Lunes, 19 de noviembre de 2007
Exige Iglesia terminar con la inseguridad e impunidad

El saqueo de templos en el Estado, es una ofensa a la fe del pueblo, se?ala el Arzobispo

Samuel G?MEZ
19/11/2007, 04:11:08 AM
El Arzobispo de Oaxaca, Jos? Luis Ch?vez Botello, hizo un nuevo llamado a las autoridades a terminar con la inseguridad, la corrupci?n y la impunidad que est?n generando el saqueo de templos en el Estado, lo cual no s?lo se trata del robo de una obra de arte o imagen, sino ?es una ofensa a la fe del pueblo?.

El prelado insisti? que ?hay mucho que hacer para mejorar la inseguridad en todo el pa?s, lo palpamos, sea por estar al vaiv?n y la amenaza del crimen organizado, sea por la corrupci?n, sea por la impunidad y porque los ciudadanos no tomamos nuestra responsabilidad con mayor valent?a?.

Al condenar el nuevo robo al templo de La Merced, dijo que atr?s de todo eso hay otras cosas, porque el inter?s de la Iglesia es que no sucediera esto y que el gobierno garantizara la seguridad, pero no es as?, no es ?el robo de una obra de arte o tal imagen, es una ofensa a la fe del pueblo y a los sentimientos profundos?.

Por eso, las comunidades, los sacerdotes, la ciudadan?a tenemos que organizarnos para estar atentos a esto y ser m?s prudentes en todo esto, porque ello tambi?n refleja una grave p?rdida de valores de la misma sociedad.

Sin embargo, enfatiz?, no por esos robos vamos a cerrar los templos, ya que son lugares de esperanza, en donde el creyente encuentra luz y fuerza. Un templo cerrado es un hospital cerrado, aunque estas obras de arte son valiosas en cuanto al arte, su raz?n principal es para ayudar y alimentar la fe, y lo m?s importante es la fe.
Al mismo tiempo dio a conocer los acuerdos alcanzados en la asamblea de obispos,

un anuncio de esperanza, en donde recalc? que fueron tres puntos los fundamentales en donde se centraron los acuerdos, entre ellos el gran desaf?o que tiene la globalizaci?n, que en ciertos aspectos es un logro de la gran familia humana, pero que tiene el riesgo de llevarnos a grandes monopolios y convertir el lucro en su calor supremo y generar m?s pobreza.

Asimismo la democracia, en la cual se ha avanzado, pero es necesario que sea m?s participativa y basada en la promoci?n y respeto de los derechos humanos y en un tercer punto, un cierto debilitamiento de la vida cat?lica, por lo cual van a iniciar un renovado programa de evangelizaci?n.



Deja otra v?ctima femenina violencia en la zona triqui

Soledad JARQU?N EDGAR/CIMAC
? Homicidios, violaciones, allanamientos y secuestros
? Impunidad, un s?ntoma que se agrava

Con hemorragia cerebral, Sof?a Bautista Mart?nez de 11 a?os de edad, lucha en silencio por salvar su vida en una cama del Hospital General ?Dr. Aurelio Valdivieso? de esta capital.

Ella es, desde el domingo 21 de octubre, una v?ctima m?s de la violencia que viven las comunidades triquis, donde las mujeres son parte o bot?n de una ?lucha interna? entre grupos pol?ticos antag?nicos que ninguna autoridad local puede detener, donde impera la ley del m?s fuerte y la impunidad.

La ni?a, quien vive en R?o San Juan Cuyuchi Copala, esperaba a su t?a Florencia Bautista Gonz?lez, cuando inici? la balacera ?al parecer eran de Guadalupe Tilapa los que dispararon contra la gente del pueblo?, dice un grupo de mujeres que acompa?a a Florencia afuera en el hospital.

Florencia relata que ese d?a ven?a en una camioneta procedente de Putla, pero por la balacera tuvo que caminar media hora hasta llegar a su casa. Al llegar le dijeron que la ni?a estaba tirada desangr?ndose. Pidi? ayuda y en una camioneta la llevaron al Centro de Salud de Putla, ah? les dijeron que estaba grave que no pod?an hacer nada. Entonces decidieron traerla a Oaxaca.

Desde que fue lesionada ?alrededor de las 14:00 horas-- hasta llegar al Hospital en la capital oaxaque?a pasaron casi cinco horas. El mi?rcoles, su t?a Florencia fue informada que la ni?a tiene hemorragia cerebral, la bala hab?a entrado por el lado derecho de la nuca y se encuentra alojada en la mejilla izquierda.

?Qu? hacemos?

Emelia Ortiz, integrante del Movimiento Unificador de Lucha Triquis (MULT), se ha convertido en gestora de las mujeres de la etnia triqui. Se muestra desesperada y pregunta ?Qu? hacemos? Su pregunta abre la incertidumbre y no tiene respuestas. El panorama se oscurece.

Seria, la peque?a mujer triqui, quien junto con Adriana Ortiz y Antonia Ram?rez Cruz ?madre de Virginia y Daniela, desparecidas en la misma regi?n desde el 5 de julio pasado?acompa?an a Florencia, afirma que aun cuando la violencia pol?tica deja huellas sobre las mujeres desde hace mucho tiempo, ?nunca nos podremos acostumbrarnos a vivir as텔, se refiere a la falta de respuesta de las autoridades que hasta ahora no ha detenido a ninguna persona como resultado del enfrentamiento del pasado domingo ni por otras denuncias por violencia contra mujeres de la regi?n.

Emelia narra que la lista de agresiones a las mujeres, que van desde asesinatos, secuestros, allanamientos, violaciones y despojos es cada vez m?s larga, provocada por una aguda disputa entre quienes agraden a los seguidores del MULT y que son integrantes de MULT-Independiente y Unidad de Bienestar Social de la Regi?n Triqui (UBISORT), partes antag?nicas que luchan por el poder pol?tico entre las comunidades triquis.

Una larga historia de violencia

A la desaparici?n de Virginia y Daniela Ram?rez Ortiz, quien cumplir?n en pocos d?as cuatro meses desaparecidas y a la violaci?n a?n impune de una ni?a de 14 a?os, se suma ahora la agresi?n con arma de fuego de Sof?a, la menor de apenas 11 a?os.
Emelia, Adriana y Antonia explican con documentos en la mano las m?ltiples agresiones en la regi?n:
De 21 asesinatos cometidos contra integrantes del MULT, entre septiembre de 2004 y julio de 2007, al menos dos han sido en contra de mujeres. Se trata de Juana Mart?nez P?rez, quien fue asesinada el 19 de febrero de 2005, y de Marcela Mart?nez L?pez, de 30 a?os cuyo homicidio se cometi? el 26 de mayo de 2006.

Tambi?n han sido lesionadas con arma de fuego, presuntamente en emboscadas, Laura Ortiz Ram?rez, estudiante de la normal de Tlacochahuaya en mayo pasado; una ni?a de 12 a?os, durante un ataque de seis horas a la comunidad de Ojo de Agua; Celina Garc?a result? herida durante una emboscada presuntamente cometida por habitantes de Guadalupe Tilapa, Cruz Tilaza, Yutazani y Yosoyuxi.

Vieron a las ni?as desaparecidas

Hasta ahora, a?ade, las autoridades no tienen ninguna pista sobre el paradero de Virginia y Daniela, a quienes vecinos de Yosoyuxi habr?an visto en la poblaci?n de La Sabana, cuando eran trasladadas en una camioneta con las manos atadas y los ojos vendados, hace apenas dos semanas.

En realidad no hay nada concreto ?sostiene Emelia ante la mirada triste de Antonia que no pierde las esperanzas de encontrar vivas a sus hijas--. Lo que sabemos es eso, ?alguien nos pas? el mensaje, pero hasta eso es dif?cil ahora, la gente tiene miedo de decir lo que ve o escucha?.

Por otro lado, Adriana Ortiz tambi?n lamenta que desde agosto pasado el procurador de Justicia del Estado, Evencio Nicol?s Mart?nez Ram?rez, les inform? que se hab?an librado ?rdenes de aprehensi?n contra Timoteo Alejandro Ram?rez, Guadalupe Alejandro Ram?rez, Francisco Mart?nez y Marcos Flores, se?alados como los responsables de violaci?n de una ni?a de 14 a?os, cometida en Yosoyuxi, Copala, en julio de 2006, pero hasta ahora ?andan por ah? impunes?.

Por eso nosotras s? creemos que la gente del MULT-Independiente tiene a las ni?as.
Hace dos semanas, agrega Emelia, otra mujer fue violada en San Juan Copala, por lo que decidi? irse a Ensenada, Baja California, donde tambi?n radican otras mujeres que prefieren dejar todas sus pertenencias e irse, luego de sufrir la humillaci?n de una violaci?n, al menos de eso hay dos constancias m?s.

El problema es que no hay autoridad para resolver los conflictos pol?ticos ni menos para castigar a los agresores de las mujeres, sostiene molesta Emelia Ortiz, convertida en la emergencia en gestora de las mujeres triquis que decidieron denunciar la violencia que sufren.

Los triquis se encuentran en la zona m?s occidental de Oaxaca, parte de ellos colindan con el estado de Guerrero. Las monta?as de la Sierra de Chicahuaxtla que atraviesa esta regi?n, alcanzan alturas de entre 800 y tres mil metros bajo el nivel del mar.
El conflicto surgi? hace m?s de medio siglo, cuando en 1948 las autoridades decidieron desaparecer el municipio de San Juan Copala, y las comunidades fueron distribuidas en municipios de Santiago Juxtlahuaca, Putla de Guerrero y Constancia del Rosario, ello originar?a la exclusi?n y discriminaci?n de los ind?genas triquis.

En la d?cada de los a?os 80 se fund? el MULT organismo que buscaba la unificaci?n del pueblo triqui. En 1998 surgi? UBISORT, como protesta contra el cacicazgo y fuerza del priismo en la zona. Y, finalmente en 2003 se estableci? el MULT-I. Estos dos ?ltimos instalaron en enero pasado el municipio aut?nomo de San Juan Copala.



La voz opositora: a 54 a?os del voto femenino

Irma Alma OCHOA TREVI?O
Ciudadan?a, pol?tica y democracia son t?rminos estrechamente vinculados.
?Se ejerce la ciudadan?a a plenitud?, ?cu?ntas personas se atreven a demandar un mejor precio a los b?sicos?, ?cu?ntas optimizan sus recursos a cambio de pauperizar m?s a quienes menos tienen?, ?qui?nes est?n atentos a la flagrancia con que algunos funcionarios nos despojan del erario?, ?qui?nes reclaman?, ?qui?nes cuidan que no se atropellen los derechos humanos de los m?s vulnerables?, ?qu? sucede con el feminicidio?, ?qu? en Casta?os?, ?qui?nes pactan?, ?la igualdad es de hecho o s?lo de derecho?, ?qui?nes toman las decisiones?, ?est?n las mujeres incluidas?, ?qu? importancia brindan los pactantes a la agenda de las mujeres?, ?las pol?ticas p?blicas benefician con equidad a las mujeres?; ?existe la democracia en M?xico?, ?qu? curso ha tomado la demanda de pederastia contra Nicol?s Aguilar?...
La agenda nacional est? pre?ada de un sinf?n de problemas que van desde la visible disparidad econ?mica, la desigualdad de g?nero, social y cultural; la corrupci?n galopante, el nepotismo cruzado y el cinismo y pobreza moral de algunas personalidades de la ?lite pol?tica que al ver restringido su poder medi?tico, restriegan en el rostro de decenas de millones de connacionales, una riqueza econ?mica desmedida, veh?culos en comodato facturados al Estado Mayor Presidencial, por supuesto, con dinero p?blico.

En Boca del R?o, Ver., las autoridades municipales en contra de los intereses de una ciudadan?a dividida, se empecinan en erigir una estatua del guanajuatense que convirti? en caricatura la funci?n p?blica. Un tributo para quien despu?s de ser Presidente del pa?s, se encontr? con un vac?o existencial y al no tener un proyecto m?s provechoso sobre qu? hacer con su vida, adem?s de darle besos a su pareja, decidi? convertirse en pararrayos.

?Es ?ste el ejemplo que queremos legar a las generaciones futuras? Pobre, muy pobre.

Si nos educamos en t?rminos ciudadanos, nos interesamos por la comunidad y, a la vez, transmitimos esa conciencia pol?tica impregnada de compromiso para establecer y perseguir metas colectivas en relaci?n con el bien p?blico a las generaciones que nos preceden, podremos configurar otro M?xico.

Es urgente aprender a relacionarnos en igualdad mujeres y hombres, ricos y pobres, profesionistas y no profesionistas; autoridades, estudiantes, desempleados, etc.; abatir la discriminaci?n, conocer los problemas que aquejan a la sociedad, deliberar sobre temas de inter?s com?n y pactar, esto es, hacer pol?tica en la que estemos incluidos todos y todas, no que ?sta sea coto de una clase determinada, como sucede actualmente.

Una s?lida base ciudadana nos permitir? elegir un sistema de gobierno democr?tico cimentado en la voluntad de la mayor?a y en la igualdad jur?dica, requisito para que la soberan?a nacional establecida en el derecho sea de hecho.

Hasta hoy, en M?xico, no podemos vanagloriarnos de contar con una verdadera democracia. En sus deficiencias arrib? dispareja. La ciudadan?a para las mexicanas apenas se conquist? en octubre de 1953, a partir del cual se ejerci? el derecho de votar en todas las elecciones, ser elegibles, y ocupar cargos p?blicos.

Esto es un logro de muchas Ant?gonas que en las tribunas internacionales demandaron a la reci?n constituida Organizaci?n de las Naciones Unidas (ONU) la aprobaci?n de la Convenci?n sobre los Derechos Pol?ticos de la Mujer, de 20/diciembre/1952, ratificada por nuestro pa?s el 31 de marzo de 1953.

La visibilidad a ?ltimas fechas de la participaci?n de las mujeres en la vida pol?tica de M?xico, revela que la experiencia pol?tica de las mujeres es, con frecuencia, en contra de la injusticia, de la opresi?n y de los sistemas de poder.

A 54 a?os del voto femenino en M?xico, ante la desigualdad econ?mica, pol?tica, social y cultural, ante el feminicidio, ante la violencia familiar, ante los abusos sexuales, ante el alza de la vida, ante la injusticia que tiene rostro de ni?as y ni?os de y en la calle, de explotados laboral y sexualmente, ante la pederastia, ante la corrupci?n de algunos funcionarios, la voz opositora de Ant?gona prevalece.
Publicado por solaripa69 @ 9:25
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios