Viernes, 14 de septiembre de 2007
Como en Venezuela, en M?xico avanza el golpismo televisivo

Pedro Echeverr?a V.



1. Fue interesante ver y escuchar durante tres horas, este martes 11, las intervenciones (que no llegaron al nivel de debate) de unos 15 empresarios o representantes de los monopolios televisivos y radiof?nicos y las participaciones de igual n?mero de legisladores, frente a unos doscientos asistentes invitados por el poder legislativo para analizar la reforma electoral y las relaci?n con los medios de informaci?n. De entrada se pudo observar el muy bajo nivel de personajes que defend?an a las empresas de informaci?n (L?pez D?rida, Ferr?s de Com, Patricia Chapoy, Alatorre, Ni?o de Rivera, Sarmiento) porque a falta de argumentos se dedicaron a lanzar acusaciones sin ton ni son y a reiterar la defensa de la libertad de informaci?n. No se esperaba mucho de los locutores (que en la pr?ctica son lectores de noticias y levantacejas), pero por lo menos muchos pensaban que podr?an hilar algunas ideas, pero nada.

2. No era el objetivo de esa reuni?n llegar a acuerdos, sino solamente escuchar ideas que pudieran ayudar a reflexionar y convencer. La realidad es que nada de eso hubo en los representantes empresariales porque tristemente s?lo acudieron a la reuni?n para defender a la empresa que les paga. As?, por ejemplo, dijeron que sus empresas estaban abiertas a todas las voces y posiciones pol?ticas; que el dinero no les interesa sino s?lo la defensa de la libertad de expresi?n; que ellos no deforman las noticias y que s?lo informan con objetividad; que el pueblo apoya m?s la labor de los medios que la de los legisladores. Personajes como Ferr?s o Ni?o de Rivera lanzaron acusaciones contra los senadores y diputados por la cantidad de veces que se han reelecto. La realidad es que no hay mucho margen para defender a los legisladores en lo personal, pero en las condiciones concretas fueron ellos los que expusieron con claridad las ideas.

3. Los monopolios televisivos y radiof?nicos de M?xico: Televisa, TV Azteca y Radiof?rmula, cuyos due?os pertenecen a las familias m?s poderosas del pa?s y del mundo, est?n indignados porque los legisladores (diputados y senadores) est?n a punto de aprobar una reforma electoral que propone eliminar la propaganda pol?tica pagada en los medios electr?nicos y ocupar solamente los minutos que los medios est?n obligados a otorgar al Estado como pago de derechos. Si se aprueba este punto, las funestas empresas de informaci?n dejar?an de obtener los dos mil millones de pesos que los partidos pol?ticos dilapidan en la TV y la radio en per?odos electorales. Sumando a esa multimillonaria cantidad, en las elecciones presidenciales de 2006, aparecieron en la TV 281 mil espots que nunca fueron acreditados, ni tampoco se han investigado y menos sancionado a quien o quienes ilegalmente pagaron esa propaganda.

4. Todos los d?as y a todas horas, sobre todo en tiempos de campa?as pol?ticas, se puede escuchar en los medios electr?nicos informativos mexicanos una persistente campa?a de informaci?n deformada y calumniosa contra los sectores m?s humildes y miserables de la poblaci?n. La TV y la radio, en vez de ayudar en la orientaci?n y educaci?n de la poblaci?n, hace ?nfasis en los vicios de las familias pobres y desempleadas para resaltar ?su ignorancia e indolencia?, as? como ?la delincuencia? en que caen para luego exigir castigo. Por el contrario durante muchas horas se dedican a transmitir programas estadounidenses de familias ricas o acomodadas que presentan como modelos y comportamientos consumistas que deben imitarse. No solo deforman la informaci?n noticiosa acomod?ndola a sus intereses empresariales, tambi?n dedican mucho tiempo para ideologizar a los televidentes con valores de la modernidad capitalista.

5. Los medios electr?nicos informativos en M?xico, desde la d?cada de los cincuenta, han venido monopolizando las concesiones que los diferentes gobiernos del PRI y del PAN les han otorgado a cambio de ponerse al servicio del poder. Cuando han hablado y peleado por la ?libertad de informaci?n? siempre lo han hecho por la libertad de informaci?n para ellos, para que puedan hacer y decir lo que les d? la gana. En M?xico hay 107 millones de habitantes ?sin voz?, que no tienen acceso a los medios controlados por unas cuantas familias (no m?s de cincuenta) que sin la menor objetividad y decencia deforman todos los hechos, los acomodan a los intereses empresariales y gubernamentales. Reclaman la libertad de comercio, la libertad para hacer negocios, la libertad para interpretar los hechos de acuerdo a sus intereses. Hablan de libertad, pero s?lo de aquella que conviene a sus intereses econ?micos y pol?ticos.

6. Esa posici?n agresiva recuerda la batalla que ha tenido que librar el gobierno venezolano de Hugo Ch?vez contra las poderosas empresas televisivas en manos de due?os yanqui/venezolanos que se han pasado casi ocho a?os buscando la forma para derrocar al gobierno. Ch?vez no otorg? una nueva concesi?n a una poderosa empresa televisiva y por ese hecho el gobierno yanqui movi? sus hilos para una protesta mundial contra la libertad de informaci?n. Toda esa protesta fue una farsa y Ch?vez obtuvo un enorme triunfo. ?Cu?l ?libertad de expresi?n? pueden defender esas empresas que se han hecho multimillonarias esquilmando y enga?ando a la poblaci?n? Desafortunadamente el gobierno ileg?timo derechista de Calder?n fue impuesto en el poder con la participaci?n destacada de esas empresas y los legisladores mexicanos no est?n a la altura de ser aut?nticos representantes del pueblo.

7. Los empresarios no pueden esconder que ellos s?lo est?n pensando en las ganancias multimillonarias. Lo que los concesionarios pelean es la conservaci?n privilegiada de negocios en que se han convertido las contiendas electorales y esos dos mil millones de pesos que les representan las campa?as pol?ticas basadas en el marketing y en la profusi?n de anuncios pagados. Las confrontaciones partidistas se han convertido en duelos de dispendio de recursos ?p?blicos, privados y hasta del narcotr?fico? que s?lo sirven para degradar el debate de ideas y programas, hasta convertirlo en guerras de insultos. No hay posibilidad del surgimiento de una partido independiente o de un candidato ciudadano porque para triunfar se necesitan muchos millones de pesos. Eliminar los grandes presupuestos de publicidad pol?tica que acaparan las televisoras podr?a ser un primer paso para eliminar esa pr?ctica de que el dinero lo decide todo.
8. Parece correcta la posici?n que sostiene que para garantizar la informaci?n ciudadana y el derecho a la libre expresi?n de partidos, organizaciones pol?ticas, candidatos y funcionarios es m?s que suficiente el espacio de los llamados tiempos oficiales, es decir, los minutos de programaci?n diaria que los medios electr?nicos deben poner a disposici?n del Estado como impuestos y pagos de derechos por el uso de frecuencias que son propiedad de la naci?n, no de los conglomerados televisivos y radiales. Si se suman las cantidades que gastan los partidos en los medios electr?nicos y los del gobierno foxista y los empresarios, puede decirse que los empresarios televisivos recibieron 4 mil 300 millones de pesos de contrato/tiempo para la difusi?n de mensajes electorales. Adem?s de los 281 mil espots que no han sido investigados. ?De que libertad de expresi?n pueden hablar si su historia es de rapi?a y de negocios?
Publicado por solaripa69 @ 11:50
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios