promoci?n de los Derechos Humanos, calific? de preocupante la persistencia de las desapariciones forzadas, como las que reclaman los eperristas.
Ambos se?alaron que las afectaciones a los gasoductos evidencian la vulnerabilidad del Estado mexicano y su incapacidad para resguardar instalaciones estrat?gicas. Tambi?n llamaron la atenci?n sobre el riesgo de que atentados de este tipo sirvan de pretexto al gobierno para criminalizar la protesta social.
El ombudsman capitalino, Emilio Alvarez Icaza, afirm? que de confirmarse la autor?a del EPR en las explosiones debe interpretarse como "una se?al de alarma" para el sistema pol?tico. "Hay que decir claramente que la violencia no ayuda a fortalecer la democracia y estos actos de sabotaje son reprobables y repudiables. Puedo estar claro que (de fondo) hay un contexto social y que por ello tambi?n se tendr? que revisar, desde la reforma del Estado, esta situaci?n".
La dirigencia nacional del PRD demand? al gobierno federal que investigue "seriamente" los presuntos ataques del EPR. "Creemos que se ha adelantado a concluir un resultado sin haber siquiera iniciado la indagatoria correspondiente". Exhort? al Ejecutivo a conducirse con tranquilidad para no "enrarecer el clima pol?tico" en el pa?s.
La Uni?n Nacional de Trabajadores mostr? incredulidad acerca de qui?n o qui?nes podr?an ser autores de actos que se atribuye el EPR. La presidencia colegiada inculp? al gobierno federal de estar "orquestando" acciones para "desviar" la atenci?n de la ciudadan?a de asuntos como el caso de Zhenli Ye Gon y "reforzar la presencia castrense en las calles".
El presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde, consider? que las explosiones en gasoductos son hechos aislados, y asever? que en cualquier Estado democr?tico no son admisibles acciones de violencia contra las instituciones.

Confirmar si hubo atentados, piden legisladores al gobierno
ANDREA BECERRIL, VICTOR BALLINAS
La Comisi?n Permanente del Congreso de la Uni?n rechaz? todo acto de violencia y ''exigi?'' al gobierno federal una investigaci?n ''puntual y exhaustiva'' sobre las recientes explosiones en gasoductos de Petr?leos Mexicanos (Pemex), incluida la hip?tesis de que se trata de atentados, ya que un grupo armado asumi? la autor?a de los mismos.
El punto de acuerdo fue cabildeado previamente, por lo que se aprob? sin discusi?n. En entrevistas previas, los coordinadores senatoriales de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revoluci?n Democr?tica (PRD), Manlio Fabio Beltrones y Carlos Navarrete, respectivamente, coincidieron en la urgencia de que el gobierno federal informe al Legislativo si se trata realmente de actos terroristas, dada la gravedad del presunto ataque a instalaciones de Pemex.
Beltrones advirti? que se debe exigir que los ?rganos de inteligencia del Estado mexicano se aboquen ''a trabajos de mayor profundidad'' y no a la elaboraci?n de encuestas, ya que es obvio ''que no han parecido tan inteligentes como quisi?ramos'', porque no hubo acciones preventivas para evitar los estallidos en instalaciones de la paraestatal en Guanajuato y Quer?taro.
Igualmente, Navarrete consider? ''una imprudencia'' de la administraci?n de Felipe Calder?n el aceptar que se trat? de explosiones provocadas, sin haber agotado las investigaciones. Por ello y por la tardanza en dar a conocer los hechos formul? un reclamo: ''Si de verdad ten?an informaci?n de que los ductos de Pemex fueron volados con artefactos explosivos, de manera intencional, ?por qu? no convoc? de inmediato a las fuerzas pol?ticas y a los l?deres del Congreso para informar de la gravedad de los acontecimientos?''
Exigi? tambi?n que la Secretar?a de Gobernaci?n aclare al Congreso la veracidad del comunicado del Ej?rcito Popular Revolucionario (EPR), e informe sobre la desaparici?n en Oaxaca de dos activistas de ese grupo armado, que es lo que al parecer gener? las reacciones violentas. Hizo notar que la izquierda electoral, ''que quiere dar cauce a la protesta de millones de mexicanos, est? preocupada por el riesgo de un desborde desde el ala armada del movimiento mexicano de protesta contra el gobierno''.
Insisti?: la irritaci?n social por problemas no resueltos, como el de Oaxaca, puede ser ''caldo de cultivo'' para que sectores radicalizados decidan tomar la v?a armada. ''Nos preocupa por ello que la inacci?n del gobierno o francamente su torpeza pueda motivar el activamiento de grupos armados que ya existen desde hace mucho, pero parece que se est?n reactivando''.
Interrogado sobre el tema, el coordinador de los senadores del Partido Acci?n Nacional (PAN), Santiago Creel, rechaz? responder si hubo precipitaci?n del gobierno de Calder?n al aceptar que las explosiones fueron provocadas. ''El asunto es lo suficientemente grave, debemos tomarlo con toda seriedad y esperar a que se hagan las investigaciones para poder ratificar la informaci?n''.
Los coordinadores de todas las fuerzas pol?ticas cabildearon un punto de acuerdo, que fue llevado ante el pleno por el diputado panista Cruz P?rez Cu?llar, en el que la Permanente rechaz? ''en?rgicamente cualquier acto de violencia que lastime y vulnere la seguridad y la integridad de los mexicanos''.
Asimismo, ''se exige a las autoridades responsables la investigaci?n puntual y exhaustiva de los estallidos en los gasoductos de Pemex'', que considere ''todos los aspectos t?cnicos derivados de la situaci?n prevaleciente en las instalaciones de la paraestatal, la adjudicaci?n de los hechos por parte de una organizaci?n armada, de la cual dieron cuenta los medios de comunicaci?n, y todos aquellos elementos que sean ?tiles para el esclarecimiento de estos lamentables hechos''.
Qu? fall? y qu? sigue
EDITORIAL DE EL UNIVERSAL
12 de julio de 2007

Evidentemente, la guerrilla en M?xico no se ha extinguido. Se mantuvo encapsulada en regiones y familias durante un largo cuarto de siglo y al parecer ahora resurge con renovados br?os. ?Qu? fall?? La inteligencia, desde luego, pero tambi?n la supresi?n de causas que la incuban. Miseria, exclusi?n y represi?n conforman una tr?ada que radicaliza y es usada por algunos como justificaci?n para abrazar la siempre reprobable violencia.
Hoy, todos los partidos pol?ticos, esos que no logran ponerse de acuerdo para allanar el camino del progreso nacional, coinciden en condenar los atentados. Con una sola voz desde el PAN hasta el FAP, pasando por la pl?yade entera de siglas partidistas, se pronuncian inequ?vocamente en contra de los violentos.
El corte de las arterias conductoras de energ?ticos ha entorpecido las actividades productivas en el Baj?o, de Jalisco a Aguascalientes y de Guanajuato a Quer?taro.
Un millar de empresas medianas y peque?as paradas, p?rdidas diarias por cuando menos 100 millones de pesos y unas 80 mil viviendas que carecen de gas.
Petr?leos Mexicanos hace esfuerzos para restablecer el suministro con prontitud y anuncia reforzamiento de medidas de seguridad. Despu?s del ni?o ahogado se tapa el pozo.
?D?nde han estado no estos d?as pasados, sino estos meses, incluso estos a?os, los aparatos de inteligencia del Estado mexicano responsables de detectar y prevenir amenazas a la seguridad nacional?
?D?nde los pol?ticos para responder a la demanda eterna de las masas marginadas que se api?an en las sierras de las entidades sure?as o en los barrios proletarios de las ciudades?
Para los j?venes en nuestra sociedad hay un horizonte incierto en el que se configura con menos precisi?n un futuro empleo que la posible huida al norte, el ingreso a bandas de delincuentes o en algunos casos, incluso, la rebeli?n. Son apuestas de vida desventajosas, es m?s, preocupantes, que pueden inclusive complicarse si llegaran a traslaparse.
En otros lados, la guerrilla se ha aliado con los narcotraficantes; a cambio de su apoyo b?lico reciben armas, municiones y dinero. Esa si que ser?a una opci?n indeseable para M?xico.
En ese punto en el que los centros del poder coinciden, deben sumarse acuerdos entre las partes para que no se ri?a el trabajo pol?tico con la inteligencia, sino que se complementen.
Con humildad acordemonos de qu? manera los pa?ses del sur del r?o Suchiate convinieron en transitar de los tiempos de la guerrillera a los acuerdos de paz. El castillo de Chapultepec fue escenario para firmar documentos que unieron a los que la violencia separ?. M?xico est? lejos, muy lejos de ese amargo antecedente hist?rico, pero en esta encrucijada nacional no nos caer?a mal refrendar nuestra vocaci?n de paz.

Reclama el EPR a hermano de l?der

Inteligencia lo liga a Francisco Cerezo, fundador y dirigente del grupo

Alejandro Jim?nez, Juan Veled?az y Jorge A. Medell?n
El Universal
Jueves 12 de julio de 2007
Gabriel Alberto Cruz S?nchez, uno de los desaparecidos que reclama el EPR ?quien se hace llamar Raymundo Rivera Bravo?, es hermano de Francisco Cerezo Quiroz o Tiburcio Cruz S?nchez, uno de los dirigentes formales de ese grupo armado y tambi?n uno de los hombres m?s buscados, de acuerdo con los servicios de inteligencia civil y militar mexicanos.
A Francisco Cerezo no s?lo se le busca por las explosiones en los ductos de Pemex en Guanajuato y Quer?taro, que el EPR se adjudic? el martes 10 de julio, sino por la red de contactos con militantes de otras organizaciones sociales que ha tejido en los ?ltimos a?os y que abarcan por lo menos los estados de M?xico, Oaxaca, Guerrero, Hidalgo, Guanajuato y Quer?taro.
Existe un cerco de agentes del gobierno alrededor de su familia, algunos de los cuales se han dejado ver en los ?ltimos d?as en labores de seguimiento a uno de sus hijos, seg?n denunci? la familia el pasado 2 de julio mediante una ?acci?n urgente? el Comit? Cerezo.
Aunque el hostigamiento nunca ha cesado desde que sus hermanos H?ctor, Antonio y Alejandro cayeron en prisi?n, en agosto de 2001, se agudiz? desde el pasado 26 de junio y arreci? justo el d?a de las primeras explosiones en ductos de Pemex, dice Francisco Cerezo Contreras, fundador del comit?.
?Las amenazas llegaron contra mi familia en un mensaje de internet y tambi?n van dirigidas a un supuesto t?o que es una de las personas desaparecidas desde el 25 de mayo en Oaxaca?, dijo Cerezo Quiroz.
Anteriormente, el 12 de junio, Alejandro Cerezo Contreras, seg?n el comit?, fue grabado y fotografiado por un individuo de traje oscuro, como de un metro 80 de estatura, gordo, pelo corto y cara redonda, cuando acudi? a una prueba m?dica a la direcci?n de medicina del deporte de la UNAM.
Alejandro fue uno de los tres hermanos detenidos en 2001 a ra?z de una serie de explosiones en sucursales bancarias en el DF. Tras varios amparos y revisiones al proceso judicial fue liberado. A sus hermanos H?ctor y Antonio se les absolvi? de varios delitos y se les redujo la pena de 13 a?os y seis meses de c?rcel a siete a?os, de los que llevan seis.
H?ctor y Antonio son los mayores de cinco hermanos, a quienes siguen Alejandro, Emiliana y Francisco. Su madre Florencia Canseco, quien vive en la clandestinidad, se hace llamar ?seg?n los ?rganos de inteligencia civiles? Emilia Contreras.
Ella ser?a hermana de Felipe Canseco, ex militantes del Partido Revolucionario Obrero Clandestino Uni?n del Pueblo (PROCUP), preso en el reclusorio norte hace unos a?os acusado de pertenecer al grupo guerrillero.
Alejandro, Emiliana y Francisco son quienes encabezan el comit?, el cual, seg?n han denunciado, tiene una guardia permanente de agentes gubernamentales quienes vigilan la sede de la organizaci?n.
Los tres hermanos que est?n en el comit? m?s los dos presos son sobrinos de Gabriel Alberto Cruz S?nchez, hermano de Tiburcio, quien se hace llamar Raymundo Rivera Bravo, detenido el 25 de mayo en Oaxaca y reclamado por el EPR.
Su nombre aparece citado en el comunicado difundido por el EPR el martes 10 donde se?alan que para exigir su libertad fue que el grupo armado ?en cumplimiento de la orden del comit? central del Partido Democr?tico Popular Revolucionario (PDPR)?, que se presenta como ?brazo pol?tico? de la guerrilla, realiz? las acciones de sabotaje en las instalaciones de Pemex.
Los hijos de Tiburcio Cruz, considerado uno de los fundadores del EPR, han sido objeto de hostigamiento por medio de llamadas an?nimas y mensajes grabados, seg?n lo han denunciado desde hace dos a?os.

Movilizan a 5 mil soldados ?lite

La Secretar?a de la Defensa Nacional orden? la movilizaci?n de las unidades de ?lite que integran el Cuerpo de Fuerzas de Apoyo Federal (CFAF)
Jorge Alejandro Medell?n y Manuel Lombrera
El Universal
Jueves 12 de julio de 2007
La Secretar?a de la Defensa Nacional orden? la movilizaci?n de las unidades de ?lite que integran el Cuerpo de Fuerzas de Apoyo Federal (CFAF), creado el 9 de mayo, y que est? bajo las ?rdenes directas del Presidente de la Rep?blica, luego de los atentados perpetrados en instalaciones de Petr?leos Mexicanos (Pemex).
Desde la ma?ana del pasado 10 de julio, el alto mando moviliz? a casi la totalidad de los 5 mil efectivos que integran el CFAF, indicaron altas fuentes militares. Ese d?a, seg?n las fuentes, el titular de la Sedena, general Guillermo Galv?n Galv?n, se reuni? en la sala de juntas de la dependencia con los comandantes de las 12 regiones y 45 zonas militares del pa?s para darles a conocer las directivas de seguridad con las que se est? enfrentando la situaci?n por los estallidos en Guanajuanto y Quer?taro.
El general Galv?n recibi? informes sobre movimientos y presencia de la guerrilla en el pa?s y orden? a sus mandos triplicar la vigilancia estrat?gica en la nucleoel?trica de Laguna Verde y en las plantas de nitr?geno de Atasta y Dos Bocas, en Tabasco.
De igual forma, se reforz? la vigilancia en termoel?ctricas, hidroel?ctricas, presas y plantas industriales que se consideraron como posibles blancos de atentados con explosivos.
?stas se sumaron a las 142 instalaciones que la Sedena, Marina y la Polic?a Federal Preventiva (PFP) resguardan en todo el pa?s.
La reuni?n con los mandos territoriales inici? a las 14:00 horas del pasado martes y dur? poco m?s de dos horas; en ella se prioriz? reforzar la inteligencia y se orden? triplicar la vigilancia en Tamaulipas, Michoac?n, Guanajuato, Quer?taro y Tabasco.
Este martes en al menos una docena de estados, elementos del Ej?rcito y PFP reforzaron la vigilancia en refiner?as, presas, terminales mar?timas y de almacenamiento, y en las instalaciones de la Comisi?n Federal de Electricidad (CFE) con un especial ?nfasis en sobrevuelos de estas instalaciones y sus inmediaciones.
Los pasados 5 y 10 de julio, instalaciones de Pemex en Guanajuato y Quer?taro fueron objeto de atentados cuya autor?a se adjudic? el Ej?rcito Popular Revolucionario para exigir la libertad de dos de sus militantes.
Pemex ratific? que se incrementaron sus patrones de seguridad en todas las instalaciones y que, de manera especial, se ampliaron los ?celajes a?reos? (vigilancia a?rea) con helic?pteros y personal de tierra, a lo largo de los 14 mil kil?metros de los derechos de v?a en todo el pa?s, que incluye los 65 mil kil?metros de la red de ductos.
En Veracruz, el subsecretario de Protecci?n Civil, Ranulfo M?rquez Hern?ndez, dijo que la industria petrolera tiene resguardo permanente por elementos de la Sedena, Marina y Seguridad P?blica.
Detall? que Pemex les comunic? que se mantendr?a ?por el momento? la misma vigilancia aplicada desde hace un a?o, cuando la organizaci?n terrorista Al-Qaeda amenaz? con atacar instalaciones en M?xico.
En Campeche, el comandante Mart?n Fern?ndez Zetina se?al? que, en coordinaci?n con autoridades de Pemex, reforz? la vigilancia en las plataformas petroleras.
Tambi?n en Hidalgo militares y agentes federales reforzaron la vigilancia en las instalaciones de la refiner?a Miguel Hidalgo, y en los ductos de Pemex que atraviesan la entidad, confirm? V?ctor Hugo Deschamps Lugo, vocero de la paraestatal.
La misma acci?n se realiz? en el complejo Pemex Cactus y las cuatro hidroel?ctricas de Chiapas.
En Salamanca, donde el pasado 5 de julio se registraron cinco explosiones en ductos de gas de Pemex, el edil Ignacio Luna Becerra pidi? a los consejeros municipales ?permanecer con los ojos bien abiertos? y denunciar al n?mero 066 de Seguridad P?blica cualquier irregularidad.
En tanto, el Grupo de Coordinaci?n de Baja California aplicar? el plan Centinela para vigilar los puntos vulnerables que pudieran ser blanco de atentados.
En este marco, el gobernador de Nuevo Le?n, Jos? Natividad Gonz?lez Par?s, inform? que pidi? al gobierno federal reforzar todos los lugares estrat?gicos de Pemex en el estado.
El vocero del sindicato petrolero, Roberto Contreras, afirm?: ?No existe ninguna relaci?n entre los accidentes y las negociaciones contractuales porque las pl?ticas se est?n llevando en muy buen nivel?. (Con informaci?n de Alberto L?pez, ?dgar ?vila, X?chitl ?lvarez, Julieta Mart?nez, Dinorath Mota, Hilda Fern?ndez, Juan Cedillo, Francisco Ynurreta y ?scar Guti?rrez, corresposnales)
Publicado por solaripa69 @ 10:05
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios