Lunes, 06 de agosto de 2007
Levantan secci?n 22 y APPO plant?n en Oaxaca; anuncian movilizaciones
El 10 de agosto conmemorar?n con una marcha el aniversario luctuoso del militante Jos? Jim?nez Colmenares y el 22 del mismo mes, el fallecimiento de Lorenzo San Pablo, asesinado frente a las instalaciones de radio La ley.
Oaxaca, Oax. Un mes y medio despu?s de instalado, la Secci?n 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores del Estado (SNTE) y la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) levantaron el plant?n representativo que manten?an en el z?calo y alameda de esta ciudad.
A cinco horas de que iniciaron las elecciones para renovar el Congreso local, Bernab? Jim?nez R?os, secretario de Relaciones del magisterio, afirm? que el levantamiento se trata de receso en sus movilizaciones.
Precis? que su jornada de lucha para exigir la liberaci?n de los presos de la APPO continuar? y anunci? que la Asamblea Estatal de la Secci?n 22 se reinstalar? el pr?ximo 18 del presente mes.
Desde ayer s?bado comenz? el retiro maestros y appistas del z?calo de esta ciudad, donde se encontraban desde el pasado 14 de junio.
Asimismo, anunci? una serie de movilizaciones que se llevar?n a cabo a partir del 10 de agosto cuando marchen para conmemorar el aniversario luctuoso del primer militante de la APPO asesinado, Jos? Jim?nez Colmenares. Otra, el 22 de agosto para recordar la muerte del arquitecto Lorenzo San Pablo, asesinado frente a las instalaciones de la estaci?n de radio La ley.

Abstencionismo marca los comicios para renovar el Congreso en Oaxaca
"Fue una elecci?n de Estado": PRD; deplora AN "renuncia" del pueblo a cauces pac?ficos
OCTAVIO VELEZ
Oaxaca, Oax., 5 de agosto. Con un abstencionismo de 77.10 por ciento, la Alianza que Construye, integrada por los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de M?xico (PVEM), adelanta en los 25 distritos electorales de Oaxaca y se encamina a lograr carro completo en los comicios para renovar el Congreso local.
"El triunfo es irreversible; no hay elementos que pongan en tela de juicio nuestro triunfo", afirm? el presidente del Comit? Directivo Estatal del PRI, Heliodoro D?az Esc?rraga.
Debido al carro completo de la coalici?n PRI-PVEM, ninguno de sus candidatos a diputados plurinominales -entre ?stos el ex secretario general de Gobierno Jorge Franco Vargas y la ex procuradora estatal de Justicia Rosa Lizbeth Ca?a Cadeza, acusados de reprimir al movimiento magisterial y popular- ocupar?an un esca?o en la pr?xima legislatura.
El Instituto Estatal Electoral (IEE) inform? que en el municipio de Santiago Amoltepec no se instalaron 11 casillas; tres en San Juan Copala, en Santiago Juxtlahuaca; cinco en San Pedro y San Pablo Ayutla, y tres en Tlaxiaco, debido a problemas pol?ticos y agrarios.
En las localidades de San Andr?s Montecillo y San Francisco del Mar, correspondientes al distrito electoral 23, con sede en Juchit?n de Zaragoza, vecinos robaron la papeler?a electoral de dos casillas y, por tanto, ?stas no fueron instaladas.
En Flor Batavia, perteneciente al distrito 17 del municipio de Teotitl?n de Flores Mag?n, los pobladores se opusieron al establecimiento de dos casillas.
El subsecretario de Asuntos Electorales del Comit? Ejecutivo Nacional del PRD, Edgar Pereira, asever? que hubo "una elecci?n de Estado", porque "todo el aparato del gobierno de Ulises Ruiz oper? en favor del PRI".
Atribuy? el alto abstencionismo a "la gran desconfianza de la poblaci?n" en los ?rganos electorales.
En un comunicado, el dirigente estatal del PAN, Jorge Alberto Valencia Arroyo, manifest? que podr?n registrarse triunfos legales, "pero nunca leg?timos, cuando en las urnas decidi? menos de 30 por ciento de los electores".
Oaxaca, otro golpe de tim?n
Manuel Camacho Sol?s
6 de agosto de 2007
En Oaxaca ha fracasado la estrategia del gobierno federal de manos libres a la autoridad local y contenci?n a la protesta social. Las elecciones legislativas ya no lograron su principal objetivo: regresar la lucha pol?tica a la institucionalidad. El uso de la fuerza, tampoco dio resultado: no fren? la movilizaci?n social, ha dado lugar al ascenso en la protesta nacional e internacional por las violaciones a los derechos humanos y ha contribuido a la radicalizaci?n de una parte del movimiento. La guerrilla, que estaba en una tregua t?cita, ha encontrado condiciones propicias para irrumpir en el escenario nacional. El balance es desastroso. Sin una concepci?n democr?tica de Estado que lleve a un cambio de pol?tica, a un golpe de tim?n, se seguir? escalando el conflicto.
Recu?rdense los antecedentes. Ulises Ruiz gana en una elecci?n cuestionada. Al llegar al gobierno, en vez de llamar a la reconciliaci?n y ofrecer garant?as, act?a contra su competidor Gabino Cu? y cierra las puertas a sus adversarios. Recurre a los viejos m?todos de la cooptaci?n y la amenaza.
A?n as?, su gobierno parec?a consolidarse. Los maestros, como era la costumbre, se movilizan en vistas de la revisi?n del 15 de mayo. Al no haber respuesta, se suman otros sectores. Se intenta contener el movimiento. Se le reprime. El resultado fue que se form? un movimiento m?s amplio y duro contra el gobernador.
El gobierno federal, con irresponsabilidad y oportunismo, no interviene. El conflicto le era funcional. Golpeaba a un operador de Madrazo y, sobre todo, contribu?a a alimentar la estrategia del miedo contra AMLO. Cierran los ojos y se frotan las manos. Como era natural, el conflicto se desborda. Obliga a Gobernaci?n a intervenir. El secretario no se quiere manchar las manos de sangre y busca una negociaci?n. No obtiene el respaldo que requer?a para retirar al gobernador. Al final, acepta convalidar la intervenci?n de la fuerza federal para despejar la entrada del nuevo presidente. Parec?a que todo se hab?a resuelto. Si se evitaba la movilizaci?n, se divid?a y cooptaba a la oposici?n, se celebraba la Guelaguetza y ganaba el PRI, con el PAN, se habr?a resuelto el problema. No fue as?.
En las formas se ha logrado lo que se persegu?a. La izquierda perdi? terreno en las elecciones locales. La presencia de las fuerzas federales y la amenaza de las locales mantienen intimidado al movimiento de protesta. En la realidad, la situaci?n es grav?sima. Los derechos humanos est?n siendo pisoteados. La legitimidad y la institucionalidad est?n hechas a?icos. La econom?a y la sociedad han sufrido mucho. El conflicto, lejos de resolverse, ha adquirido expresiones m?s preocupantes.
Pero frente a estos hechos, el gobierno federal se esconde: juega con la estratagema de que no ve ni escucha. Renuncia a la responsabilidad de conducir pol?ticamente al pa?s, bajo el argumento de la presencia de la guerrilla y el pretexto de un falso federalismo: ?En Estados Unidos, un presidente se mantendr?a al margen de un conflicto estatal de esa proporci?n? El gobierno federal est? atrapado en su propia debilidad, el chantaje de sus aliados y su visi?n autoritaria del conflicto. Est? en la pura t?ctica: en la defensa de los intereses y del statu quo. Est? siendo arrastrado por la iniciativa de otros. No tiene hoja de ruta. ?Hasta d?nde y hasta cu?ndo pretende seguir ?cerrando la vista y los o?dos? frente a lo que ocurre en Oaxaca?
La soluci?n es exactamente la contraria a la que ofrece el gobierno federal. Ha llegado el momento de que, desde los poderes federales (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), se dise?e y convenga una soluci?n pol?tica a la crisis. Si est? claro el rumbo de la soluci?n (inter?s p?blico, democracia y respeto a los derechos humanos), las decisiones consecuentes (cambio de gobernador, justicia pareja, garant?as, inclusi?n, pluralidad y encauzamiento del conflicto al espacio institucional) ayudar?n a recuperar pronto la tranquilidad en Oaxaca. Hay que hacerlo ya, antes de que sea demasiado tarde, con plena determinaci?n y por encima de cualquiera otra consideraci?n t?ctica, partidista o intenci?n de encubrimiento.
Publicado por solaripa69 @ 11:18
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios