Martes, 20 de noviembre de 2007
Propone el Gobierno Leg?timo proyecto alternativo para rescatar el sector energ?tico
Sin perder soberan?a, busca corregir el gasto corriente, explica Di Costanzo

Ciro P?rez Silva
Frente al argumento del gobierno ?espurio? de que no hay recursos para invertir en petr?leo, gas y refinaci?n, y que por lo tanto no queda otra alternativa m?s que vender Pemex, el ?gobierno leg?timo? propuso ayer un proyecto alternativo de rescate del sector energ?tico sin perder soberan?a, basado en la correcci?n del gasto corriente.
Luego de se?alar que el gasto total con el que comenz? el gobierno de Vicente Fox fue de un bill?n 248 mil millones de pesos, y que para 2008 el Congreso aprob? un gasto de 2 billones 568 mil millones, Mario Di Costanzo, secretario de Econom?a del ?gobierno leg?timo?, estableci? que el rubro con mayor crecimiento fue el gasto corriente, al pasar de 714 mil millones a un bill?n 321 mil millones de pesos.
Esto es, 607 mil millones de pesos que se financiaron parcialmente con excedentes petroleros por 404 mil millones. ?El gobierno ha derrochado el excedente en gasto corriente, en lugar de invertirlo. El gasto corriente aument? en el sexenio pasado en 606 mil millones de pesos, mientras la inversi?n f?sica directa s?lo subi? 19 mil millones. Por cada peso que aument? la inversi?n, el gasto corriente se increment? en 32 pesos?, explic?.
Acompa?ado por la secretaria de Patrimonio Nacional, Claudia Sheinbaum, y por el secretario para la Honestidad y Austeridad Republicana, Octavio Romero, de Di Costanzo se?al? que no por cuantiosa, la propuesta de reducci?n es ut?pica. Con ella se prev?n ahorros por 200 mil millones de pesos en una primera instancia, y a partir de ah? someter el gasto corriente operacional a una regla de eficiencia que limite su crecimiento a la mitad de lo que crece la econom?a. ?Esto es condici?n indispensable para redimensionar el tama?o del gobierno a nuestras circunstancias y necesidades, y ganar credibilidad frente a la sociedad?, indic?.
El funcionario record? que M?xico ha realizado estas reducciones en muchas instancias en el pasado reciente. En los a?os 80, el gasto se redujo en 2 puntos porcentuales del producto interno bruto (PIB); a principios de los 90 tambi?n se lograron 2 puntos, y a mediados de los 90 se tuvieron logros similares. ?Pero a diferencia de la reducci?n de gasto que han hecho en el pasado los gobiernos neoliberales, basada en reducir el gasto de inversi?n y obra p?blica, nosotros proponemos reducir el gasto burocr?tico?, precis?.
Este ajuste, subray?, no toca los salarios de los empleados p?blicos, aunque s? los de la alta burocracia; no reduce los gastos sociales en educaci?n y salud ni en programas de apoyo a sectores desprotegidos, aunque s? disminuye el gasto en los costos operacionales del sector p?blico, que en el pasado sexenio han mostrado el incremento m?s fuerte, propiciando el crecimiento de la burocracia.
?Los ahorros que hoy tendr?amos mediante la aplicaci?n de esta regla sumar?an en todo el sexenio 487 mil millones de pesos. No hay justificaci?n para argumentar p?rdida de eficiencia en el sector p?blico, ya que si estamos preparados para realizar inversiones p?blicas por un monto equivalente, habr?a dinero suficiente para tener mayor capacidad f?sica y para el mantenimiento de la misma, incluyendo equipos y materiales. Lo que no habr?a ser?a dinero para dispendio, sobreprecios a contratistas o compras innecesarias?, puntualiz?.
Propone adem?s resolver errores como una pol?tica de precios equivocada, que maximiza el ingreso fiscal a corto plazo, sin mirar hacia el mediano y largo plazos; la falta de inversi?n en todas las ?reas de Pemex, desde la exploraci?n de crudo y producci?n de gas, refinaci?n y petroqu?mica; la intenci?n de los gobiernos neoliberales de privatizar la industria; la decisi?n de usar gas natural para todo el crecimiento de la industria el?ctrica que ha redundado en precios muy altos.
El cambio en las modalidades de licitaci?n en Pemex y la industria el?ctrica han favorecido a los proveedores extranjeros, desplazando a los nacionales; la divisi?n de Pemex en empresas subsidiarias independientes aument? el costo y la complejidad administrativa de la empresa, as? como la falta de control del gasto corriente del gobierno ha reducido m?s las posibilidades de invertir en el sector energ?tico, advirti?.
Exhorta Ebrard a impedir que el sector energ?tico quede en manos ajenas al pa?s
Demanda el jefe de Gobierno que los bienes de la naci?n no se concentren en unos pocos
Bertha Teresa Ram?rez y Mirna Serv?n


El secretario del Instituto del Deporte, Pablo Antu?ano; el jefe de Gobierno del DF, Marcelo Ebrard, y el secretario de Desarrollo Social, Mart? Batres, durante el desfile c?vico-deportivo por la conmemoraci?n del 97 aniversario de la Revoluci?n Mexicana Foto: Cristina Rodr?guez
Al clausurar el desfile deportivo que con motivo del 97 aniversario de la Revoluci?n Mexicana organiz? el Gobierno del Distrito Federal, el titular del Ejecutivo local, Marcelo Ebrard Casaubon, se?al? que la democracia, la justicia y la defensa de los recursos del pa?s, causas que motivaron el movimiento revolucionario de 1910, siguen vigentes y cobran relevancia porque hay quienes buscan c?mo hacerle para que el sector energ?tico, sobre todo Petr?leos Mexicanos, quede en manos de intereses ajenos a los de la naci?n.
El mandatario capitalino dijo que a la derecha le da pena o no ha sabido conmemorar la Revoluci?n Mexicana, por ello el gobierno de la ciudad ha debido tomar esta responsabilidad por varias razones: ?primero, porque fue la primera revoluci?n social del siglo XX, y una gran transformaci?n que cost? muchas vidas?, indic?.
Y en segundo lugar, las causas por las que hubo una revoluci?n en M?xico fueron tres: ?democracia, porque no hab?a, ni tampoco libertades; justicia, porque nuestro pa?s estaba sumido en la m?s grave injusticia, no ten?an derechos quienes trabajaban, no ten?an derechos quienes cultivaban la tierra; no ten?a derecho nadie que no fuera la oligarqu?a, una peque?a oligarqu?a que dominaba al pa?s?, apunt?.
Durante su discurso en el Monumento a la Revoluci?n, Ebrard dijo: ?tenemos que estar preparados para hacer frente a cualquier intento de que nuestro pa?s deje de tener la propiedad y el dominio sobre sus bienes estrat?gicos?.
Cuando lean el art?culo 27 constitucional ?no olviden que por ese art?culo murieron millones de personas y no tenemos el derecho, primero de olvidarlo y menos de pasar por alto que para el futuro del pa?s mantener el dominio de la naci?n sobre los bienes, en primer lugar el petr?leo, es estrat?gico para nuestros hijos; por eso hoy recordamos nuestra revoluci?n?.
Ebrard refiri? que tambi?n debe haber justicia, ?que no deben seguir concentr?ndose todos los bienes en unos pocos, sino que tiene que ser m?s pareja la cosa; esa causa nos compromete, porque la mejor manera de conmemorar nuestra Revoluci?n, el centenario, es que haya grandes transformaciones sociales en M?xico, que las cosas cambien, y cuenten ustedes con que nosotros vamos a estar en esa lucha, en esa militancia, en lo que nos corresponde, y como jefe de Gobierno tengo que defender esa causa, por la cual estoy aqu?, afirm?.
Al se?alar que es necesario insistir en que se requieren cambios de gran envergadura para transformar la situaci?n social del pueblo, ya que ?sta sigue siendo muy grave en la ciudad y en el pa?s, lament? que en enero pr?ximo entre en vigor el Tratado de Libre Comercio en materia de fr?jol y ma?z, ?y ya sabr?n ustedes el impacto que tendr? en M?xico?.
Y fij? su postura: ?no estamos de acuerdo, porque no queremos que nuestra gente se tenga que ir a Estados Unidos a que los maltraten, los pisoteen, aunque nuestro gobierno diga y diga, pero haga poco o no haga nada; la verdad es que a nuestra gente la pisotean y atropellan sus derechos?.
Agreg? que hay muchos que no quieren que esto siga ocurriendo porque no est? bien, ?porque no se vale poner a competir a un peque?o productor mexicano con riego ?por decirlo as? de temporal, contra grandes extensiones mecanizadas que existen en Estados Unidos, ya sabemos qu? resultado va a tener, m?s sufrimiento para nuestra gente; por eso tampoco estamos de acuerdo. ?Por qu?? Porque alguien tiene que defender a nuestra gente y para eso somos gobierno, y lo decimos aqu? abiertamente: no se vale y no est? bien. Estamos en contra de eso?.

Privatizaci?n energ?tica: ?por qu? y para qui?n?
Claudia Sheinbaum Pardo


El gobierno de facto que encabeza Felipe Calder?n, en alianza con dirigentes del PRI, se apresta a modificar diversas leyes, entre ellas la reglamentaria del art?culo 27 constitucional para permitir la inversi?n privada en almacenamiento, transporte y explotaci?n de petr?leo en aguas profundas. Hablan de la necesidad de recursos privados en el sector petrolero, sin siquiera hacer una evaluaci?n de cu?les han sido los resultados de la apertura al capital privado en el sector el?ctrico, producidos por la reforma de 1992, a la Ley de Servicio P?blico de Energ?a El?ctrica.
De acuerdo con la informaci?n de la propia Comisi?n Federal de Electricidad (CFE), 30 por ciento de la generaci?n total de electricidad es producida por privados. Los efectos de esta privatizaci?n, adem?s de la p?rdida de soberan?a, son los siguientes:
1. La electricidad que generan los privados es m?s cara que la generada por CFE. Esto es as?, porque todos los kilovatios hora que generan los privados los adquiere CFE a un precio que tiene incluido los costos de endeudamiento, construcci?n, operaci?n, mantenimiento y ganancias de los privados. Adem?s de la ganancia, la triangulaci?n de recursos v?a los privados, resulta m?s cara para el pa?s, pues el costo del financiamiento obtenido por ellos en el mercado internacional es mayor que el que obtendr?a la CFE. En realidad no son m?s que un intermediario costoso e innecesario.
2. El porcentaje de reserva de generaci?n de electricidad ha llegado a representar m?s de 50 por ciento, cuando lo ?ptimo es 27 por ciento. Es decir, se han construido m?s plantas de las que el pa?s necesita y todas a trav?s de productores privados. Para operarlas, el pa?s est? importando gas, generando una electricidad que no necesitamos y que nos cuesta mucho m?s.
3. Por cumplir con los contratos con las empresas privadas, la CFE ha modificado el llamado despacho de carga, generando costos econ?micos, ambientales y humanos, como el reciente en el caso de Tabasco. El despacho de carga es en teor?a el programa de entrada y salida de las plantas de generaci?n, de acuerdo con la demanda, la disponibilidad y el precio de generaci?n. Pero, por comprar electricidad a los privados, la CFE tiene plantas propias en su capacidad m?nima de generaci?n e incluso paradas. De esta forma, por ejemplo, a las hidroel?ctricas que producen a menor costo (0.15 pesos el kilovatio-hora vs 0.60 de los privados) y menor contaminaci?n atmosf?rica se les mantienen generando a un m?nimo de capacidad, a pesar de que las presas est?n funcionando por encima de su nivel de riesgo. Es decir, que la innecesaria ?compra? de electricidad a los privados no s?lo es 400 por ciento m?s cara que la generada por las hidroel?ctricas de CFE, sino que adem?s implica poner ese fraudulento negocio, por encima de la seguridad de la poblaci?n, con las consecuencias que est?n a la vista.
Cuando promovieron el cambio a la ley el?ctrica, el argumento era que ?no hab?a recursos para generar electricidad?. El resultado son mayores costos p?blicos, electricidad m?s cara y un amarrado negocio multimillonario de unos cuantos. Hoy utilizan el mismo trillado argumento para el petr?leo, cuando lo que se propone, con el mismo esquema, es amarrar otro negocio de intermediaci?n financiera que nos saldr?, de nuevo, mucho m?s caro.
Nos dicen esto cuando a todos los mexicanos les pertenece la segunda empresa petrolera con mayores ganancias del mundo antes de impuestos. No s?lo debemos revertir lo que ha sucedido en el sector el?ctrico, sino que es imperativo impedir que ocurra en Pemex.
Publicado por solaripa69 @ 9:14
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios