Lunes, 08 de octubre de 2007
Trece heridos en varios enfrentamientos, saldo de la elecci?n de ediles en Oaxaca
Acusan al PRI de comprar y coaccionar el voto; impiden sufragio en Santiago Laollaga
O. V?lez, H. Moreno y S. Ocampo (Corresponsales y enviado)
Oaxaca, Oax., 7 de octubre. El proceso para elegir 152 presidentes municipales mediante el sistema de partidos pol?ticos y 21 mediante usos y costumbres ?de los 570 que forman el estado? se sald? con varios enfrentamientos, algunos a balazos, de los que resultaron 13 heridos; adem?s, en el municipio de Santiago Laollaga, no se pudo realizar la elecci?n. Tampoco faltaron las acusaciones de compra y coacci?n del voto, mayoritariamente contra el PRI.
En Santiago Laollaga, regi?n del istmo de Tehuantepec, las cinco casillas programadas no se instalaron por falta de condiciones. Desde hace tres trienios no hay comicios en el citado municipio, pues el encono de pri?stas y perredistas impide el funcionamiento de cualquier autoridad electoral. Despu?s de cada uno de los ?ltimos tres procesos, el gobierno del estado ha nombrado un administrador municipal.
En Santo Domingo Huend?o, municipio de Tlaxiaco, regi?n de la Mixteca, tampoco se instal? una casilla por la renuencia de la poblaci?n.
Durante la madrugada, cerca de las 4:30 horas, fue baleado por desconocidos el domicilio del candidato del PRD a la presidencia municipal de Santa Luc?a del Camino, regi?n de Valles Centrales, Roque David Reyes Mart?nez, sin resultar lesionado. En la calle, la polic?a encontr? casquillos percutidos de pistola calibre 380.
Aproximadamente a las 11 de la ma?ana, en San Jos? Independencia, municipio de la cuenca del Papaloapan, Luis Marcelo Espina M?ndez, hijo del candidato del PRI, Luis Espina Miranda, dispar? contra un polic?a municipal de esa poblaci?n gobernada por el PRD, cuando pretendi? detenerlo por supuestamente participar en compra y coacci?n del voto. El agente, identificado como Raymundo Severiano Garc?a, repeli? la agresi?n e hiri? a su agresor.
?Eso fue lo que ocurri?, no como lo ha denunciado el PRI?, dijo el presidente del Comit? Estatal del sol azteca, Jos? Luis Montero Garnica. Entre las ropas del hijo del aspirante pri?sta, seg?n la versi?n del PRD, fueron encontradas unas 30 credenciales de elector.
Mientras, en el municipio de Ocotl?n de Morelos, ubicado tambi?n en la regi?n de Valles Centrales, militantes del PAN, PRD y Convergencia retuvieron a la diputada electa del PRI Eva Cruz Diego, cuando ?compraba el voto? en la colonia Uni?n y Progreso. El Ministerio P?blico del fuero com?n se neg? a tomar conocimiento del caso y, ante esto, taxistas vinculados con el PRI, encabezados por un hombre conocido como El Biche, la rescataron m?s tarde entre golpes, denunci? Montero Garnica.
En Santa Mar?a Teaxcaltepec, regi?n de la Costa, municipio regido por usos y costumbres, pri?stas de la agencia municipal Ca?ada de Guadalupe ?pros?litos del edil de Santo Reyes Nopala, el ex porro universitario Fredy Gil Pineda Gopar? irrumpieron cerca de las 13 horas en la asamblea general de elecci?n provistos de piedras, palos, machetes y armas de fuego para agredir a sus oponentes, inform? el presidente del Centro de Derechos Humanos y Asesor?a a Pueblos Ind?genas (Cedhapi), Maurilio Santiago Reyes.
Por esos hechos Silvino Ram?rez, de 78 a?os de edad y miembro del Consejo de Ancianos, recibi? una pedrada en la cara. Adem?s, el presidente municipal suplente, David Rural Velasco; el regidor de Hacienda, Aureliano Cort?s Alav?s, Gregorio Ram?rez Cortes, ?ngel Garc?a, Antol?n Salinas Mendoza y Vidal S?nchez fueron trasladados a una cl?nica de Nopala para ser atendidos por golpes y fracturas.
En la comunidad Cerro P?jaro, en Santiago Juxtlahuaca, militantes del Movimiento de Unificaci?n y Lucha Triqui (MULT) y del disidente Movimiento de Unificaci?n y Lucha Triqui-Independiente (MULT-I), se enfrentaron a balazos a unas cuadras de una casilla, pero sin reporte de heridos, report? la polic?a estatal.
Las dirigencias del PAN y del PRD denunciaron que funcionarios de gobierno, autoridades municipales y dirigentes pri?stas coaccionaron y compraron el voto en diferentes localidades, adem?s de acarrear a electores con autobuses del servicio p?blico y taxis. En tanto, en Tezoatl?n de Segura y Luna, regi?n de la Mixteca, perredistas retuvieron tres autobuses con acarreados pri?stas, seg?n denunciaron los del sol azteca.
El presidente estatal del PRD, Jos? Luis Montero Garnica, inform? que su partido interpuso una denuncia por delitos electorales ante la Procuradur?a General de la Rep?blica contra el gobernador, el candidato Hern?ndez Fraguas y el presidente de la Gran Comisi?n del Congreso del estado, Bulmaro Rito Salinas, para que investigue la veracidad de la grabaci?n y sus posibles implicaciones.
?El gobernador, Ner?n del sur?
En Salina Cruz, el secretario de formaci?n pol?tica del Comit? Ejecutivo Nacional (CEN), del PRD, Fernando Belaunzar?n, responsabiliz? a Ulises Ruiz de las violencia generada durante la elecci?n; ??l provoc? este clima de polarizaci?n, de atizamiento de los conflictos, ?l ha empujado al PRI a este clima de violencia, es el Ner?n del sur, lo ?nico que le falta es tocar el arpa mientras se incendia su estado?, dijo.
En el municipio de Jamiltepec, ubicado a 30 kil?metros de Pinotepa Nacional, el enviado de La Jornada presenci? en la casilla b?sica 2016 cuando una mujer entregaba un billete de 200 pesos a un anciano mixteco al que le dijo: ?mire don Guille, no lo pudo acompa?ar, pero aqu? le manda su encargo?; en esa casilla el PRD obtuvo 166 sufragios y el PRI, 156; en la contigua 125 el PRI y 170 el PRD. En tanto, en Puerto Escondido, agencia que pertenece al municipio de San Pedro Mixtepec, la elecci?n se llev? en completa calma.


Funerales
Gustavo Esteva
[email protected]
Se extendi? y profundiz? ayer, en Oaxaca, el inmenso desprestigio del gobierno, los partidos y el procedimiento electoral. Se abren ahora diversas inc?gnitas que pueden ser vistas como desaf?os.
El gran conflicto poselectoral de Oaxaca puede avivar el estallido social. ?En qu? medida podr? evitarse el desbordamiento de la violencia para prevenir la represi?n preparada a lo largo del a?o, en una sociedad bajo cerco y acoso policiacos?
A m?s largo plazo, ?c?mo podr? realizarse la transformaci?n profunda de Oaxaca, a partir de la base social, que se intenta desde hace tiempo y cuyas amarras se soltaron el a?o pasado? ?Podr?n articularse a tiempo los empe?os, construyendo pac?fica y democr?ticamente autonom?a y libertad? Dada la profunda polarizaci?n social y la gravedad de la crisis econ?mica, ?ser? posible limitar las consecuencias de la actual descomposici?n social y pol?tica y evitar que las confrontaciones deriven en guerra civil?
?Aqu? no hay ambig?edades. Aqu? el gobierno es el PRI y vamos a trabajar por que gane el PRI.? Estas palabras de Ulises Ruiz ilustran bien las condiciones de la jornada en que ayer se vot? en Oaxaca. Se emplearon todos los recursos p?blicos y todos los aparatos administrativos para apoyar a los candidatos del tricolor. ?Si alg?n secretario no lo hace, lo ceso?, dijo Ulises Ruiz. Y agreg?: ?El PRI no tiene sucursales. Ning?n funcionario de mi gobierno o del Poder Legislativo apoya a otros candidatos?.
En Oaxaca s?lo ha habido elecciones de Estado. La sociedad oaxaque?a no conoce otro aspecto de la democracia formal. Sin embargo, el abuso del poder oficial y la desverg?enza que se manifestaron en esta ocasi?n no tienen precedentes. Se perdieron los h?biles rubores con que se disimulaba la prepotencia. Desde la presidenta del PRI hasta el ?ltimo cuadro local, se apel? con desfachatez y cinismo a pr?cticas que muchos cre?an desterradas.
Ulises Ruiz neg? que hubiera sucursales del PRI. La aclaraci?n parec?a necesaria porque hab?a repetido la operaci?n del 5 de agosto, al elegirse diputados locales. Personeros de Ulises aparecieron como candidatos de todos los partidos. Los compr? o coopt?, en previsi?n del voto de castigo. Como se trataba de afiliaciones p?blicas claras se hab?a creado cierta confusi?n. ?No se hagan bolas?, exigi? a sus cuadros. La orden fue tajante: asegurar, por cualquier medio legal o ilegal, el triunfo de los candidatos del PRI. Y Ruiz pudo afirmar sin reservas que ning?n funcionario de su gobierno o del Poder Legislativo apoyaban a otros candidatos: los tiene a todos en la bolsa.
La alianza de candidatos y directivos de los dem?s partidos con Ulises Ruiz, bajo la mirada complaciente de la Federaci?n, fue bastante evidente. Aunque subsisten n?cleos de militantes honestos y comprometidos en el seno del PRD, el comportamiento del partido fue tan lamentable como el a?o pasado. Sus actitudes sirvieron para cerrar casi enteramente opciones reales para los ciudadanos.
Uno de los aspectos de mayor gravedad fue el relativo al atropello que sufrieron los municipios ind?genas, que se rigen bajo el sistema de usos y costumbres. Se produjo una injerencia abierta del gobierno y los partidos, que en muchos casos crearon tensiones insoportables que representan riesgos inmediatos y consecuencias duraderas. Hubo claro intento de restaurar la estructura caciquil afectada por el movimiento.
Lo ocurrido en Oaxaca ejemplifica la b?squeda del ?voto fiel?, como est? llamando el PRI a sus exitosas campa?as electorales en todo el pa?s, tras el desastre de 2006. Aunque t?cnicamente puede hablarse de elecci?n de Estado, es m?s exacto describir el episodio como un ejercicio mafioso y caciquil, profundamente autoritario. Y no puede ser de otra manera: una constelaci?n de estructuras mafiosas y caciquiles es todo lo que queda del PRI, que a?n gobierna en la mayor?a de los estados y municipios. Es el espacio que logr? salvaguardar en la reforma electoral, bajo el pretexto de respeto al federalismo. Es su estrategia de recuperaci?n, que aprovecha la perversa incompetencia del PAN y la capacidad autodestructiva del PRD.
En los estados modernos, los gobernantes recurren al ?monopolio de la violencia leg?tima? que la ley les otorga cuando han perdido el poder pol?tico o el que les queda es insuficiente para poder cumplir sus funciones y procesar los conflictos. Usan la fuerza p?blica cuando se ha deteriorado su credibilidad como factor de regulaci?n social y como estructura de gesti?n de las crisis. En M?xico, esa ?violencia leg?tima? se combina habitualmente con recursos ileg?timos e ilegales, de corte mafioso, vinculados a estructuras locales y gremiales. Nadie controla el conjunto. No hay en esto monopolio alguno. Resulta as? en extremo irresponsable recurrir a ese mecanismo espurio en las condiciones actuales del pa?s. Ya no es s?lo escupir contra el viento. Es arrojar le?a al fuego, cuando la caldera est? a punto de reventar.


Mujeres triquis, v?ctimas de los conflictos pol?ticos
soledad jarqu?n edgar
Oaxaca, Oax., 8 de octubre (apro-cimac).- En la zona triqui, ubicada al oeste de la ciudad de Oaxaca, los conflictos pol?ticos han contribuido a la permanente marginaci?n y pobreza, as? como a la generaci?n de violencia permanente, donde las mujeres han sufrido ?la peor parte?: violaciones sexuales, desapariciones y desalojos son constantes, mientras los responsables se pasean impunemente por la regi?n.

Para las v?ctimas y sus familiares, la pasividad de las autoridades es inexplicable, como en el caso de la desaparici?n de las hermanas Virginia y Daniela Ram?rez Ortiz, de 20 y 14 a?os de edad, respectivamente, quienes desaparecieron hace 90 d?as.

?Ninguna autoridad nos da raz?n? de ellas, pese a que el procurador Evencio Nicol?s Mart?nez Ram?rez, prometi? en agosto pasado que har?a ?lo posible? para encontrarlas, aunque advirti? que ser?a dif?cil por los conflictos pol?ticos que hay en la regi?n, se queja Emelia Ortiz, prima de las dos muchachas desaparecidas.

Emelia se?ala que la desaparici?n de sus primas ?podr?a estar relacionada? con los problemas pol?ticos que enfrentan los grupos que se disputan el poder en la regi?n, ya que ellas pertenecen al Movimiento Unificador de Lucha Triqui (MULT), del cual, por diferencias pol?ticas, surgieron el MULT Independiente (MULTI) y la Unidad de Bienestar Social de la Regi?n Triqui (Ubisort) en 1977.

El 5 de julio las dos hermanas viajaron a la poblaci?n San Marcos Xinicuesta a recoger las pertenencias de Virginia, profesora biling?e, quien hab?a conseguido su clave para trabajar en la localidad Lano la Luz, m?s cerca de El Ratrojo, su familia. Sin embargo, nunca llegaron a su destino.

Desde entonces ninguna autoridad ha dado raz?n del paradero de ambas mujeres, cuyos familiares interpusieron una denuncia por la desaparici?n ante la Subprocuradur?a de Justicia del estado, con sede en Juxtlahuacaca, que inici? la averiguaci?n 187/2007 desde julio pasado.

De acuerdo con Emelia Ortiz, las dos j?venes, habr?an desaparecido en el tramo carretero entre Putla y Juxtlahuaca, y lo ?nico que saben es que tomaron un taxi para salir de El Rastrojo. D?as despu?s llamaron al celular de Virginia, pero se dieron cuenta de que estaba en poder de otras personas. Primero contest? un hombre; despu?s, una mujer que neg? conocerlas.

El 29 de agosto pasado, Emelia y la madre de las dos j?venes desaparecidas se entrevistaron por ?ltima vez con el procurador de Justicia, Evencio Nicol?s Mart?nez Ram?rez, quien no dio ninguna esperanza a la familia de Virginia y Daniela.

La desaparici?n de las hermanas Ram?rez Ortiz no es el ?nico caso en el que las autoridades han demostrado su ineficacia para hacer justicia. Dos d?as despu?s de se perdi? el rastro de Virginia y Daniela, una ni?a de 14 a?os fue v?ctima de una violaci?n tumultuaria. Hasta la fecha sus agresores no han sido detenidos, pese a que existe una denuncia, pruebas del m?dico forenses que revelan la agresi?n y que la ni?a identific? a sus victimarios: Timoteo Alejandro Ram?rez, Francisco Mart?nez Bautista, Guadalupe Alejandro Ram?rez y Marcos Flores, todos ellos integrantes del MULTI.

De acuerdo con la familia de Virginia y Daniela, estas mismas personas podr?an ser los responsables de la desaparici?n de la maestra biling?e y su hermana.

En el mismo mes de julio 10 mujeres fueron desalojadas violentamente de sus viviendas en la poblaci?n de San Juan Copala, por integrantes del MULTI y de la Ubisort. Desde entonces, todas ellas viven refugiadas en El Rastrojo.

Nada se ha dicho de todo esto desde entonces y como en el caso de la ni?a violada y ahora la desaparici?n de las hermanas Ram?rez Ortiz, ninguna autoridad hace nada. ?Tenemos tres meses esperando una respuesta, que nos digan algo, pero ni siquiera nos han llamado?, concluy? Emelia Ortiz, prima de las desaparecidas.

Sin embargo, la violencia contra las mujeres no se ha detenido. El pasado 1 de octubre, en la ciudad de Tlaxiaco, una menor de edad fue v?ctima de agresi?n sexual. La ni?a fue localizada inconsciente en el paraje El Chorro.

El coordinador del Centro de Derechos Humanos Nu?u Ji Kandii, Rolando Gonz?lez Espinosa, asegura que este hecho se suma a una serie de actos de violencia contra mujeres, que ubica a esta ciudad entre una de las m?s violentas de la entidad. ?Lo m?s indignante que la mayor?a de los casos quedan impunes?, lamenta.
Publicado por solaripa69 @ 9:55
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios