Lunes, 19 de noviembre de 2007
Aprueba CND movilizaci?n permanente contra la privatizaci?n de energ?ticos
Diputado prev? que en 2014 extranjeros dominar?n 60% de la generaci?n el?ctrica. Exige poner fin a los ?inconstitucionales? contratos de servicios m?ltiples en Pemex

La convenci?n demanda a Calder?n que no promulgue el decreto del gasolinazo
Reprocha a Zeferino Torreblanca la represi?n contra los normalistas de Ayotzinapa
Alma E. Mu?oz y Enrique M?ndez
La Convenci?n Nacional Democr?tica (CND) aprob? ayer a una jornada permanente de movilizaciones contra la privatizaci?n de Petr?leos Mexicanos (Pemex) y de la industria el?ctrica, as? como convocar a una nueva asamblea el 18 de marzo pr?ximo, donde se presente un informe de una comisi?n del ?gobierno leg?timo? integrada para defender la soberan?a energ?tica del pa?s.
En sendos pronunciamientos, le?dos por la maestra Ifigenia Mart?nez y el diputado federal Jos? Antonio Almaz?n, se acord? demandar la terminaci?n de los contratos de servicios m?ltiples, que violan la Constituci?n, as? como evitar que se acelere la privatizaci?n que, a trav?s de la ley secundaria, se ha iniciado de la industria el?ctrica. Para 2014, resalt? Almaz?n, se calcula que el capital privado controlar? 60 por ciento de la capacidad de generaci?n nacional.
Aumento salarial de emergencia
Durante la tercera asamblea de la CND, se vot? asimismo un acuerdo presentado por Reyna Mart?nez, ama de casa de Tlalpan, para demandar un aumento salarial de emergencia de 35 por ciento, debido al incremento generalizado de los productos de la canasta b?sica; adem?s, demandar al gobierno de Felipe Calder?n que no promulgue el decreto de aumento al precio de la gasolina y el diesel.
Se aprob? la propuesta de la senadora Rosario Ibarra de Piedra para exigir la libertad de los ?presos pol?ticos?, pr?ctica que, asegur?, se reforz? en el sexenio de Vicente Fox y contin?a en el de Felipe Calder?n.
?Regresa como amenaza incontenible la desaparici?n forzada de personas. No logramos recuperar 557 y en el gobierno de ese se?or de ideas cortas y piernas largas (Vicente Fox) hubo 65 desaparecidos. Y en el del usurpador, del espurio, ya van varios. Podemos citar a los compa?eros del EPR y a Francisco Paredes Ruiz?, expres?.
A iniciativa de la senadora perredista, la CND se sum? al Frente Nacional Contra la Represi?n. ?No se trata ?expres? ante los miles de simpatizantes de Andr?s Manuel L?pez Obrador, concentrados en el Z?calo? de hablar de sus presos pol?ticos y nuestros presos. Son los presos de todos?.
Reproch? al gobierno de Guerrero, a cargo de Zeferino Torreblanca, la represi?n contra los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa. ?Estamos muy molestos. Los compa?eros fueron golpeados sin compasi?n. No quieren abrir las puertas para un di?logo y pido a esta convenci?n exija esa negociaci?n al gobierno de Guerrero, porque lo que hace mal un gobierno, no importa de qu? tinte pol?tico sea. Hay que dec?rselo por su bien y el de M?xico?, afirm?.
Por su parte, Ifigenia Mart?nez censur? que desde 1982 (cuando comenz? el sexenio de Miguel de la Madrid Hurtado) la renta petrolera ha sido utilizada por los gobiernos federales para pagar el servicio de la deuda, el rescate bancario ?y otros lastres del neoliberalismo?, y en cambio se increment? el endeudamiento de Pemex mediante el esquema de los Proyectos Diferidos en el Financiamiento del Gasto (Pidiregas) y los contratos de servicios m?ltiples.
Han dilapidado, denunci?, los recursos obtenidos por los altos precios internacionales del petr?leo, en beneficio de los funcionarios p?blicos de alto nivel. ?El alegato de insuficiencia de recursos fiscales se desploma ante la evidencia de ese despilfarro y ante el hecho de que los ingresos de Pemex, que exceden por mucho sus gastos de operaci?n, provienen no s?lo de la exportaci?n, sino de sus ventas internas. Es decir, los mexicanos, todos, financiamos el despilfarro y la desnacionalizaci?n de un recurso no renovable?, resalt?.
Ante ello plante? asegurar el rescate de Pemex y propuso tres resolutivos, que fueron apoyados por la CND: terminar los contratos de servicios m?ltiples, que significan la intromisi?n de intereses extranjeros en el patrimonio nacional; exigir la protecci?n de los t?cnicos y trabajadores mexicanos y del Instituto Mexicano del Petr?leo, y convocar a una jornada permanente de movilizaciones contra la privatizaci?n de la petrolera.
Tambi?n Jos? Antonio Almaz?n present? una radiograf?a para explicar c?mo los sucesivos gobiernos federales han permitido la intervenci?n de empresas trasnacionales en la generaci?n de energ?a el?ctrica. ?Ha sido de tal grado el desprop?sito privatizador que el margen de reserva de generaci?n es de 50 por ciento, lo cual ha llevado al cierre anticipado de plantas de la Comisi?n Federal de Electricidad aun cuando todav?a tienen vida ?til, para garantizar la compra de energ?a a las empresas privadas?, expuso.
Inform? que a la par de la movilizaci?n, el Sindicato Mexicano de Electricistas emprender? acciones jur?dicas y constitucionales para frenar la privatizaci?n. ??No pasar?n! El pueblo de M?xico se levantar? y llenar? las plazas para defender nuestros recursos estrat?gicos?, exclam?.
Asimismo, la senadora Rosalinda L?pez Hern?ndez ley? el acuerdo por el cual la CND se solidariz? con los habitantes de Tabasco y Chiapas, afectados por las lluvias e inundaciones; expres? un reconocimiento por el apoyo incondicional de la sociedad mexicana, y exigi? ?una profunda investigaci?n para conocer las verdaderas causas de la tragedia?.


Carlos Fazio
El Plan M?xico
La informaci?n sobre el Plan M?xico comienza a fluir a cuentagotas; pero es m?s lo que se ignora que lo que se sabe, y existen a?n muchas contradicciones. En principio, la iniciativa de la administraci?n de Bush implica un paquete de asistencia de seguridad por un monto de mil 400 millones de d?lares para el periodo 2008-2010. Los primeros 500 millones se destinar?an al ejercicio fiscal 2008. De ese monto, las fuerzas armadas mexicanas recibir?an 61 por ciento: 205.5 millones la Defensa Nacional (41.10 por ciento) y 100 millones la Marina (20 por ciento). La Procuradur?a General de la Rep?blica recibir?a 72.45 millones (14 por ciento) y la Secretar?a de Seguridad P?blica 39.45 millones (7.8 por ciento). El resto se destinar?a a Aduanas, Migraci?n, Cisen y otras dependencias.
Aparte de ese monto ?que est? a debate para su aprobaci?n en el Congreso de Estados Unidos?, existir?an otras partidas por un total de 132.55 millones de d?lares, fuera del control de los legisladores estadunidenses. Es decir, la ?ayuda? prevista para el primer a?o de operaci?n del Plan M?xico ser?a por 632.55 millones de d?lares. Y dado que los destinatarios principales de los recursos ser?n el Ej?rcito y la Marina, queda claro el componente militar de la ?asistencia?. Con un agregado: la misma est? contemplada en el cap?tulo ?Antinarc?ticos, antiterrorismo y seguridad fronteriza?. Ergo, se trata de ayuda militar en el contexto de la guerra antiterrorista de la administraci?n de Bush.
Lo anterior viene a confirmar la idea de que la Iniciativa M?rida, rebautizada as? por razones pol?ticas, es el aterrizaje del componente militar de la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de Am?rica del Norte (ASPAN), en la porci?n EU-M?xico. Huelga decir que los recursos ya est?n ?etiquetados? y no saldr?n de Estados Unidos porque M?xico deber? destinarlo a la compra de aviones, helic?pteros de combate, barcos, equipo b?lico, radares, software y sofisticados instrumentos para monitoreo a?reo e intervenci?n de telecomunicaciones (espionaje), as? como para sufragar cursos de entrenamiento y asesor?as. Igual que ocurre con el Plan Colombia, la Iniciativa M?rida ser? un negocio millonario en d?lares para compa??as militares y de inteligencia estadunidenses, y ofrecer? contratos de mantenimiento, entrenamiento y servicios relacionados a grandes corporaciones del complejo militar industrial.
Pero no se trata de un ?simple? acuerdo de cooperaci?n t?cnica, log?stica y de equipo. Implica, tambi?n, la instrumentaci?n de reformas judiciales, penales y de procuraci?n de justicia. A cambio de dinero, Estados Unidos se arroga el derecho de decidir cu?les reformas deben ser incorporadas a las leyes y c?digos mexicanos. Adem?s, comprende reforzar la administraci?n de las prisiones, as? como compartir informaci?n de inteligencia y migratoria en ?tiempo real? (est?ndares de vigilancia y sistemas compartidos de entrada y salida; est?ndares biom?tricos equivalentes, as? como pasaportes, visas, tarjetas de residencia permanentes, credenciales de transporte y otros documentos fronterizos). Y tal vez lo m?s grave: la ?ayuda? abarca la reorganizaci?n de los cuerpos de inteligencia del Ej?rcito, la Marina y las polic?as de M?xico bajo los esquemas, directrices y supervisi?n de Estados Unidos. Es decir, la inteligencia de M?xico quedar? al servicio de los requerimientos de seguridad de Washington.
M?xico ha sido integrado de facto al ?per?metro de seguridad? de EU y su territorio qued? incluido en la zona bajo control del Comando Norte del Pent?gono. La Iniciativa M?rida se inscribe en el marco de la ASPAN (el TLC militarizado), cuyo objetivo principal es la lucha contra el terrorismo. En ese contexto, un punto oscuro de la relaci?n bilateral tiene que ver con el tema ?Transporte a?reo en Am?rica del Norte: Expandiendo nuestros horizontes?, contenido en el II Reporte a los Mandatarios (ASPAN, agosto de 2006). Seg?n ese documento oficial, desde 2005 existen cinco ?estaciones WAAS? en Canad? y M?xico, y otras cuatro adicionales estaban previstas para 2006. Se supone que son estaciones terrenas de monitoreo del espacio a?reo que cuenta con tecnolog?a sofisticada. Pero, ?qui?n las controla? ?Tel?fonos de M?xico, la Defensa Nacional, el Pent?gono? Otro punto no aclarado suficientemente tiene que ver con la virtual equiparaci?n ?seg?n la ?ptica estadunidense aceptada por M?xico? de los t?rminos terroristas, narcotraficantes e inmigrantes indocumentados.
Lo que parece quedar claro es que mediante la desnacionalizaci?n del sistema de seguridad interna, M?xico se convertir? en ?maquilador? de seguridad de Estados Unidos. Lo que conlleva, para el r?gimen de Felipe Calder?n, una criminalizaci?n de sus propios connacionales, ya que parte de los recursos y de las nuevas tecnolog?as y leyes se voltear?n contra el flujo migratorio de los mexicanos que expulsa el actual sistema de dominaci?n clasista, y que quieran ingresar sin papeles a la meca del capitalismo.
En ese contexto, la principal amenaza para M?xico es que el gobierno de Estados Unidos ser? codise?ador de la estrategia de ?seguridad nacional?, lo que m?s all? de juegos sem?nticos significa una cesi?n de soberan?a. De all? la insistencia de la secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa, de que la Iniciativa M?rida ?no contiene obligaciones regidas por el derecho internacional? ni es un tratado que ?deba ser sometido a aprobaci?n del Senado (mexicano) o un acuerdo interinstitucional como lo define la Ley de Celebraci?n de Tratados?.
Es decir, una iniciativa que fue definida por el embajador estadunidense Antonio Garza como el ?proyecto m?s agresivo? jam?s impulsado por la Casa Blanca en el Hemisferio Occidental, carece en M?xico de control legislativo. En buen romance, se quiere pasar de contrabando el Plan M?xico, sin que quede sujeto a supervisi?n alguna.



Mercedes Oliveros Su?rez *
La perversa realidad del Plan Colombia
Ante la imposici?n del intervencionista Plan M?xico o Iniciativa M?rida es insoslayable un repaso de las consecuencias del tambi?n intervencionista Plan Colombia.
El objetivo anunciado en la versi?n en ingl?s del Plan Colombia (1999) era ?reducir en seis a?os en 50 por ciento el cultivo, procesamiento y distribuci?n de drogas?, pero los resultados son un rotundo fracaso: la producci?n de coca?na s?lo disminuy? 11.6 por ciento y tiende a aumentar, seg?n cifras del Proyecto Sistema Integral de Monitoreo de Cultivos Il?citos (integrado por el Departamento de Estado, la ONU y la Direcci?n de Estupefacientes). La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) denunci? un efecto de ?gran expansi?n? (ballon effect) por la siembra de coca en nuevas ?reas del territorio colombiano, al igual que en Bolivia y Per?. M?s a?n: la recomposici?n de las mafias ha generado 22 c?rteles nuevos.
A escala internacional se desconoce la perversa realidad del Plan Colombia y su complemento, el Plan Patriota, que se ha traducido, en primer lugar, en el salvaje proceso de apropiaci?n de amplias zonas de cultivo y recursos estrat?gicos, como petr?leo, agua y diversos minerales. En segundo lugar, busca derrotar a las organizaciones populares, a la oposici?n pol?tica y a la insurgencia, representada por los grupos guerrilleros (FARC y ELN), sin importar los costos mortales que ha sufrido la poblaci?n civil, indiscriminadamente catalogada como ?terrorista?.
El eje central del plan ha sido su estrategia pol?tico-militar, con la restructuraci?n y modernizaci?n de las fuerzas armadas del gobierno colombiano y el fortalecimiento e institucionalizaci?n del paramilitarismo, lo cual se ha logrado mediante:
?La inyecci?n de 4 mil millones de d?lares, entre 2000 y 2006, para asistencia militar.
?Entrenamiento a fuerzas del ej?rcito a cargo de asesores y boinas verdes. Colombia es el segundo receptor de entrenamiento despu?s de Irak. Los militares capacitados asesoran a gobiernos afines en la regi?n y act?an en pa?ses vecinos, como Venezuela (86 paramilitares colombianos ?reservistas del ej?rcito? fueron detenidos por organizar un complot contra el presidente Hugo Ch?vez, en mayo de 2007).
?La realizaci?n de operativos conjuntos, con la incursi?n de mercenarios estadunidenses. Empresas como Dyn Corp (para fumigaciones con sustancias qu?micas nocivas), MPRI, Northgroup Grumman (para la instalaci?n de radares) y AirScan (para servicios de vigilancia a?rea) act?an libremente en Colombia, sin ning?n control y evadiendo las normas internacionales en conflictos armados.
En Colombia existen hoy siete bases militares estadunidenses ubicadas en puntos estrat?gicos para el control de los recursos naturales y en la lucha contrainsurgente: Arauca, Tres Esquinas, Larandia, Marand?a, Bah?a M?laga y Puerto Leg?zamo. Adem?s, se han establecido siete radares en Turbo-Antioquia, San Jos? Guaviare, Marandua, en Guain?a; Tres Esquinas, en Caquet?; Choc? (litoral del Pac?fico), y en la zona fronteriza con Venezuela.
?El fortalecimiento y la institucionalizaci?n de los paramilitares, brazo civil armado del grupo en el poder. Agrupados en las tenebrosas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), tienen control de 35 por ciento del Congreso. Han ampliado su poder econ?mico y mafioso al apropiarse de la mayor?a de las tierras de los desplazados, y al establecer alianzas con narcotraficantes. Jugaron un papel fundamental en la relecci?n de Uribe. Algunos grupos de paras, como las llamadas ?guilas Negras, siguen activos militarmente, asesinando a l?deres populares y a defensores de derechos humanos. Entre agosto de 2002 y diciembre de 2004, se registraron 6 mil 332 detenciones arbitrarias, 3 mil 127 ejecuciones extrajudiciales, 337 desapariciones forzosas (banco de datos CINEP).
?La incorporaci?n de la poblaci?n civil al conflicto, mediante redes de informantes o colaboradores con la fuerza p?blica, que ante la pobreza extrema de la poblaci?n ha roto nexos de vecindad y hasta familiares.
Al proclamar el combate al narcoterrorismo como eje de su estrategia para Am?rica Latina, Estados Unidos utiliza el Plan Colombia y la Iniciativa M?rida como herramientas de intervenci?n y de posicionamiento en la regi?n.
Una lucha frontal y real contra el narcotr?fico implica impulsar cultivos alternativos y subsidios al campesinado. La realidad oculta es que mientras las compa??as qu?micas estadunidenses y europeas sigan percibiendo ganancias por los precursores qu?micos de las drogas, mientras los grandes bancos centrales se beneficien con el lavado de dinero y mientras no se toque la poderosa estructura de comercializaci?n de la droga en Estados Unidos, todos los planes antidrogas ser?n una farsa, una burla a los pa?ses que seguimos poniendo los muertos.
Publicado por solaripa69 @ 9:24
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios