Martes, 21 de agosto de 2007
Se ahondan diferencias entre Elba Esther Gordillo y V?zquez Mota
Inauguran el ciclo escolar 2007-2008; deber? cumplirse con 200 d?as de clase: la secretaria.
La dirigente magisterial rechaza hacer las paces; ?no tengo guerra con nadie?, asegura
KARINA AVILES
La dirigente magisterial Elba Esther Gordillo la volvi? a hacer. Ahora le rob? la atenci?n a la titular de la Secretar?a de Educaci?n P?blica (SEP), Josefina V?zquez Mota, en el acto de mayor tradici?n, el de inicio de ciclo escolar (2007-2008), que se pretendi? como el remedio de una enemistad y s?lo termin? por ahondar las diferencias entre ambas. ??Yo no tengo que hacer las paces con nadie! ?No tengo guerra con nadie!?, dijo la maestra, al tiempo que la funcionaria abandon? a toda prisa el sitio en que se realiz? la ceremonia.
A las 8 de la ma?ana, hora en que los ni?os de la escuela primaria Rep?blica de Costa Rica entraban para estar a tiempo, ya circulaba la versi?n de que la presencia de la dirigente obedec?a a una recomendaci?n de Los Pinos, en la que se le pidi? matizar sus opiniones acerca de la secretaria de Estado.
La profesora lleg? altanera, ataviada de prepotencia, protegida por una treintena de guaruras disfrazados de maestros y con una sonrisa que algunos calificaron de ?macabra?.
Casi enseguida apareci? V?zquez Mota, vestida toda de azul. En el fondo del patio los fot?grafos esperaban captar el instante en que se ver?an cara a cara.
Las c?maras fueron accionadas y comenzaron los destellos; los ojos fijos en la maestra, cuando se detuvo a mitad de la explanada, adonde fue muy presto a plantarle tres breves besos el administrador federal de Servicios Educativos para el Distrito Federal, Luis Ignacio S?nchez, quien le cuchicheaba al o?do hasta que la cercan?a de la secretaria los interrumpi?.
?Maestra, buenos d?as?, dijo V?zquez Mota, y entonces entrecruzaron un fr?o saludo de mano.
En el estrado, en un auditorio al aire libre, fueron colocadas codo a codo, aunque en el pres?dium s?lo hab?a miembros de la organizaci?n sindical, y el resto, funcionarios de la SEP que, como dicen los expertos, cobran por representar al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educaci?n (SNTE): el yerno de la maestra y subsecretario de educaci?n B?sica, Fernando Gonz?lez S?nchez, y el administrador Luis Ignacio S?nchez.
?Relaci?n institucional?
Despu?s de los discursos del secretario general del SNTE, Rafael Ochoa, de la titular de la SEP y del presidente de la derechista Uni?n Nacional de Padres de Familia (UNPF), Guillermo Bustamante ?quien por primera vez tuvo voz en una ceremonia de inicio de ciclo escolar?, se dio por concluido el acto.
V?zquez Mota sali? enseguida por una puerta lateral y s?lo alcanz? a decir: ?siempre hemos tenido una relaci?n institucional? con el sindicato.
En cambio, la profesora caminaba erguida, a paso lento, cercada por sus hombres de seguridad y por los reporteros que trataban de acercarle las grabadoras, en medio de los golpes que les propinaban quienes se dijeron ?maestros?:
??Profesora, ya hicieron las paces? ?se le pregunt?.
??Yo no tengo que hacer las paces con nadie! ?No tengo guerra con nadie!
??Considera que Josefina V?zquez Mota ya aprendi? un poco m?s de educaci?n? ?le pregunt? una reportera.
?Yo no tengo m?s opini?n. Ustedes tienen derecho a preguntar y yo a responder.
??Va a acompa?ar en otros actos a la secretaria?
?No, no. Entonces, que quede claro: la prioridad del SNTE es elevar la calidad de la educaci?n, insistir en que mejoremos los planes, programas, contenidos, infraestructura, que utilicemos todas las tecnolog?as, que se capaciten y se preparen a todos los maestros. Y hablaremos con quien sea.
??Avala la gesti?n de la secretaria de Educaci?n?
?Hay una actitud institucional. Yo no tengo que hablar nada. Eso lo tiene que calificar el se?or Presidente y la sociedad.
En este inicio de cursos, fue Rafael Ochoa y no Gordillo quien habl? y tambi?n fue ?l, a nombre de ella, quien asumi? un papel que no le corresponde y se hizo pasar por funcionario de alto nivel.
??Saben ustedes d?nde se ubica la rep?blica de Canad? (en realidad es una monarqu?a democr?tica constitucional)? En ese pa?s, en Canad?, hoy, el licenciado Felipe Calder?n, presidente de los mexicanos, se encuentra desarrollando tareas importantes; est? all? porque est? realizando reuniones de trabajo para establecer acuerdos que signifiquen beneficios para todos los mexicanos?, expres? Ochoa.
?Es por ello que en este inicio de ciclo escolar, el Presidente de la Rep?blica nos acompa?a desde ese pa?s y por eso quiero tambi?n solicitarles que desde aqu? le brindemos un fuerte aplauso para desearle ?xito en todas sus negociaciones.?
Mientras Ochoa lanzaba un discurso sobre la necesidad de transformar el sistema educativo, Elba Esther Gordillo y V?zquez Mota rozaron apenas algunas palabras en cuatro momentos diferentes ?la secretaria dir?a despu?s que no conversaron de ?nada en concreto, simplemente hemos arrancado el ciclo escolar??, pues la profesora parec?a estar m?s interesada en hacer gesticulaciones simp?ticas a los ni?os de enfrente de la fila, aunque ese prop?sito qued? en buenos deseos, no as? las miradas que de reojo clavaba sobre la responsable de la pol?tica educativa.
Cuando los ni?os ya comenzaban a inquietarse, a la titular de la SEP le toc? el segundo turno para transmitir el saludo del Presidente y sus ?mejores deseos? para que este ciclo escolar, en el que ayer regresaron a clases m?s de 25 millones de alumnos, sea muy exitoso.
Afirm? que en dicho periodo se deber? consolidar la evaluaci?n de todos los agentes del sistema educativo, y reiter? que todas las escuelas de nivel b?sico deber?n cumplir con 200 d?as efectivos de clase, como dicta la Ley Federal de Educaci?n.
Este nivel, a?adi?, dispondr? de 171 millones de libros de texto y materiales de apoyo para desempe?ar sus actividades.
Por otro lado, insisti? en que la SEP trabaja en el Plan Nacional de Educaci?n y seguir? escuchando las voces de la comunidad en aras de una reforma con calidad y equidad.
En el breve intercambio con reporteros, la maestra todav?a se dio el lujo de felicitar la gesti?n de la secretaria y la voluntad del Presidente para que haya m?s recursos, as? como de exigir la rendici?n de cuentas de los dineros para la educaci?n y comprometerse a hacer lo propio con los del sindicato.
Y presumi? de que ayer mismo partir?a a Per? para solidarse con los maestros de ese pa?s, pues el sindicato hizo una colecta para apoyar a los damnificados por el reciente terremoto.


La Maestra
Jos? Blanco
El corporativismo es un hecho social que desde que apareci? en la Edad Media ha vivido crisis severas y recuperaciones frondosas: a veces se enconcha en los intersticios de la sociedad y, cuando se le abre alguna puerta, sale a la superficie, siempre bajo formas renovadas, buscando alcanzar el mayor poder.
No estoy haciendo una hip?stasis del corporativismo; aludo al hecho de las analog?as que pueden hallarse en formas de organizaci?n social diversas, con prop?sitos de fondo similares, en un tramo sumamente largo de la historia medieval y capitalista.
Acaso la primera gran cr?tica del corporativismo se la debemos a la econom?a cl?sica: el corporativismo cancela el desarrollo econ?mico.
En general, el corporativismo pretende acabar con todo inter?s intermediario entre el inter?s particular del individuo y el inter?s general del Estado; es, en tal sentido, incompatible con el proceso de modernizaci?n del sistema pol?tico; es, adem?s, un f?rreo obst?culo a la industrializaci?n, que exige la ruptura del r?gido tejido corporativo, impermeable al dinamismo productivo y la innovaci?n tecnol?gica.
Las nuevas formas de asociaci?n que surgen con la revoluci?n industrial se basan no en la conciliaci?n de los intereses y su acumulaci?n en un orden institucional org?nico, sino en el conflicto entre los intereses y en la lucha de clases. Esta lucha es una conflictualidad altamente productiva y modernizante. El enfrentamiento, en el marco de un Estado democr?tico, entre el salario y el capital ?o entre los sindicatos no espurios, sino reales y los capitalistas? devino la principal palanca del desarrollo tecnol?gico.
Al borrar del mapa a la oligarqu?a porfirista, la Revoluci?n Mexicana impuls? un proceso social, pol?tico y militar, que derrota pol?tica y militarmente a los ej?rcitos populares de Villa y Zapata, y debe despu?s conciliar los intereses no s?lo de los derrotados, sino tambi?n los de las distintas fracciones victoriosas (encarnados en los muchos generales). Ello dio pie al desarrollo de un Estado con fuerte componente corporativo.
Los cuerpos dirigentes sindicales se a?adieron a las elites pol?ticas que monopolizaron por d?cadas el poder del Estado, al tiempo que se alejaron, se desprendieron de sus representados, pero reteniendo las riendas del control sobre los mismos. En adelante el inter?s de esos cuerpos dirigentes ser? el poder del Estado, por conducto del partido casi-?nico, no la materia laboral de los trabajadores. Desde luego que no pueden desentenderse del inter?s de los asalariados, s?lo que ?ste es manipulado en funci?n del inter?s del partido cuasi ?nico y del Estado cuasi corporativo.
Les interesar?, por tanto, no s?lo refinar y ampliar los mecanismos de control sobre los asalariados, sino inmiscuirse hasta el fondo en los asuntos sustantivos de las instituciones y organismos donde trabajan sus ?representados?: un retrato hablado del SNTE (y de otros muchos sindicatos).
El pasado mes de junio la Maestra entreg? al presidente Calder?n la propuesta educativa del SNTE. Un ?ufff! desinflante debi? o?rse a lo largo y ancho de la Rep?blica: el corporativismo vivito y coleando a las ?rdenes de la c?spide del poder. M?s all? de la bronca de la presidenta del comit? ejecutivo del sindicato magisterial con su partido, m?s all? de la crisis del PRI, m?s all? de la p?rdida del poder por ese partido, quienes cre?mos que con la muerte del presidencialismo pri?sta morir?a r?pidamente tambi?n el nefasto corporativismo mexicano nos equivocamos de medio a medio.
Pero han empezado a ocurrir cosas. A fines de julio, en una entrevista con el periodista Raymundo Riva Palacio, do?a Vitalicia dijo que Josefina V?zquez Mota ?no sabe nada de educaci?n?. La responsable de la SEP no se subi? al ring, pero declar? que la calificaci?n m?s importante y la de calidad es la de los ciudadanos.
Nada perezoso en la pol?tica, el ?secretario general? del sindicato, Rafael Ochoa, se sum? a do?a Vitalicia y opin? que a V?zquez Mota seguramente ?le gusta acumular papeles en su escritorio, ya que no ha dado respuesta a infinidad de peticiones (del sindicato)?; en diversos momentos ha agregado que ?las propuestas del sindicato no son atendidas por la SEP?, y que ?no hay voluntad ni sensibilidad para establecer compromisos? entre el SNTE y la SEP.
Hay diversas lecturas sobre estos hechos. Una dice que hay una ruptura entre las elites pol?ticas. Otra, que Gordillo ha estado cobrando las facturas de sus servicios, pero que quiere la SEP entera. Otra, que nunca antes la Maestra tuvo un repudio tan grande del PRI y del PRD y una tan horrible verg?enza del PAN por contar con una aliada tan impresentable. Unos m?s advierten que los miembros del SNTE absorben 90 por ciento del presupuesto de educaci?n, cobran el equivalente a 466 d?as del a?o y descansan 90 (concediendo que los d?as que asisten, trabajan), mientras la educaci?n se deteriora, todo lo cual es parte de la explicaci?n de que la Maestra haya acumulado m?s odio social que Madrazo y que cualquier otro personaje de la pol?tica mexicana, incluido Salinas.
V?zquez Mota ha dicho, en el contexto de los obuses gordillos, ?que tenemos 32 millones de alumnos que esperan respuestas concretas en calidad, en transparencia, en rendici?n de cuentas y tambi?n en equidad?: es decir, que algo tiene que ver el SNTE con este estado lamentable de cosas. En alguna de sus recientes declaraciones la titular de la SEP extern? su disposici?n al di?logo con el sindicato, pero subray? que ocurrir? al respecto de las relaciones laborales.
S? hay una ruptura en las elites pol?ticas; pero hay rupturas altamente ben?ficas para el pa?s. Si reducir el SNTE al ?mbito del que nunca debi? salir (las relaciones laborales) implica el comienzo del fin de un corporativismo nefasto, debemos externar un sonoro ?hurra! nacional. Ojal? de eso se trate. El inter?s de los profesores y el de la dirigencia sindical est?n ortogonalmente dispuestos: no es lo mismo hablar con unos que con la otra.

Educaci?n hoy
Javier Flores

La mejor opci?n que tenemos es la educaci?n. No hay otro camino. Ve?moslo desde dos escenarios: Si aceptamos que la desigualdad es el m?s grave problema de nuestro pa?s, o bien, si consideramos la inserci?n de M?xico en el mundo actual, las respuestas pasan inevitablemente por el sistema educativo. Entonces, estamos en serios problemas. El gobierno de Felipe Calder?n no da las respuestas adecuadas ante estos desaf?os. Le importan poco o nada. Los mexicanos no podemos permanecer impasibles ante las pol?ticas que ignoran las necesidades nacionales. Algo hay que hacer, cuando adem?s se trata de un gobierno carente de legitimidad. Calder?n no puede ocultar que nos lleva a la ruina, ?l lo sabe, tambi?n lo saben los intelectuales que lo han apoyado, todos lo sabemos. Sin avances en la educaci?n vamos hacia un precipicio.
No me voy a quedar en los lugares comunes de culpar a la maestra Elba Esther Gordillo, s?mbolo de la tragedia y degradaci?n educativas. La culpa es de todos por permitir que esto suceda. M?xico no se lo merece. Somos como una especie de hacienda porfirista, que para su funcionamiento tiene que apoyarse en la ignorancia de los peones, que deben servir a un patr?n, rico e ignorante. As? es como nos ven quienes hoy nos gobiernan, as? es como quieren que permanezcamos, para continuar impunemente con el saqueo de nuestros recursos naturales, con la explotaci?n de los m?s pobres. Esta es simple y llanamente nuestra realidad? O una parte de nuestra realidad.
La mejor forma de combatir la desigualdad es la educaci?n, ?por qu?? Porque es una de las v?as ?de eficacia probada por generaciones? para ascender en la escala socioecon?mica. Cada familia lucha por que sus hijos estudien la primaria, secundaria y preparatoria, sue?a que alg?n d?a ser?n abogados, m?dicos, ingenieros o arquitectos, ofrenda la vida en este prop?sito, son m?s sabias que nuestros gobernantes.
Todos queremos lo mejor para nuestros hijos. Pero las puertas est?n cerradas a nuestros sue?os. Hay miles de estudiantes rechazados. D?gase lo que se diga, esto es una tragedia para M?xico. C?mo es posible: j?venes que desean estudiar y que son empujados a la nada. ?Qu? clase de pa?s es aqu?l que abandona a sus j?venes? Es inaceptable, por falaz, el argumento de que se formar?an ej?rcitos de desempleados. Los mejor preparados pueden inventar o crear sus propias fuentes de ingreso en mejores condiciones que los que se encuentran al margen del conocimiento.
M?xico no tiene la posibilidad para brindar cobertura educativa a los j?venes que lo solicitan en los niveles secundario y terciario, y al mismo tiempo es incapaz de alcanzar los niveles que se necesitan para enfrentar los requerimientos de una econom?a globalizada. Parecer?a que estamos en un callej?n sin salida? Pero no todo est? perdido.
La semana pasada fuimos testigos de una imagen notable y esperanzadora. Un gobernante leg?timamente electo, acompa?ado por el rector de la Universidad Nacional Aut?noma de M?xico, Juan Ram?n de la Fuente, y por el director general del Instituto Polit?cnico Nacional, Enrique Villa Rivera, anunciando un programa que beneficia a los estudiantes de bachillerato en el Distrito Federal. Es una imagen m?s fuerte y digna que cualquier fotograf?a del gabinete presidencial. Los representantes de las instituciones educativas y cient?ficas m?s importantes del pa?s, que son parte esencial de nuestra historia, saben exactamente qu? es lo que hay que hacer para sacar al pa?s de la postraci?n. Impulsar la educaci?n de los j?venes es el camino para abatir las desigualdades, es la forma en la que M?xico puede contar con los cuadros calificados para enfrentar con ?xito los retos que plantean las econom?as basadas en el conocimiento. Es lo que puede garantizar un futuro digno para millones de mexicanos.
El programa que puso en marcha el gobierno del DF, que encabeza Marcelo Ebrard (por conducto de Axel Didriksson, su secretario de Educaci?n), no es cualquier cosa. Se otorgan becas y otros est?mulos a los estudiantes de bachillerato con el objetivo de que concluyan satisfactoriamente sus estudios. Es apenas una parte del programa educativo en la ciudad de M?xico; lo que viene es el bachillerato universal, es decir, que todos los j?venes (s?, todos) puedan estudiar la preparatoria, con el apoyo de la UNAM y el IPN mediante el uso de las nuevas tecnolog?as.
El gobierno de Felipe Calder?n va por su lado, dando palos de ciego, sin saber qu? hacer en materia educativa, o mejor dicho, haciendo lo que sabe: destruir el futuro. El problema es que comienza a perfilarse una asimetr?a, pues mientras en el DF se avanza con pasos firmes, en algunas regiones de la Rep?blica la educaci?n vive una de las peores tragedias.
La educaci?n produce hombres y mujeres libres, mientras que la idea de la hacienda porfirista apunta hacia una naci?n de esclavos.
Publicado por solaripa69 @ 9:46
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios