S?bado, 08 de septiembre de 2007
Santiago Xanica: Caravana de resistencia contra la marginaci?n de los pueblos indios de Oaxaca

Claudio Albertani
eutsi.org


Los d?as 5 y 8 de agosto de 2007, la ?Caravana de salud y resistencia contra la represi?n y marginaci?n de los pueblos indios de Oaxaca? visit? el pueblo de Santiago Xanica. Promovida por el Colectivo Aut?nomo Magonista (CAMA) y el Colectivo Salud Autogestiva en colaboraci?n con el Comit? por la Defensa de los Derechos Ind?genas (CODEDI) y las Organizaciones Indias por los Derechos Humanos en Oaxaca (OIDHO), la iniciativa cont? con la participaci?n de unas cuarenta personas, miembros de diferentes organizaciones sociales, adem?s de algunos observadores internacionales procedentes de Espa?a e Italia. Xanica es una comunidad ind?gena que como muchas otras en M?xico sufre el acoso de los poderes locales y federales, particularmente desde 1998, cuando inicia un proceso de lucha para recuperar sus formas tradicionales de gobierno. Desde entonces, ha sido sitiada por el ej?rcito federal y la polic?a estatal (ministerial y preventiva) mientras que sus habitantes han sido objeto de toda clase de atropellos y violaciones a los derechos humanos.
Bendito momento aquel en que un pueblo se yergue. Ya no es el reba?o de Lomos tostados por el sol, ya no es la muchedumbre s?rdida de resignados y de sumisos, sino la hueste de rebeldes que se lanza a la conquista de la tierra ennoblecida porque al fin la pisan hombres.
Ricardo Flores Mag?n
CODEDI es una organizaci?n integrante de la Alianza Magonista Zapatista (AMZ), de la Coordinadora Oaxaque?a Magonista Popular Antineoliberal (COMPA), adherente a la Otra Campa?a y tambi?n fundadora de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO).
Con el objetivo de aliviar la presi?n ejercida por las autoridades contra CODEDI y teniendo como base el apoyo mutuo, la solidaridad, el respeto y la fraternidad, la Caravana llev? a cabo consultas m?dicas, entrega de libros autoproducidos por el colectivo ?Hormiga libertaria? y una variedad de talleres sobre salud reproductiva, sexualidad, cultura, recreaci?n y derechos humanos. A nuestra llegada fuimos recibidos por la banda del pueblo y durante tres d?as intercambiamos puntos de vista e impresiones en una atm?sfera de solidaridad y trabajo intenso.
Una delegaci?n de la caravana se entrevist? en el penal de Pochutla con Abraham Ram?rez V?zquez y los hermanos Juventino y Noel Garc?a Cruz, todos injustamente acusados de homicidio, secuestro y lesiones calificadas y detenidos desde enero 2005. Lo que sigue es un resumen de los testimonios recabados los d?as 6, 7 y 8 de agosto en el contexto del taller sobre derechos humanos.
Marginaci?n y despojo
Entre los 16? 00? de latitud norte y los 96? 13? de longitud oeste, a una altura de 1,240 metros sobre el nivel del mar, se encuentra Santiago Xanica, pueblo zapoteco arrinconado en las escarpadas laderas de la Sierra Sur de Oaxaca. El clima es templado, la vegetaci?n lujuriosa y, de acuerdo al Segundo Conteo de Poblaci?n y Vivienda realizado en el 2005, el municipio cuenta con un total de 2,829 habitantes de los cuales por lo menos la mitad residen fuera de la comunidad. La principal v?a de acceso es la precaria brecha que, arrancando de Santa Mar?a Huatulco, llega a la comunidad despu?s de un fatigoso viaje de duraci?n variable, pero no inferior a las dos horas.
Narra C?sar Lu?s D?az -consejal de APPO por la regi?n Costa, fundador del CODEDI y ex preso pol?tico- que los primeros moradores de Xanica ?del zapoteco xa-ni-ca ?lugar debajo de la piedra?- llegaron a la regi?n hacia finales del siglo XVIII, procedentes de Mitla, en los valles centrales. En un primer momento, se establecieron en el lugar conocido como ?El sitio del templo? ?dos kil?metros cuesta arriba- para, unas d?cadas despu?s, trasladarse a la actual ubicaci?n.
C?sar explica que un documento virreinal conocido como ?T?tulo de Xanica?, asignaba a la comunidad la vasta regi?n que desde la Sierra se extiende hasta las bah?as de lo que hoy es la regi?n tur?stica de Huatulco. Sin embargo, con el paso del tiempo, la comunidad fue paulatinamente despojada de ese territorio y reducida a la actual superficie de unos180 kil?metros cuadrados.
Hoy, la ?nica relaci?n que los habitantes de Xanica tienen con Huatulco es la explotaci?n que padecen trabajando en casas particulares, restaurantes y hoteles que emplean aproximadamente a un treinta por ciento de la poblaci?n econ?micamente activa. Un treinta por ciento m?s se dedica a actividades agr?colas, mientras que los dem?s trabajan fuera de la comunidad ya sea en M?xico, Oaxaca o Estados Unidos.
Los principales cultivos son ma?z, frijol y chile para autoconsumo. Desde la d?cada 1930, se introdujo el caf? como cultivo comercial y, m?s o menos en la misma ?poca, desapareci? la propiedad comunal. ?La tierra es lo principal para un pueblo ind?gena. Con la introducci?n de la peque?a propiedad, muchos perdieron sus parcelas por desconocer las leyes y el idioma espa?ol?, explica Abel Ram?rez V?zquez, hermano de Abraham y tambi?n integrante de CODEDI. ?Adem?s, la gente se volvi? un poco individualista?, observa C?sar con cierta amargura. ?Sin embargo, a?ade, el tequio se mantuvo vigente hasta bien entrados los noventa y estamos trabajando para revivirlo?.[1]
En la actualidad, la riqueza principal de la comunidad es el agua, abundante en la sierra, pero escasa en la costa. Los hoteleros de Huatulco pretenden entubar las aguas del r?o Copalita y de su tributario, el San Jer?nimo, ambos situados en la jurisdicci?n de la comunidad. ?Ahora mismo, est?n llevando a cabo nuevas mediciones para traer agua de m?s arriba, algo que no podemos permitir porque afectar?a aun m?s a nuestros recursos. Por si fuera poco, los hoteleros tambi?n contaminan los r?os paseando a los turistas en lanchas de motor?, explica C?sar.
?Otra riqueza importante son las plantas medicinales, muy codiciadas por la industria farmac?utica nacional e internacional entre las que destaca el botonchihuite, una hierba que se emplea para curar la disenter?a y el paludismo?. Recientemente, el gobernador Ulises Ruiz realiz? sendas visitas a la comunidad acompa?ado por empresarios del sector, lo cual apunta a un renovado inter?s en el rubro de la biopirater?a, ?ltima frontera del capitalismo posmoderno.
Por otra parte, Xanica posee importantes yacimientos de uranio, mismos que, aun cuando en la actualidad no se encuentran explotados, la convierten en lugar estrat?gico tanto para la iniciativa privada como para el estado.
Entre la agresi?n y el olvido
Durante mucho tiempo, la comunidad permaneci? relativamente aislada, siempre en aprietos, pero sin padecer graves conflictos. ?En los a?os cincuenta del siglo pasado, h ubo problemas similares a los de ahorita?, comenta Abel. ?Con el auge del caf?, se establecieron negocios de gente proveniente de la cabecera de Miahuatl?n que pronto intentaron imponer a sus propias autoridades sobreponi?ndose al marco tradicional de usos y costumbres. Entonces estaba muy viva la tradici?n de la asamblea comunitaria. Sin embargo, el consejo de ancianos se opuso, se organiz? la resistencia y lleg? el ej?rcito. Hubo muertos en ambos bandos y unos paisanos estuvieron en la c?rcel porque mataron a un militar. Pero, al final, los fuere?os tuvieron que irse?.
Xanica gan? aquella batalla sustray?ndos un rato m?s al abrazo mortal de la sociedad nacional. Esto se debe a que, aun cuando ya no exist?a la propiedad colectiva, la comunidad se reg?a por una suerte de autogobierno, de hecho, si no de derecho. Los candidatos a la alcald?a y a los puestos del cabildo quedaban autom?ticamente inscritos en las listas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), pero en realidad el municipio se gobernaba a s? mismo seg?n el tradicional sistema de cargos.
Como en otras partes, esta estructura organizativa articulaba procesos pol?ticos, sociales, econ?micos, religiosos y ?tnicos de manera autogestiva. La autoridad m?xima era la asamblea general que pose?a la facultad de otorgar el poder a las personas nombradas para dar su servicio anual. Poco a poco, ?stas iban ascendiendo seg?n los servicios prestados y la aprobaci?n de que gozaban en la comunidad, hasta desempe?ar el cargo de presidente municipal.
El 4 de junio de 1998, el Congreso del estado de Oaxaca acord? una reforma constitucional que otorgaba a los pueblos ind?genas la facultad de elegir sus autoridades seg?n el sistema llamado de ?usos y costumbres?, es decir directamente a partir de la asamblea del pueblo y sin la mediaci?n de los partidos pol?ticos que prevalece a nivel federal.
La reforma no hizo m?s que legalizar una situaci?n de hecho. Parec?a una victoria, pero no fue as?. ?Es una paradoja ?nos dice C?sar- que en Xanica la tan cacareada legalizaci?n del sistema por ?usos y costumbres? haya coincidido con la llegada masiva de los partidos pol?ticos nacionales (PAN y PRD, adem?s de PRI) y una nueva ofensiva contra nuestra comunidad?.
A partir de entonces, se fue perdiendo el tequio ya que los partidos promet?an meter maquinaria para arreglar los problemas de la comunidad (por ejemplo lo caminos y los espacios p?blicos) a cambio de lealtad incondicional.
A este proceso de naturaleza m?s bien pol?tica se sum? el auge del proyecto tur?stico Bah?as de Huatulco, inaugurado a mediados de los ochenta en una regi?n en donde se asentaban alrededor de 70,000 personas pertenecientes a diferentes grupos ind?genas. El megaproyecto provoc? un ciclo pernicioso de especulaci?n e inversi?n que aceler? el proceso de polarizaci?n social, marginando a la poblaci?n local y aumentando las tensiones en toda la regi?n.
As? las cosas, la ley ind?gena acab? siendo una simulaci?n. ?En el papel, insiste Abel, tal pareciera que Oaxaca est? m?s avanzado con respecto a los derechos ind?genas, pero la verdad es que las reformas s?lo sirvieron para que el ex-gobernador priista Di?doro Carrasco (hoy diputado del PAN, nda ) se lavara la conciencia. La ley ind?gena se mira muy bonita, pero en el fondo es pura propaganda porque resulta que ahora los derechos son menos respetados que antes. No nos dejan desarrollar nuestra cultura, nuestro idioma, nuestra forma de trabajar colectivamente?.
La senda de la autonom?a
La situaci?n empeor? en diciembre de 1998 cuando se celebraron elecciones para la presidencia municipal. Por primera vez se votaba bajo la nueva ley de ?usos y costumbres? y gan? Alejandro D?az Ram?rez, una persona cercana al pueblo. Sin embargo, el primero de enero de 1999, el nuevo gobernador, Jos? Murat, impuso a un allegado suyo, Juan Cruz L?pez, aduciendo que la asamblea se hab?a llevado a cabo de manera ilegal.
Una parte de la comunidad se inconform? y es as? como naci? el CODEDI, animado desde un principio por los hermanos Ram?rez V?zquez, Gerardo Froyl?n Gonz?lez Cruz y C?sar Lu?s D?az. Ninguno de ellos ten?a militancia previa en partidos pol?ticos: Froyl?n hab?a tenido alguna participaci?n anterior en OIDHO, mientras que Abraham y C?sar hab?an sido instructores de Consejo Nacional de Fomento Educativo, CONAFE. Empezaba as? un largo proceso de lucha para devolver el poder a la asamblea del pueblo y rescatar el aut?ntico sentido de los ?usos y costumbres?.
Es de enfatizar el papel que asumieron las mujeres al emprender un importante proceso de concientizaci?n de sus propios derechos que las llev? a cuestionar el machismo. En palabras de Carolina Cruz Garc?a: ?si un hombre lastima a su esposa no podemos callar.?
El 5 de septiembre de 1999, el pueblo de Xanica tom? el palacio municipal estableciendo un ayuntamiento popular y expulsando a Juan Cruz quien, en adelante, despachar?a en su domicilio particular y sin la mejor legitimidad. Empez?, al mismo tiempo, el sitio de la comunidad por parte del ej?rcito federal y la polic?a estatal. El gobierno intent? vincular a los militantes del CODEDI con el Ej?rcito Popular Revolucionario (EPR), organizaci?n guerrillera que el 28 de agosto de 1996 hab?a atacado el cuartel de los marinos de la VI Regi?n Naval Militar en La Crucecita, Huatulco, dejando un saldo 12 muertos.
Con todo y esto, el ayuntamiento popular logr? una aceptaci?n tal que Murat tuvo que negociar. ?En mayo de 2001 ?explica Froyl?n- llegamos a un acuerdo: el ayuntamiento renunciar?a y entregar?a el gobierno a cambio de celebrar nuevas elecciones en tres meses en las que se respetara el veredicto de la asamblea?. As? se hizo y nuevamente gan? la elecci?n Alejandro D?az Ram?rez. Esta vez, Murat no tuvo m?s remedio que reconocerlo legalmente y su periodo transcurri? sin problemas ni violencia.
?La gesti?n de Alejandro fue altamente positiva?, explica Froyl?n. ?Transparent? las cuentas p?blicas y disminuy? su sueldo a 50 pesos diarios (en lugar de 5000 mensuales) ganando igual que los topiles, para recalcar la funci?n de servicio que tienen los cargos p?blicos.[2] Adem?s, abri? una farmacia comunitaria y gestion? con el gobierno del estado los fondos para la construcci?n de una biblioteca, un centro de computo comunitario y una preescolar. Lo m?s importante es que impuls? el rescate del tequio. Asimismo, la asamblea comunitaria decidi? que para elegirse, un Presidente Municipal debe cumplir primero con 4 a?os de servicio a la comunidad como parte del ayuntamiento?.
En agosto de 2004, nuevamente se celebraron elecciones por usos y costumbres, pero otra vez el gobierno del estado hizo triqui?uelas al imponer al actual presidente, Sergio Garc?a Cruz. Adem?s de tener antecedentes penales, este sujeto no cumpl?a con los requisitos de la asamblea. A la postre, lo sostuvieron los tres partidos mayoritarios nacionales: Revolucionario Institucional (PRI), de la Revoluci?n Democr?tica (PRD) y de Acci?n Nacional (PAN). Hay que recalcar que este proceso coincidi? a nivel estatal con la elecci?n y toma de posesi?n del nuevo gobernador, Ulises Ruiz Ortiz (URO) quien, como es sabido, lleg? al poder mediante un fraude.
La pesadilla de Abraham, Noel y Juventino
La imposici?n de Garc?a Cruz fue el primer acto de gobierno de URO y una anticipaci?n de lo que vendr?a despu?s a nivel estatal. En diciembre de 2004, al empezar su gesti?n el gobernador espurio y en v?speras de la toma de posesi?n de Garc?a Cruz, una vez m?s el ej?rcito federal siti? la comunidad con el pretexto de buscar marihuana y amapola. Pronto, se instalaron tambi?n la polic?a ministerial y preventiva.
La tensi?n subi? y, a partir del primero de enero de 2005, el CODEDI opt? por no cumplir con los servicios comunitarios, ni asistir a los tequios convocados por Garc?a Cruz. El 15 de enero, convoc? a su propio tequio para apoyar a una viuda que necesitaba arreglar su casa. Ese d?a -que la comunidad no olvidar? por largo tiempo- empezaron las tribulaciones de Abraham, Noel y Juventino.
He aqu? la reconstrucci?n de Abel:
?Hacia las diez de la ma?ana, mientras descarg?bamos un cami?n de ladrillos, lleg? una patrulla de la polic?a. Debido a que el camino es muy estrecho, cab?a un s?lo carro. Se les pidi? esperar unos minutos, pues est?bamos por terminar, pero los agentes no entendieron raz?n y pidieron refuerzos a las dos patrullas que se hallaban en la presidencia. Cuando ?stas llegaron, comprendimos que ten?an la instrucci?n de armar un pleito. Abraham intent? dialogar con ellos, pero los agentes cortaron cartuchos y uno le coloc? el rifle en el est?mago. Al intentar apartarlo, el compa?ero recibi? un disparo en la pierna desplom?ndose en el acto. Los compa?eros respondieron aventando los ladrillos que ten?an en la mano. En la trifulca, Juventino y Noel tambi?n resultaron lastimados, aunque no tan gravemente. Al cabo de unos veinte minutos de combate, la polic?a se retir? hacia Huatulco. Nosotros llevamos a Abraham, Noel y Juventino a la cl?nica del pueblo en donde les pusieron suero y les dieron unas pastillas, pero Abraham necesitaba de un cuidado intensivo, pues se hallaba herido de gravedad. Despu?s de varios intentos fallidos, ya en la noche, logramos que una ambulancia se llevara a los heridos. Los acompa?aba Alejandro D?az Cruz (hijo del ex presidente municipal) pero, a medio kil?metro, la intercept? un ret?n de la polic?a. Sin la menor consideraci?n por su estado, los agentes arrojaron a Abraham a un coche y se encaminaron hacia Huatulco tardando muchas horas pues se pararon a cenar. As? que nuestro hermano no recibi? atenci?n m?dica durante 36 horas corriendo el riesgo de desangrarse o de perder la pierna. A Alejandro tambi?n lo torturaron?.
Hay m?s. La comunidad entera fue humillada. Los polic?as se metieron a casas particulares sin orden de cateo robando pertenencias y enca?onando a todos, incluso a los ni?os. Angelina Jer?nimo Garc?a denuncia: ?usaron mi mantel para limpiarse del ba?o. Se llevaron ollas, manteles y dinero en efectivo?.
?En el mismo momento en que libr?bamos el enfrentamiento ?a?ade Celerino Jaime Mart?nez L?pez-, un polic?a era asesinado en otro paraje del pueblo. Nunca supimos por qu?, ni c?mo, pero sospechamos que fue un crimen sembrado , pues se lo adjudicaron a Abraham, Noel y Juventino. En realidad, es materialmente imposible que ellos sean los culpables porque no se puede estar en dos lugares al mismo tiempo?. Las otras dos acusaciones -secuestro y lesiones calificadas- se reducen a la ocupaci?n de oficinas gubernamentales en Oaxaca ocurrida a?os atr?s. Cabe a?adir que ese mismo delito se le imputa sistem?ticamente a los activistas de la APPO que el gobierno quiere detener.
Para los presos, mientras tanto, segu?a la pesadilla. En Pochutla, unos ?m?dicos? dictaminaron que hab?a que cortarle la pierna a Abraham. ?Por suerte ?sigue Abel- la COMPA tiene presencia en la regi?n. Ellos se movilizaron y lograron que el compa?ero fuera trasladado a un hospital de Oaxaca en avioneta, custodiado por la polic?a. Noel y Juventino, que no estaban graves, fueron llevados en ambulancia sufriendo en el trayecto toda clase de vejaciones. Al llegar al hospital, Abraham permaneci? dos meses encadenado a su cama con dos polic?as que lo controlaban d?a y noche?.
Todav?a convalecientes, Noel y Juventino fueron traslados al penal de Ixcotel donde ser?an alcanzados por Abraham que, afortunadamente, se recuper? de la herida y salv? su pierna. Sucesivamente, los tres fueron llevados al penal de Pochutla en donde siguen presos. ?No pudimos visitarlos durante varias semanas?, a?ade ?ngela V?zquez Garc?a, madre de Abraham. ?Para lograr su liberaci?n, intentamos todas las v?as?, concluye Abel. ?No pod?amos acudir a la Comisi?n Estatal de Derechos Humanos porque estaba controlada por la gente de Ulises, pero hicimos una denuncia a la Comisi?n Nacional (CNDH). Nadie nos hizo caso. En 2005, hicimos un plant?n de 3 meses en la ciudad del M?xico. En 2006, nos integramos al plant?n magisterial y somos fundadores de APPO?.
Rehenes de URO
Lo que pas? en Xanica es una muestra de la situaci?n de injusticia, discriminaci?n y opresi?n que viven las comunidades ind?genas M?xico. El estado saquea sus recursos naturales (especialmente agua y biodiversidad) y reprime sus formas de organizaci?n porque remiten a una sociabilidad considerada incompatible con los valores dominantes.
El CODEDI surgi? ante la necesidad de defender el derecho a elegir las autoridades por ?usos y costumbres?, preservar el entorno ecol?gico y protegerse de los abusos de los caciques. La respuesta de los gobiernos estatal y federal fue sangrienta. Durante seis meses, entre enero y agosto de 2005, Xanica permaneci? sitiada por cientos de elementos del ej?rcito federal y diferentes corporaciones policiales del estado. Los campesinos, ten?an que pasar retenes en donde se les exig?a una identificaci?n y a veces se les enca?onaba: ??por qu? sales tan temprano? ?Por qu? regresas tarde? ?Con qui?n fuiste? ?A d?nde?? Incluso les quitaban su instrumento de trabajo, el machete, por considerarlo ?un arma (?!)?.
La situaci?n jur?dica de Abraham, Noel y Juventino proporciona un paradigma del uso faccioso de la ley que impera en el pa?s. La ilegalidad de su detenci?n y las injusticias de que han sido objeto queda como un trauma que marca la vida de la comunidad y vuelve una y otra vez en los testimonios que recogimos. Es claro que, al no poderse comprobar las acusaciones, los tres compa?eros permanecen en calidad de rehenes, como sucede tambi?n con los presos de Atenco y de la APPO.
?Nosotros somos un estorbo porque nuestra comunidad se encuentra cerca de una regi?n tur?stica? nos dijo Abraham en el curso de la breve visita que le hicimos en el penal de Pochutla.
La situaci?n econ?mica de los presos es, por dem?s, lamentable. Por falta de recursos, la esposa de Abraham, Graciela Merced Cruz, vive en el penal con sus tres hijos sosteni?ndose vendiendo los llaveros que elaboran los tres compa?eros. ?Los polic?as me amenazan continuamente?, nos report?. Crist?bal ?avispado hijo de Abraham y Graciela- cuenta: ?hace unos d?as agarraron a mi pap? en frente de m? y de mis hermanos y lo metieron a una celda de castigo que mide 3 x 3 metros con otros 10 presos?.
Mientras tanto, contin?a el estado de sitio, aunque de manera un poco m?s discreta. Al llevar a cabo las consultas m?dicas, los compa?eros de Salud autogestiva detectaron traumas sicol?gicos entre las mujeres y los ni?os de Xanica por haber estado expuestos a situaciones de violencia y a la desitegraci?n familiar por la detenci?n de uno o m?s miembros de la misma.
?Cuando vino la caravana de La Otra Campa?a ?reporta Sergio Ram?rez V?zquez- los polic?as nos impidieron pegar carteles. Yo les dije: soy de aqu?; tengo el derecho. Como respuesta, me torturaron colg?ndome durante 3 horas al barandal de la iglesia?.
Carolina Cruz Garc?a reporta ser objeto de hostigamiento constante por parte de las autoridades municipales. Adem?s, cuando sale a Oaxaca la siguen personas desconocidas. ?Es una guerra sicol?gica?, nos dice. ?En el pueblo, hay un polic?a en el caf? de internet plantado ah? para ver cu?les p?ginas visitamos. Repetidas veces, he recibido amenazas por internet. Quieren intimidarme para que renuncie?.
Hace algunos meses, C?sar fue secuestrado por paramilitares del PRI que lo colgaron en el plaza de Xanica y s?lo la intervenci?n de las mujeres y ni?os del pueblo lo salv? de morir ahorcado. El 18 de junio, fue detenido por la polic?a preventiva y torturado durante el traslado a Huatulco. Para justificar la detenci?n, le sembraron una pistola acus?ndolo falsamente de los delitos de homicidio calificado, amenazas y resistencia a particulares. El 26, obtuvo su libertad mediante el pago de una fianza de 30 mil pesos que aportaron organizaciones solidarias. ?Es una venganza pol?tica porque somos parte de la APPO y nos mantenemos firmes con nuestra lucha pol?tica en contra del r?gimen represor de Ulises Ruiz Ortiz?, concluye C?sar.
Por si fuera poco, la procuradur?a del estado acaba de emitir 8 nuevas ?rdenes de aprensi?n contra otros tantos activistas. Los cr?menes imputados son los de siempre: despojo, secuestro, uso de armas exclusivas del ej?rcito, etc. Evidentemente, no hay nada de esto y las acusaciones ?nicamente sirven como chantaje e instrumento de presi?n.
En conclusi?n, los testimonios recogidos pintan un cuadro sumamente preocupante. La comunidad est? dividida. El aspecto m?s grave es la escalada de violencia propiciada por las propias autoridades al emplear la ley de manera discrecional. As? las cosas, nuestra Caravana considera necesario que se multipliquen las visitas de organizaciones humanitarias y de derechos humanos. Es muy importante garantizar un acompa?amiento el 26 de agosto pr?ximo, d?a en que se celebran las elecciones municipales por ?usos y costumbres?. Los paramilitares y las fuerzas represivas tienen que saber que el CODEDI no est? solo. ?nicamente la solidaridad nacional e internacional puede lograr la liberaci?n de los presos pol?ticos y evitar que la violencia regrese a Xanica.
Santiago Xanica, 6,7 y 8 de agosto de 2007.
(Testimonios de Abraham, Abel y Sergio Ram?rez V?zquez, Crist?bal Ram?rez Cruz, C?sar Lu?s D?az, Carolina Garc?a Cruz, Froyl?n Gonz?lez Cruz, Gildardo Garc?a Mart?nez, Celerino Jaime Mart?nez L?pez, Galino Castro Hern?ndez, Esther Morales Acevedo, Angelina Jer?nimo Garc?a, ?ngela V?zquez Garc?a, Tel?sfora Cruz Cruz, Graciela Merced Cruz. S?ntesis y redacci?n a cargo de Claudio Albertani)


EXPOSICI?N ?AQUI NO PASA NADA?.
A partir del s?bado 8 de Septiembre del 2007 Se presenta en ?La Curtidur?a? la exposici?n Aqu? no pasa nada que itinerara por M?xico, Estados Unidos y Canad?.
? El conflicto social en Oaxaca como tema de la muestra
? Se mostrar?n trabajos de Antonio Turok, Demi?n Flores, Bruno Varela,
Mal de ojo, H?ctor Ballesteros, Ana Santos, Radio Plant?n, entre otros.
Aqu? no pasa nada es el proyecto con el que conmemoramos el primer aniversario de La Curtidur?a ?espacio contempor?neo para las artes-. Comprendidos como un colectivo conciente de su entorno y comprometidos con el desarrollo art?stico cultural de Oaxaca en di?logo con el mundo, nos pareci? pertinente para este emblem?tico acontecimiento, reunirnos a re-pensar en torno a la colisi?n pol?tico-social que mantuvo paralizada a la ciudad durante 8 meses en el a?o del 2006-07 y que sigue vivo hasta ahora.
?Para qu? y c?mo hacerlo?
La memoria es un espacio que nos permite mantener el rumbo y la alerta de qui?nes somos y hacia d?nde nos dirigimos.
En la era digital, de consumo explotado y de sobre exposici?n a la informaci?n que vivimos, es com?n perder directrices y confundirnos con los mensajes que recibimos, es importante para mantener el rumbo claro tener est?mulos de profunda bondad y belleza, mismos que se generan con el arte, para con ello provocar pensamientos y acciones que mantengan los derechos humanos, la libertad creativa y la sanidad social.
Creemos que al conjuntar la capacidad documental y art?stica de las fotograf?as de Antonio Turok, que provocan el estremecimiento del alma y la conciencia m?s all? de la narrativa visual por su profundo conocimiento de la historia de la imagen pict?rica y fotogr?fica, se logra conjuntar el hecho hist?rico con la expresi?n pl?stica. Ante ?stas piezas el espectador puede profundizar en el mensaje de la obra y en su propia realidad al repensar lo vivido, o al contemplar lo ocurrido en otras tierras, que aparentemente lejanas en distancia geogr?fica, son cercanas al anima humanista.
As? mismo las creaciones en v?deo del compendio Resistencia Visual coordinado por Isabel Rojas, logran conjuntar las expresiones de la imagen en movimiento y el documento hist?rico. En ello hay el m?s variopinto ejercicio de la pr?ctica del video, desde el estricto g?nero documental que hace recuento de los hechos, la animaci?n cr?tica e ir?nica, la narrativa perform?tica hasta la multimedia.
El espacio sonoro de Radio Plant?n se dise?? exprofeso para equilibrar la experiencia est?tica de la muestra. Alertar la conciencia de la audiencia con el pleno sentido de escuchar y o?r, sin mirar imagen alguna, los testimonios de la ciudadan?a, junto con recomendaciones de protecci?n ante gases lacrim?genos o direcciones para cruzar la ciudad y mantenerse en comunicaci?n continua.
Por ?ltimo, las piezas de Demi?n Flores donde elabora un proyecto visual en proceso donde ira desplegando diversas situaciones compuestas por dibujos, pinturas, videos y tallas en madera.
Aqu? no pasa nada es el resultado de lo que se activo y de lo que se a ido acentuando mayormente desde el conflicto, la conciencia y el valor de la acci?n individual y la transformaci?n de realidad que se da con el trabajo y acci?n en grupo.
Despu?s de presentarse en La Curtidur?a la muestra viajar? por otros espacios culturales en M?xico y el extranjero con la siguiente itinerancia:
La Curtidur?a
Jalatlaco, Oaxaca, M?xico
La exposici?n Aqu? no pasa nada estar? abierta al p?blico del 8 de septiembre al 8 de octubre del 2007 en La Curtidur?a, 5 de mayo 307, Jalatlaco, Oaxaca, M?xico.

El sistema electoral, desgastado: Toledo

PEDRO MATIAS

Francisco Toledo afirm? que el sistema electoral del pa?s y particularmente de los estados como Oaxaca esta muy "desgastado" y "no s? para donde tendr?amos que ver para encontrar un sistema electoral justo y cre?ble".

Respecto a las elecciones municipales prefiere pasar de frente porque no tiene confianza ni en los partidos ni en los pol?ticos, muestra de ello, es que no cuenta ni con su credencial de elector para votar.

Sin embargo, si cuestiona duramente a los partidos pol?ticos y a los candidatos por el despilfarro millonario que realizan en sus campa?as electorales.

"Cuando veo las im?genes de los candidatos lo ?nico que pienso es que est?n contaminando con esas im?genes y esos pl?sticos que mandan imprimir con sus bellas caras y a todo color. Francamente no deber?an permitir esos gastos innecesarios", puntualiz?.

Cit? que en la elecci?n de diputados, se observ? el hartazgo de la ciudadan?a con el alto ?ndice de abstencionismo y por consiguiente augura que "va a ganar el rey feo".

Insisti?: "Yo creo que esta muy desgastado este sistema electoral" y por lo tanto las autoridades deben revisar los procedimientos para hacerlo m?s cre?ble.

Respecto al apoyo del gobierno federal a la cultura acept? que hay una participaci?n, pero por parte del gobierno del estado no hay apoyos por diferencias pol?ticas.

Hizo hincapi? que con el gobierno del estado no hay apoyos a los espacios culturales que promueve el artista pl?stico porque "hemos tenido problemas pol?ticos desde administraciones pasadas (ll?mese Di?doro Carrasco Altamirano, Jos? Murat Casab y Ulises Ruiz Ortiz) y eso nos ha hecho rechazar".

En los ?ltimos tres a?os, dijo, no hay ning?n apoyo, aunque hay proyectos como el de San Agust?n Etla donde las autoridades estatales participan junto con la federaci?n y ah? si hay un apoyo.

Pero en las instituciones como el Instituto de Artes Gr?ficas de Oaxaca, El cine club Pochote y el Centro Fotogr?fico Manuel ?lvarez Bravo, no hay ning?n apoyo.

Al t?rmino de la presentaci?n del Segundo Coloquio Oaxaca a realizarse durante los d?as 28 y 29 de septiembre, el ganador del premio Nobel alternativo, reconoci? que con su trabajo mantiene los espacios culturales que ha creado.
Publicado por solaripa69 @ 11:30
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios