Lunes, 05 de noviembre de 2007
LA BATALLA DE TODOS LOS SANTOS.

Escrito por Seco GG.
Tomado de ?Oaxaca libre?.
s?bado, 03 de noviembre de 2007
EN DIAS PASADOS.
El domingo 29 de octubre del 2006, dos d?as despu?s del asesinato de Brad Will, reportero independiente estadounidense y debido al esc?ndalo internacional, la PFP, por orden presidencial ocupa, no sin resistencia, la Ciudad de Oaxaca. Deshacen barricadas y acampan en diversos puntos de la ciudad. La UABJO -?ltimo basti?n de resistencia de la APPO y la poblada- cuenta aun con el eficaz y ?ltimo medio de comunicaci?n confiable: la radio. Prioridad es entonces desalojarlos. Fuertes los rumores suenan a partir del lunes de esta incursi?n.

PROLEGOMENOS.
Al fin y despu?s de algunas falsas alarmas, el jueves 2 de noviembre, d?a festivo nacional, antes de las 8 de la ma?ana se dan las primeras escaramuzas. En el campo de f?tbol, a un costado donde anteriormente estaba situada la biblioteca central de la Universidad, polic?as agreden a la muchachada aun de guardia. Por la radio nos enteramos y acudimos a tomar fotos. Frente al mencionado campo, sobre avenida universidad, se encuentra en firmes el primer contingente de PFP``s. Mas all?, en la gasolinera de 5 se?ores, la Federal de Caminos cubre su retaguardia. En un principio, son mayor?a los periodistas. Los vecinos comienzan a juntarse, las primeras cadenas humanas frente a los polis son, por supuesto, de mujeres. Algunos de los insultos:"l?rguense malditos", "as? fueran con los narcos", "pinches ignorantes". Uno, de rid?cula estatura para su oficio, seria la comidilla de todos: "hey, trajeron a su mascota a conocer Oaxaca", "no se vale que metan ni?os", "a ese todav?a lo viste su mama"... De chamarra azul y pasamonta?as -se adivina joven-, alto y robusto -recuerda a un verdugo- y haciendo sombra con su mano -comparando su estatura con la de los receptores de sus insultos-, se?ala y reta: "A ver tu, a ver tu pendejo vamos a darnos en la madre", "O tu que te estas riendo pendejo", "A cualquiera de ustedes les parto la madre" ( ?Quien hubiera ganado de enfrent?rsele a un guardaespaldas goril?n de un comandante que andaba por ah? unos d?as antes?). Llega m?s y mas gente. Se sabe que los vecinos de 5 se?ores son aguerridos, lo han demostrado en el conflicto, no as? los de La Noria, fraccionamiento residencial, aunque no completamente habitado por fufu-rufus. Obligado es encontrarse a las amistades o alg?n amigo de tu amigo por ah?, papaloteando, gritando, apoyando. Son casi las 11 y algunos comienzan a retirarse, parece que no habr? nada, que siempre no entraran a C.U.
LA BARRICADA DE SORIANA.
Aun pod?a v?rsele en la v?spera: una pipa de gas y autobuses, total oscuridad, de miedo vaya... el mismo que experimentaron a los que les toco la guardia a un costado de la barricada, en los campos. El caso es que por la ma?ana ya no estaban los veh?culos, a saber como se los llevaron.
De cerca de la gasolinera caminamos 500 metros al otro frente. La barricada ya no es imponente. Hecha de carritos de Soriana, maderas, pupitres y clavos sujetos a superficies esf?ricas. El altar de muertos conserva aun frutas y pan, tambi?n algunas coca-colas listas para los gases. Alguien grita: "Ah? vienen esos mierdas". Sobre avenida Oaxaca se acerca el convoy de veh?culos suscitando, mas que la admiraci?n, el miedo y un estupor indignante en mis conciudadanos, ya avezados a semejantes ejemplos de poder y gandallez. Muchos retrocedemos por instinto. Sin premura ellos se van formando conforme bajan de los veh?culos. Algunos, vestidos de civil, comienzan a retirar los restos de la barricada de la noche anterior. De nosotros, la mayor?a observamos desde el estacionamiento de la entrada de los campos hacia los 100 metros que nos separan de la barricada...
?Pfum! ?Pfum! ?Pfum!
A lo que, en nuestros rostros, gases.
Una vez tras otra van cayendo los cilindros y de la misma forma son regresados a la direcci?n en que fueron lanzados. O bien, a los costados de la avenida. El helic?ptero apoya este primer ataque. Pero el viento esta contra ellos. Aqu? y all? hay personas ofreciendo cubre-bocas, cocas y vinagre a los primeros intoxicados, pocos para la cantidad de gases lanzados, aunque uno que otro ya vomita. Arden los ojos y la garganta.
(Un d?a despu?s de la entrada de la PFP y debido a los enfrentamientos y el uso de t?xicos en el agua que arrojaban las tanquetas, Medina Mora, Secretario de Seguridad Publica, declaro, con infortunio, algo as? como que "...poseen una sustancia que inhibe la agresividad de los manifestantes". (?!)

GRANADAS DE FRAGMENTACION.
En latas de refresco adem?s de la gasolina se a?aden clavos y tachuelas, encienden la mecha y ?pacatelas! da?inas fueron. Las llevaron a la l?nea de combate en 2 cajas de huevo, de 50 a 90 eran quiz?s. Un tanque de gas con la mecha encendida inhibe el avance de los polis. Nuestra tropa de elite (?Nuestra?), de grandes cojones, avientan las bombas de cuatro en cuatro, vaya, tan desordenados no estuvieron, al parecer leyeron sus manuales guerrilleros, que asesor?a eperrista ni que la chingada: do it yourself, lema y causa punk. Los primeros heridos tienen que ser llevados en camillas o a hombros de sus compa?eros por los metales incrustados en sus piernas. Dec?a Arist?teles (?o Arriano?) que la capacidad de indignaci?n es indispensable a la virtud. Lo recuerdo en tal momento y empiezo a recoger piedras. Por supuesto que no existe virtuosismo alguno en aventar piedras, pero entiendan ustedes la emoci?n del distante instante. Basto un grito an?nimo de "Resistan compa?eros", seguido de otros parecidos, para que un id?ntico movimiento cundiera en los dem?s. Ya estrellan las rocas grandes en el asfalto intentando multiplicarlas, ya las colocan en carritos del super, ya los llevan al frente. Poco a poco avanzan y se van concentrando en la barricada. Del interior de C.U traen m?s carritos con piedras. El Dani ?o como se llame- porta su bazuka con orgullo: se ha convertido en experto artillero. Quiz?s su corta edad le impida conocer el fondo de las cosas, ese fondo que muchos adultos creen conocer al juzgan el movimiento en grado proporcional en que ven afectados sus propios -y respetables, al fin y al cabo- intereses (?Y el pr?jimo?). Quien sabe. Who cares? El valor del Dani nos da valor a los tibios. Otrora ni?o de la calle, ha encontrado un remedio en el movimiento a su abominable no-tener-nada-que-hacer, como tantos otros; o como tantos mas no lo han -hemos- hallado en ning?n lugar. Los fot?grafos lo siguen, docenas de fotos le tomaron, le impiden desenvolverse a sus anchas, le estorban. Los cohetones de otro bazukero cercano a mi no atinan en su blanco, se desv?an para cualquier lado, menos hacia el frente.Otro puberto, en cambio, maneja con presteza su resortera y nos grita: "P?guenles de frente, avienten las piedras directo". Pero si le hago caso, le pegar?a en la tatema al valedor de enfrente. Se estrenan dos escudos de madera, de casi dos metros de largo y 50 cent?metros de ancho, con una mirilla. Uno lo porta Dr?cula, que, vestido en anarqu?a, siempre esta en primera l?nea. Los provoca. Y cuando le llueven las pedradas, se esconde y observa por el agujero. La madera resiste. Todos resisten. Algunos llevan radios port?tiles y desde ah?, se alienta a no dar un paso atr?s. Ni?os y se?oras traen m?s piedras de los campos.

LES ECHAMOS MONTON.
Es d?a de descanso, las canchas est?n llenas. Se unen los que practican futbol y basquet. Ya somos mas: los de la APPO, los vecinos, los curiosos, los punks, los maestros y sus hijos, los universitarios que defienden a su alma mater, los que les agrada la violencia y adem?s odian a los uniformados, capitalinos y extranjeros, los yonquis sin remedio... Ahora si, todos los hombres nos acercamos hacia el frente. Impresionante es el ruido de los proyectiles que castiga los escudos de los polis (?De donde salio tanta piedra?). No hay tregua y retroceden. Se observan varios ca?dos, siniestrados en sus molleras. Rechazados por una multitud constituida de cualquier manera. Un peque?o e improvisado ej?rcito popular. A los que no estuvieron y no escucharon los gritos, les refiero algunos: "Oaxaca no es Atenco", "Les pusimos en su madre pendejos", "No se vayan, ?Ya se cansaron?" "Viva la APPO", "VIVA OAXACA", sobre todo, este ultimo. Como sea, mas f?cil de imaginar que de describir esa inenarrable alegr?a. Es ya Historia: son nuestras pasiones. Un ?nico momento en el que fuimos m?s fuertes que ellos.

PATITAS PARA QUE LAS QUIERO.
Pero como en esas pel?culas en las que, sobre la mesa, hay una un plato con forma de campana que esconde el platillo principal, para ser devorado en el momento justo, as? aparecieron las tanquetas y aquello degenero en estampida: todos pies en polvorosa. Se aventaban zig-zagueantes sobre la palomilla, hac?an sonar sus trompetas, aventaban agua amarilla (si, de la mismita deshinbidora de bajas pasiones). Bastantes se replegaron a C.U: hasta ah? llegaron los uniformados aventando gases, pero no pudieron entrar. Otros corrieron para 5 se?ores, escenario de otra batalla. Muchos m?s a las calles aleda?as de la Noria. Poco o nada sab?amos los unos de los otros. Mientras hu?a en direcci?n a avenida Oaxaca, cerca de Chedraui, una anciana se asoma temerosa por la puerta de su hogar y con la mano extendida, obsequi?me una botella de vinagre. Al parecer prescindi? del vinagre de su despensa, porque ya estaba a la mitad. O quiz?s era una mujer adulta combativa, una de tantas que dieron ejemplos de valor. ?Como enredarse en raciocinios acerca de la conveniencia del movimiento si tales muestras de apoyo conmueven, aun en ese dia todo confusi?n? En todo caso, hubiera preferido una coca, porque la sed era harta. Ya en Chedraui, una tanqueta imped?a el paso con direcci?n al perif?rico, hubo escaramuza, incluso un insensato quiso romper la puerta de ese negocio, cosa que le impidieron gritos oblig?ndole a comportarse. En mi memoria quedaran las casas, en ese fraccionamiento, en las que sus habitantes aplaud?an y celebraban, ya en sus azoteas, ya en sus banquetas, la pertinente represi?n a todos los rebeldes.

PIRRICA VICTORIA.
A unos lentos los apa?aron en la Chevrolet. Ah? frente a Romasa hubo otro feroz enfrentamiento, simultaneo al de 5 se?ores. Pues se dio el caso que en Zaachila, pueblo resistente donde lo haya, salieron varios camiones con direcci?n a C.U. Se toparon en el perif?rico, a la altura mencionada, con otro contingente de la PFP. Fue despu?s de la retirada en C.U. O sea que a este contingente le cubr?a la retaguardia otro en Chedraui, cosa que los que estacamos ah? ignor?bamos. Al final les dieron vuelta. Y avanzaron hacia 5 se?ores. Aqu?, incendiaron brevemente dos tanquetas, una se atoro justo frente al puesto de revistas con el cami?n de choferes del sur que hacia de barricada, lo cual aprovecho la pandilla para surtirlo de bombas molotov. La otra tanqueta, que se dirig?a a la radio, tambi?n fue detenida y levemente levanto llamas.
Festejamos en el crucero de 5 se?ores, tras varias horas de enfrentamientos, con Flavio Sosa sonriente -dicen que nunca estuvo en el frente, -al menos yo no vi su inconfundible cuerpo donde estuve-, celebrando las batallas. Se entono un "goya" creo que por primera vez. Seria m?s exacto decir, sin embargo, lo p?rrica que fue la victoria. El 25 de noviembre fue un desquite total, de ellos.
El cuerpo adolorido al d?a siguiente delataba a los participantes.
Publicado por solaripa69 @ 9:03
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios