S?bado, 21 de julio de 2007
Lamenta AMLO silencio de Calder?n para ordenar una investigaci?n a fondo del caso Ye Gon
regina mart?nez
Jalapa, Ver., 20 de julio (apro).- El llamado presidente leg?timo, Andr?s Manuel L?pez Obrador, lament? la actitud asumida por Felipe Calder?n en el caso del empresario chino naturalizado mexicano Zhenli Ye Gon.

Afirm? que si realmente no estuviera involucrado en el dicho esc?ndalo "ya habr?a ordenado una investigaci?n a fondo".

En una gira por esta regi?n, donde encabez? diversos actos en apoyo de los candidatos del PRD a diputados y alcaldes en Veracruz, L?pez Obrador dijo que en el mundo se ventilan asuntos de corrupci?n y tr?fico de influencias que tienen que ver con M?xico.

Subray? que si Calder?n no estuviera involucrado en el caso del ciudadano mexicano de origen chino, "ya habr?a ordenado una investigaci?n exhaustiva, para verificar que no hubiera implicados dentro de su gobierno, incluido ?l".

A?adi?: ?Es muy desagradable que, desde el extranjero, se est?n haciendo se?alamientos de corrupci?n y tr?fico de influencias", y dijo:

"Si Calder?n tuviera verg?enza y, como dijo en su campa?a, las manos limpias, ya habr?a ordenado una investigaci?n para conocer, antes que en el extranjero, todo lo relacionado con esta historia truculenta".

En conferencia de prensa, L?pez Obrador insisti? que si el gobierno federal y el PAN no tuvieran relaci?n en este caso, ya lo hubiera denunciado ante la Procuradur?a General de la Rep?blica, "para dejar en claro a la ciudadan?a la relaci?n que hay con el empresario chino".

Por otro lado, L?pez Obrador confirm? que los legisladores del Frente Amplio Progresista (FAP) no respaldar?n la reforma fiscal de Calder?n, iniciativa que calific? como "un disfraz" que lesiona a los mexicanos, pues en el fondo "s?lo esta ocultando el cobro de m?s impuestos".

La postura de los legisladores del PRD, PT y Convergencia, se?al?, "es que ?sta reforma no pasar?, pues de manera encubierta plantea nuevos impuestos, entre ellos para la gasolina, que lesionara a los que menos tienen".

Aunque consider? que la reforma fiscal es necesaria y urgente para el pa?s, reiter? que ?la de Calder?n no es la m?s id?nea". Por ello, dijo, ?esta alianza progresista est? trabajando en una propuesta que d? mayores ingresos al gobierno y que ?stos recursos se reflejen en acciones de beneficio para los mexicanos?.

Sarukh?n califica de err?tica la pol?tica migratoria de Fox
j. jes?s esquivel
Washington, 20 de julio (apro).- El embajador de M?xico en Estados Unidos, Arturo Sarukh?n, critic? duramente la pol?tica migratoria que ejerci? el expresidente Vicente Fox en relaci?n con Estados Unidos.

En una entrevista con el consejo editorial y reporteros del diario The Washington Times, Sarukh?n, quien en el sexenio de Fox fue c?nsul general de M?xico en Nueva York, calific? de ?tonta? y como ?un grave error? la estrategia que sigui? el gobierno anterior para ?posicionarse? en el debate p?blico e interno en Estados Unidos.

?Creo que el gobierno anterior de M?xico hizo mucho da?o y se lo hizo a todos aquellos que cre?an en una reforma de inmigraci?n integral?, dijo Sarukh?n.

Fue un ?error tonto?, dijo el embajador mexicano al rotativo que se circula en la capital estadunidense y que est? identificado con las pol?ticas conservadoras que ayudaron a derrotar este a?o en el Capitolio, a las iniciativas de algunos legisladores dem?cratas y republicanos moderados que ped?an una reforma migratoria integral.

?Ese no era mi gobierno?yo era c?nsul general de M?xico en Nueva York?, enfatiz? Sarukh?n, quien nunca ocult? su desd?n y rechazo a las pol?ticas migratorias de Fox y de su secretario de Relaciones Exteriores, Luis Ernesto Derbez, sobre todo cuando ambos hac?an declaraciones p?blicas que contradec?an la realidad del debate migratorio en el Congreso federal estadunidense.

En referencia a las preguntas que le formularon los editores y reporteros sobre la ?gu?a del migrante? que en 2005 emiti? la Secretar?a de Relaciones Exteriores de M?xico (SRE), dirigida por Luis Ernesto Derbez, para reducir el flujo migratorio de M?xico a Estados Unidos, el embajador consider? que se trat? de ?un error tonto?.

En Estados Unidos, la ?gu?a del migrante? fue interpretada como un manual de supervivencia para los inmigrantes indocumentados mexicanos, porque les presentaba los m?todos para evitar incidencias de muerte en los distintos puntos de cruce ilegal de la frontera estadunidense.

Fox, m?s que Derbez, en varias ocasiones durante su sexenio, afirm? que su gobierno estaba a punto de concretar un acuerdo migratorio con Estados Unidos, cuando la realidad en el Capitolio no s?lo lo contradec?a, sino que aclaraba que el tema de la reforma migratoria es un asunto nacional en el cual el gobierno mexicano no ten?a la menor injerencia.

Fox dej? la presidencia de M?xico sin poder convencer al Congreso de Estados Unidos de que era necesario que hicieran una reforma migratoria integral, como se lo prometi? a los mexicanos al inicio de su gobierno.

Sarukh?n indic? al Washington Times, que la presidencia de Felipe Calder?n desde que lleg? al poder imprimi? un cambio total a la forma de abordar el tema migratorio con Estados Unidos, incluso reconoci? que el gobierno mexicano se contradice cuando critica al estadunidense por el trato que ?ste le da a los inmigrantes indocumentados mexicanos, si se toma en cuanta que las autoridades migratorias de M?xico hacen lo mismo con los que llegan al territorio mexicano.

?A menos que corrijamos el reto fundamental de la violaci?n de los derechos humanos de los inmigrantes centroamericanos o latinoamericanos que cruzan la frontera para llegar a M?xico, es muy duro para m? venir aqu? y mover el dedo y decirles: se?ores deben proteger los derechos de mis ciudadanos en este pa?s?, asent?.

Adem?s de reconocer un cambio en este sentido dentro de las pol?ticas migratorias mexicanas, el embajador Sarukh?n, quien asumi? su puesto el pasado mes de febrero, indic? en que el tema migratorio entre M?xico y Estados Unidos debe ser manejado de una manera m?s pragm?tica.

?M?xico y Estados Unidos trabajan extremadamente bien en tratar de garantizar que la frontera no sea utilizada para arriesgar o retar a la seguridad nacional de Estados Unidos?, remat?.
ENTRE EL ?RBOL Y EL BOSQUE.



Palabras del EZLN en la mesa redonda ?Frente al Despojo
Capitalista, la defensa de la tierra y el territorio? en la Ciudad
de M?xico, 17 de julio del 2007.

Queremos saludar y agradecer a las compa?eras y compa?eros de V?a Campesina en la India, el Brasil, Corea del Sur y en todo el mundo, la palabra que ahora nos obsequian en la voz muy otra de quienes traen su representaci?n.
Es un honor para nuestro o?do el regalo de su voz, y para la palabra nuestra una alegr?a el tener el amable hospedaje de corazones tan lejanos en la geograf?a de arriba y tan cercanos en la herida de abajo.
Saludamos el nuevo encuentro con las compa?eras y compa?eros del Congreso Nacional Ind?gena, lugar en el que [email protected] zapatistas navegamos nuestra lucha como pueblos indios que somos.
Tambi?n queremos agradecer a los compa?eros y compa?eras del Club de Periodistas, el espacio y el tiempo que facilitaron para reunir estas palabras, tan distintas y, sin embargo, las mismas al nombrar el dolor y la lucha.
Traigo la voz de las y los zapatistas del EZLN. De un pu?ado de hombres y mujeres, ind?genas en su gran mayor?a, que vivimos y luchamos en el ?ltimo rinc?n de este pa?s, en las monta?as del sureste mexicano. Nosotros nos dedicamos a subvertir el orden establecido, escandalizar a las buenas conciencias, y a poner le mundo de cabeza. De nosotras, de nosotros, los m?s peque?os, reciban nuestro saludo.
Es lugar com?n, entre analistas de distinto tipo y g?nero, el usar la expresi?n de que ?por mirar el ?rbol, se pierde de vista el bosque?. O viceversa. Frente a eso, queda la opci?n de mirar a ambos? o mirar otra cosa.
Aunque en lo que se refiere a la tierra, o al territorio en su sentido m?s amplio, como ha sido explicado en forma clara y contundente por el Congreso Nacional Ind?gena, parece cada vez m?s dif?cil encontrar alg?n ?rbol, y de bosques pues ni hablar. Y no s?lo, tambi?n en el campo mexicano es ya raro encontrar campesinos ejidatarios o comuneros, por no hablar de tierras ejidales y comunales.
Pero si no encontramos ni a unos ni a otros, entonces busquemos y encontremos la causa de su desaparici?n.


La Guerra de Neo Conquista en el Campo Mexicano.


Ya en otras ocasiones nos hemos referido al capitalismo en M?xico como una nueva guerra de conquista.
A nuestro paso por los distintos rincones del M?xico de Abajo, hemos visto un territorio destruido, a veces con las ruinas a?n humeando, a veces con las construcciones del conquistador, el gran capital, ya levant?ndose sobre lo que antes fueron campos de cultivo, pueblos de pescadores, tierras comunales y ejidales, territorios ind?genas. En no pocas ocasiones, hemos escuchado de pueblos enteros desiertos, con sus habitantes originales viviendo y trabajando en tierras muy lejanas en distancia, lengua y cultura.
Y en otros lugares hemos visto una suerte de relevo poblacional, es decir, la expulsi?n de ejidatarios y comuneros, y su sustituci?n por peones agr?colas, mozos de empresas tur?sticas, empleados y sirvientes, tra?dos desde otros suelos de la misma forma en que los esclavistas del norte revuelto y brutal traficaban con los pobladores de ?frica y Asia para suplir a la poblaci?n original que aniquilaron, y hacerlos trabajar como esclavos en sus plantaciones.
Y hemos visto tambi?n otra desertificaci?n humana que puede pasar desapercibida. Ah? est? el pueblo, la colonia, la ciudad. Ah? est? tambi?n la gente que habita esos lugares. Pero no hay ya sentido de colectividad, de pertenencia com?n. No tienen identidad cultural. No hay comunidad.
Un territorio poblado de fantasmas que deambulan por entre las ruinas de lo que antes fue el campo mexicano, eso es lo que deja el capitalismo salvaje, el neoliberalismo, a su paso en la nueva guerra de conquista de nuestro pa?s: la guerra de despojo y destrucci?n de la tierra y el territorio.
Y hay datos duros, s?ntomas que son n?meros y porcentajes y que sirven para darnos cuenta de que no se trata de un fen?meno aislado. El Centro de An?lisis Multidisciplinario (CAM), del equipo de apoyo de la Comisi?n Sexta del EZLN, ha recopilado lo siguiente:
Para el a?o del 2005, hab?a poco m?s de 30 millones de personas viviendo en el campo mexicano. De ellas, cerca de 27 y medio millones de personas no pod?an tener los ingresos necesarios para satisfacer las necesidades m?nimas.
La alternativa a morir o mal vivir en el campo es abandonar la tierra y la familia, y emigrar a otros lugares en busca de mejores ingresos. Las pol?ticas gubernamentales, las crisis agr?colas, la baja en los precios de los productos del campo y el alza en los precios de lo necesario para la siembra y la cosecha, han provocado que, en los ?ltimos a?os, la migraci?n de las comunidades rurales rumbo a las ciudades o al extranjero haya crecido en 40%.
En 10 a?os, de 1995 al 2005, los hogares que se mantienen de lo que env?an los familiares que trabajan en el extranjero pasaron de 600 mil a m?s de 4 millones. Y en el mismo periodo, las remesas en d?lares que ingresaron a M?xico se cuadriplicaron.
Y este despoblamiento del campo mexicano, y del pa?s entero, es tambi?n un negocio en lo que se refiere al env?o de remesas. Un ejemplo: el ingreso del Grupo Elektra (propiedad de la familia Salinas Pliego), se increment? por el cobro hecho a cada env?o.
A trav?s de Western Union, el se?or Salinas Pliego (due?o tambi?n de TV Azteca, - la ?televisora buena?, seg?n AMLO-) se rob? casi 20 de cada 300 d?lares que fueron enviados en el a?o del 2005.
Pero el despojo no s?lo se realiza a trav?s de bajos salarios y robo de remesas. La reforma constitucional promovida por ese ladr?n que, como Felipe Calder?n, se hizo presidente mediante un fraude electoral, Carlos Salinas de Gortari, permiti? al gran capital conquistar, como en los tiempos de la colonia y del porfirismo, las tierras ejidales y comunales.
Con la reforma al art?culo 27 constitucional, la expedici?n de la Ley Agraria y la instrumentaci?n del programa PROCEDE, las tierras ejidales o comunales se incorporaron al mercado de tierras mediante diversos mecanismos, sea a trav?s de la celebraci?n de contratos de enajenaci?n de derechos ejidales (cesi?n, compraventa, donaci?n) o mediante la aportaci?n de tierras de uso com?n que realizan los ejidos y comunidades a sociedades civiles o mercantiles.
En s?ntesis el PROCEDE (Programa de Certificaci?n de Derechos Ejidales y Titulaci?n de Solares, que consiste en la entrega de t?tulos individuales de las parcelas que cada familia de ejidatarios o comuneros trabaja. As?, estos n?cleos agrarios ya se pueden arrendar, vender, comercializar ? hipotecar en garant?a ? el PROCECOM es su equivalente en lo que se refiere a tierras comunales) forma parte de una pol?tica general mas amplia.
Conjuntamente con las reformas del art?culo 27 constitucional, se trata de privatizar, despojar y dar las condiciones m?nimas para que el capital en sus diferentes modalidades pueda acrecentar y acumular las ganancias.
Lo que va a ocasionar esta aplicaci?n de pol?tica con respecto al campo es, de nuevo, un proceso de concentraci?n de tierra, despojo y desolaci?n en los campos mexicanos.
Para diciembre de 2005 y de acuerdo al centro de estudios y publicaciones de la procuradur?a agraria; 22% del total de tierras ejidales y comunales se encontraba en proceso de cambio de dominio, para pasar a ser propiedad privada.
El nuevo mercado de tierras se ha llegado a constituir en latifundios. A esto hay que sumar la presencia de las trasnacionales, y tomar en cuenta que dichas empresas no quieren el total de las tierras, sino solamente las que a ellas garanticen una ganancia, tal es el caso de zonas forestales, y zonas con recursos naturales con posibilidades de ser explotadas.
Al incrementarse el empobrecimiento de las familias en el campo, tambi?n se increment? el n?mero tierras ejidales y comunales que han entrado en secesi?n de derechos para su renta o bien como incorporaci?n al cambio de dominio. Quienes han aprovechado el cambio de dominio, o bien, lo han usado para explotar los recursos son, fundamentalmente, las cadenas hoteleras.
Los n?cleos agrarios que se ubican dentro de los litorales costeros del territorio nacional, han sufrido cambios en los dominios en la tenencia de la tierra. Mediante el Procede se certificaron 609 ejidos y bienes comunales.
La mayor?a de los ejidos y comunidades que fueron tomados prisioneros por el PROCEDE y el PROCECOM tienen recursos tur?sticos, ecol?gicos, pesqueros y urbanos para ser desarrollados, y se concentran en los estados de Veracruz, Sonora, Nayar?t, Sinaloa, Oaxaca, Baja California Sur, Tabasco, Jalisco, Baja California, Quintana Roo, Tamaulipas, Guerrero, Michoac?n, Yucat?n, Colima, Campeche y Chiapas.
De acuerdo a la Procuradur?a Agraria, un gran n?mero de los procesos de controversia y conflicto agrarios se concentran en dichas comunidades, en la mayor?a de los casos por el manejo o uso de los recursos. Lo mismo sucede con los recursos forestales, agua y tierras.
Entre 1994 y 2005, el 22% de los conflictos agrarios del pa?s se enfrentaron en contra de las siguientes figuras que usa el capitalismo: Inmobiliarias. Hoteles, Centros recreativos, Centros Tur?sticos, Desarrollos Gubernamentales (expropiaciones), Desarrollos Privados, Industrias, Explotaci?n de recursos naturales y Centros Comerciales.
Pero el PROCEDE y el PROCECOM no llegaron solos, sino acompa?ando al Tratado de Libre Comercio de Am?rica del Norte (TLC).
Como consecuencia del TLC, las importaciones de ma?z proveniente de Estados Unidos se multiplicaron por 15 desde la entrada en vigor del TLCAN.
A la avasalladora competencia estadounidense se ha sumado una ?pol?tica m?s liberal? del gobierno mexicano que, en el caso del ma?z, ha liberalizado el mercado m?s all? de lo requerido por el propio acuerdo y ha permitido el ingreso de ma?z transg?nico.
Para M?xico, el TLCAN signific? el derrumbe del agro mexicano, ahora, nuestro pa?s sobrevive con los m?s de 20 mil millones de d?lares que los migrantes env?an a sus familiares. La migraci?n, la desigualdad, la concentraci?n de la riqueza en unas cuantas manos y un cada vez m?s acentuado desequilibrio en el comercio agr?cola internacional con la agresiva apertura de los mercados, son sus resultados m?s evidentes.
Pero no s?lo los campesinos han sufrido los efectos de esta guerra de conquista. El capitalismo tambi?n destruye y contamina la naturaleza.
Se calcula que los da?os por contaminaci?n de la ?ltima d?cada alcanzaron en nuestro pa?s los 36 mil millones de d?lares. La actual tasa de deforestaci?n es de 631 mil hect?reas al a?o. Tenemos el nada honroso primer lugar mundial en destrucci?n de bosques. Y cada vez son menos los manantiales de agua pura y m?s los mantos acu?feros contaminados.
Adem?s, los cambios al art?culo 27 posibilitan a particulares no arriesgar nada, ya que no necesariamente tienen que comprar la tierra, ahora pueden tener acceso a ella por otras modalidades. El PROCEDE y PROCECOM han abierto esta posibilidad. Ahora se pueden obtener derechos corrompiendo autoridades municipales o a representantes para usar tierras comunales o ejidales.
Los principales grupos que han recibido denuncias penales por afectaci?n a ejidos y comunidades son: clubes de gol, parques tem?ticos y centros tur?sticos.
Las empresas hoteleras con mayores denuncias son Hoteles Fiesta Americana, Sheraton, Hoteles Hilton, Holiday Inn, Hoteles Radisson Flamingos, Hyatt, Presidente Intercontinental, y ?stas tambi?n han recibido gran n?mero de inconformidades y quejas frente a la Profeco por discriminaci?n y uso de ?reas federales.
En esta guerra de conquista ninguno de arriba se quiere quedar atr?s. Al igual que empresas especializadas en construcci?n de vivienda, las grandes empresas inmobiliarias, buscan terrenos para negocios. El ejemplo m?s claro es la expansi?n de Grupo GEO, la cual ha triplicado sus ingresos comprando terrenos a $10 pesos el metro cuadrado y vendi?ndolo en $300 o hasta $400 pesos.
Si antes el Estado era el aval de la producci?n nacional de los campesinos, ahora se abre un gran mercado para la acci?n del capital en sus diferentes formas: desde el industrial, el financiero, el comercial, el bancario el inmobiliario, etc.
El resultado de todo este proceso es la concentraci?n de tierras, primero en peque?os y medianos poseedores, posteriormente la tendencia indica que la tierra de mejor aprovechamiento (recursos naturales y de explotaci?n tur?stica), se concentrar? en latifundios, empresas, corporativos y hasta transnacionales de capital nacional y de capital internacional o de ligas, fusiones, asociaciones o convenios entre ambos.
As? que, en el campo mexicano, tenemos un despoblamiento (migraci?n a las ciudades y el extranjero, principalmente a Estados Unidos) y repoblaci?n (traslado de trabajadores agr?colas, principalmente de ind?genas que fueron despojados de sus tierras, a los nuevos latifundios y agroindustrias; y una destrucci?n (de la naturaleza, tierra, bosques, aire, agua, fauna; y de las relaciones comunitarias) y reconstrucci?n (sobre campos antes agr?colas se erigen campos de golf, centros comerciales, hoteles y parques de diversi?n).
Todo bajo un nuevo orden: el del mercado mundial capitalista.
Si no me equivoco, eso es precisamente lo que hace una guerra de conquista. Es decir, conquista, destruye, despuebla, reconstruye, repuebla, reordena.
Hemos hablado del campo en nuestro pa?s, en M?xico, pero estamos viendo, escuchando y aprendiendo que lo mismo est? ocurriendo en los 5 continentes. Lo que nos permite afirmar que se trata de una guerra de conquista en todo el planeta, una guerra mundial, la IV Guerra Mundial.
Sea que en el an?lisis se elija mirar ?el ?rbol? o ?el bosque?, la conclusi?n es la misma.
Pero hay algo, seg?n nosotros los zapatistas, que hace de esta guerra algo especial. Y es que los efectos que est? produciendo en la tierra y el territorio, es decir, en la naturaleza, son definitivos e irreversibles. Es decir que el planeta entero est? siendo destruido y no tenemos otro lugar para vivir, as? que la especie humana entera es la v?ctima de esta guerra.
Por eso decimos que es una guerra contra la humanidad.


La Resistencia y la Defensa de la Tierra y el Territorio.


En la segunda parte de esta pl?tica, que se realizar? en San Crist?bal de Las Casas, Chiapas, hablar?n algunos de nuestros jefes ind?genas zapatistas, y en el Encuentro de los Pueblos Zapatistas con los Pueblos del Mundo, se escuchar? la palabra de las y los ind?genas zapatistas bases de apoyo del EZLN.
Ellas y ellos contar?n mejor c?mo resistimos y defendemos tierra y territorio en las zonas donde vivimos y luchamos, en las monta?as del sureste mexicano.
Por ahora, s?lo adelantar? lo siguiente:
Uno.- Para nosotros, zapatistas, pueblos indios de M?xico, de Am?rica y del Mundo, la tierra es la madre, la vida, la memoria y el reposo de nuestros anteriores, la casa de nuestra cultura y nuestro modo. La tierra es nuestra identidad. En ella, por ella y para ella somos. Sin ella morimos, aunque vivamos todav?a.
Dos.- La tierra para nosotros no es s?lo el suelo que pisamos, sembramos y sobre el cual crecen nuestros descendientes. La tierra es tambi?n el aire que, hecho viento, baja y sube por nuestras monta?as; el agua que los manantiales, r?os, lagunas y lluvias vida se hacen en nuestras siembras; los ?rboles y bosques que fruto y sombra nacen; los p?jaros que bailan en el viento y en las ramas cantan; los animales que con nosotros crecen, viven y alimentan. La tierra es todo lo que vivimos y morimos.
Tres.- La tierra para nosotros no es una mercanc?a, de la misma forma que no son mercanc?as los seres humanos ni los recuerdos ni los saludos que damos y recibimos de nuestros muertos. La tierra no nos pertenece, pertenecemos a ella. Hemos recibido el trabajo de ser sus guardianes, de cuidarla, de protegerla, as? como ella nos ha cuidado y protegido en estos 515 a?os de dolor y resistencia.
Cuarto.- Nosotros somos guerreros. No para vencer y subyugar al diferente, al que otro lugar habita, al que otro modo tiene. Somos guerreros para defender la tierra, nuestra madre, nuestra vida. Para nosotros ?sta es la batalla final. Si la tierra muere, morimos nosotros. No hay ma?ana sin la tierra. El que quiere destruir la tierra es todo un sistema. ?se es el enemigo a vencer. ?Capitalismo? se llama el enemigo.
Quinto.- Nosotros pensamos que no es posible triunfar en esta batalla si no nos acompa?amos en la lucha con los otros pueblos que son, como nosotros, el color que somos de la tierra, si no luchamos junto a los otros que otros colores, tiempos y modos tienen, pero les duelen los mismos dolores. Por eso hicimos palabra este pensamiento en la VI Declaraci?n de la Selva Lacandona. Por eso caminamos, con el o?do y el coraz?n abiertos, por los rincones de nuestro pa?s. Para buscar y encontrar a los que dicen o quieren decir ??Ya Basta!?, a los que han encontrado que el nombre de su enemigo es el mismo que a nosotros mata y duele.
Sexto.- Nosotros pensamos que ya no es basta con s?lo resistir, y esperar uno y otro ataque del mand?n y del dinero. Creemos que la fuerza que ahora se necesita para sobrevivir, es tambi?n suficiente para terminar con las amenazas. Es la hora.
S?ptimo.- Ni al ?rbol ni al bosque. Nosotros como zapatistas que somos, para entender y saber qu? hacer, miramos hacia abajo. No en se?al de humildad, no para rendir nuestra dignidad, sino para leer y aprender lo que no se ha escrito, para lo que no hay palabras sino sentimientos, para ver en la tierra las ra?ces que sostienen, all? en lo alto, a las estrellas.


?LIBERTAD Y JUSTICIA PARA ATENCO!


?LIBERTAD Y JUSTICIA PARA OAXACA!


Muchas Gracias.
Subcomandante Insurgente Marcos.
M?xico, Julio del 2007.
Publicado por solaripa69 @ 11:29
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios