Mi?rcoles, 30 de enero de 2008
Maniobran Mouri?o y AN para abrir Pemex al capital privado
Fija con senadores de su partido la estrategia para avanzar en la reforma energ?tica
Rechaza debatir sobre el tema con Andr?s Manuel L?pez Obrador y llama al PRD a que no se retire de la discusi?n
Andrea Becerril (Enviada)
Ampliar la imagen Saludo entre Santiago Creel y Juan Camilo Mouri?o en la plenaria panista de Cozumel Foto: Notimex
Cozumel, QR, 29 de enero. El secretario de Gobernaci?n, Juan Camilo Mouri?o, defini? aqu? con los senadores del Partido Acci?n Nacional (PAN) la estrategia para avanzar en una reforma energ?tica que incluye de manera prioritaria al petr?leo y luego a las empresas el?ctricas. Rechaz? debatir con Andr?s Manuel L?pez Obrador, pero llam? al Partido de la Revoluci?n Democr?tica (PRD) a no retirarse de la discusi?n, ya que, sostuvo, no se trata de privatizar Petr?leos Mexicanos (Pemex).
Durante una reuni?n a puerta cerrada, el funcionario federal pidi? a la bancada senatorial, que coordina Santiago Creel Miranda, colaborar en la elaboraci?n de un ?amplio diagn?stico? de la grave situaci?n actual de Pemex que justifique su apertura al capital privado, a fin de encontrar consensos con los otros partidos, en especial con el del sol azteca.
El efecto Zavaleta
Luego, en conferencia de prensa, el titular de Gobernaci?n evadi? responder a las cr?ticas que le ha formulado L?pez Obrador por buscar el apoyo de los perredistas a la reforma energ?tica. S?lo aclar? que el encuentro que un d?a antes sostuvo con la diputada Ruth Zavaleta Salgado es parte ?del di?logo entre poderes?, ya que se trata de la presidenta de la mesa directiva de la C?mara de Diputados.
Interrogado sobre la decisi?n de los senadores del PRD de no participar en las discusiones en torno a la reforma energ?tica mientras Felipe Calder?n no presente la iniciativa, Mouri?o Terrazo respondi? que ?lo ideal? es que ninguna fuerza pol?tica se retire de la discusi?n de los grandes temas del pa?s, como es el futuro de Petr?leos Mexicanos.
Durante las tres horas que estuvo reunido con los senadores ?del partido en el poder?, como ?l mismo lo defini?, Mouri?o cerr? la pinza de la lucha conjunta que dar?n el gobierno federal, el PAN y sus grupos parlamentarios para lograr la aprobaci?n de la reforma energ?tica.
El secretario de Gobernaci?n les dej? en claro que el gobierno de Felipe Calder?n no presentar? en estos momentos la iniciativa. En ese sentido, y de acuerdo con versiones de varios de los senadores asistentes, insisti? en la urgencia de elaborar un amplio diagn?stico de la situaci?n por la que atraviesa Pemex, que incluya cu?les son las reservas, para cu?ntos a?os habr? petr?leo y el futuro de la empresa paraestatal si no se allega los recursos para invertir en la b?squeda de nuevos yacimientos.
En la conferencia de prensa, resalt? que se debe reconocer ?que existe un problema en el sector energ?tico de nuestro pa?s y no es s?lo la opini?n del gobierno, sino ampliamente compartida, y hay muestras claras de ello?. Aludi? a las iniciativas de ley presentadas durante la ?ltima d?cada por diversos grupos parlamentarios, entre ?stos del Partido Verde Ecologista de M?xico, de Convergencia, del PRD, el Revolucionario Institucional y el PAN, que muestran coincidencia en que el estado actual de las cosas debe ser modificado.
Lo que sigue, dijo, es elaborar un diagn?stico, ?estar seguros de que hablamos del mismo problema?, compartirlo con otros actores de la vida pol?tica para enriquecerlo y despu?s de ello plantearse si es necesario enviar una nueva iniciativa de reforma o si con las ya existentes se puede abordar la discusi?n?.
Cuando se le pregunt? sobre el reto que le lanz? L?pez Obrador para debatir, Mouri?o Terrazo insisti? en que la discusi?n sobre cualquier tema relevante se debe dar en el Congreso.
El sector el?ctrico, en lista de espera
En la encerrona con los senadores panistas, el secretario de Gobernaci?n les dijo que la prioridad del gobierno de Calder?n Hinojosa es la apertura a la inversi?n privada en Pemex, pero luego deber? seguir el sector el?ctrico.
Por separado, el coordinador de la bancada panista, Santiago Creel Miranda, se manifest? sorprendido por el anuncio del perredista Graco Ram?rez de que los senadores perredistas salen de la discusi?n en materia energ?tica, y advirti? que va a tratar de que reconsideren esa postura, toda vez que es importante acordar una reforma que permita fortalecer a Pemex.
Creel dio a conocer la agenda de diez puntos que acordaron ayer impulsar para el periodo de sesiones que inicia el viernes. El primero es la reforma eneg?tica, seguida por la reforma en materia de radio, televisi?n y telecomunicaciones, la reforma estructural del campo, las modificaciones a leyes secundarias en materia electoral y de seguridad p?blica, y de educaci?n y cultura. En la agenda panista figura tambi?n la modificaci?n al r?gimen de Estado y forma de gobierno e iniciativas sobre relecci?n legislativa y la reducci?n de integrantes del Congreso. La propuesta es eliminar 100 diputados y 32 senadores.
Pemex tiene recursos econ?micos, pero le faltan proyectos, dice Reyes Heroles
Llama a ingenieros mexicanos a que participen en tareas de refinaci?n y petroqu?mica
Miriam Posada Garc?a
Petr?leos Mexicanos (Pemex) tiene recursos econ?micos y hay la intenci?n de fortalecerla, pero no tiene proyectos ni capacidad para desarrollarlos, asegur? el director de la empresa paraestatal, Jes?s Reyes Heroles, al hacer un llamado a los ingenieros mexicanos a que participen en las tareas de refinaci?n y petroqu?mica.
Durante su participaci?n en la edici?n 24 del Congreso Nacional de Ingenier?a Civil, se?al? que de los 20 mil millones de d?lares que Pemex tendr? para inversi?n, Pemex Exploraci?n y Producci?n se llevar? la mayor parte, y anunci? que se licitar? un proyecto de etanol para que particulares produzcan etileno.
Reyes Heroles asegur? que Petr?leos Mexicanos tiene 15 estrategias para hacer una mejor administraci?n de proyectos, salir de forma responsable a licitar y evitar riesgos de incumplimiento.
Contrario a lo que un d?a antes se?al? en este mismo foro el presidente Felipe Calder?n, Jes?s Reyes Heroles asegur? que la empresa tiene recursos, y sobre todo existe la intenci?n de fortalecerla; sin embargo, puntualiz? que hay rezagos porque s?lo en las ?reas de refinaci?n y petroqu?mica se dejaron de generar proyectos al ritmo que demandaban las necesidades del pa?s y del mercado, por lo que ahora se requiere la participaci?n de los especialistas mexicanos para salir adelante.
Detall? que cifras preliminares permiten prever que los ingresos totales de la empresa durante 2007 ser?an de 303 mil millones de pesos, sin embargo, la plataforma de producci?n ser? de s?lo 3.1 millones de barriles al d?a, ya que la declinaci?n en la producci?n de Cantarell ascender? a 200 mil barriles diarios, aunque los trabajos en otros yacimientos est?n avanzando.
El director de la paraestatal se?al? que entre los retos por afrontar figuran mantener esa producci?n de 3.1 millones de barriles de crudo al d?a; alcanzar una tasa de recuperaci?n de reservas de cuando menos ciento por ciento para el periodo 2012-2013; restablecer las tasas de reservas en relaci?n con la producci?n a 10 a?os; que la producci?n de gas sea superior a la demanda; reducir las importaciones de gasolina; eliminar p?rdidas en refinaci?n y petroqu?mica, as? como reducir el apalancamiento de la inversi?n.
Asimismo detall? que la paraestatal tiene 15 iniciativas estrat?gicas para mejorar su desempe?o, entre las que destacan establecer un sistema homog?neo para la administraci?n integral de proyectos de inversi?n, mejorar la productividad y eficiencia, optimizar recursos humanos, medidas para combatir la corrupci?n y continuar alianzas estrat?gicas con empresas extranjeras para mejorar la tecnolog?a.
Programa de infraestructura
Detall? que los principales proyectos de inversi?n considerados en el Programa Nacional de Infraestructura se relacionan con la transformaci?n industrial de hidrocarburos, expansi?n, modernizaci?n y mantenimiento de la infraestructura.
Estos proyectos se concentran en la producci?n de petrol?feros de mayor calidad, as? como su distribuci?n, almacenamiento, transporte y almacenamiento de gas natural y en el incremento de la capacidad productiva de petroqu?micos.
Reyes Heroles advirti? que para garantizar la seguridad energ?tica del pa?s la industria petrolera requiere realizar proyectos de alta complejidad y riesgo en las actividades de transformaci?n industrial; sin embargo, ?existe una baja capacidad de desarrollo y ejecuci?n de proyectos en M?xico, al tiempo que el n?mero actual de firmas de ingenier?a es 30 por ciento menor a las que hab?a hace dos d?cadas?.
Esto, alert?, requiere de acciones urgentes para fortalecer a las firmas de ingenier?a y empresas constructoras mexicanas con capacidad para desarrollar proyectos, dise?ar contratos con panoramas de mediano y largo plazos y reducir las restricciones de car?cter regulatorio que inciden en el desempe?o y la capacidad de ejecuci?n de proyectos.

El caos y la reforma energ?tica
Luis Linares Zapata
El sector energ?tico nacional se ha convertido en una inmensa mara?a de aberraciones estrat?gicas, conceptuales, organizativas, pol?ticas y financieras. Las causas de tal mazacote apuntan a arraigadas pretensiones privatizadoras, tr?fico masivo de influencias, c?lculos errados, pol?ticas p?blicas defectuosas o mal intencionadas, torpezas de sus directivos y sendos negocios particulares. Haciendo caso omiso del caos, se piensa, por exigencias de la derecha, nacional y for?nea, lanzar una ofensiva de reforma (la misma de siempre) dirigida desde Gobernaci?n. El resultado se anticipa da?ino para los intereses y el futuro de los mexicanos.
Un primer punto a destacar es el falaz asunto de la carencia de recursos de inversi?n para Pemex. Transparente sinraz?n con la que se quiere promover el auxilio del capital privado y que ha sido arg?ida a pesar de la innegable bonanza de los ingresos petroleros (con la concomitante utilidad de operaci?n y flujo de efectivo disponible) durante los ?ltimos siete o 10 a?os. Otro punto recuerda la inexplicable decisi?n de priorizar extracciones masivas de crudo para la venta externa. Con ello se han secado reservas y beneficiado a los transformadores externos que regresan gasolina a costo creciente. Al principio la compra de carburantes no era eslab?n sustantivo, pero el incremento en las importaciones deviene ahora punto crucial en la balanza comercial, ya de por s? deficitaria. Lo importante de este modo operandi ha sido la posposici?n, hasta estos aciagos d?as, de refiner?as propias (recu?rdese el proyecto F?nix tan cacareado).
La injerencia desmedida del sindicato tiene sustento en el c?nico empleo de sus l?deres para apoyar financieramente las campa?as del PRI. Trafiques descarados que se arrumban en la trastienda de las componendas y las presiones aliancistas del PRIAN. En esos trastupijes encuentra duro basamento el ya santificado cuan rampante contratismo que, ahora, ha sido elevado un escal?n adicional e introducido al seno mismo de las administraciones de Pemex y CFE. Sensible nudo de la casi incomprensible madeja actual lo apunta el abandono presupuestal y de funciones relegadas a que se someti? durante ya m?s de dos d?cadas al Instituto Mexicano del Petr?leo. De ah? el alegato de incapacidad tecnol?gica para la exploraci?n en aguas profundas, sustento de las propuestas alianzas estrat?gicas con empresas trasnacionales. Y qu? decir del uso inmisericorde de los ingresos de Pemex para financiar la hacienda p?blica y eludir con ello el castigo a los privilegios fiscales, piedra angular de todo el tinglado de malos manejos en el campo energ?tico. La dependencia de la renta petrolera es monumental (40 por ciento del total del presupuesto) e inmoviliza las decisiones para invertir las sumas que la energ?a demanda y que se relegan a?o con a?o. Hay que se?alar las feroces presiones de los gobernadores para apropiarse de los llamados excedentes petroleros. De tales recursos dependen sus ambiciones personales y el consiguiente manipuleo electoral. As?, el Ejecutivo se convierte en tierra de nadie, se truncan las inversiones en el propio sector e imposibilita una adecuada planeaci?n de la industria.
Antes de legislar sobre este fantasmag?rico mazacote hay que repensarlo todo desde sus bases mismas. Volver a plantear, por ?ntima sanidad, con datos verificables, el futuro de un sector, el m?s importante para la viabilidad de esta asediada Rep?blica. Reconocer que la deuda con que se ha lastrado a Pemex no es m?s que deuda gubernamental trasladada a esa empresa. De similar manera como a la CFE y a LFC se les sobrecarga la pol?tica de subsidios para la industria y los consumidores individuales para luego proclamar con alevos?a el d?ficit y aun la quiebra de ambas organizaciones que son muy rentables.
El proceso de enredos se inici? con las susodichas modernizaciones planteadas en el ileg?timo sexenio de Carlos Salinas y su proclamada apertura (cogeneraciones) del sector el?ctrico (Ley reglamentaria del 92). Siguieron los intentos de remate que pretendi? llevar a cabo el m?s entreguista de los presidentes neoliberales: Ernesto Zedillo. Sus fracasadas negociaciones, llevadas a mal t?rmino por su amanuense (Luis T?llez), afortunadamente para la naci?n, terminaron en un aquelarre entre pri?stas y sus manoteos por la caja electoral. Sin embargo, dejaron se?alada la ruta para que el vendedor de Coca-colas renovara la tendencia marcada por sus antecesores y patrones. Fox hizo cuanto ofrecimiento se le ocurri? ante propios y extra?os para que le entraran al estrat?gico sector de la energ?a para hacer negocios. Sus esfuerzos de remate concluyeron en los famosos contratos de servicios m?ltiples para permitir la injerencia trasnacional en el ramo gas?fero (Burgos), contratos que han resultado sumamente onerosos e inefectivos y que, sin embargo, se tratan de extender a la exploraci?n y otros campos adicionales con previsibles malos resultados.
La parte m?s trascendente de las contrahechuras de Fox, ese ranchero rencoroso, se concret? en el ramo el?ctrico, donde se dio cauce a una ruidosa privatizaci?n bajo distintas formas de cogeneraci?n. Con ello se posibilit? que hoy m?s de 30 por ciento de la electricidad que se consume en M?xico sea producida por empresas extranjeras, principalmente espa?olas. El resultado ha sido una energ?a m?s cara, enormes pasivos lastrados con altos intereses, intercambio indebido entre los titulares de las concesiones (dentro y fuera del ?mbito y control nacionales), venta ilegal del fluido y derivadas criminales como las inundaciones de Tabasco que permanecen en la m?s profunda de las opacidades. Este c?mulo de innobles tareas, impulsadas por Fox y concretadas por Calder?n, cuando era su secretario de Energ?a (apoyado por el interesado negociante de concesiones Mouri?o) desembocaron en sendas denuncias de la Auditor?a Superior de la Federaci?n (ASF), que fueron combatidas, ante la Suprema Corte de las impunidades declaradas, por la presidencia de los gerentes.
La ASF ha quedado por acuerdo de la Corte incapacitada para aclarar la pertinencia y legalidad de los contratos el?ctricos que apuntan, a juicio de los auditores, a serias irregularidades. Los negocios que se han incubado y que se desarrollan aqu? son enormes sin que se les pueda airear ante la sociedad y menos hincarle el diente de la justicia. Lo hasta aqu? explorado es una peque?a parte del diagn?stico pendiente. No al ma?oso que Calder?n se refiri? en d?as pasados ante sus correligionarios, sino al que todos deben contribuir para defender lo propio.

El Ej?rcito seguir? en las calles
Jorge Carrillo Olea.

El Ej?rcito seguir? en las calles, decreta Calder?n, y con ese decreto viola la Constituci?n, que dispone, art?culo 129: ?En tiempos de paz, ninguna autoridad militar podr? ejercer m?s funciones que las que tengan exacta conexi?n con la disciplina militar.? De la misma manera se viol? cuando en Tijuana la comandancia de la segunda regi?n militar quiso atribuirse funciones de Ministerio P?blico, y se ha violado siempre.
Para m? no es un problema que el Ej?rcito participe en estas acciones. En 1968 experiment? personalmente su presencia en las calles de Washington para reprimir brutalmente los motines que efectuaban negros en demanda de derechos civiles. Lo hemos visto tambi?n en pa?ses de alta civilidad, como Francia. El aut?ntico e insoslayable problema es que en M?xico, a diferencia de aquellos pa?ses, se hace violando la Constituci?n y leyes secundarias. Nuestros gobernantes no han querido, por temor a la cr?tica, adecuar las leyes a los tiempos, muy particularmente las leyes militares que datan de los a?os 30 y aqu?llas fueron inspiradas en las porfiristas. El Programa Sectorial 2007-2012, de la Secretar?a de la Defensa Nacional, no contempla nada al respecto.
Los ej?rcitos tienen la funci?n de coadyuvar al sostenimiento de las instituciones y, por tanto, del Estado, pero lo deben hacer en el marco de la legalidad y sufrir las sanciones en los casos en que se acrediten responsabilidades. Antes de su toma de posesi?n, el hoy Presidente confes? a quien iba a ser su secretaria de Gobernaci?n, que no sab?a nada del Ej?rcito.
Esto no es un pecado. Se convierte en un grave error u omisi?n pol?tica, actuar sin consultar a quien tiene la obligaci?n de saber, para eso existen los asesores y para eso es la funci?n del refrendo de leyes y decretos. De esta manera hoy estamos viendo el ?s?, se?or presidente? de otros tiempos.
Adecuar la legislaci?n castrense a la demanda de los tiempos es imperativo. No hacerlo coloca al militar y a la sociedad en una situaci?n de verdadera indefensi?n jur?dica que finalmente da?a al propio Ej?rcito y a la sociedad.
La situaci?n descrita mucho tiene que ver con el pasmoso n?mero de deserciones anuales. Es un problema a?ejo que ahora se ha hipertrofiado, porque cada d?a las leyes son m?s obsoletas y, por tanto, la discrecionalidad cada d?a es mayor, conduciendo a la m?s libre e impune arbitrariedad y abusos de autoridad.
La vida militar transcurre tras de cortinas. Nadie sabe su verdadero desarrollo y su impacto en la dignidad del individuo. T?mese de ejemplo lo siguiente: la ley previene que a un general no se le puede arrestar por m?s de 24 horas. Hace alg?n tiempo a un general, director del Hospital Central Militar, se le arrest? 15 d?as por mandar cortar unas ramas, dicha sanci?n corresponde exclusivamente a la tropa. El autollamado general Gallardo se equivoca en cuanto a su planteamiento del ombudsman militar, pero lamentablemente las violaciones a la dignidad y entereza del hombre se dan en todas partes todos los d?as, sin que haya recursos de apelaci?n.
En estos tiempos en que se presume el cambio est? la oportunidad para transparentar la vida militar y hacer las correcciones necesarias a leyes y procedimientos. De ello, adem?s de los militares, ser? beneficiaria la sociedad.
Lamentablemente la ruta por la que se ha enviado al pa?s es promotora de mayores conflictos: desempleo, pobreza, miseria en los servicios p?blicos ?esencialmente salud?, huelgas, inseguridad y violencia; e ineficiencia en otros: energ?a, correos, etc?tera. Esta situaci?n obliga al gobierno a echar mano de todos sus recursos para mantener la estabilidad, pena es tambi?n que se olvide del recurso de primera mano que es la persuasi?n, la comunicaci?n y el di?logo.
No, el gobierno transita con la mirada puesta en el cielo sin advertir lo escabroso que puede ser el camino. Gobierna a reacci?n, no a prevenci?n o evitaci?n de problemas, pero parece ser que as? le gusta al Presidente. Se sinti? valiente cuando declar?: ?me gusta gobernar en la adversidad?.
Publicado por solaripa69 @ 10:39
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios