Martes, 18 de diciembre de 2007
Protesta, contra el arzobispo de Antequera-Oaxaca
pedro mat?as
Oaxaca, Oax., 17 de diciembre (apro).- Con cantos, oraciones y consignas, cerca de 80 fieles, sacerdotes, religiosas e integrantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), protestaron contra el arzobispo de Antequera-Oaxaca, Jos? Luis Ch?vez Botello, por la ?persecuci?n? ejercida contra el p?rroco de Santiago Apoala, Leoncio Hern?ndez Guzm?n,.

La in?dita protesta se realiz? hoy frente al arzobispado de Antequera- Oaxaca, donde los feligreses inconformes colocaron pancartas y lanzaron consignas contra el jerarca cat?lico, quien, al t?rmino de la misa dominical de ayer, rechaz? que exista una ?persecuci?n? contra el sacerdote ind?gena por apoyar a la APPO.

El padre Leoncio Hern?ndez dijo a Apro que renunci? verbalmente ante el arzobispo porque lo reprendi? ?por acompa?ar a la gente en las megamarchas, as? como por celebrar misa en los espacios p?blicos, traducir el Evangelio al mixteco, rescatar los ritos propios y los sitios sagrados de los pueblos, y recuperar la vestimenta ind?gena?.

Tras la manifestaci?n, el arzobispo sostuvo una improvisada reuni?n con el coordinador del Presbiterio de Oaxaca, Manuel Arias Montes, y otros ocho sacerdotes que acudieron a respaldar al padre Leoncio Hern?ndez.

La protesta, que dur? dos horas, termin? cuando el coordinador del Presbiterio de Oaxaca inform? que la reuni?n con el arzobispo se realiz? con ?mucho respeto? y que en ning?n momento fueron rega?ados por solidarizarse con el sacerdote mixteco.

?Afortunadamente, hubo entendimiento. Empezamos a dialogar, y hay apertura entre ambas partes (arzobispo y presbiterio) para que las pl?ticas contin?en?, dijo el padre Manuel Arias, quien rechaz? que exista un cisma al interior de la arquidi?cesis de Oaxaca.

Reiter? que los ?sacerdotes que hemos acompa?ando al pueblo estamos en sinton?a con el padre Leoncio?.

Durante la protesta, los inconformes corearon: ?Si Leoncio se va, Botello no seguir?; ?Los padres unidos, jam?s ser?n vencidos?; ?Leoncio aguanta, el pueblo se levanta?; ?Queremos obispos al lado de los pobres?.

Otros portaban pancartas con frases como: ?En el gobierno es Ulises; en la Iglesia es Ch?vez Botello, exigimos justicia. Basta de represi?n en ambos lados?; ?Si Leoncio se va, el arzobispo lo seguir?, ?Los ind?genas tenemos m?s espiritualidad que t??; ?Ulises y Ch?vez Botello represor del pueblo organizado?.

Adem?s, los feligreses oraron y entonaron cantos como ?Camina Dios de los pobres?; ?Defensor de la verdad; ?Iglesia sencilla?, ?Destazado en la cruz?, y ?Buenas nuevas?.

Cabe recordar que, el pasado 4 de diciembre, las Comunidades Eclesiales de Base (Ceb?s) entregaron en las oficinas de la arquidi?cesis de Antequera un documento donde cuestionan duramente a la iglesia como instituci?n por la ausencia de ?m?s obispos al lado de los pobres? y porque ?cada vez m?s est? al servicio de los poderosos y no del pueblo de Dios?.

Pero, sobre todo, por las presiones ejercidas contra el coordinador diocesano de las Comunidades Eclesiales de Base, Leoncio Hern?ndez Guzm?n, quien prefiri? renunciar a su ministerio sacerdotal.

En el documento, de tres cuartillas, y dirigido al arzobispo Jos? Luis Ch?vez Botello, los ?laicos comprometidos? le pide que ?ya deje de hostigar y amedrentar a nuestros sacerdotes que, en su momento, han decidido acompa?ar al pueblo en su lucha por lograr un mundo mejor?.

Sin embargo, el arzobispo rechaz? la existencia del documento y pidi? a la prensa ?no dar cr?dito a la denuncia?.

Con la protesta de este lunes, qued? claro el conflicto interno que existe en la arquidi?cesis, una crisis que hicieron patente 42 cl?rigos cuando firmaron un escrito donde exigieron al gobierno federal atender de inmediato la ?ingobernabilidad que prevalece en el estado? y se pronunciaron por la ?desaparici?n de poderes? de Ulises Ruiz Ortiz.

Los informes sobre derechos humanos y la situaci?n en Oaxaca

ROBERTO GARRET?N *
________________________________________


La Comisi?n Internacional de Juristas, a petici?n de la Obra Diac?nica Alemana, encarg? al abogado que suscribe un informe sobre la situaci?n de los derechos humanos en Oaxaca, con el fin de divulgar los hechos que se suceden desde mayo de 2006 en ese estado.

El informe se elabor? respetando todos los est?ndares internacionales que la pr?ctica ha ido imponiendo desde que en 1945 se comenz? a gestar una cultura jur?dica, pol?tica y moral basada en el respeto integral de todos los derechos humanos, en una dimensi?n universal. El informe describe los hechos luego de haber entrevistado a todos los actores posibles, tanto del lado de las v?ctimas de los atropellos a sus derechos, como de las autoridades locales a las que se acusa, sea por acci?n, sea por omisi?n. Los hechos son analizados a la luz de los instrumentos internacionales de derechos humanos, declarativos o convencionales, regionales o universales, as? como de los c?digos y leyes nacionales o estatales y la doctrina penal generalmente aceptada. Sin perjuicio de la existencia de otras violaciones a los derechos humanos, el informe se centra especialmente en las numerosas detenciones arbitrarias que se han producido a lo largo del conflicto, y en la impunidad que impera en las 24 ejecuciones sumarias y las ale
gaciones de torturas que en ?l se consignan.

El documento da cuenta de las reacciones de las autoridades oaxaque?as ante otros informes elaborados por otras entidades de distinta naturaleza y de gran prestigio como los de la intergubernamental Comisi?n Interamericana de Derechos Humanos, los de Amnist?a Internacional y los de otros grupos interesados en la situaci?n imperante.

Lamentablemente, las autoridades de Oaxaca --como muchas otras en muchos pa?ses-- no aciertan a ver la raz?n profunda que motiva a extranjeros a preocuparse de lo que ocurre en otras naciones. En el informe se da cuenta de opiniones completamente fuera de lugar, como la de calificar a las ONG de asistentes de los violentistas y de faltar a la verdad; o decir que un informe de Amnist?a Internacional fue redactado por los abogados de la APPO; o que las ONG se han vuelto un negocio, o que son -"salvo algunas"- carentes de moral; o que la CIDH y otras organizaciones "act?an presionadas por las organizaciones no gubernamentales de derechos humanos".

Otros protestan porque estos informes y estas visitas constituir?an presiones sobre el Estado, las que ser?an, adem?s, ileg?timas. Nada m?s lejano de la verdad: ni las ONG de derechos humanos son asistentes a los violentistas por el hecho de serlo; ni trabajan por negocio, ni act?an con prop?sitos torcidos. Simplemente ejercen la funci?n espl?ndida que a todos los seres humanos encomienda la Declaraci?n Universal de los Derechos Humanos: contribuir al "ideal com?n por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspir?ndose constantemente en ella, promuevan, mediante la ense?anza y la educaci?n, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de car?cter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicaci?n universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los estados miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicci?n".

Este es el mandato del universalismo: todos los individuos, todas las instituciones, todos los pueblos, todas las naciones est?n (estamos) obligados a esforzarse (esforzarnos) por el ideal com?n que la declaraci?n plantea, no importa en qu? rinc?n del mundo el ideal com?n de derechos y libertades no sea respetado.

El silencio frente a los abusos denigra a quien lo practica tanto como la participaci?n en ellos, y contra ?l se rebelan los defensores de los derechos humanos, ya sea solidariz?ndose con los afectados, ya sea informando la verdad, que, por ?ltimo, es una poderosa herramienta solidaria.

El silencio es tambi?n contrario a la historia de M?xico, que en los momentos m?s duros vividos en Am?rica Latina y el mundo abri? sus puertas hospitalarias a refugiados de Rusia, Alemania, Espa?a, Argentina, Uruguay, Guatemala, El Salvador, Chile -el pa?s del autor del informe y de este art?culo- y de muchos otros pa?ses.

El informe fue presentado primero en Oaxaca, luego en el Distrito Federal y m?s tarde en Ginebra. En esta ciudad se tuvo una cordial audiencia con el Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre Detenciones Arbitrarias. Se entreg? tambi?n al se?or embajador de M?xico en Ginebra, don Luis Alfonso de Alba, cuya labor como presidente del Consejo de Derechos Humanos ha sido reconocida por la comunidad de derechos humanos, quien comprendi? perfectamente bien el sentido del texto -aun con algunas reservas que plante?- y anunci? que lo transmitir?a a las autoridades federales.

La CIJ, la Obra Diac?nica Alemana y el suscrito esperan que el informe, y sus conclusiones y recomendaciones sean acogidos por las autoridades de Oaxaca como una contribuci?n para resolver los grav?simos problemas que afectan a ese estado





A la defensa de sus tierras

FRANCISCO RAMIREZ/ENVIADO
SAN MIGUEL TLANICHICO, LA TRINIDAD, ZAACHILA
________________________________________


Es el sentir de los integrantes del Comit? de Representantes de posesionarios del ejido la Trinidad, en la comunidad de San Miguel Tlanichico: "No somos traidores y defenderemos nuestra tierra cueste lo que cueste".

A pesar de la exigencia y las pretensiones del Comisariado Ejidal de la Trinidad, Oscar Cari?o Castellanos, no amedrentan a los habitantes de esta agencia, los cuales no olvidan que 30 a?os atr?s un viejo conflicto agrario caus? la muerte de cinco personas.

Hoy, de nueva cuenta se prende la luz de alerta; poco m?s de 200 hect?reas de esta comunidad son el centro de la disputa y el llamado de los posesionarios es clara: "exigimos respeto".

Las voces de Alfonso Cruz y Juan M?ndez Ben?tez, como integrantes del Comit?, as? como del agente municipal de San Miguel Tlanichico, se dejan escuchar como una advertencia ante el inter?s que existe por despojarlo de un terreno com?n que comparten con los habitantes del n?cleo rural de La Guadalupe.

En este sentido, indicaron que el gobierno del estado es quien pretende comprar el terreno ubicado al poniente de esta comunidad, y aunque desconocen cu?l vaya a ser el proyecto, ellos no permitir?n se les imponga como ha sucedido en otros poblados.

"Se ha rumorado que en este lugar lo que se pretende establecer es una planta procesadora de basura, una central de abasto o un desarrollo habitacional; pero as? sea lo uno u otro, no permitiremos que nos quiten nuestra tierra y que a la larga se conviertan en foco de contaminaci?n para nuestro pueblo".

Y aunque a decir de los integrantes del comit? y el agente municipal ya se ha instalado una guardia permanente en el lugar, no descartan que se hagan efectivas las amenazas que ha propalado el comisariado ejidal de La Trinidad, que con la fuerza p?blica de por medio entregar?n el terreno al gobierno.

Los entrevistaron reconocieron que por a?os estas tierras han estado bajo su posesi?n, y son utilizadas para el pastoreo, y se dieron cuenta de la pretensi?n porque ha ido gente extra?a al lugar, as? como tambi?n algunos grupos han manifestado que tienen inter?s en que se venda a pesar de saber que es patrimonio del pueblo.

El agente municipal de San Miguel Tlanichico, Oliverio V?squez Garc?a, refiri? que semanas atr?s fue citado por el Comisariado de La Trinidad, Zaachila, quien le manifest? que hab?a recibido llamadas de la Procuradur?a Agraria respecto a esos terrenos, los cuales ya hab?an sido vendidos y que intervendr?a la fuerza p?blica.

"Esto no lo permitiremos", reiter? la autoridad auxiliar a la vez que record? que a?os atr?s la pretensi?n de las autoridades de La Trinidad ya hab?an invadido parte de sus tierras, pero m?s tarde la comunidad de Tlanichico hizo valer su condici?n de posesionarios y retom? lo que le correspond?a por derecho, luego que estas tierras fueron parte de la Hacienda que le da nombre a la agencia de polic?a.

Aunque no mostraron la documentaci?n correspondiente, afirmaron tener en su poder los testimonios y resoluciones agrarias en las cuales se les reconoce como los posesionarios de estas tierras.

"Nos quieren despojar de nuestras tierras para traer con ello la contaminaci?n de nuestros recursos naturales", dice Juan M?ndez Ben?tez, y da por hecho que la autoridad de La Trinidad vender? sin tomarlos en cuenta a ellos: "por ello es que amenaza con la Procuradur?a y la fuerza p?blica".

De nueva cuenta, Oliverio V?squez reconoce que le han ofrecido dinero para que firme la documentaci?n que avale la compra venta: "No soy traidor y estoy dispuesto a defender la posici?n de la comunidad".

Asimismo, indic? que Conciliaci?n Agraria ya tiene conocimiento de la situaci?n, por lo que dar?n pie para que todo se haga por la legalidad y les reconozcan su derecho.

Alfonso Cruz no quita el dedo del rengl?n y afirma: "No nos apoya en nada, ni el gobierno ni el municipio y si nos quieren despojar de nuestra tierra, la cual por muchos a?os ha dado de comer a la comunidad. Estamos inconformes".

Y volvi? a recordar que aproximadamente 35 a?os atr?s La Trinidad y la agencia de polic?a de San Miguel Tlanichico tuvieron diferencias; hubo en aquel entonces cinco muertos, "cuatro fueron de La Trinidad y uno de Tlanichico", repite.

Finalmente, V?squez Garc?a considera que quiz? no se llegue hasta este extremo, m?s a?n cuando gente de la poblaci?n y de La Trinidad son familia; pero de que defender?n lo que les corresponde, lo har?n, asegura.


Auditar los recursos

MARIO MENDOZA *
________________________________________



Las dos iniciativas de ley, entregadas el pasado lunes por los Senadores Gabino Cu? y Salom?n Jara ante la Oficial?a Mayor de la LX legislatura, vienen a ser una propuesta oportuna y valiosa para el poder legislativo estatal, para que ?ste a su vez obligue al poder ejecutivo a emplear los recursos aprobados por el Congreso Federal con un verdadero sentido social, pero particularmente con transparencia y con equidad en su distribuci?n.

M?s all? de los colores partidistas que manifiesten sus promotores; lo cierto es que ambas iniciativas recogen lo que la ciudadan?a ha venido demandando durante al menos los ?ltimos cinco a?os: claridad en la aplicaci?n de los recursos p?blicos, y supervisi?n y auditoria constante sobre los mismos.

Y es que resulta parad?jico que justamente cuando se est? por ejercer el presupuesto m?s alto de toda la historia de Oaxaca (35 mil millones de pesos), se decida maniobrar para bursatilizar la deuda p?blica bajo el argumento infundado que ning?n dinero alcanza para combatir el rezago ancestral en que vivimos...?ni alcanzar?!, como dijera don Teofilito, mientras esos recursos vayan a parar a las cuentas bancarias de tan solo unos cuantos y no para la realizaci?n de las obras que demandan las rancher?as, las agencias, las colonias y los municipios del estado.

Resulta que a diferencia de la percepci?n que sostienen los funcionarios de gobierno, quienes afirman que se necesita el doble de recursos para alcanzar el nivel de desarrollo requerido; la ciudadan?a piensa que tal desarrollo se podr?a alcanzar muy f?cilmente y sin hipotecar el futuro de nuestros hijos y nietos, si tan solo se terminara con los actos de enriquecimiento explicable de muchos de nuestros gobernantes.

As?, mientras unos -los funcionarios-- piden m?s recursos para poder ensartarles los dientes; la gran mayor?a --la ciudadan?a-pide que los recursos que entran a las arcas estatales sean auditados y supervisados por un ?rgano que no termine siendo juez y parte dentro de la estructura gubernamental, tal y como sucede con la actual Contralor?a. Un ?rgano Superior de Auditoria, tal como lo propuso Gabino Cu? resulta verdaderamente urgente si es que el gobierno de Ulises Ruiz pretende -en lo posible-recuperar la confianza y la credibilidad perdida que le manifiestan sus gobernados.

Mire si no es para menos. Como ya lo anot? anteriormente, para el 2008 se aprobaron m?s de 35 mil millones de pesos; esto representa un promedio de 95 millones de pesos de gasto por d?a. Por lo que haciendo c?lculos; por m?s que se paguen sueldos, se fomente el programa de "piso firme", o el de las unidades m?viles, o se remodelen jardines, o se regalen despensas; dicha cantidad resulta lo suficientemente alta como para pensar que no quede un remanente para realizar obras que en verdad generen empleo y riqueza, que es lo que le hace falta a nuestro pueblo.

Ya s?, ya s?; habr? alg?n funcionario que pretender? justificar que tan s?lo para educaci?n se destinan varios millones de pesos al d?a, y que como tales recursos no alcanzan dado el rezago educativo, de ah? los ?ltimos lugares en matem?ticas y en lectura. Ante lo cual yo le responder?a ?cu?nto diario para educaci?n?, porque mientras encontremos escuelas con instalaciones en condiciones deplorables o existan profesores que demanden un salario acorde a su responsabilidad y a su compromiso, seguir? pensando que por eso no quieren entrarle a la Reforma a la Ley de Transparencia, pues est? comprobado que a r?o revuelto ganancia de pescadores o mejor dicho; a menor transparencia, mayores posibilidades de hacer "negocio" con los recursos del pueblo.

Va le la pena buscar esas coincidencias por el bien de todos. No es posible que los intereses personales o de grupo se sigan imponiendo sobre las demandas y necesidades de las mayor?as. Es tiempo de que los partidos pol?ticos impulsen entre sus militantes y representantes populares un verdadero cambio en la forma de administrar los recursos que son del pueblo. Ya no pueden seguir siendo c?mplices o encubridores de los malos manejos a cambio de recibir prebendas o canonj?as mientras el grueso de al poblaci?n viven en condiciones verdaderamente deplorables.

Es momento de que los legisladores --me estoy refiriendo particularmente a los del PRI-- reconozcan y asuman la enorme responsabilidad que les est? tocando vivir y que de una vez por todas decidan transformar por las v?as legales e institucionales la realidad que lacera, duele y ofende consecuencia a su vez de la indiferencia e insensibilidad de aqu?llos que teniendo la oportunidad de revertirla, optan por ser parte de ese tremendo mal que se llama corrupci?n.

Basta con recordar que las instituciones comienzan a ser severamente cuestionadas por sus p?simos resultados; por ello, a?n cuando el Congreso Estatal es mayoritariamente pri?sta, vale la pena que hagan el esfuerzo de analizar -cuando menos-el contenido de las iniciativas presentadas por la oposici?n. Tienen en sus manos la oportunidad de recuperar la credibilidad perdida hacia su investidura, pero especialmente de terminar con d?cadas de enga?os, de simulaci?n y de sometimiento.

Si los diputados optan por levantar una gran nube de humo alrededor de dichas iniciativas tan s?lo por provenir de la oposici?n, entonces concluir? que parte de esos 95 millones de pesos diarios disponibles para el ejecutivo, son compartidos en una relaci?n perversa con parte de ese legislativo servil y sometido, donde el ?nico perjudicado lo es el de por s? empobrecido y harto pueblo oaxaque?o.

Oaxaca no merece continuar en los ?ltimos lugares en cuanto a niveles de desarrollo y siempre en los primeros lugares en los indicadores de pobreza y de rezago. No es v?lido que ahora se busquen mecanismos de endeudamiento que privilegian la discrecionalidad de los recursos y de su destino, cuando es palpable que ese dinero no est? llegando a las manos del pueblo, y m?s a?n cuando hay excedentes provenientes de los ingresos del petr?leo que nadie sabe en qu? se han ocupado. Alguien est? haciendo el gran negocio de su vida.
Publicado por solaripa69 @ 9:09
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios