Viernes, 30 de noviembre de 2007
Editorial ?La Jornada?:
Infamia en la Corte
En una votaci?n dividida, de seis contra cuatro, la Suprema Corte de Justicia de la Naci?n (SCJN) exoner? ayer al gobernador de Puebla, Mario Mar?n, de las acusaciones en su contra por la violaci?n a las garant?as individuales de la periodista Lydia Cacho, al se?alar que ?no se puede afirmar sin controversia alguna que (Mar?n) tuvo la participaci?n que se le imputa?.
De este modo, el m?ximo tribunal del pa?s rechaz? el dictamen elaborado por el ministro Juan Silva Meza, presidente de la comisi?n investigadora del caso, en el que quedaba sentado ?un concierto grave de autoridades para violar las garant?as individuales? de la comunicadora, en el que intervino de manera determinante el titular del Ejecutivo estatal.
La exoneraci?n de Mar?n se da, en primer lugar, a contracorriente de una opini?n p?blica generalizada que, a m?s de a?o y medio de conocer las ignominiosas conversaciones que el mandatario poblano sostuvo con el empresario Kamel Nacif, no ha cesado de condenar y de clamar justicia por una conjura evidente, urdida desde los altos c?rculos del poder pol?tico y econ?mico, para golpear a una periodista. Pero sobre todo, la determinaci?n judicial, por su escandalosa falta de ?tica y de congruencia, deja inermes ante la impunidad a los ciudadanos del pa?s. Tras reconocer la existencia de un complot para atentar contra Cacho, y tras admitir la autenticidad de las grabaciones referidas, la evidencia fue minimizada por el ministro presidente del organismo, Guillermo Ortiz Mayagoitia, quien asegur? que la periodista fue objeto de ?irregularidades menores? y no de violaciones graves, tras lo cual se decidi? simplemente no hacer justicia.
El fallo de la Suprema Corte sienta un precedente sumamente preocupante, toda vez que convalida una afrenta contra la vigencia de las garant?as individuales y el desconocimiento del m?s elemental sentido del civismo en el ejercicio del poder; se entrega as? un mensaje de que, en lo sucesivo, cualquier funcionario p?blico podr? atropellar los derechos de la ciudadan?a ?ya sea por voluntad propia o a petici?n expresa de alg?n empresario o de otra autoridad? , sin que ello se traduzca en sanciones en su contra, y se deja entrever que la justicia en este pa?s se imparte s?lo para quienes tienen dinero o poder medi?tico y no para el conjunto de la poblaci?n.
No puede omitirse que la infamia aprobada ayer en el ?rgano superior de impartici?n de justicia tiene como tel?n de fondo el intercambio de apoyos entre el presidente Felipe Calder?n, d?bil de origen por su falta de legitimidad y por los se?alamientos de que surgi? de un fraude electoral, los cacicazgos pri?stas estatales y las coordinaciones del Revolucionario Institucional en el Congreso de la Uni?n. Desde el ?ltimo a?o del foxismo, y hasta el presente, la constante ha sido la impunidad para los pri?stas a cambio de reconocimiento a la administraci?n que arranc? hace precisamente un a?o como producto de una elecci?n impugnada y cuyos resultados no fueron esclarecidos por el empecinamiento del grupo en el poder.
Por lo dem?s, hay que se?alar que, con la determinaci?n referida, la porci?n mayoritaria de los magistrados que integran la SCJN renunciaron a la posibilidad de revertir la desconfianza generalizada que los mexicanos sienten respecto de las instituciones de impartici?n de justicia y que antes bien han concitado un velo de desaprobaci?n hacia la instituci?n. Tal estigma habr? de pesar sobre Salvador Aguirre, Mariano Azuela, Sergio Valls, Guillermo Ortiz, Olga S?nchez y Margarita Luna, con el agravante para las dos ?ltimas de que, no obstante ser mujeres, evitaron sancionar un grave abuso en el que hubo una manifiesta misoginia y un claro ensa?amiento de g?nero, como puede apreciarse en las grabaciones referidas.
Ha de reconocerse, por ?ltimo, la val?a de los magistrados Genaro G?ngora, Jos? Ram?n Coss?o, Jos? de Jes?s Gudi?o y el propio Juan Silva Meza, quienes hicieron honor a su compromiso con las leyes, no obstante las burlas de sus propios compa?eros, y a pesar de no poder impedir un fallo que, en materia de credibilidad institucional, de impartici?n de justicia y de vigencia del estado de derecho, es sencillamente catastr?fico.

Salva la Corte a Mario Mar?n
jorge carrasco araizaga
* No hubo ?violaci?n grave? a las garant?as de Lydia Cacho

* Censura Silva Meza la decisi?n

M?xico, D.F., 29 de noviembre (apro).- La Suprema Corte de Justicia de la Naci?n (SCJN) salv? del juicio pol?tico al gobernador de Puebla, Mario Mar?n, con una resoluci?n que el ministro, Juan Silva Meza, critic? por dejar impune las violaciones a las garant?as constitucionales cometidas por el mandatario estatal, en agravio de la periodista Lydia Cacho.

En una votaci?n de seis a cuatro, el pleno de ministros resolvi? que no hubo ?violaci?n grave? a las garant?as de Cacho, por lo, argumentaron, que no se puede establecer que hubo concertaci?n de autoridades para detener a la periodista, en represalia por la publicaci?n de su libro Los demonios del ed?n.

Esa fue la opini?n mayoritaria apoyada por los ministros Sergio Salvador Aguirre Anguiano, Margarita Luna Ramos, Mariano Azuela, Sergio Valls Hern?ndez y Guillermo Ortiz Mayagoitia, presidente del m?ximo tribunal.

Sostuvieron que lo que existi?, en todo caso, fue una violaci?n durante el proceso judicial para detener a Cacho en Canc?n, Quintana Roo, y trasladarla a Puebla, en diciembre de 2005, seg?n matiz? S?nchez Cordero.

Para esa mayor?a, la grabaci?n entre Mar?n y Kamel Nacif en la que celebran la detenci?n de Cacho, fue s?lo ?una hip?tesis? de trabajo y no una prueba de que Mar?n haya utilizado a la procuradur?a y al Poder Judicial de Puebla, para acelerar la denuncia por difamaci?n presentada por el empresario contra la periodista.

Con esos argumentos, echaron abajo el proyecto de resoluci?n elaborado por el ministro Juan Silva Meza, quien responsabilizaba directamente a Mario Mar?n de haber concertado, en colusi?n con otras autoridades, la detenci?n de Cacho.

De igual forma, la resoluci?n de la Corte elimin? por completo cualquier posibilidad de promover ante el Congreso el inicio del juicio pol?tico contra el ?gober precioso?.

Silva Meza, quien estuvo a cargo de las dos comisiones especiales creadas por la Corte para investigar el caso y que implicaba a otros 29 funcionarios de los dos estados, ?nicamente logr? el respaldo de los ministros Jos? Ram?n Coss?o, Genaro G?ngora Pimentel y Jos? de Jes?s Gudi?o Pelayo.

El voto de S?nchez Cordero hizo la diferencia. Declarada promotora de la defensa de los derechos de las mujeres, la ministra abri? la puerta de la exoneraci?n a Mar?n cuando dijo:

?No se puede afirmar sin controversia alguna que tuvo la participaci?n que se le imputa?, aunque admiti? que en el traslado de Canc?n a Puebla, Cacho sufri? tortura psicol?gica.

La declaraci?n marc? el desenlace porque, hasta ese momento, era claro que los abiertos defensores de Mar?n eran Aguirre Anguiano, Azuela y Valls. Despu?s se les sumaron Luna Ramos y Ortiz Mayagoitia.

Sobre la llamada de Mar?n con Nacif, el presidente de la Corte dijo que, a?n cuando se considerara probada, ?no surte un ponerse de acuerdo del Ejecutivo con el presidente del Tribunal Superior de Justicia, ni una orden a la procuradur?a, para que actuando conjuntamente consumaran actos ilegales en contra de los derechos humanos de la periodista?.

Azuela dijo que el caso de Lydia Cacho no era ?de gravedad especial?sima? de garant?as, seg?n lo que prev? el art?culo 97 de la Constituci?n, con base en el cual la Corte tom? el caso.

Con la votaci?n perdida, Silva Meza manifest? su rechazo a la decisi?n de la mayor?a: ?Tengo la convicci?n de que en un estado democr?tico de Derecho no hay lugar para la impunidad?, subray?.

De esa manera, la Corte puso fin a un caso que se inici? con la detenci?n de Cacho en 2005, y que lleg? al m?ximo tribunal a petici?n del Congreso de la Uni?n, luego de que, en febrero de 2006, se conociera la grabaci?n entre Mar?n y Nacif.

La Corte integr? dos comisiones investigadoras presididas por Silva Meza, quien en todo momento busc? el juicio pol?tico contra Mar?n.

El martes pasado, la Corte ya hab?a perfilado su resoluci?n, al excluir de su fallo cualquier consideraci?n relativa a pederastia y pornograf?a infantil, expuestas por Cacho en el libro que desat? su persecuci?n.


La decisi?n de la Corte, jur?dicamente inaceptable, afirman constitucionalistas
El abogado de Lydia Cacho Ribeiro prev? que la procuradur?a cerrar? el caso. Facilit? a la PGR no ejercer acci?n penal contra c?mplices de Mar?n: Xavier Olea

Alfredo M?ndez
?La Suprema Corte de Justicia de la Naci?n (SCJN) perdi? ayer la oportunidad de demostrar que en nuestro pa?s no existe impunidad? y, por el contrario, ?dej? en claro que el poderoso siempre tendr? la raz?n y pasar? por encima de quien sea?, sostuvo Xavier Olea Pel?ez, abogado de Lydia Cacho Ribeiro.
En entrevista telef?nica, el penalista asegur?, sin mencionar nombres, que hubo ministros que de ?ltimo momento cedieron a ?presiones pol?ticas? y cambiaron el sentido de su voto.
El pasado martes, cuando inici? la discusi?n del caso, las ministras Olga S?nchez Cordero y Margarita Luna Ramos dejaron entrever que avalar?an el dictamen elaborado por Juan N. Silva Meza, pero ayer cambiaron de parecer y votaron con el bloque que determin? absolver al gobernador de Puebla, Mario Mar?n Torres.
Por otra parte, los constitucionalistas Ra?l Carranc? y Rivas, Elisur Arteaga Nava y Clemente Vald?s lamentaron la decisi?n de la Corte, que fall? en favor del llamado g?ber precioso.
Entrevistados por separado, consideraron que los costos pol?ticos para la Corte ser?n graves, porque afectar?n su credibilidad. Adem?s, sienta precedente de lo que podr?a ocurrir en el caso de la investigaci?n que realiza una comisi?n de ministros en Oaxaca por presuntas violaciones a las garant?as individuales que se imputan al gobernador Ulises Ruiz.
Carranc? refiri? que estuvo pendiente de la sesi?n sobre el caso de Lydia Cacho, y por eso ?sostengo que es una barbaridad el argumento de la Corte; es inaceptable jur?dicamente que los ministros hayan dicho que no pod?an avalar como prueba una grabaci?n (entre Mar?n y Kamel Nacif) porque es contraria a derecho; ?entonces qu??, ?lo que ah? se dijo no existi??
?El contenido de esa llamada representa hechos reales; la Corte no iba a procesar a nadie, s?lo a se?alar moralmente la gravedad de esos hechos. S?lo falt? que nos dijeran: ?eso (la llamada) no lo o?ste?. ?C?mo que no lo o?? ?S?, no lo o?ste porque fue grabado ilegalmente?. Y eso es una barbaridad. Admito que la grabaci?n fue ilegal, pero lo o?, todos lo o?mos, y ah? el derecho no puede contradecirse y resolver que no existi? lo que s? aconteci?. Con esto la Corte pierde credibilidad.?
Elisur Arteaga tambi?n consider? que la SCJN pagar? un costo pol?tico muy alto, porque los ministros no dejaron satisfechas las expectativas que generaron cuando determinaron ejercer su facultad de atracci?n del caso Cacho-Mar?n.
?Una investigaci?n de esta naturaleza tiene alcances limitados; aunque la Corte s? ten?a posibilidades de hacer un pronunciamiento no vinculante (contra el gobernador de Puebla), por alguna extra?a raz?n que desconozco no lo hizo.?
Clemente Vald?s manifest? que ?(la resoluci?n) es lamentable y desde el punto de vista procesal es totalmente inadecuada; en el otro aspecto (constitucional), ?ste nos lleva a una situaci?n diferente, porque lo que est? en juego no es la defensa de las libertades fundamentales o garant?as constitucionales de una persona profesional del periodismo; tampoco est?n en juego las arbitrariedades cometidas con ella (Lydia); lo que est? en juego es si un gobernador que tiene el control de sus empleados estatales puede, de manera totalmente impune, hacer lo que quiera dentro de su territorio y puede pedirle a otro se?or feudal que domina en otro estado del pa?s que le empaque y le env?e a alguna persona para que ?l pueda hacer lo que quiera con ella?, indic?.
Para Xavier Olea, la resoluci?n de la Corte abona el camino para que la Fiscal?a Especial para la Atenci?n de Delitos relacionados con Actos de Violencia en contra de las Mujeres (Fevim), de la Procuradur?a General de la Rep?blica (PGR), pueda justificar su intenci?n de decretar el no ejercicio de la acci?n penal en favor de los funcionarios estatales y polic?as judiciales que tuvieron comunicaci?n entre s? para coordinar la detenci?n de Lydia Cacho en diciembre de 2006.
Asever? que la PGR terminar? por enviar un desglose de los hechos a las procuradur?as de Quintana Roo y de Puebla para que realicen sus propias pesquisas sobre la existencia de posibles delitos del fueron com?n cometidos contra Lydia Cacho, ?y cuando esto ocurra, ni modo que se castiguen entre ellos; cerrar?n el caso?, puntualiz?.
Para Olea qued? claro que la Fevim, que encabeza Alicia P?rez Duarte, mantuvo congelada la averiguaci?n previa que se inici? a partir de la denuncia que present? Cacho Ribeiro por presuntos actos de tortura sicol?gica en su contra durante el tiempo en que estuvo detenida en Canc?n y trasladada a un penal de Puebla.
Olea Pel?ez record? que la fiscal especial ya ten?a en 2006 una conclusi?n previa, mediante la cual buscaba solicitar la aprehensi?n de los polic?as que capturaron a Lydia Cacho, pero el ex procurador general Daniel Cabeza de Vaca, primero, y despu?s el actual titular de la PGR, Eduardo Medina Mora, le ordenaron no consignar el expediente hasta que la Corte se pronunciara sobre el caso.

Acudir? a las instancias internacionales: Cacho
La SCJN me arrebat? el derecho a defenderme, se?ala
Investigar? qu? motiv? a Mariano Azuela y Salvador Aguirre a impulsar ese resolutivo; bofetada al periodismo
Juan Carlos Partida (Corresponsal)
Guadalajara, Jal., 29 de noviembre. La decisi?n de la Suprema Corte de Justicia de la Naci?n (SCJN) para no continuar la investigaci?n por presuntas violaciones a las garant?as individuales de Lydia Cacho Ribeiro obligar? a la periodista a recurrir a instancias internacionales. En principio, a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y a ?dos organismos europeos importantes? que ya se hab?an acercado a ella, inform? la autora de Los demonios del Ed?n.
Cacho Ribeiro afirm? que la Suprema Corte ?me arrebat? el derecho a defenderme? y, por tanto, qued? sin instancias legales a las cuales recurrir en M?xico.
Adelant? que ahora investigar? las motivaciones que tuvieron los ministros Mariano Azuela y Salvador Aguirre Anguiano para impulsar esa decisi?n, a quienes se?al? como los que m?s pugnaron por absolver al gobernador Mario Mar?n Torres.
?La decisi?n de la SCJN fue una bofetada al periodismo; nos mand? el mensaje de que cuando un periodista se atreve a hacer una investigaci?n contra el crimen organizado, entonces su vida est? en peligro?, agreg? Cacho en conferencia de prensa, despu?s de la presentaci?n de su obra Memorias de una infamia en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).
Dijo que la resoluci?n, adem?s, sienta las bases de lo que puede esperarse de la Corte en cuanto al caso de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca.
Record? que la absoluci?n de Mar?n Torres por violaci?n grave de derechos humanos no fue un?nime, y que el ministro presidente de la SCJN, Guillermo I. Ortiz Mayagoitia, dio el voto de calidad.
Coment? que el propio Ortiz Mayagoitia fue designado por el ex ministro presidente Mariano Azuela para investigar el caso desde que fue denunciado, y en su momento concluy? que esa denuncia no pod?a ser investigada, en primer lugar, porque Mario Mar?n es gobernador, y en segundo, porque las grabaciones de llamadas telef?nicas son ilegales.
?Los que m?s defendieron al gobernador fueron Aguirre Anguiano y Mariano Azuela, los ministros m?s religiosos (?) Yo prefiero investigar, vamos a investigar qu? los movi?, cu?les fueron sus hilos conductores?, anticip?.
Record? que en el fondo del asunto subyace lo que de origen tendr?a que privilegiarse: los casos de abuso sexual y pederastia denunciados tanto en este nuevo libro como en el que lo antecedi?. Se condoli? de que a pesar del alud de pruebas presentadas, del evidente abuso que signific? la intervenci?n de Mario Mar?n ?a instancias del empresario y presunto pederasta Kamel Nacif, lo que a su vez logr? mover a 40 funcionarios p?blicos para llevarla a la c?rcel, donde fue torturada?, no solamente la decisi?n haya sido la que se dio a conocer ayer, sino que se haya dejado de lado el tema central en la discusi?n en la Suprema Corte, porque ?nadie se?al? a Mar?n involucrado con la pederastia o la pornograf?a?.
?El rostro de la justicia en M?xico para los ni?os v?ctimas de estas redes es el rostro de la impunidad en este momento?, asent? antes de reiterar que seguir? viviendo en M?xico, que ella y sus familiares est?n bien cobijados, porque ?por supuesto que han recibido amenazas? y teme por su vida, pero no piensa salir del pa?s, ya que los que se deben ir son ?los malos?.
Entre los presentes en el sal?n Juan Rulfo de la FIL, donde primero se present? el libro y despu?s se realiz? la conferencia de prensa, estaban presentes activistas sociales y la ex comisionada para el caso de las mujeres asesinadas en Ciudad Ju?rez, Chihuahua, Guadalupe Morf?n. Tambi?n acudi? la actriz Ana Colchero, quien tom? la palabra y le dijo a Cacho que le dol?a lo que estaba pasando y que cre?a ?que hoy ha muerto la ?ltima posibilidad que daba el tribunal de justicia?.
Publicado por solaripa69 @ 10:33
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios