Jueves, 09 de agosto de 2007
Ins?lito interrogatorio judicial a Rivera Carrera
Se le imputa encubrir al sacerdote Nicol?s Aguilar, presunto pederasta.
''Bienvenido, Dios te bendiga'', dijo a Joaqu?n Aguilar, su acusador
ALMA E. MU?OZ
En un hecho ins?lito en la historia de la jerarqu?a cat?lica mexicana, un cardenal fue sometido a interrogatorio judicial. Durante casi ocho horas, Norberto Rivera Carrera respondi? a las preguntas que le formul? la defensa jur?dica de Joaqu?n Aguilar M?ndez, quien lo acusa de encubrir a su abusador sexual, el sacerdote Nicol?s Aguilar Rivera.
Despu?s de cinco a?os de que el denunciante solicit? al prelado su ayuda para que se castigara al presb?tero de Tehuac?n, Puebla, y a casi nueve meses de presentada la querella en la Corte Superior de Los Angeles, California, Joaqu?n Aguilar y el jerarca cat?lico se encontraron.
''Bienvenido, lo que se te ofrezca y Dios te bendiga'', fueron las primeras palabras que le extern? el cardenal, al momento de estrechar la mano a su acusador.
Rivera Carrera fue sometido a un interrogatorio privado por parte de los abogados de Aguilar M?ndez, David Drivon, Robert Waters y Jos? Bonilla -padre del ni?o mexicano que supuestamente fue violado por un maestro de educaci?n f?sica del Colegio Oxford-, cerca de las 9:30 de la ma?ana, dando fe del mismo la esten?grafa de la Corte Superior de Justicia de Los Angeles, Dana Christensen.
Sin embargo, la prensa no tuvo acceso a los cientos de preguntas que respondi? el prelado, quien en algunos momentos se mostr? nervioso y hasta tembloroso -seg?n inform? uno de los testigos del proceso-, aunque su vocero, Hugo Valdemar, asegur? -sin haber estado presente- que se mantuvo tranquilo y sereno, adem?s de mostrarse confiado, al final, de que no proceder? el juicio en su contra, porque ''no ha cometido ning?n delito''.
La negativa a brindar informaci?n sobre el interrogatorio responde al privilegio que el tribunal de Los Angeles tiene para conocer, en primera instancia, sobre lo all? sucedido. As? que ser? despu?s del 11 de septiembre, en la pr?xima audiencia con el juez Elihu M. Berle -quien determinar? si la corte tiene jurisdicci?n para encausar al cardenal Rivera o se requieren m?s interrogatorios-, cuando se d? a conocer el contenido de las preguntas y respuestas del cardenal.
Poco despu?s de las 8 de la ma?ana lleg? a las oficinas de Durango 90 el religioso, en una camioneta blanca con vidrios polarizados, custodiado por elementos de la Secretar?a de Seguridad P?blica, quienes lo segu?an en otro veh?culo. Minutos despu?s arribaron Erick Barrag?n, director de la Red de Sobrevivientes de V?ctimas de Abuso Sexual de Sacerdotes Cat?licos (SNAP, por sus siglas en ingl?s), con sede en M?xico, y la esten?grafa de la Corte Superior angelina, quienes fueron recibidos, junto con Mario Tinoco, camar?grafo mexicano que videograb? la audiencia -para ser integrada al expediente que corresponde-, por el secretario particular de Rivera Carrera, el sacerdote Jos? Ortiz Montes. Luego arribaron Joaqu?n Aguilar y sus abogados. Los ?ltimos en ingresar al inmueble fueron los representantes jur?dicos del cardenal Rivera, Steven R. Selsberg y Bernardo Fern?ndez del Castillo, hijo, quienes asesoraron al prelado durante el interrogatorio.
Por cierto, este ?ltimo objet? la presencia de Erick Barrag?n en la diligencia. Ello ocasion? las primeras declaraciones del representante de SNAP ante los medios de comunicaci?n, que conforme transcurr?an las horas fueron arribando a la curia.
Cuestion? la objeci?n de que fue objeto, pues dijo que ?l hab?a notificado a la corte que participar?a como traductor de Joaqu?n Aguilar, quien estuvo presente durante todo el interrogatorio. Y advirti? que el equipo jur?dico que encabeza Jeff Anderson est? preparado para continuar el proceso, en caso de que el juez Elihu rechace juzgar al religioso, adem?s de insistir en que Rivera protege a pederastas.
Tambi?n advirti? que hasta el momento sigue el caso de 90 sacerdotes presuntos abusadores sexuales, operando tanto en M?xico como en Estados Unidos, y que m?s v?ctimas de Nicol?s Aguilar se han acercado a la SNAP para solicitarle apoyo. Tenemos, dijo, desde una persona de 16 a?os, hasta uno de 52.
Las declaraciones propiciaron una respuesta de Hugo Valdemar, quien asegur? que el cardenal Norberto Rivera ''decidi? recibir en sus oficinas a los abogados de Joaqu?n Aguilar y a una representante de la corte de Los Angeles de manera voluntaria, para coadyuvar al esclarecimiento del caso en solicitud de la no jurisdicci?n que presentaron los abogados del arzobispado de M?xico''.
Neg? que la entrevista marque el inicio de un juicio, y advirti? que fue el propio cardenal quien ''determin? el lugar, la fecha y la hora del encuentro, y los abogados de ambas partes pactaron ante la corte de California mantener en absoluta confidencialidad lo tratado en las sesiones''. Calific? a Barrag?n de mentiroso y hasta le grit? ''calumniador'', por las imputaciones que hizo en contra del arzobispo.
Por su parte, el representante de la SNAP lo ret? a presentar pruebas de que la organizaci?n a la que pertenece lucra con las v?ctimas de pederastia. Y aclar?, una vez que consult? con los abogados de la parte acusadora, que el interrogatorio al cardenal no fue un ''acto voluntario, sino un exhorto'', del cual fue notificado por el tribunal de California para aceptarlo, al igual que lo har? hoy el obispo de la di?cesis de Tehuac?n, Rodrigo Aguilar -otro de los religiosos denunciados, por ser titular de la regi?n eclesi?stica a la cual pertenece Nicol?s Aguilar-, para evitar, sostuvo, ''multas y hasta la posibilidad de c?rcel''.
Se espera que hoy o ma?ana Joaqu?n Aguilar sea interrogado. Sin embargo, su equipo jur?dico confirm? a este diario que es posible que esto no ocurra, porque a los abogados del cardenal se les ''olvid?'' notificar a la corte que quer?an hacerlo.
El proceso propici? protestas de dos mujeres de la tercera edad, quienes exig?an, ''como cat?licas'', respuestas sobre las acusaciones. El secretario de Comunicaci?n y Propaganda del Partido de la Revoluci?n Democr?tica, Gerardo Fern?ndez Noro?a, pidi? por su parte entregarle al religioso un libro para que entienda qu? es la pederastia, mientras un padre de familia, que iba pasando por ah?, dijo a su hijo: ''Mira hijito, de aqu? salen los futuros pederastas''.



Astillero
Julio Hern?ndez L?pez
Voluntariado
?N'ombre: un simple cafecito!
Ayuda gringa p'al bicentenario
Regatean d?lares a CalYeG?n
El milagroso Norberto quiere convertir una diligencia judicial estadunidense en un simple acto de buena voluntad personal. Casi nueve horas de sesi?n indagatoria formal que no habr?an sido tales sino, seg?n la sonrosada versi?n riverina, una especie de cafecito amistoso invitado por el amabil?simo cardenal a visitantes que habr?an viajado desde el vecino pa?s norte?o ?nicamente para escucharle an?cdotas y bienaventuranzas. Sacrosantas tretas de un arzobispo desesperado que hist?ricamente ha sido sometido a un interrogatorio formal para determinar el grado de responsabilidad que tiene en el caso de un sacerdote acusado de abusos sexuales al que el jefe formal de la Iglesia cat?lica mexicana habr?a solapado y encubierto. Norberto protegi?, huy? y lo pescaron: por m?s verbo divinamente voluntarista que elabore, el cardenal est? sujeto a la maquinaria judicial estadunidense que decidir? si sigue adelante o frena: lo sucedido ayer en la colonia Roma de la ciudad de M?xico no es un acto de libre albedr?o, ni una concesi?n graciosa de Su Eminencia, sino un acto judicial en el que un acusado, Norberto Rivera, ha debido responder a un interrogatorio para que una corte extranjera juzgue si ese ejecutivo religioso protegi? actos de pederastia de uno de sus subordinados.
Otra v?ctima de su propia voluntad lib?rrima es el cardenal Calder?n, que pr?ximamente firmar? en Canad? acuerdos con los gobiernos de ese pa?s y de Estados Unidos para someter lo poquito que a?n queda de soberan?a nacional a los designios del Pent?gono y la Casa Blanca (en ese orden en cuanto a ejercicio real del poder). El contrato de arrendamiento del patio trasero para operaciones de seguridad nacional del patr?n norte?o ser? por varios a?os y significar? cientos de millones de d?lares, pues los ocupantes a trasmano, seg?n dio a conocer ayer The Washington Post, ayudar?n al calderonismo con ''equipo para intercepciones telef?nicas, radares para localizar env?os de narcotr?fico por aire, aviones para transportar a los equipos mexicanos de combate al tr?fico de drogas y entrenamiento''. El anuncio de este adelantado homenaje al bicentenario independendista se podr?a realizar el pr?ximo 20, en una cumbre norteamericana que se realizar? en Montebello, Qu?bec, en la que participar?n el anfitri?n, Stephen Harper; el jefe de jefes, George W. Bush, y el futuro firmante por su propia y personal?sima voluntad, Felipe Calder?n.
Tan claros son los riesgos de una operaci?n as?, que un legislador, de apellido Cu?llar, ha llamado a hacer las cosas ''con cuidado''. El legislador, desde luego, no es mexicano, sino estadunidense: Henry Cu?llar, representante dem?crata texano, quien ha dicho que ''existe una hist?rica incomodidad (para los gobiernos mexicanos) cuando se trata de recibir ayuda de Estados Unidos (...) Siempre existe el temor de que (M?xico) sea considerado un t?tere de los Estados Unidos''.
Otras marionetas de libre voluntad (espont?neas, potestativas, opcionales) brincotean en el foro de malos cuentos en que se ha convertido la pol?tica en tiempos de Felipe. El chino naturalizado mexicano, m?ster Ye Gon, reclama formalmente que le sea devuelto el dinero que el gobierno de m?ster CalYeG?n jura que ya ha sido repartido a dependencias de gobierno (una de esas dependencias, c?mplice, ser?a la Suprema Corta de Justicia). El Se?or de los D?lares de Las Lomas va por todo: quiere un juicio a modo en Estados Unidos y que le regresen los billetes decomisados. A cambio es y seguir? siendo una pistola pol?tica en la sien de un muy golpeado gobierno mexicano: se?ol Lee Pong, ?coopela usted para la seguridad y prosperidad de los intereses de Washington, o el chino protegido le da cuello con m?s revelaciones escandalosas y estremecedoras?
Voluntad incomprendida muestra el gladiador michoacano que propone a legisladores federales debatir sobre lo que se informar? el pr?ximo primero de septiembre. El panista reta porque sabe que el formato vigente no contempla ese tipo de duelos y que una de las tres fuerzas principales de San L?zaro le estar?a reconociendo legitimidad si polemiza con ?l, el gran impugnado desde el 2 de julio de 2006. Victoria garantizada: proponer una pelea imposible para luego manejar la onerosa propaganda oficial que remachar? la tesis de que el hombre de Los Pinos tiene tantos argumentos y ?xitos que sus adversarios huyen ante la sola posibilidad de discutir en p?blico con ?l.
Los priistas tambi?n dan una demostraci?n de voluntarismo electoral. Quieren convertir el triunfo de los mapaches de Elba Esther sobre el zool?gico completo de Hank Rhon en una buena oportunidad de negociaciones nacionales. Los jefes reales del pri?smo (es decir, Manlio Fabio Beltrones, Emilio Gamboa y varios gobernadores, no la virtual y decorativa Beatriz Paredes) mantendr?n cargada la escopeta de las piller?as magistrales para cobrarle al profesor Calder?n las cuentas con intereses a la hora de la votaci?n de reformas ''estructurales''.
Lo bueno, en cuanto a litigios partidistas enconados, es que en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federaci?n ha quedado como presidenta una mujer de buena voluntad. Mar?a del Carmen Alan?s, la nueva directiva del DIF electoral... No, perd?n, Margarita Zavala, la nueva magistrada presidenta del tribunal electoral familiar... Oh, no, esta columna se ha hecho bolas y m?s bolas, de tal manera que no le queda sino entonar un sentido himno a la amistad oficial y a la falta de conflicto de intereses cuando una esposa de presidente impulsa a su cuatacha para que sea magistrada de un tribunal electoral y, apenas a un a?o de distancia, la hace jefaza de esa instancia que de hoy en delante, sobre todo en 2009, cuando vengan las estrat?gicas elecciones intermedias, honrar? por escrito y con sellos oficiales el gran valor de la amistad comprometida.
Y, mientras Manuel Espino traga sapos venezolanos, ?hasta ma?ana, en esta columna de buena voluntad que invita a ver a Eric Barrag?n, vocero de v?ctimas de pederastia clerical, y a escuchar a la reportera de La Jornada Alma Mu?oz, en el primer audio descargable de www.astillero.tv!
Publicado por solaripa69 @ 9:22
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios