Lunes, 31 de diciembre de 2007
Reporta INEE disparidad de recursos en ense?anza b?sica
Cursos comunitarios del CONAFE en las condiciones m?s precarias. Contrastan espacios f?sicos y bibliotecas, entre otros

Karina Avil?s
Mientras 52 por ciento de las escuelas primarias privadas se clasifica en niveles muy altos de espacios f?sicos para apoyar la ense?anza, las p?blicas m?s vulnerables ?rurales e ind?genas? no llegan ni a uno por ciento; sin embargo, en el caso de los cursos comunitarios la situaci?n es a?n m?s grave, ya que ninguno cuenta con esos espacios. En cambio, en lo que se refiere al acervo bibliogr?fico, las particulares tienen el ?ndice m?s bajo, en comparaci?n con el resto de las modalidades.
De acuerdo con el Instituto Nacional para la Evaluaci?n de la Educaci?n (INEE) existe una profunda desigualdad en las condiciones con que operan los planteles escolares, por lo que ?no es sorprendente que las limitaciones o las fortalezas combinadas del entorno familiar y de la escuela produzcan resultados claramente inferiores o superiores?.
En el estudio La calidad de la educaci?n b?sica ayer, hoy y ma?ana, el INEE establece que los servicios educativos que atienden a alumnos en condiciones de marginaci?n ?primarias multigrado y telesecundarias? suelen tener claras deficiencias en comparaci?n con las escuelas p?blicas de medios menos desfavorables y, sobre todo, respecto de las privadas que, en general, ?cuentan con alumnos de medios privilegiados y tambi?n con m?s y mejores recursos?.
A escala nacional, de acuerdo con la Secretar?a de Educaci?n P?blica (SEP), existen 43 mil 650 primarias multigrado, que representan cerca de 50 por ciento de los 98 mil 178 planteles de ese nivel. Y de las 31 mil 208 secundarias en el pa?s, 16 mil 800 son telesecundarias; de ?stas ?ltimas, 4 mil 15 (23.9 por ciento) son multigrado, lo que significa que operan en las condiciones m?s precarias.
En este contexto, 88.8 por ciento de las primarias p?blicas rurales, 95 por ciento de las ind?genas y 96.9 por ciento de los cursos comunitarios se ubican en un nivel ?muy bajo? en el ?ndice de espacios f?sicos de apoyo a la ense?anza, de acuerdo con el reporte del INEE. En contraste, s?lo 13.5 por ciento de las privadas tiene esas desventajas.
En relaci?n con el equipamiento ?en una escala donde 6 es la m?xima puntuaci?n? las privadas alcanzan 5; las p?blicas urbanas, 3.4; las p?blicas rurales, 2, en tanto que las ind?genas descienden a 1.4. Pero en el acervo bibliogr?fico, las que tienen mejores condiciones ?en una escala donde 4 es la puntuaci?n m?s alta? son las p?blicas urbanas, con 2.5; seguidas de las rurales, con 2.3, y de las ind?genas, con 1.7, mientras que las particulares apenas llegan a uno.
Al respecto, el INEE se?ala que estos datos tambi?n reflejan el ?escaso inter?s hacia los libros por parte de las escuelas privadas, las cuales, al parecer, prefieren invertir en la adquisici?n de computadoras u otros recursos tecnol?gicos?.
Por otra parte, el instituto apunta que 93.2 por ciento de los maestros de cursos comunitarios s?lo tiene estudios de secundaria o bachillerato; en tanto, en las particulares, las p?blicas rurales y urbanas cerca de 90 por ciento de los docentes tiene estudios de normal b?sica o licenciatura, y alrededor de 10 por ciento cuenta con alg?n posgrado.
La desigualdad en la ense?anza secundaria es similar, donde el factor m?s importante, de acuerdo con el instituto, es el docente. Pese a que las telesecundarias representan cerca de 60 por ciento de los planteles de ese nivel, se caracterizan por contar con un solo maestro por grupo, en lugar de uno para cada materia, aunque hay planteles que cuentan con un solo profesor para los tres grados.



Los gobernadores, por revisar el TLCAN agrario: C?rdenas Batel
Prev? el mandatario ola de inestabilidad similar a la del tortillazo
A?n es tiempo, advierte
La Jornada Michoac?n
Tanganc?cuaro, Mich., 30 de diciembre. El gobernador de Michoac?n, L?zaro C?rdenas Batel, asegur? que hay consenso entre sus hom?logos de distintos partidos para que se revise el cap?tulo agropecuario del Tratado de Libre Comercio de Am?rica del Norte (TLCAN).
Previ? que ante la inminente liberalizaci?n del comercio de granos en un contexto de incertidumbre del mercado, podr?a producirse una ola de protestas e inestabilidad social, derivado de la obvia desventaja competitiva del campesinado mexicano frente a los agricultores subsidiados de Estados Unidos y Canad?.
Advirti? de algo ?igual o peor? a esa competencia asim?trica, cuando empresas estadunidenses importen ma?z mexicano sin control, ya sea para producir etanol, uso pecuario u otros, en detrimento de la soberan?a alimentaria.
Dijo que comparte la preocupaci?n de ?casi todas las organizaciones campesinas?, que han coincidido en oponerse al tratado, porque ?no se trata de algunos productos m?s; no son calzado o textiles chinos, sino los granos, que constituyen la base alimentaria del pueblo de M?xico?.
Se trata, dijo, de ma?z y frijol, de profunda ra?z hist?rica y cultural, por lo que consider? que es urgente tomar medidas de protecci?n que impidan una crisis social mayor.
De esta forma, se?al?, las perspectivas no ser?an s?lo de competencia desigual ante el ?subsidio muy grande (que da) Estados Unidos para su agricultura, sino que podr?a repetirse la peque?a prueba de inestabilidad que se vivi? con el alza a la tortilla a principios de a?o, ahora ante la probable especulaci?n o franca escasez del grano que pudiera reorientarse a satisfacer el abasto de materia prima en producci?n de biocombustibles?.
Se trata, dijo, de una ?preocupaci?n cualitativamente diferente y mayor?, por lo que no dud? en calificar la apertura agropecuaria de ?riesgo muy, muy grande en t?rminos de soberan?a alimentaria; un riesgo enorme para el pa?s, muy delicado si no se regulan las importaciones y las exportaciones. Ser?a algo muy grave?, asent?.
Si bien el mercado de granos ha mostrado crecimiento en los ?ltimos meses ?pero con perspectiva incierta? que podr?a no dejar tan abandonados a los productores en una primera etapa, ?como pa?s quedar?amos desvalidos, amarrados, por un producto que se estar?a moviendo por intereses distintos al inter?s de M?xico?, explic?.
Por lo que, dijo, ?a?n es tiempo de tomar las medidas que debieron emprenderse a?os atr?s, desde que sab?amos que se iba a dar esta apertura (...) para evitar problemas m?s graves?.
E insisti?: ?hay que tomar acciones, por eso los distintos gobernadores estamos en contacto, y hay una coincidencia generalizada para revisar el cap?tulo agropecuario o como pa?s estar?amos en una clara desventaja?, concluy?.


2008 y el EPR
jorge carrasco araizaga
M?XICO, DF, 28 de diciembre (apro).- Como en a?os recientes, la agenda del 2008 para el pa?s estar? dominada por la inseguridad y la violencia, pero con un peligroso componente adicional impulsado desde el gobierno de Felipe Calder?n.

De acuerdo con la versi?n propalada por las autoridades federales, el a?o que termina el Ej?rcito Popular Revolucionario (EPR) pas? de una organizaci?n de propaganda armada a una con capacidad para atacar las instalaciones estrat?gicas del pa?s.

Sin m?s demostraciones que su discurso a partir de los atentados a los gasoductos de Pemex, el gobierno calderonista le dijo al mundo que la guerrilla en M?xico sali? de sus bastiones tradicionales de Guerrero, Oaxaca y Veracruz para actuar en regiones conservadoras como El Baj?o, por donde cruza el gas que se surte a la importante zona industrial all? instalada.

En esa l?gica, se trat? de ataques no s?lo bien ejecutados, sino muy bien planeados a partir de informaci?n sensible del pa?s en poder de esa guerrilla, a la que tambi?n en gobiernos anteriores la han vinculado con el narcotr?fico.

Si ya fue Pemex, de acuerdo con esa versi?n oficial, lo que puede seguir entonces son ataques a las instalaciones de la Comisi?n Federal de Electricidad (CFE), Comisi?n Nacional del Agua (Conagua) o cualquier otra dependencia o industria, como la de telecomunicaciones, a trav?s de las cuales se puede provocar un colapso en la actividad econ?mica del pa?s.

Aun cuando no haya sido el autor de los ataques, el EPR tiene ahora una imagen de un poderoso grupo con capacidad para desafiar al Estado mexicano.

Pero si no lo fue, entonces estar?amos ante un sabotaje promovido desde otros ?mbitos.

Uno podr?a ser el de aquellos interesados en demostrar que el Estado mexicano padece una verdadera vulnerabilidad en sus instalaciones estrat?gicas. La motivaci?n podr?a ser meramente econ?mica.

Otro podr?a encontrarse en el mismo gobierno, en particular en aquellos responsables de la seguridad nacional. No es raro, ni M?xico ser?a el ?nico pa?s donde ocurriera, que haya autoridades interesadas en propiciar acciones para que el principal responsable de la seguridad de un pa?s ?el jefe de Estado? sea m?s resuelto en sus pol?ticas.

Al hacer de la seguridad una de sus principales apuestas pol?ticas, Calder?n Hinojosa puede ser vulnerable a estos escenarios.

Y si en verdad estamos ante una poderosa guerrilla, entonces el escenario para 2008 es a?n m?s complicado, pues las Fuerzas Armadas del pa?s tendr?an que multiplicar sus esfuerzos con todo y sus limitaciones de presupuesto.

Sometidos por Calder?n a una mayor presi?n y creciente desgaste social en su ?guerra contra el narcotr?fico?, los militares tendr?an que ampliar sus acciones a combatir la guerrilla. Sobre todo porque despu?s de esos atribuidos ?xitos no habr?a raz?n para que el EPR se replegara.

No ser?a raro, tampoco, que alineado al discurso estadunidense, el gobierno mexicano imponga en la sociedad el tema del terrorismo asociado a la guerrilla.

Si bien el Ej?rcito est? organizado para cumplir con ambas tareas, su capacidad estar?a m?s que limitada, aunque en esa perspectiva debe entenderse la creaci?n del nuevo Cuerpo Especial del Ej?rcito creado este a?o por Calder?n.

El Cuerpo de Fuerzas de Apoyo Federal tiene la misi?n de ?restaurar el orden y la paz p?blicas?, ya sea en el caso del narcotr?fico o la guerrilla.

Pero si para la lucha contra el narcotr?fico el gobierno de Calder?n se someti? al Plan M?xico concebido en el Congreso de Estados Unidos ?a?n pendiente de aprobaci?n?, en el caso de una guerrilla con la capacidad de ataque que ahora se le atribuye tendr?a que buscar el reforzamiento de las habilidades y entrenamiento militares, pues el nuevo cuerpo especial del Ej?rcito est? integrado por elementos que ya formaban parte de las Fuerzas Armadas.

Calder?n apuesta tambi?n a que en el primer periodo ordinario de sesiones del Congreso se apruebe su iniciativa de reforma judicial, encaminada a vulnerar los derechos humanos bajo el pretexto de combatir a la delincuencia organizada y su nuevo enemigo: la potente guerrilla del EPR.
Publicado por solaripa69 @ 10:28
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios