Martes, 30 de octubre de 2007
70 mil maestros de la seccion 22 realizan un paro y seis marchas, en Oaxaca
pedro mat?as


Oaxaca, Oax., 29 de octubre (apro).- Cerca de 70 mil maestros de la Secci?n 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educaci?n (SNTE) realizaron un paro y seis marchas, en las que condenaron el primer aniversario de la ?brutal? entrada de la Polic?a Federal Preventiva (PFP) para ?reprimir? al pueblo de Oaxaca.

El vocero de la Secci?n 22 del SNTE, Daniel Rosas Romero, dijo que las marchas masivas que realiz? el magisterio de Valles Centrales y Sierra en la capital; los del Istmo en Tehuantepec; los de la Costa en Puerto Escondido; los de la Ca?ada en Cuicatl?n; los del Papaloapam en Tuxtepec y los de la Mixteca en Nochixtl?n, se realizaron sin contratiempos.

Durante las manifestaciones, los maestros lanzaron consignas y portaron pancartas contra el gobierno de Ulises Ruiz Ortiz, la PFP, el expresidente Vicente Fox, el exsecretario de Gobernaci?n, Carlos Abascal Carranza, el presidente Felipe Calder?n y la Ley del ISSSTE.

Adem?s, se pronunciaron por la derogaci?n de la Ley del ISSSTE, as? como la libertad de los ?presos pol?ticos? y la entrega de las 128 escuelas en poder de los pri?stas de la Secci?n 59 del SNTE.

La marcha en esta ciudad se inici? en el lugar donde se instal? la barricada de Brenamiel durante el movimiento social de 2006, para recordar que en esta fecha entr? la PFP para ocupar el z?calo de Oaxaca.

Cabe recordar que la entrada de la PFP origin? que se registraran varios combates con los integrantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), principalmente el 2, 20 y 25 de noviembre, que dej? por lo menos 500 detenidos, 300 consignados y centenares de heridos.

El secretario de Acuerdos de la secci?n 22 del SNTE, Domingo Cabrera, afirm? que la asamblea estatal del magisterio adelant? que, para el pr?ximo 15 de noviembre, se realizar?n cuatro movilizaciones para boicotear el tercer informe de gobierno de Ulises Ruiz, y culminar?n con una megamarcha el 25 de este mes.

Durante el mitin, el vocero de la APPO, Marcelino Coache Verano dijo que, ?en el nombre de Dios, fuimos reprimidos", en clara alusi?n al entonces secretario de Gobernaci?n, Carlos Abascal.

Anunci? que, el pr?ximo viernes, realizar?n una jornada c?vico-cultural en Ciudad Universitaria para recordar la ?victoria? de los universitarios y de la APPO en defensa de la autonom?a de la m?xima casa de estudios del estado.

Se?al? que cerca de siete mil maestros de Oaxaca participar?n en la ?movilizaci?n nacional?, que saldr? del las oficinas del ISSSTE rumbo a la residencia oficial de Los Pinos, en la ciudad de M?xico.

A?adi? que ese mismo d?a se incorporan al plant?n indefinido unos mil 500 maestros de la Secci?n 22 del SNTE.

Dijo que, el pr?ximo 15 de noviembre, se realizar? una ?movilizaci?n masiva?, que participar? de cuatro puntos, con una variante: los integrantes de Valles Centrales se trasladar?n a la C?mara de Diputados para ?rechazar el desinforme de Ulises Ruiz?.

Luego de realizar, el pr?ximo 16 de noviembre el foro estatal de la CNTE y participar en la pr?xima asamblea estatal, cerrar?n sus movilizaciones el 25 de noviembre con una megamarcha, se?al?.

Pri?sta condiciona entrega de despensas del gobierno

C?SAR MORALES NI?O
Fotos: HUGO VELASCO

A casi un mes de pasadas las elecciones locales, los programas sociales del Gobierno del Estado contin?an condicion?ndose pol?ticamente, este domingo la supuesta representante del Barrio La Noria, Marisela Trujillo, neg? la entrega de despensas a las personas de la tercera edad que, seg?n ella, no votaron por el PRI.

Contra toda normatividad, la entrega de las despensas del programa oficial "Plenitud", para los adultos mayores que viven en pobreza y que forma parte de las Unidades M?viles de Desarrollo, se realiz? en el domicilio particular de la reconocida militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ubicado en la calle de Gonz?lez Ortega; y no en un lugar p?blico, como se hace habitualmente.

La denuncia fue recibida en las instalaciones del peri?dico NOTICIAS, por parte de adultos mayores a quienes les negaban la entrega de las despensas, que cada dos meses reciben como ayuda por su situaci?n de vulnerabilidad, por lo que hasta lugar se traslado un fot?grafo y reportero para constatar la denuncia.

Al llegar al domicilio se?alado, de un cami?n particular, al parecer de una empresa de alquileres, bajaban cientos de despensas con el logotipo de "Comunidad", algunas de las cajas las entregaban en la calle y otras m?s las introduc?an a un domicilio particular, al parecer de la pri?sta.

Al percatarse la militante del PRI de la presencia del fot?grafo, porque empez? a tomar fotos de la entrega de las despensas, intent? agredirlo f?sicamente e impedir que cumpliera con su labor period?stica, al tiempo que lo amenaz? y ofendi? verbalmente, junto con otra de sus seguidoras.

Y es que personas de la tercera edad que, por el mal estado de salud y condici?n f?sica en que se encuentra, no pueden ir a recoger personalmente la ayuda oficial, denunciaron que al enviar a uno de sus familiares le negaron la entrega de la despensa que reciben cada dos meses, porque seg?n la "doctora", porque as? se hace llamar, no fueron a votar por el PRI, ya que no pasaron lista el d?a de la elecci?n.

Los inconformes denunciaron que las Unidades M?viles se han instalado en la Escuela Primaria "Porfirio D?az", ubicada en la calle de Carbonera, entre Manuel Doblado y Tercera Privada de la Noria, a donde ha acudido a recoger sus despensas, pero de manera extra?a desde el mes pasado ahora la entrega de esos productos b?sicos se hace en la casa de la pri?sta, a quienes los coordinadores del programa le entregan las despensas para que las reparta a su libre consideraci?n.

Adem?s, indicaron que a las personas que no pueden ir a recoger la despensa personal de las Unidades M?viles se las llevan hasta su domicilio o en su caso se la entregan a un familiar, pero ahora han dejado esa atribuci?n de la se?ora Marisela Trujillo, que no tiene ning?n cargo oficial sino porque es la representante del PRI en algunas calles de esta parte de la ciudad.



Brad Will y el viernes sangriento
Luis Hern?ndez Navarro

El periodista Brad Will fue asesinado el 27 de octubre de 2006 en la ciudad de Oaxaca. No fue el ?nico muerto de la jornada. Ese mismo viernes sangriento, en Santa Mar?a Coyotepec, grupos de pistoleros le quitaron la vida al profesor Emilio Alonso Fabi?n y al comunero Esteban Zurita L?pez. Fallecieron tambi?n Emilio Alonso Fabi?n, Esteban Ruiz y Eudocia Olivera D?az. Fueron heridas 23 personas.
Ese d?a, a partir de las cuatro de la tarde, el gobierno del estado desat? la violencia en contra de quienes ped?an la salida del gobernador Ulises Ruiz. Grupos de francotiradores, polic?as y pistoleros dispararon con armas de alto calibre sobre ciudadanos desarmados en, al menos, 15 puntos claves de la ciudad de Oaxaca. La represi?n se concentr? en tres lugares en los que se hab?an instalado barricadas: Santa Luc?a del Camino, poblaci?n conurbada a la ciudad de Oaxaca; Santa Mar?a Coyotepec y San Bartolo Coyotepec. Ni agentes ni sicarios resultaron heridos. Todas las v?ctimas eran parte del movimiento contra el mandatario estatal.
El homicidio de Brad Will ocurri? en Santa Luc?a del Camino. Un grupo de polic?as y autoridades municipales le dispar? a 30 metros de distancia, mientras el documentalista grababa con su c?mara el enfrentamiento entre integrantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) y los funcionarios p?blicos y gendarmes sin uniforme.
La agresi?n fue salvaje. En Coyotepec, Esteban Zurita L?pez fue ultimado de un balazo. Su cuerpo qued? tirado a media calle, entre barricadas y tr?ileres atravesados. A Emilio Alonso Fabi?n una bala le atraves? el coraz?n mientras trataba de huir. A varios maestros los machetearon. ?Esa gente ?dice uno de los testigos refiri?ndose a los sicarios? iba camuflada como el pasto, parec?amos conejos a los que cazaban.?
Ese mismo viernes el gobierno del estado se?al? que la se?ora Eudocia Olivera muri? a bordo de una ambulancia, por culpa de las barricadas. Nunca informo a qu? instituci?n pertenec?a la ambulancia, la causa de la muerte ni el hospital al que era trasladada. Cruz Roja neg? que sus ambulancias hubieran atendido ese servicio. Urgencias M?dicas, ?nica que brinda servicio privado de traslado de enfermos, tampoco la atendi?.
El Congreso de Oaxaca public? desplegados en peri?dicos estatales exigiendo la intervenci?n del gobierno federal y de la polic?a federal para restablecer el ?estado de derecho?. Dos d?as despu?s del operativo policiaco y paramilitar, en medio de un fuerte esc?ndalo medi?tico, propiciado en mucho por el fallecimiento del reportero estadunidense, entr? en la ciudad de Oaxaca la Polic?a Federal Preventiva (PFP).
Abel Santiago Z?rate y Orlando Manuel Aguilar Coello, regidor de seguridad p?blica de Santa Luc?a del Camino, y suboficial de la polic?a municipal, respectivamente, presuntos asesinos de Brad, fueron detenidos en un primer momento.
La prensa nacional y la c?mara del documentalista asesinado captaron im?genes de estas personas disparando contra el occiso. Sin embargo, a principios de 2006 quedaron libres por ?desvanecimiento de datos?. Ni siquiera se les interrog? y enjuici? por el delito de actividades parapoliciacas y portaci?n ilegal de armas.
Arteramente, a mediados de noviembre, el gobierno del estado hizo correr la versi?n de que los homicidas del reportero de Indymedia fueron dos activistas de la APPO que se encontraban a dos metros de distancia suya. No hay una sola evidencia s?lida que respalde esta hip?tesis. Los oaxaque?os en rebeld?a pusieron los muertos; Ulises Ruiz pretende que tambi?n pongan los ?chivos expiatorios? de los homicidios. La justicia oaxaque?a ni siquiera se preocup? por encarcelar un tiempo a los criminales que ultimaron a las otras v?ctimas del viernes sangriento. Es que, por lo visto, para ella la vida de humildes profesores y ejidatarios no vale siquiera una simulaci?n.
El 28 de octubre de 2006, Magdalena Hern?ndez, viuda de Emilio Alonso Fabi?n, ind?gena zapoteca, profesor de primaria de la zona de Pochutla, encabez? con un ramo de flores en el brazo izquierdo el cortejo f?nebre para enterrar a su marido. La noche anterior, debi? enfrentar sola a la burocracia para que le entregaran el cuerpo. El s?quito parti? del centro de la ciudad rumbo a Candelaria, su pueblo, en la regi?n de Los Loxichas. En el z?calo de la capital oaxaque?a los dirigentes de la APPO le rindieron homenaje, mientras todas las voces entonaban Dios nunca muere.
A finales de abril de 2007, Antonio O. Garza, embajador de Estados Unidos en M?xico, escribi?: ?Las investigaciones realizadas en M?xico sobre la muerte de Will no parecen haber progresado en absoluto y tampoco parece que haya un esfuerzo concertado para resolver el caso. Esta falta de avances es preocupante?. Seis meses despu?s de sus palabras, la situaci?n es exactamente igual o peor.
Kathy Will, madre de la v?ctima, dijo: ?estamos desilusionados por la falta de una investigaci?n neutral, objetiva y leg?tima sobre la tr?gica muerte de Brad. La investigaci?n inicial de las autoridades locales fue mala, prejuiciada e il?gica en sus conclusiones?.
Un a?o despu?s del viernes sangriento, los maestros oaxaque?os tomaron las calles para honrar a sus muertos. Con ellos estaba Magdalena Hern?ndez, viuda de Emilio Alonso Fabi?n. Miles de trabajadores de la educaci?n marcharon el 27 de octubre para recordar los homicidios, exigir justicia y mostrar que no han sido derrotados. En Cal y Canto, donde fue baleado Brad, los vecinos instalaron una cruz de madera y un tapete elaborado con arena de colores, veladoras y flores.
En Oaxaca la memoria sigue viva y la justicia no llega.


Los asesinos del periodista Brad Will en Oaxaca evaden la justicia

John Ross/Juan Gonz?lez
Democracy Now

Traducido del ingl?s para Rebeli?n por Germ?n Leyens

JUAN GONZ?LEZ: El s?bado, amigos y familiares del periodista asesinado Brad Will se re?nen en Nueva York en la Iglesia St. Mark's para marcar el primer aniversario de su muerte. Cuando muri?, Brad Will informaba sobre el levantamiento popular en Oaxaca, M?xico. En su ?ltimo despacho desde Oaxaca, el reportero de Indymedia escribi? sobre un manifestante llamado Alejandro Garc?a Hern?ndez quien fue asesinado en las barricadas. Will escribi?: ?una muerte m?s... un m?rtir m?s en una guerra sucia... una ocasi?n m?s para llorar y sufrir... una ocasi?n m?s de conocer el poder y su fea cabeza... una bala m?s restalla en la noche.?
El 27 de octubre del a?o pasado, Will muri? en esas mismas barricadas. Ten?a su videoc?mara en la mano. Su c?mara sigui? grabando incluso despu?s de que lo hirieron.

JUAN GONZ?LEZ: Brad Will muri? mientras lo llevaban al hospital. Ten?a treinta y seis a?os. Un d?a despu?s del asesinato, el peri?dico mexicano El Universal public? fotos de los presuntos asesinos. Fueron identificados como dos miembros de la municipalidad local, dos polic?as municipales y el ex juez de paz de una localidad cercana. Todos ten?an v?nculos con el gobierno de Oaxaca dirigido por Ulises Ruiz. Inicialmente, los hombres fueron detenidos, pero pronto los dejaron ir. Desde entonces, nadie ha sido responsabilizado por su muerte o el asesinato de ning?n otro activista muerto en Oaxaca el a?o pasado.
El periodista de investigaci?n John Ross habla con nosotros por tel?fono desde Ciudad de M?xico. Ross public? antes durante este a?o un informe de 5.000 palabras estudiando las circunstancias de la muerte de Brad Will. Fue publicado en m?s de dos docenas de semanarios noticiosos alternativos en este pa?s. John Ross ha estado cubriendo M?xico durante varios decenios. Su ?ltimo libro es ?Making Another World Possible: Zapatista Chronicle 2000-2006.? Bienvenido a Democracy Now!, John.
JOHN ROSS: Hola. ?C?mo le va, Juan?
JUAN GONZ?LEZ: Bueno, hablemos sobre la ? esa investigaci?n que hizo sobre la muerte de Brad Will.
JOHN ROSS: B?sicamente, lo que hice fue una reconstrucci?n de la muerte de Brad y del tiempo que pas? en Oaxaca. Hab?a estado all? durante meses. Y por lo tanto, hicimos lo que hacemos habitualmente. Entrevistamos a todos los principales testigos. Descubrimos que los polic?as, los cinco polic?as de civil ? hay cuatro en la imagen y uno que est? encuclillado detr?s de otro ? est?n todos identificados y trabajan para la comisar?a Santa Luc?a. Esto no ocurri? en la Ciudad de Oaxaca, sino que directamente a su exterior. Y siguen en su trabajo. Y no hemos podido entrevistarlos; nos han estado evitando desde hace bastante tiempo. Si lanzamos una mirada a la imagen, la persona que tiene el arma larga en el extremo derecho, enfrent?ndose, cuyo nombre de Juan Mart?nez Soriano, tambi?n conocido como ?Chapul?n,? parece no encontrarse en Oaxaca ahora mismo, pero los otros polic?as est?n all?.
El caso es un archivo de caso cerrado. Actualmente no se realiza ninguna investigaci?n. No hay ninguna investigaci?n ni en el ?mbito local de Oaxaca ni en el ?mbito federal, porque fue lanzado al sistema federal. Ambos casos est?n cerrados.
Y lo que es a?n m?s, pienso, notable y deprimente es que, en realidad, el gobierno de EE.UU., el Departamento de Estado, la embajada de EE.UU. en Ciudad de M?xico, bajo la direcci?n de Tony Garza, no han emprendido ninguna acci?n en este caso, ning?n tipo de presi?n sobre Felipe Calder?n o Ulises Ruiz, el gobernador de Oaxaca. Y, de hecho, si echamos una mirada a los comunicados de la embajada desde que Brad fue asesinado el 27 de octubre pasado, cerca de un mes despu?s de la muerte de Brad, hay s?lo un art?culo de opini?n que Tony Garza escribi? para Milenio, un peri?dico local, cerca de un mes despu?s de la muerte de Brad. Es todo lo que ha hecho la embajada.
Se trata de un caso en el que los asesinos fueron fotografiados. Sus fotograf?as aparecieron en todos los principales peri?dicos mexicanos y tambi?n en peri?dicos en el norte. Hablamos de un periodista que fotografi? su propia muerte, que film? su propia muerte, y a pesar de eso la embajada no ha actuado en ning?n tipo de investigaci?n. La investigaci?n est?, en este momento, como he dicho, en el archivo de los casos cerrados.
JUAN GONZ?LEZ: Y esto, obviamente, es s?lo un reflejo de lo que ha sucedido con todo lo que tenga que ver con justicia por los abusos que ocurrieron en Oaxaca, Obviamente, todo el per?odo de la huelga en Oaxaca galvaniz? a mucha gente en todo el mundo. ?Que sucedi? posteriormente con toda la gente que sufri? abusos, golpizas o que fue alcanzada por tiros?
JOHN ROSS: Bueno, todav?a no tenemos ninguna investigaci?n respecto a las veintis?is personas que fueron muertas durante ese per?odo, ninguna investigaci?n del gobierno mexicano, federal o local. Ha habido muchas investigaciones realizadas por organizaciones de derechos humanos. Incluyo a la OEA y a la Comisi?n Civil Europea que estuvo aqu?. Tuvimos a Amnist?a Internacional; en realidad, Irene Khan, la Secretaria General de Amnist?a Internacional, estuvo en Oaxaca, present? su informe al gobernador, a Ulises Ruiz. Virtualmente todas las principales organizaciones de derechos humanos han visitado este caso y este lugar. Y sin embargo, no pasa nada por parte del gobierno mexicano.
En el art?culo que publiqu? en agosto, present? algunos motivos por los que esto no ha sucedido. Creo que en realidad tiene mucho que ver con un arreglo pol?tico entre el partido de Felipe Calder?n, el Partido de Acci?n Nacional y el antiguo partido de gobierno, el de Ulises Ruiz, el Partido Revolucionario Institucional, PRI, que han llegado a un trato para aprobar cierta legislaci?n, y por cierto si el gobernador y sus funcionarios locales fueran presionados para que resuelvan este caso, de hecho, el PRI se molestar?a y no apoyar?a la legislaci?n propuesta por el PAN. Esa legislaci?n va de la reforma fiscal a una apertura efectiva de la corporaci?n petrolera nacional, Pemex, a la inversi?n privada. Y no soy el ?nico que piensa que ese acuerdo pol?tico es lo que ha llevado este caso al archivo de los casos cerrados.
JUAN GONZ?LEZ: Y, John, quisiera preguntarle sobre otro asunto, el anuncio por el presidente Bush del Plan M?xico, un programa de 1.400 millones de d?lares que supuestamente apunta a la erradicaci?n de drogas. ?Podr?a hablarnos de eso y de su impacto sobre el pa?s?
JOHN ROSS: Bueno, yo dir?a que ? sabe ? dir?a que si el embajador Tony Garza hubiese invertido tanta energ?a como lo ha hecho en la promoci?n del Plan M?xico en la presentaci?n de los asesinos de un ciudadano estadounidense que fotografi? su propia muerte en M?xico, ya tendr?amos alguna soluci?n. Ha habido un esfuerzo period?stico total en este pa?s por parte de la embajada, del Departamento de Estado y del gobierno de EE.UU., y por parte del gobierno de Felipe Calder?n, por unirse alrededor de este plan.
El Plan M?xico es una copia exacta del Plan Colombia, sin soldados en el terreno. Pero eso provoca la pregunta de si las corporaciones de seguridad privada se har?n cargo del entrenamiento de los responsables mexicanos de la lucha contra la droga. Encuentro interesante que haya habido una declaraci?n tras la otra del gobierno de Calder?n y del de EE.UU. de que, no, no vamos a colocar soldados de EE.UU. en el terreno. Es una doble negativa pol?tica; eso no se puede hacer. EE.UU. ha invadido M?xico ocho veces, y ese hecho no va a desaparecer. Pero colocar a sujetos como Blackwater en el terreno es otra cosa.
Y es importante, creo, comprender que Blackwater est? a s?lo 10 kil?metros de la frontera mexicana en Potrero, California, estableciendo un campo de entrenamiento y que acaba de recibir parte de una subvenci?n de 15.000 millones de d?lares de la guerra contra la droga del Departamento de Defensa, que les da mandato para entrenar a personal extranjero en la lucha contra la droga y para dar apoyo operativo y log?stico en el terreno. As? que pienso que no veremos tropas de EE.UU. en el terreno, como resultado de este acuerdo.
Esto no es aprobado por ning?n congreso en este pa?s. Est? en el Congreso de EE.UU. y ha formado parte de una ? est? en cierto modo incorporado en la asignaci?n suplementaria para Iraq y Afganist?n. Y si los dem?cratas se oponen a esa asignaci?n suplementaria, ciertamente no veremos un Plan M?xico, porque no ser? financiado. Forma parte de esos fondos. As? que eso es, pienso, a fin de cuentas, es lo que es el Plan M?xico: una manera de colocar las fuerzas de seguridad mexicanas bajo el control de Washington, fundir las fuerzas de seguridad de ambos pa?ses y colocarlas bajo el control de Washington.
JUAN GONZ?LEZ: Bueno, John Ross, quisiera agradecerle por haber estado con nosotros, por tel?fono desde la Ciudad de M?xico. John Ross ha escrito durante d?cadas con claridad y precisi?n sobre los eventos en M?xico.
Publicado por solaripa69 @ 9:33
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios