Jueves, 08 de noviembre de 2007
En 97, la contrainsurgencia abort? la paz en Chenalh?
La marcha de los 1,111 fren? algo la violencia; faltaba agosto
Hermann Bellinghausen / IV
A mediados de junio de 1997 Chenalh? ya es un escenario de activa contrainsurgencia. La asignaci?n de recursos oficiales, que fluyen en abundancia, est? detonando conflictos comunitarios. Como en otras comunidades, en Saclum y Matzeclum se amenaza con expulsar a las familias de los dos municipios aut?nomos que abarcan Chenalh?: Polh? y Magdalenas La Paz.
En la cabecera de San Pedro Chenalh?, un pri?sta de nombre Mariano (pidi? omitir su apellido), poblador de Saclum, declar?: ?Nos dijeron que iban a repartir el dinero, con la condici?n de que lo solicitaran todos de la comunidad. Les dijimos que los zapatistas no iban a aceptar, y nos repitieron que ?todos?. Entonces preguntamos que qu? hac?amos si no aceptaban, y nos dijeron ?pues c?rranlos, o los obligan?? (La Jornada, 14 de junio*).
?Tenemos diferencias, s?, pero llevamos tres a?os viviendo desde que comenz? el problema de los zapatistas y s?lo ahora, con la obligaci?n para un programa del gobierno, nos obligan a pelear?, agregaba el hombre de Saclum, comunidad ubicada al oeste del municipio, en el extremo opuesto de la zona donde finalmente ?prendi? la paramilitarizaci?n y en cuyo coraz?n geogr?fico se encuentra Acteal. El edil Jacinto Arias Cruz hab?a solicitado, en nombre de ?todo el municipio?, la presencia de la polic?a. Mariano advirti? a La Jornada que al menos en Saclum no era as?. ?No queremos m?s problemas entre hermanos?.
Aqu? no pasa nada
Ese d?a estuvo en Chenalh? el senador pri?sta Sami David en un acto proselitista (pues se avecinaban elecciones de diputados federales), en un ambiente de ?aqu? no pasa nada?. Poco antes, el secretario de Desarrollo Social, Carlos Rojas, de gira por Chiapas, hab?a asegurado que la inversi?n social no se orientaba a la contrainsurgencia. Tambi?n visit? la entidad, por segunda vez en 15 d?as, el secretario de la Defensa Nacional, Enrique Cervantes Aguirre (13 y 14 de junio).
En ese momento ya se calculaba en mil 200 el n?mero m?nimo de desplazados zapatistas y simpatizantes (s?lo de Yaxjemel y Yabteclum eran 534 y 527, respectivamente). En Polh?, el consejo aut?nomo recordaba que antes, en Chenalh?, cuando hab?a conflictos, ?en vez de encender el fuego? lo aplacaban negociando (16 de junio). Las cosas cambiaron desde un a?o atr?s, cuando renunci? el alcalde oficial Manuel Arias P?rez y lo sustituy? su secretario Jacinto Arias Cruz. Ahora, ?ste ?es el que desbarata, insiste en que haya enfrentamiento?.
La ca?da del edil electo se debi? al primer crimen contra zapatistas, cuando la noche del 19 al 20 de agosto de 1996 una turba de pri?stas ebrios ?captur? a seis j?venes zapatistas en una posada de la cabecera municipal, los linch? y arroj? sus cuerpos en la sima de Chixilt?n. Hubo tres detenidos por los asesinatos, que salieron libres tiempo despu?s. Tambi?n por entonces renunci?, ?por motivos personales?, el secretario estatal de Atenci?n a los Pueblos Indios, el conocido escritor pedrano Jacinto Arias P?rez (hom?nimo del nuevo alcalde pri?sta y primo del anterior). Estaba inconforme con lo que pasaba y prefiri? hacer mutis (Suplemento Masiosare, 28 de diciembre). Algo estaba pasando en San Pedro Chenalh?. El grupo oficialista dominante era desplazado por gente nueva, m?s agresiva y desarraigada (como documentar?an m?s adelante Andr?s Aubry y Ang?lica Inda en La Jornada).
En Yabteclum se saqueaban las casas de los desplazados zapatistas. El consejo de Polh? refiri? el caso de Felipe G?mez G?mez, pri?sta, quien en vez de participar en un ataque contra simpatizantes del Ej?rcito Zapatista de Liberaci?n Nacional (EZLN) ?se qued? dormido? en su casa. ?Les dio coraje a los del PRI que no obedeciera. Lo fueron allanar la casa del muchacho y lo llevaron preso a Chenalh?. Y (eso que) es uno de ellos? (17 de junio). Las explicaciones oficiales del conflicto por ?fundamentalismo religioso? disfrazaban la realidad; se trataba de un nuevo fundamentalismo ejercido con el presupuesto.
Presiones contra Las Abejas
En tanto, Las Abejas denunciaron que los pri?stas los ?presionaban? para votar por el partido oficial. En diversas reuniones pretend?an obligarlos ?a sacar sus credenciales? y volver al PRI. Yabteclum, el ?pueblo viejo? del municipio, punto de encuentro entre aut?nomos y pri?stas, fue devorado por la marea contrainsurgente tras ser expulsado medio millar de zapatistas (18 de junio).
La militarizaci?n crec?a en Ocosingo y Altamirano, con la llegada de 3 mil soldados m?s (19 de junio) y la ?guerra? del grupo paramilitar Paz y Justicia escalaba nuevamente en Tila y Sabanilla; en Emiliano Zapata y Shushup?, entre los d?as 22 y 24 fueron asesinados ocho simpatizantes zapatistas, y heridos muchos m?s, luego de que Juan L?pez Jim?nez, dirigente de Paz y Justicia, fue asesinado en Pasij? el d?a 15 (24, 26 y 27 de junio). Los simpatizantes del EZLN se encontraban sitiados por Paz y Justicia en 14 comunidades de Tila y Sabanilla y era inminente una nueva oleada de desplazados.
El d?a 26 el gobierno oficial de Chenalh? detuvo en Yabteclum a los simpatizantes zapatistas Fidencio Ruiz y Ernesto G?mez, responsabiliz?ndolos de la desaparici?n de Manuel Takiumut, un mes atr?s. La aprehensi?n fue mientras se efectuaba all? mismo una reuni?n m?s de acercamiento entre aut?nomos y pri?stas. ?Estaban a punto de llegar a un acuerdo para que m?s de mil desplazados pudieran retornar? cuando se dio la captura (27 de junio) y se interrumpi? el di?logo. Una vez m?s.
Protesta por falta de cr?ditos
Un d?a despu?s, la sociedad cooperativa de productores de Bajxulum envi? una carta al gobierno federal anunciando que en 21 comunidades de Chenalh? sus socios no votar?an el 6 de julio, ?y menos por el PRI?, pues los productores no hab?an recibido los cr?ditos ofrecidos y presum?an que ?alguien cobr? por ellos mill?n y medio de pesos. Argumentaron ?falsas promesas, enga?os y mentiras? (28 de junio). Versiones posteriores indicar?an que ese dinero se destin? a la compra de armas.
El EZLN anunci?, a su vez, que las comunidades rebeldes no votar?an en protesta por la militarizaci?n, ?el ambiente de guerra promovido por el gobierno y el incumplimiento de los acuerdos de San Andr?s?. El subcomandante Marcos escribi? en un comunicado: ??Con qu? cara exigirles (a las comunidades) que voten si ni siquiera viven en condiciones normales? ?Se les puede pedir que aparenten una normalidad ciudadana un d?a y regresen al terror cotidiano el resto del a?o?? (3 de julio).
En tanto, representantes de comunidades zapatistas de Chenalh? y San Andr?s (dentro del municipio aut?nomo Magalenas La Paz) exigieron cancelar la formaci?n de grupos paramilitares y el retiro del Ej?rcito federal. Ind?genas de las comunidades Atzamilh?, Saclum, Xux?chen, San Pedro Cotzinam y Aldama aseguraron que pri?stas armados ?est?n planeando y uniendo sus fuerzas para provocar enfrentamientos? (2 de julio).
Rebeld?a y abstencionismo
La v?spera de las elecciones marcharon en San Andr?s 2 mil zapatistas anunciando que impedir?an los comicios. Realizaron un acto contra el gobernador Julio C?sar Ruiz Ferro ?por mantener una amplia campa?a de desprestigio contra el EZLN? y ?distorsionar? la informaci?n para enfrentar a los pueblos (6 de julio). Los desplazados de Tila, Sabanilla y Tumbal? tampoco estaban en condiciones de sufragar.
El domingo 6 de julio, las elecciones federales en Chiapas registraron el mayor abstencionismo del pa?s; no vot? 65 por ciento y unas 600 casillas no fueron instaladas. Hubo quema o retiro de urnas en Chenalh?, San Andr?s, Tenejapa, El Bosque, Ocosingo, Altamirano, Las Margaritas, Amatenango del Valle y Pantelh?, y en muchos otros municipios ind?genas faltaron casillas y, sobre todo, votantes. En la zona norte, Paz y Justicia ?control? las elecciones para que s?lo participaran los pri?stas. En Yabteclum (Chenalh?) fueron expulsados los observadores de Alianza C?vica, y ?s?lo votaron los del PRI? (7 de julio).
Agresi?n inminente
Poco despu?s, el presidente municipal aut?nomo de San Andr?s, Juan L?pez Gonz?lez, alert? sobre una posible agresi?n de polic?as y grupos paramilitares cuyo centro de operaciones era Santiago el Pinar (10 de julio). En los caminos de los Altos se ve?an pintas como: ?Somos M?scara Roja, si nos quieres conocer nos vemos en el infierno? y ?Ya no estamos enga?ados, estamos para salir?.
Al otro d?a, la polic?a de Seguridad P?blica detuvo en Santiago el Pinar, donde hab?a un campamento del Ej?rcito federal, a siete pri?stas armados (cuatro de ellos menores de edad) con pistolas 3.80 y 38 especial, as? como cartuchos para AK-47 (cuerno de chivo) y otros calibres. Los detenidos participaban en un bloqueo carretero con otras 40 personas (11 de julio). Esto confirmaba las reiteradas acusaciones de la existencia de grupos civiles armados en San Andr?s y Chenalh?, pero no tuvo ning?n efecto.
Ante la situaci?n en Chiapas, el EZLN inici? una estrategia hacia fuera, para llamar la atenci?n del pa?s y del mundo de lo que suced?a en las comunidades. Las protestas a escala local eran ignoradas. El 21 de julio se levant? un plant?n frente al palacio de gobierno en Tuxtla Guti?rrez, donde unos 300 representantes de los desplazados de la zona norte hab?an permanecido ?87 d?as! demandando in?tilmente al gobernador Ruiz Ferro el cese de la violencia para que los desplazados pudieran retornar a sus comunidades.
El EZLN anunci? que del 25 de julio al 3 de agosto dos delegados suyos asistir?an al segundo Encuentro Intercontinental (Intergal?ctico) en cinco localidades del Estado espa?ol. En agosto, los rebeldes anunciaron una marcha de mil 111 bases zapatistas a la ciudad de M?xico para septiembre, mientras otros dos delegados ind?genas viajar?an a Venecia y Roma. Estas iniciativas civiles frenar?an pasajeramente la violencia paramilitar, la cual recrudecer?a brutalmente en la segunda mitad de septiembre. Pero a?n faltaban los rel?mpagos de agosto.


En el crimen de Acteal se busca negar la responsabilidad del Estado y el Ej?rcito
El Centro Fray Bartolom? document? y denunci? la existencia de paramilitares, sostiene.
En la gesti?n de Zedillo no se hizo justicia, afirma el obispo Samuel Ruiz Garc?a
Gabriel Le?n Zaragoza
El obispo em?rito de San Crist?bal de las Casas, Samuel Ruiz Garc?a, afirm? que durante el sexenio de Ernesto Zedillo ?no se investig? con seriedad la matanza de Acteal, en el estado de Chiapas. Desde entonces, agreg?, se ha pretendido ?negar la responsabilidad que tuvieron las fuerzas del Estado y el Ej?rcito?, y omitir la autor?a intelectual del ex mandatario en el crimen de lesa humanidad contra los tzotziles. Consider? que el resultado de la indagatoria de esa administraci?n qued? ?muy al margen de lo que en realidad sucedi?.
Acerca del debate que se ha dado sobre la revisi?n de los hechos que cobraron la vida de 45 ind?genas chiapanecos, Samuel Ruiz afirm? en entrevista que ?da la impresi?n? de que el Estado ech? a andar una maquinaria para borrar la historia, porque ?se ha visto que hay una complicidad en marcha, porque detr?s de este articulista est? alguna indicaci?n oficial. No se ve otra intenci?n?.
Consider? que la actual administraci?n federal carece de determinaci?n para alcanzar la verdad sobre las ejecuciones en Acteal, y ?lo que estoy viendo es que hay una complicidad, porque se quieren borrar los hechos en lugar de que se haga una investigaci?n a fondo?.
?A 10 a?os de los hechos, ?c?mo debe mirarse la masacre de Acteal?
?Un crimen lo es a 10 a?os o a 20, lo grave es que no se ha hecho justicia y que recientemente alguien trata de borrar los acontecimientos y las reflexiones sobre lo sucedido. La masacre no ha tenido una investigaci?n a fondo. Y parece que con el art?culo publicado pierde calidad el periodista que lo escribi?, tratando de negar acontecimientos que est?n a la mano.
?He dicho que un crimen no deja de ser un crimen, que no se ha castigado adecuadamente y con ese art?culo se ve claramente que hay intentos y complicidad de no continuar investigaci?n alguna. Por el contrario, se pretende decir que los hechos no sucedieron.?
??Qu? respuesta espera del gobierno federal en el d?cimo aniversario de la matanza de Acteal?
?Nada, porque se ve que no hay justicia. Sin embargo, espero que haya el reconocimiento de los hechos, la investigaci?n adecuada y el castigo de los responsables.
??El Estado ech? a andar una maquinaria para borrar los hechos?
?Da la impresi?n.
??Qui?n podr?a estar interesado en que no se conozca la realidad?
?Eso ser?a cuesti?n de preguntarle al periodista: ?qui?n le dijo que escribiera?
?El ex presidente Ernesto Zedillo dijo en Espa?a que los hechos de Acteal se investigaron con seriedad.
?No se investig?. Las indagaciones no fueron suficientes o quedaron escondidas, porque los verdaderos responsables quedaron ocultos. Inclusive ?l no deja de aparecer como responsable, puesto que estuvo al tanto de las cosas. Se ve que hay una complicidad en el asunto y que se quiere negar la responsabilidad que tuvieron las fuerzas del Estado y el Ej?rcito.
??Comparte la opini?n del obispo Ra?l Vera?, quien dijo que el autor intelectual de la masacre de Acteal fue el ex mandatario, al que acus? de cometer un crimen de lesa humanidad.
?No s?lo la comparto, lo dije antes.
??Qu? personajes estar?an pendientes de ser investigados?
?Le toca al Estado decirlo, pero evidentemente son los que formaban parte de la estructura oficial.
??Har? un llamado al gobierno calderonista para que retome las investigaciones?
?No va a hacerlo. Lo que estoy viendo es que hay complicidad. Quieren borrar los hechos en lugar de hacer una investigaci?n a fondo.
??Ratifica que fue un crimen de Estado?
?Lo he dicho, basta investigar y ver las comunicaciones que se hicieron.
??Qu? espera de la denuncia interpuesta ante la Comisi?n Interamericana de Derechos Humanos?
?Que haya alguna comunicaci?n al Estado mexicano y que ?ste d? respuesta.
??Qu? elementos tuvieron en su momento para se?alar la existencia de grupos paramilitares?
?Lo de Acteal fue como la acci?n 22 y fue la m?s representativa. El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolom? lo document?, y en su momento denunci? su existencia, entrenados por el Ej?rcito.
Publicado por solaripa69 @ 9:50
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios