Lunes, 24 de diciembre de 2007
?Pretende desestabilizar al pa?s para lograr su prop?sito pol?tico de llegar a Los Pinos?
Advierte la CNC que no permitir? m?s afrentas de C?rdenas Jim?nez
Detr?s del funcionario se encuentra la ultraderecha, representada por El Yunque, afirma
Exige que se modifiquen las reglas de operaci?n de los programas del campo para 2008
Patrcia Mu?oz R?os
La Confederaci?n Nacional Campesina (CNC) advirti? ayer que no permitir? que el secretario de Agricultura, Alberto C?rdenas Jim?nez, contin?e con su ?negligencia, desprecio e insultos? a los productores del agro; lo acus? de pretender desestabilizar al pa?s para lograr sus prop?sitos pol?ticos personales. Advirti? que ?no lo vamos a permitir?, y que participar? en alianzas con otras organizaciones y en las movilizaciones que se llevar?n a cabo en todo pa?s en protesta por la ?arrogancia e ineficiencia? del funcionario.
Cruz L?pez Aguilar, l?der de la CNC, dijo que C?rdenas Jim?nez, ?aspira a la Presidencia de la Rep?blica y por eso da la impresi?n de querer ser el m?s duro del gabinete panista?, donde ya desde temprana hora compiten por la m?xima silla del pa?s. Se?al? que detr?s de ese funcionario se encuentra la ultraderecha representada por el grupo panista El Yunque.
Defendi? la acci?n de las organizaciones sociales del campo, y dijo que s?lo con la Secretar?a de Agricultura, Ganader?a, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentaci?n (Sagarpa) no se ha podido avanzar, dado que su titular no se ha presentado a negociar con ellos y hasta ha ordenado a sus representantes levantarse de todas las mesas de discusi?n. Adem?s ha dejado entrever que est? obsesionado por desaparecer las centrales campesinas, por lo que ha resultado peor que su antecesor.
Rechazo generalizado
Hizo ver que hay un total rechazo a las reglas que propone Sagarpa para la operaci?n de sus programas en 2008, y sostuvo que la CNC s?lo reconoce la propuesta de C?sar Duarte Jacques, coordinador de la diputaci?n cenecista, la cual se le entreg? al secretario en su comparecencia del d?a 20 de diciembre ante Comisiones Unidas de Agricultura y Ganader?a y Desarrollo Rural de la C?mara de Diputados.
Esa propuesta fue concertada y es producto del an?lisis profundo, de discusi?n y acuerdo de las organizaciones sociales rurales nacionales, los secretarios de Agricultura de las entidades federativas del pa?s y organismos de investigaci?n y de profesionistas.
?Los campesinos queremos acceso a los recursos presupuestales de manera sencilla, oportuna y ?gil, adecuados a nuestra actividad productiva y econ?mica, que es muy diversa y no puede seguirse manejando de manera centralista, como justifica el secretario C?rdenas, al decir que as? lo hacen los pa?ses desarrollados, sin siquiera pensar en las grandes diferencias y asimetr?as existentes?, se?al? en una reuni?n que sostuvieron ayer miembros del Comit? Ejecutivo Nacional de la CNC.
Indic? que los cenecistas exigen que se modifiquen y se aprueben las reglas de operaci?n de Sagarpa para 2008, antes del 31 de diciembre de 2007, y agreg? que para la organizaci?n que ?l encabeza ?el secretario de Agricultura no tiene calidad moral al referirse a las organizaciones del campo como intermediarias pol?ticas, que s?lo quieren manejar la lana, pues la realidad es que los grillos est?n encuevados en la misma dependencia, desde donde el secretario trabaja para colocar a sus candidatos a los gobiernos de Sonora, Sinaloa y Jalisco. Tienen raz?n los partidos pol?ticos en demandar su renuncia?.
Reaparece Nacif, de la mano de Herrera
El pasado 14 de diciembre, dos semanas antes de que concluyera el ejercicio constitucional de los ayuntamientos de Veracruz, la mayor?a de los legisladores priistas autorizaron a cinco municipios la firma de contratos de suministro de energ?a, informa Proceso en su edici?n en circulaci?n a partir del domingo 23 de diciembre.

Se trata de la empresa Procedimiento Energ?tico Mexicano, S.A. de C.V. (Proenermex), cuyo administrador ?nico es Jos? Kamel Nacif Borge, el Rey de la Mezclilla.

Los legisladores panistas y perredistas intentaron oponerse al negocio, pero los priistas los avasallaron. De acuerdo con el reportaje de este semanario, a la venta a partir del domingo 23, este negocio podr?a extenderse a los ayuntamientos de Xalapa, Orizaba, Tuxpan, C?rdoba y Coatzacoalcos.
El general de generales
Con la llegada del PAN al poder presidencial, el Ej?rcito Mexicano hizo a un lado su tradicional laicismo y ahora subordina sus s?mbolos y emblemas a las im?genes y alegor?as de la Iglesia cat?lica.

De acuerdo con un reportaje publicado en la revista Proceso 1625 que comienza a circular a partir del domingo 23 de diciembre, la Iglesia Cat?lica est? actuando contra sus propias leyes y olvida el papel que jug? en la Guerra Cristera.

Inclusive el Ej?rcito permite que en el sagrario de la iglesia concurrida por sus militares se ponga una sexta estrella --la del ?general de generales?, Jesucristo-- sobre la quinta que corresponde al presidente de la Rep?blica como mando supremo de las Fuerzas Armadas.

El testimonio de este hecho se ubica frente a las principales oficinas de la Secretar?a de la Defensa Nacional (Sedena) y a un lado del Campo Militar N?mero 1 de acuerdo con el reportaje difundido en este semanario a partir del domingo 23 de diciembre.


S?ntiz L?pez, preso hace 2 d?as, art?fice de la violencia inducida en Chenalh?
El cacique de Los Chorros dijo a los pobladores que los zapatistas ya estaban entrando a los pueblos a matar a la gente. Temor de que su detenci?n sirva para encubrir la responsabilidad de gobiernos

Murieron 22 personas antes de las v?ctimas de Acteal
Jes?s Ram?rez Cuevas (Especial para La Jornada)
Antes de la masacre de Acteal, con el apoyo del gobierno federal y estatal, se instaur? un r?gimen de terror con el prop?sito de desatar una guerra entre ind?genas. Figura emblem?tica de este proceso es Antonio S?ntiz L?pez, cabeza de los paramilitares de Chenalh? y pieza central de la relaci?n con funcionarios civiles y militares que los apoyaron y armaron.
S?ntiz L?pez fue detenido hace dos d?as por la justicia chiapaneca, acusado de ser autor intelectual de la matanza; ojal? no sea para exonerar las responsabilidades del gobierno estatal y federal.
Los conflictos locales fueron utilizados para enfrentar a las comunidades. Por ejemplo, el litigio sobre un banco de arena entre el municipio aut?nomo de Polh? y un grupo del Partido del Frente Cardenista de Reconstrucci?n Nacional. La autoridad agraria reconoci? derechos a cardenistas de Los Chorros sobre el predio Majomut, que hab?an ocupado en 1994, alentados por la rebeli?n ind?gena. Al mismo tiempo, otra instancia del gobierno firm? un acuerdo similar con simpatizantes del Ej?rcito Zapatista de Liberaci?n Nacional (EZLN).
De esta manera, los gobiernos estatal y federal fabricaron un conflicto y agudizaron las tensiones pol?ticas y sociales en Chenalh?.
El primer crimen que marca el inicio de la violencia inducida fue el asesinato de seis j?venes en agosto de 1996, en la cabecera municipal. Eran hijos de simpatizantes zapatistas
de Polh? y otras comunidades. Arrojados a una grieta de 100 metros de profundidad, la procuradur?a estatal liber? a los responsables, pri?stas azuzados por sus l?deres durante una fiesta.
A partir de mayo de 1997, la espiral de violencia ya no se detendr?a hasta la matanza de Acteal, cobrando la vida de 22 personas en diversos hechos de muerte en ese lapso.
En abril se estableci? el municipio aut?nomo de Polh?. A finales de mayo, el gobierno municipal y los grupos del PRI y del PFCRN comenzaron a imponer un r?gimen de terror en las comunidades para obligar a los habitantes a sumarse a sus filas.
Gustavo Jim?nez, originario de Yibeljoj, comunidad vecina de Acteal, relata su vivencia: ?una ma?ana de mayo de 1997, llegaron a mi comunidad varias familias de Yaxjemel y Ch?uchtik a pedirnos hospedaje. Nos dec?an que no pod?an vivir tranquilas en sus pueblos. Eran amenazadas e intimidadas con r?fagas de balas. Los acogimos, todos cooperamos para darles de comer.
?A partir de entonces, ya no volvi? la calma ?contin?a el joven tzotzil. En varios pueblos, los pri?stas secuestraron a los que no estaban con ellos. Un grupo quiso dialogar para rescatarlos, pero los emboscaron cerca de Yaxjemel y asesinaron al profesor Crist?bal P?rez Medio. As? pas? mes tras mes. Cuando nos dimos cuenta, ya est?bamos viviendo las mismas amenazas?.
Gustavo Jim?nez relata el r?gimen de terror impuesto en la regi?n: ?A cuatro kil?metros de Yibeljoj viv?an los paramilitares. Escuch?bamos los balazos cuando iban a quemar las casas, a robar caf?, ma?z y frijol, las pocas cosas de sus hermanos. Obligaban a Las Abejas y a las bases zapatistas a robar y les exig?an cooperar para comprar armas y balas. Los que no aceptaron tuvieron que irse, algunos fueron asesinados. Vigilaban armados los pueblos bajo su control, no dejaban salir a nadie, todos los d?as patrullaban las veredas y en la carretera pasaban en veh?culos de la Seguridad P?blica. Cientos de familias se vieron obligadas a abandonar sus casas?.
En este proceso destaca Antonio S?ntiz L?pez, cacique de Los Chorros, detenido hace dos d?as acusado de ser autor intelectual de la masacre de Acteal. Seg?n testimonios de la comunidad, S?ntiz L?pez comenz? a formar los grupos armados en septiembre, justo a la llegada de Antonio P?rez Hern?ndez a la Secretar?a de Atenci?n a los Pueblos Ind?genas, a su vez, cacique de Chenalh?. Esta dependencia fue el v?nculo entre la s?ptima Regi?n Militar, el Cisen y el gobierno del estado con los paramilitares.
Sebasti?n P?rez, vecino de Los Chorros, cuyo hijo y yerno se sumaron a las filas de los pri?stas y cardenistas armados, cuenta: ?El problema empez? porque dec?an que los zapatistas iban a entrar a matar a los pri?stas. En las noches se o?a que disparaban armas; tambi?n quemaban bombas. A veces no pod?amos dormir, as? era casi todas las noches?.
El 17 de septiembre de 1997, relata Sebasti?n, Antonio S?ntiz L?pez, ?el mero mand?n?, llam? a toda la gente de Los Chorros a una junta. ?Todos llegamos. El Antonio se puso a decir que los zapatistas ya estaban entrando a todos los pueblos, que nos iban a matar. Pero nunca los miramos, s?lo lo dec?a (para convencernos)?.
Ah? S?ntiz L?pez amenaz? a los miembros de Las Abejas; luego, en la versi?n de Sebasti?n P?rez, ?Antonio sac? de su morral una pistola y, mirando a la gente, dijo: ?Tenemos que tener nuestras armas para defendernos. Yo no tengo miedo que lleguen los zapatistas porque tengo mi arma y me puedo defender??.
De unos trapos que hab?a en el suelo, Antonio S?ntiz sac? un AK-47 y sigui? arengando mientras alzaba su rifle con orgullo: ?Todos debemos tener un arma. Tenemos que comprar armas para defendernos. Todos tenemos que cooperar. El que no quiera lo vamos a matar por traidor?.
En silencio la gente escuchaba las amenazas del jefe paramilitar: ?Los que no quieran cooperar van a hacer guardia sin arma?, les dijo finalmente y exigi? una ?cooperaci?n? de 400 pesos por familia. Reunido el dinero, Santiz L?pez comision? a varios j?venes para que fueran a comprar cuernos de chivo a San Crist?bal de las Casas, relata el anciano de Los Chorros. El cacique cobraba las cooperaciones y administraba los castigos. (Masiosare, 8/2/98).
Inician los ataques armados
El 21 de septiembre se produce el primer ataque armado de los paramilitares contra el campamento de refugiados en Polh?, ubicado a un lado del paraje Majomut.
En d?as previos se reparten las armas, se entrenan, fuerzan a otros ind?genas a integrarse a los grupos armados. ?Quer?an obligarnos a hacer la guerra, hombres y mujeres, contra hermanos que no nos han hecho nada. Una madrugada de septiembre nos dijeron que habr?a un enfrentamiento en Yibeljoj. Acordamos que salieran primero las mujeres, los ni?os y los ancianos. No era tan f?cil, en las veredas hab?a guardias. Nos ten?an rodeados?, recuerda Gustavo Jim?nez.
?Llegaron rumores ?prosigue? de que los paramilitares iban a atacar a los zapatistas desplazados en Polh?. No s?lo los hab?an sacado de sus casas; les hab?an robado sus pertenencias, ahora quer?an exterminarlos. Adem?s, quer?an nuestro apoyo. Ten?amos un acuerdo de no agresi?n en la comunidad, pero en la asamblea algunos pri?stas dijeron que si hab?a armas, apoyar?an. Quisimos salir del pueblo, pero ya era tarde. Avisaron que los paramilitares llegar?an por nosotros a la una de la tarde. Cre?mos que ese d?a ?bamos a ser entregados a la muerte, casi no habl?bamos?.
Gustavo sigue su relato: ?Empez? una fuerte lluvia, relampagueaba. Tomamos la decisi?n de salir. Entre dos, con el coraz?n en la mano, pasamos de casa en casa. Ve?amos el miedo en el rostro de cada gente al saber que hab?a que irse en ese momento?.
Las Abejas de Yibeljoj iniciaron el ?xodo. ?Nos alcanzaron familiares que fueron obligados a ir a combate, pero escaparon cuando vieron que los paramilitares tomaban posiciones frente a Polh?. A la media hora comenzaron los disparos, duraron 45 minutos sin pausa. Las mujeres lloraban imaginando la muerte, en silencio yo tambi?n lloraba. Cuatro personas perdieron la vida en aquel ataque. El agua no paraba, la lluvia de balas taladraba los o?dos con su sonido de odio y crueldad?, record? Gustavo Jim?nez al hablar del camino a la barbarie que llev? a Acteal.

Los prostitutos c?lebres
jorge carrasco araizaga
M?XICO, DF, 21 de diciembre (apro).- Norberto Rivera Carrera est? desesperado. Arzobispo Primado de M?xico, pr?ncipe de la Iglesia cat?lica en M?xico, Rivera Carrera se lanz? contra ?las prostitutas? y ?los prostitutos? que desde los medios de comunicaci?n se han convertido en su bestia negra.

Objeto durante todo este a?o de primeras planas por los esc?ndalos pederastas de la Iglesia cat?lica, Rivera Carrera arremeti?, alterado, no s?lo contra la libertad de expresi?n, sino contra otro principio fundamental de la democracia: la transparencia en la actuaci?n de los poderes p?blicos, formales e informales.

Con Rivera a la cabeza, la Iglesia cat?lica est? empe?ada en recuperar presencia en el espacio p?blico que perdi? entre los siglos XIX y XX.

Desde la llegada de la derecha al poder, en el 2000, la Iglesia cat?lica est? empe?ada en revertir esa experiencia hist?rica y avanza en sus prop?sitos de interferir en la vida p?blica, horadando el Estado laico.

A su insistencia de tener una mayor participaci?n en el sistema educativo del pa?s ha sumado a su causa al Ej?rcito Mexicano, con el que estuvo confrontada a principios del siglo pasado en la llamada ?guerra cristera?.

Fue una guerra desatada por la desobediencia y desconocimiento de la Iglesia cat?lica a la Constituci?n de 1917, que confirm? el confinamiento jur?dico en el que la dejaron las Leyes de Reforma, promulgadas por Benito Ju?rez.

Ahora, ha logrado la instalaci?n de capellan?as militares en las inmediaciones de las unidades castrenses. Pero va por m?s: al establecimiento de templos dentro de las instalaciones del Ej?rcito y la Marina.

No s?lo eso. Pretende una participaci?n pol?tica activa con la inclusi?n de sacerdotes y otros religiosos en los puestos de elecci?n popular.

Desde hace algunos a?os, la Iglesia cat?lica cuenta adem?s con la atenci?n de los medios de informaci?n, que cada domingo cubren en la Catedral Metropolitana no s?lo la homil?a del cardenal primado de M?xico, sino sus posiciones pol?ticas y las relativas a temas cruciales para la sociedad.

Opina de todo. Hace pol?tica. Toma partido. Hace mancuerna con el gobierno federal en temas como la defenestraci?n del aborto o lo apoya en sus operativos contra el narcotr?fico. Y critica a quienes cuestionan al gobierno.

El cardenal, quien el viernes pasado cumpli? 22 a?os de su ordenaci?n episcopal, es un pol?tico e interviene como tal en la vida del pa?s; pero descalifica cuando la prensa se acerca a los actos que ocurren en su jurisdicci?n, sobre todo aquellos de ?ndole delictiva.

En v?speras de la Natividad, con la que el catolicismo celebra el nacimiento de Jes?s, Rivera se fue contra la prensa que ha investigado su presunta participaci?n en el encubrimiento del sacerdote Nicol?s Aguilar, acusado de pederasta tanto en M?xico como en Estados Unidos.

Dijo el martes 18 de diciembre, en una homil?a navide?a en el reclusorio femenil, al oriente de la Ciudad de M?xico: ?Ustedes encuentran en esto gente aqu?, pero tambi?n gente afuera que mata la fama, la dignidad. El buen nombre de las personas, ?verdaderas prostitutas, verdaderos prostitutos de la comunicaci?n que deshacen la fama de los dem?s!?.

La Biblia est? llena de referencias a la prostituci?n. No s?lo est? el muy conocido episodio de Mar?a Magdalena, sino la idea con la que con ese mismo t?rmino los descendientes de Israel se refer?an a los id?latras, adoradores de otros dioses.

Incluso, El Apocalipsis, termina con la historia de la ?celebre prostituta?, como se refer?a a Babilonia, que se sentaba sobre una bestia (Roma) con siete cabezas y diez cuernos, en alusi?n a sus colinas y emperadores.

En el caso de Rivera, las palabras lo desbordaron. Con su descalificaci?n se convirti? en fiel expresi?n de las palabras b?blicas: ?Porque de lo que rebosa el coraz?n habla la boca?.
Pide Gabino a SCJN que indague a fondo violaciones

OCTAVIO V?LEZ ASCENCIO
________________________________________


El senador de la Rep?blica, Gabino Cu? Monteagudo pidi? a la Suprema Corte de Justicia de la Naci?n (SCJN) indagar a fondo las violaciones derechos humanos cometidas por los gobiernos federal y estatal en Oaxaca durante el 2006 y este a?o, y se?alar a los responsables para que sean castigados.

"Ha habido muertos, detenciones ilegales y torturas, y no deben quedar impunes", se?al?.

El legislador sostuvo que la SCJN est? obligada y comprometida a emitir una decisi?n distinta a la formulada para resolver el caso de la periodista y escritora Lydia Cacho Ribeiro porque "aqu? se violaron los derechos no de una persona sino de cientos de oaxaque?os".


"Si es grave que el gobernador de Puebla (Mario Mar?n) y otras autoridades hayan violado los derechos humanos de Lydia Cacho es m?s grave que aqu? se haya violado los derechos de todo un sector de la poblaci?n", remarc?.

Expuso que la resoluci?n para absolver de cualquier responsabilidad al gobernador Mar?n "tendr? un alto costo" para la SCJN "no s?lo en su percepci?n sino en la credibilidad" de una de las instituciones m?s importantes del pa?s.

Ante esto, consider? que el m?ximo tribunal del pa?s debe realizar una "investigaci?n seria y a fondo" de los hechos sucedidos en Oaxaca a fin de empezar a deslindar responsabilidades de los asesinatos, detenciones ilegales y torturas.

"Hasta el momento no hay ning?n responsable de todo lo que pas?", remarc?.

Cu? Monteagudo dijo que si la SCJN dicta una resoluci?n similar a la emitida por el caso de la periodista y escritora Lydia Cacho, "le fallar? al pueblo de Oaxaca" y demostrar? que las instituciones del pa?s "est?n agotadas".

Salario m?nimo miserable y los que lloriquean sin defenderse

Pedro Echeverr?a V.
Rebeli?n

1. El incremento de 4 por ciento al salario m?nimo alcanza 2 pesos con 2 centavos al d?a. Diputados del Frente Amplio Progresista rechazaron por ?indigno? el anuncio de las autoridades de la Secretar?a del Trabajo. El funcionario dijo que el incremento a los salarios m?nimos ser? acorde con la inflaci?n esperada para 2008, que la sit?a en 3.8 por ciento anual. Los 2 pesos en promedio que el funcionario anunci? no alcanzar?n ni para comprar un pan dulce. Seg?n el INEGI, 5 millones 273 mil trabajadores perciben hasta un salario m?nimo de 50 pesos diarios y 8 millones 660 mil ganan de uno a dos diarios. Es decir, 13 millones 933 mil personas, que representan 32.5 por ciento del total de la poblaci?n econ?micamente activa en M?xico, sobreviven con un r?gimen salarial de subsistencia. De acuerdo con la Facultad de Econom?a de la UNAM, el costo de la canasta b?sica alimentaria recomendable asciende a 100 pesos con 69 centavos.
2. La ley de creaci?n del ?salario m?nimo? promulgada en 1931 fue muy justa en aquel momento en que los trabajadores del pa?s sufr?an la gran crisis econ?mica mundial del 29. ?El salario m?nimo, seg?n la ley en su art?culo 90, es la cantidad menor que debe recibir en efectivo el trabajador en una jornada de trabajo. Deber? ser suficiente para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia en el orden material, social y cultural y para proveer de educaci?n obligatoria a sus hijos?. Con ese minisalario se supone que se podr?a adquirir la canasta b?sica de alimentaci?n y deber?a sobrar dinero para art?culos que no conten?a la canasta, para necesidades sociales y culturales, as? como para la educaci?n de los hijos. Hoy el salario m?nimo es de 50 pesos (d?lar 11 pesos); ni dos salarios m?nimos alcanzan para la canasta b?sica, menos para las ?necesidades normales en los material, social y cultural?.
3. ?Que cu?ntos trabajadores son formales e informales? Hay que decir que en M?xico se registra un alt?simo desempleo; que el 40 por ciento de los ingresos vienen del trabajo informal sin prestaciones como aguinaldo, servicio m?dico, vacaciones o jubilaci?n. Los que tienen trabajo formal, que podr?a ser el 60 por ciento de la PEA sus salarios son de menos de un m?nimo, del m?nimo y un porcentaje de m?nimo y medio. Promedio general: 50 pesos diarios (4.5 d?lares) que s?lo alcanzan para media canasta b?sica calculada en 100 pesos. Pero claro hay un peque?o sector de trabajadores que en estas condiciones podr?an ser trabajadores privilegiados con cinco a diez salarios m?nimos y funcionarios de gobierno que van de 200 a 300 salarios m?nimos. Estos ?ltimos son los que forman la comisi?n de salarios m?nimos integrada por representantes patronales, representante de sindicatos charros y representantes del gobierno. Los tres sectores logran unanimidad.
4. ?Para qu? alcanzan los 50 pesos? Para un kilo de tortillas de ma?z (10 pesos), un kilo de arroz (10 pesos), un kilo de frijol (10 pesos) y 4 viajes de autob?s dentro de la ciudad de M?rida (20 pesos) ?De d?nde saldr? el dinero para carne, gas dom?stico (m?s de 300 pesos al mes), para el agua potable (30 mensuales), la luz (100), los condimentos, el jab?n, los vestidos, la renta? El salario m?nimo para que viva una familia de cinco miembros tiene que ser de 150 pesos al d?a (m?nimo). ?Qu? deber? hacer un trabajador de salario m?nimo para comprar una casa en zona proletaria de 300 mil pesos o un coche usado por diez a?os de 20 mil pesos, mas gasolina y reparaciones, para evitar pagar transporte colectivo car?simo e inc?modo? Pero los empresarios dicen que no pueden pagar m?s y que se puede vivir bien con 50 pesos; el gobierno por su parte dice que hay que evitar la inflaci?n. ?Y los trabajadores? Mentando madres, pero de ah? no pasan.
5. ?Podr?n comer un d?a a la quincena carne de cerdo, res (de 50 pesos el kilo), pescado y frutas, verduras, pastas, az?car y pastel? En M?xico s?lo el 50 por ciento de los ni?os que ingresan a la primaria la terminan y los otros 50 por ciento dejan la escuela por el desempleo o salarios miserables de sus padres, por no tener para desayunar, por verse obligados los ni?os a ayudar en el hogar, por no tener no tener ropa o cuadernos para la escuela, por no tener dinero para el transporte, por no comprender los c?digos escolares, porque sus padres est?n fuera del hogar buscando ingresos, por ocupar los primeros lugares en desnutrici?n, etc?tera, etc?tera. ?Por qu? las autoridades dicen ?no entender? las causas de que M?xico ocupe los ?ltimos lugares mundiales en educaci?n cuando tenemos a la vista las causas? Los que gobiernan y han tenido la direcci?n del pa?s no est?n desnutridos pero parecen padecer, por no comprender, grados de imbecilidad.
6. A gobierno, empresarios, pol?ticos, medios de informaci?n, les importa un bledo que el 70 por ciento de la poblaci?n viva en la pobreza y un 40 por ciento se mantenga en la miseria; no les importa la enorme desnutrici?n que existe en M?xico, la profundizaci?n del retrazo escolar y el derrumbe de los servicios p?blicos de salud. Piensan ellos, como privilegiados, que son simples problemas a?ejos y naturales de subdesarrollo de algunas regiones del pa?s. En vez de ubicar correctamente (donde m?s se necesita) las inversiones presupuestales, como agrandarlas en educaci?n, salud, creaci?n de empleos, asistencia social y un salario m?nimo que alcance para la familia, de manera irresponsable los gobiernos usan el presupuesto para gastos corrientes y pago de salarios estratosf?ricos a funcionarios y pol?ticos de los tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, as? como a partidos y funcionarios electorales. ?Est?n provocando al pueblo?
7. ?Qu? caso tiene entonces que en lugar de dos pesos de aumento al salario m?nimo hubiera sido de 5 pesos, cuando se debe luchar por el triple, es decir, por 150 pesos diarios de salario m?nimo? Esa ser?a una demanda realista porque buscar?a que el salario m?nimo sea constitucional, que adem?s de que alcance para comprar la canasta de b?sica de 100 pesos para alimentarse, habr?a para dar educaci?n obligatoria a los hijos y pagar gas, agua, luz y para comprar ropa y calzado. Pero los empresarios, acostumbrados a obtener ganancias multimillonarias, se ir?an a otros pa?ses con trabajo esclavo y los inversionistas extranjeros retirar?an sus capitales. Por ello hay que decir que el salario m?nimo nunca ser? justo ni constitucional porque en el sistema capitalista la m?xima ganancia para los inversionistas es determinante. Para un sistema justo, equitativo o igualitario se necesita una transformaci?n profunda que ponga de pie lo que est? de cabeza, el mundo.
Publicado por solaripa69 @ 10:04
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios