Viernes, 30 de noviembre de 2007
Intervenci?n de diputado Zenen Bravo Castellanos ante el pleno de la C?mara de Diputados.
C. INTEGRANTES DE LX LEGISLATURA DEL ESTADO
He solicitado el uso de la palabra para exponer a ustedes algunas reflexiones y consideraciones con respecto al ambiente pol?tico y social que se vive en el estado de Oaxaca y que esta instancia legislativa como representaci?n pol?tica y plural de la ciudadan?a no puede ignorar o seguir ignorando, as? como tambi?n creo que es necesario valorar las alternativas que permitan su atenci?n y soluci?n correspondiente.
El estado de Oaxaca es un ejemplo vivo de los contrastes existentes en nuestro pa?s por su gran riqueza natural y cultural y por otro lado la grave marginaci?n y miseria en que vive la gran mayor?a de la poblaci?n de los municipios y comunidades m?s alejadas de la capital o de las ciudades m?s importantes del estado, ante la falta de caminos o carreteras, servicios tan indispensables como agua potable, luz el?ctrica, espacios educativos suficientes, hospitales, cl?nicas o casas de salud con infraestructura adecuada, personal y medicamentos necesarios para atender a la poblaci?n m?s necesitada, siendo los pueblos ind?genas los que m?s padecen esta situaci?n.
Esta realidad econ?mica y social a la que muchos no voltean a ver o que solo visitan en tiempos de campa?a ofendi?ndola con la entrega de despensas a cambio del voto, es la que conforma el tel?n de fondo de la gran movilizaci?n social que protagoniz? el pueblo de Oaxaca en el 2006 y que a?n lo mantiene en pie de lucha, realidad que no ha cambiado y que por el contrario tiende a complicarse ante la persistencia de esquemas pol?ticos tradicionales del ejercicio del poder que siguen actuando como si no hubiera pasado nada, ya que si bien la represi?n desactiva moment?neamente la fuerza de la movilizaci?n social, genera a su vez m?s indignaci?n y rencores que solo esperan una mayor acumulaci?n y el mejor momento para explotar con mayor fuerza para barrer todo aquello que le oprime y estorba la posibilidad de tener otra vida, sobre todo con dignidad.
All? afuera hay un hartazgo social y popular a causa de la pobreza y la miseria en que viven los pueblos pero adem?s por toda una serie de injusticias que se viven a diario ante la falta de atenci?n a las peticiones de la poblaci?n en las distintas dependencias de gobierno municipal, estatal y federal, ante la prepotencia y abuso de las fuerzas de seguridad, ante la falta de cumplimiento a las promesas de campa?a y a la corrupci?n presente en muchas acciones de gobierno, ante la falta de transparencia en el manejo de los recursos p?blicos y la simulaci?n de democracia en la que impera el poder del dinero o el ser parte de alg?n nivel de gobierno. La inconformidad se seguir? expresando y extendiendo a lo largo y ancho del estado y del pa?s ante la carest?a de la vida existentes y que se agravar? con el aumento al precio de la gasolina, que echar? por los suelos los millones de pesos que supuestamente se recaudar? con esta medida impulsada por el PRI y el PAN en el Poder Legislativo Federal; la indignaci?n se hace m?s fuerte ante el uso de la persecuci?n polic?aca y la cancelaci?n de los derechos humanos y pol?ticos ante la manifestaci?n del pueblo por todo lo que le acontece.
Todav?a recuerdo las palabras amenazadoras de Jorge Franco Vargas, ex Secretario General de Gobierno, en distintas mesas de di?logo con representaciones del movimiento social en el 2005 y los primeros meses del 2006, de que el gobierno de Ulises Ruiz Ort?z estaba preparado para hacer frente a cualquier eventualidad que surgiera en el movimiento social y popular en Oaxaca; esta frase reiterada, de ser prof?tica pas? a ser anecd?tica y rid?cula; el movimiento surgido despu?s de la decisi?n est?pida de intentar desalojar el plant?n magisterial y popular el 14 de junio y que le dar?a forma y fuerza a la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, se encarg? de hacer ver a M?xico y al mundo la rabia y la indignaci?n que se ven?a callando durante muchos a?os, d?cadas o siglos, y que el gobierno del tirano no tuvo la capacidad de ver y o?r, y que hoy cree que ese movimiento est? derrotado o disminuido, sin embargo ?ste se encuentra m?s vivo y vigente que nunca, como las causas que le dieron origen. Ojal? los c?mplices de esa y otras decisiones pol?ticas que el pueblo sigue repudiando, comprendan con altura de miras que hoy no basta ?nicamente con deslindarse, sino de proponer y comprometerse con los cambios que los distintos sectores de la clase trabajadora y el pueblo reclaman, porque debo decirles que el pueblo puede a veces callar pero jam?s olvidar. El pueblo pues reclama informaci?n veraz y transparencia sobre el manejo y destino de los recursos, producto de sus impuestos, exige participaci?n en la toma de decisiones para que no vuelva a ocurrir la experiencia de los parqu?metros y cierre de calles del centro hist?rico, el respeto a su derecho a la libre manifestaci?n, etc., etc. Es vital entonces pronunciarnos por no dejar pasar NI UNA ACCION MAS DE GOBIERNO SIN LA INFORMACION Y CONSULTA AL PUEBLO. NO MAS LEGISLACIONES SIN LA PARTICIPACION AMPLIA Y ABIERTA DE LA POBLACION.
Ulises Ruiz Ortiz dijo hace unos d?as, a prop?sito de mi llegada a esta C?mara de Diputados, como resultado del dictamen del Tribunal Federal Electoral, que una golondrina no hace verano, al respecto afirmo que yo no vine aqu? a hacer verano ni a veranear, yo he venido a reiterarles que el verano all? afuera est? presentando ya fuertes tormentas el?ctricas y si quiere ser receptivo junto con los que todav?a creen poder seguir gobernando este estado, que es tiempo que abran las compuertas porque las tormentas se est?n transformando en huracanes y los peque?os arroyuelos de la lucha popular se est?n convirtiendo en grandes avenidas que amenazan nuevamente con desbordarse y llevarse a su paso a todos los obst?culos que les tiene secuestrado el presente y les roba la posibilidad de alcanzar a ver la primavera.
Ciudadanos diputados, el pasado 15 de noviembre del presente a?o, una comisi?n representativa de la Secci?n 22 del SNTE y de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca entreg? formalmente un documento denominado ?TERCER CONTRAINFORME DE GOBIERNO. ULISES RUIZ ORTIZ: EL ROSTRO DE LA IGNOMINIA GUBERNAMENTAL? en el que hacen un recuento de una serie de agravios sufridos por el movimiento social de parte del gobierno de Ulises Ruiz Ortiz, se?alando que? ?El actual conflicto popular tiene como origen la falta de atenci?n a las demandas populares y magisteriales; viejas y nuevas injusticias cometidas contra trabajadores de la educaci?n, obreros, campesinos e ind?genas, la artificial huelga en el peri?dico Noticias, sostenida a sangre y fuego desde las m?s altas esferas de poder, la presencia del narcotr?fico, el feminicidio y la pederastia, son parte de una lista interminable de afrentas contra el pueblo oaxaque?o?.
?El ambiente se enrarece con la constante inseguridad que la ciudadan?a padece, la nota roja se convierte en lo principal de los diarios con levantones, secuestros y ejecuciones; se entremezcla el accionar del narco y el Plan M?xico ahora conocido como Plan M?rida. Uno y otro bando se confunde: incapaz el gobierno federal y estatales de frenar la ola, producto de sus propias corruptelas, solapamiento, encubrimiento e impunidad en los cuerpos de seguridad p?blica, v?nculos directos con los c?rteles buscan someter a esa parte de la delincuencia organizada, bajo la l?gica de la militarizaci?n?? ?Todo el operativo conlleva a implantar terror y miedo para sofocar cualquier rebeld?a que se exprese y ponga en riesgo la permanencia en el poder de la actual clase pol?tica?.
Posteriormente, en desplegado publicado el 25 de noviembre pasado el Comit? Ejecutivo de la Secci?n 22 del SNTE, en representaci?n de sus agremiados reitera lo siguiente:
?Con la represi?n masiva, criminalizando y atemorizando al movimiento magisterial-popular creyeron el gobierno federal y estatal que solucionaban la crisis pol?tica de Oaxaca. El conflicto sin embargo, no se ha resuelto, porque las causas que le dieron origen est?n a?n vigentes. La violaci?n a los derechos humanos ha tenido altos impactos f?sicos, emocionales y psicol?gicos, dejando severos da?os a las personas, a las familias y a la comunidad, as? lo constatan todos los informes de los organismos no gubernamentales de los Derechos Humanos, se?alando que los ?hechos ocurridos en Oaxaca son un eslab?n de una estrategia jur?dica, polic?aca y militar, con componentes psicosociales y comunitarios cuyo objetivo ?ltimo es el control y amedrentamiento de la poblaci?n civil, en zonas donde se desarrollan procesos de organizaci?n ciudadana o movimientos de car?cter social no partidista?. La polarizaci?n de la sociedad oaxaque?a es una realidad dram?tica porque Ulises Ruiz ha continuado usando su maquinaria represiva legal e ilegal contra el movimiento y por la infiltraci?n, la provocaci?n y la divisi?n al interior del mismo y la impunidad que campea en su gobierno. En Oaxaca se sigue viviendo un estado excepci?n, donde el estado de derecho es obligatorio para los ciudadanos pero no para las autoridades y los intereses econ?micos y pol?ticos que protege. Para lograr la paz social, superar la polarizaci?n social, reconstituir el tejido social, en primer lugar se tiene que hacer justicia y luego realizar los cambios democr?ticos que el pueblo de Oaxaca demanda, sin la presencia de Ulises Ruiz en el Estado.
La represi?n al pueblo de Oaxaca, es un asunto que ya es del conocimiento no s?lo del pueblo de M?xico, sino de todo el mundo. En Oaxaca se ha derramado sangre, se ha detenido arbitrariamente, se ha torturado y esto no puede quedar impune. Siguen abiertos los procesos jur?dicos y las ?rdenes de aprehensi?n, as? como la persecuci?n y hostigamiento en contra de los luchadores sociales, se siguen manteniendo en prisi?n a Flavio Sosa Villavicencio, David Venegas Reyes, Wilbert Aquino Arag?n, Ad?n Mej?a L?pez, V?ctor H. Mart?nez, Miguel A. Garc?a, sumados a decenas de presos de luchas anteriores al estallido de 2006, por delitos que jam?s cometieron, solo por el hecho de haber alzado la voz contra las injusticias en Oaxaca, por lo tanto el esp?ritu de justicia y de lucha est? vivo en nosotros?.
El movimiento magisterial-popular que todav?a es vigente, solo se defendi?, realiz? una resistencia pac?fica y continuar? haci?ndolo porque no hay respuestas satisfactorias a sus demandas.
Por lo anterior, me sumo a las siguientes DEMANDAS del movimiento magisterial - popular:
1. Que la Secretar?a de Gobernaci?n instale de inmediato una mesa de di?logo para tratar el conflicto. La instalaci?n de la mesa es prioritaria, de lo contrario, los conflictos se agudizar?n.
2. El cumplimiento pleno de todos lo compromisos firmados con el Gobierno Federal.
3. La salida y el castigo de Ulises Ruiz Ortiz, como represor del pueblo oaxaque?o, as? como de los responsables materiales e intelectuales de todos los asesinados y agresiones contra el pueblo de Oaxaca.
4. La libertad de todos los presos pol?ticos y de conciencia, como resultado de la violencia gubernamental.
5. La cancelaci?n de todas las ?rdenes de aprehensi?n y procesos jur?dicos que a?n quedan pendientes.
6. Alto inmediato a la represi?n orquestada por los gobiernos federal y estatal sobre el movimiento popular-magisterial encabezado por la secci?n 22 del SNTE y la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO).
7. El irrestricto respeto a las libertades pol?ticas y democr?ticas, a los derechos humanos y el cese a la criminalizaci?n de la protesta social.
8. Cese al hostigamiento de los perseguidos y exiliados pol?ticos.
9. Que la Suprema Corte de Justicia de la Naci?n resuelva de manera satisfactoria y en lo inmediato a partir de las pruebas que se han presentado en contra de Ulises Ruiz por las violaciones a los derechos humanos durante el conflicto en la entidad y adem?s que ampl?e el plazo de los hechos a investigar hasta el mes de octubre de 2007.
El 15 de noviembre, en el momento de recibirse el documento denominado TERCER CONTRAINFORME?, diputados de diferente filiaci?n pol?tica se comprometieron a darle el cauce respectivo a fin de poder dar una respuesta a esos reclamos que cuentan con el apoyo de cientos de miles que siguen manifest?ndose a lo largo y ancho del estado, como ocurri? en esa fecha y luego el 25 de este mismo mes; por lo que los integrantes de la Fracci?n Parlamentaria de Convergencia, con base en las facultades de este Poder Legislativo proponemos a esta honorable asamblea los siguientes puntos:
a) LA CREACION DE UNA COMISION PLURAL DE DIPUTADOS DE ESTA LX LEGISLATURA DEL ESTADO DE OAXACA, ABIERTA A LAS DISTINTAS EXPRESIONES POLITICAS QUE DESEEN FORMAR PARTE DE ELLA, A FIN DE DAR SEGUIMIENTO A LOS RECLAMOS YA EXPUESTOS.
b) EN VIRTUD DE LAS REITERADAS DENUNCIAS DE LA PARTICIPACI?N DEL GOBERNADOR DEL ESTADO EN LAS ACCIONES U OMISIONES EN LOS ATENTADOS AL DERECHO A LA VIDA DE HOMBRES Y MUJERES DE NUESTRO ESTADO DE OAXACA, ESTA LX LEGISLATURA SE SIRVA AL MISMO TIEMPO INICIAR EL PROCESO DE DECLARACI?N DE PROCEDENCIA Y PUEDA SER SOMETIDO A JUICIO POL?TICO PARA SER CASTIGADO DE ACUERDO CON LAS LEYES DE NUESTRO PA?S Y DE NUESTRO ESTADO.


Lamenta Gabino reprobaci?n de M?xico en ?ndice democr?tico

Oaxaca no avanza en su desarrollo, afirma el senador
________________________________________


El hecho de que M?xico haya descendido hasta el sexto sitio en el ?ndice de Desarrollo Democr?tico de Am?rica Latina (IDD), entre otras causas por retrocesos y estancamientos en su respeto a los derechos pol?ticos y las libertades civiles, indica que muy poco hemos hecho como pa?s para elevar la calidad de nuestra convivencia social y la eficiencia pol?tica, afirm? el senador Gabino Cu? Monteagudo.

Gabino se refiri? al informe IDD para 2007 presentado por la Fundaci?n alemana Konrad Adenauer, en el que afirma que este deterioro fue impulsado por el peor desempe?o en el indicador de desestabilizaci?n y porque este a?o M?xico es castigado levemente por el factor de anormalidad democr?tica, debido a la crisis institucional provocada luego de las elecciones presidenciales y los hechos ocurridos en Oaxaca.

Este magro desempe?o en democracia revela, dijo en entrevista el legislador oaxaque?o, que las instituciones han fallado para atender los desajustes estructurales que revelaron los hechos m?s graves ocurridos en M?xico y Oaxaca durante los a?os 2006 y 2007.

Por tanto, agreg?, si como dice esta evaluaci?n nuestras calificaciones se ven afectadas cuando un sistema pol?tico entra en crisis y las instituciones no tienen capacidad para procesarlo, hay que buscar los mecanismos pol?ticos y legales para que la situaci?n que afecta a los oaxaque?os no se agudice. "Oaxaca es un estado de la Federaci?n que necesita un mejor destino", subray?.

Para el secretario de la mesa directiva del Senado esto obliga a cambios urgentes en las instituciones, en la forma de gobierno y en el modo de ejercer el poder pol?tico, con el fin de detener una crisis que se refleja en un agudo deterioro de la econom?a de los oaxaque?os, en el aumento de la pobreza y en la p?rdida de libertades ciudadanas y de justicia.

"El hecho de que a nivel continental se reconozca que la p?rdida gradual de credenciales democr?ticas de M?xico tiene que ver con Oaxaca, nos debiera avergonzar porque esto indica que al menos en los ?ltimos 3 a?os, la entidad no s?lo se estanc? en sus principales ?ndices de desarrollo, sino que se agravaron sus contradicciones sociales y pol?ticas", dijo.

"Nadie puede demostrar que del 2004 a la fecha, cuando Ulises Ruiz lleg? despu?s de un desaseado proceso electoral, Oaxaca haya avanzado en sus principales rubros como brecha de ingreso entre los m?s ricos y los m?s pobres, disminuci?n de mortalidad infantil y gasto en salud y educaci?n, como lo menciona el Informe", subray? el entrevistado.

Una lectura seria de esta situaci?n, concluy? Gabino, obligar?a a la Federaci?n y sus instituciones a poner acento en el combate a la marginaci?n; a restituir los da?os econ?micos recientes y a garantizar el pleno ejercicio de las libertades democr?ticas de todos los oaxaque?os.
Publicado por solaripa69 @ 10:34
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios