Jueves, 07 de febrero de 2008
Detenido y torturado, orador de mitin contra el TLCAN
isa?n mandujano
* Se le pretend?a vincular con el EPR

Tuxtla Guti?rrez, Chis., 6 de febrero (apro).- El 31 de enero el maestro rural Felipe Hern?ndez Yuena fue el principal orador del mitin contra el Tratado de Libre Comercio de Am?rica del Norte (TLCAN), pero cinco d?as despu?s ya estaba en los separos del Ministerio de Justicia, donde se le vincul? al Ej?rcito Popular Revolucionario (EPR), y un d?a despu?s fue liberado ?bajo las reservas de la ley?.

Despu?s de ser torturado, a Hern?ndez Yuena se le abri? una averiguaci?n previa por los delitos de sedici?n, rebeli?n, mot?n, asonada e incitaci?n a la violencia, flamante il?cito del C?digo Penal chiapaneco y ?nico en el pa?s.

Pero gracias a la presi?n medi?tica y pol?tica, este mi?rcoles sus abogados de organismos no gubernamentales, familiares y amigos, lograron que el Ministerio de Justicia le concediera la libertad a Hern?ndez Yuena.

El maestro caminaba ayer al medio d?a por una de las calles del municipio de Venustiano Carranza, con Pavel, su peque?o hijo de seis a?os, cuando fue sorprendido por polic?as ministeriales que bajaron de tres patrullas.

Sin mostrar orden de aprehensi?n, fueron subidos a punta de golpes a una de las camionetas.

Un grupo de mujeres que presenci? la captura ped?a a gritos que liberaran al menor. Sin embargo, Felipe fue trasladado a esta capital y llevado a una casa de seguridad, donde fue apartado de su hijo.

Ah? le exigieron firmara unos documentos en blanco, pero como se neg? a hacerlo, empez? a recibir golpes en diversas partes del cuerpo.

Le preguntaron por qu? march?, quienes estaban detr?s de la movilizaci?n, qui?nes eran los l?deres y otras cuestiones relacionadas con la protesta del jueves pasado.

Luego fue llevado a los separos del Ministerio de Justicia, y ah? dos hombres corpulentos con acento no chiapaneco le empezaron a preguntar desde cu?ndo militaba en el EPR, cuestionamientos que rechaz?.

Le dijeron que se?alara a personas ligadas al EPR, que si sab?a d?nde estaban los l?deres del grupo armado, que si acaso ese grupo guerrillero estaba detr?s de la marcha. Que si no hablaba le podr?an llevar a su esposa y su hijo "para que recuperara la memoria".

Los familiares del maestro rural no tuvieron contacto con ?l hasta las ocho de la noche, cuando por fin recibieron de manos de una mujer polic?a al peque?o Pavel Santiago.

Apro pudo tener acceso a Pavel Santiago en los separos del Ministerio de Justicia ubicados en el s?tano de ese edificio, pero no se le permiti? tomarle fotos ni entrevistarlo. "Es s?lo para que veas", advirti? el fiscal de distrito metropolitano, Guillermo Penagos.

Penagos dijo que se abri? la averiguaci?n 051/CAJ4/2008, por los delitos de sedici?n y los que resulten.

En el expediente respectivo se pudo apreciar una fotograf?a de Felipe en el centro de la manifestaci?n, arengando a la multitud y repartiendo volantes en que se hac?a referencia a los agravios del TLCAN hacia los trabajadores del campo.

Hern?ndez Yuena es un maestro rural de matem?ticas, pero su labor docente y su afiliaci?n al Frente Magisterial Independiente Nacional (FMIN) lo han impulsado a asesorar en diferentes momentos a las organizaciones sociales de Venustiano Carranza, como el Comit? de Campesinos Pobres (CCP), Organizaci?n Campesina Emiliano Zapata (OCEZ) y Casa del Pueblo.

Los abogados Miguel ?ngel de los Santos, de la Red de Defensores Comunitarios de los Derechos Humanos, y Pedro Faro, de la Centro Fray Bartolom? de Las Casas, arribaron esta ma?ana a las oficinas del Ministerio de Justicia donde pidieron explicaciones sobre el caso y, luego de argumentar contra la ?criminalizaci?n? de la protesta social, lograron que Felipe fuera puesto en libertad esta misma tarde.


Si el Ej?rcito hace funciones policiacas debe estar bajo vigilancia civil: Arbour
?Recurrimos a las fuerzas armadas porque no nos queda de otra?, justifica el legislador panista Alejandro Gonz?lez Alcocer
La alta comisionada sostuvo encuentros con senadores y con ministros de la Corte
Tener cuidado, recomienda la funcionaria de la ONU
V?ctor Ballinas, Andrea Becerril y Jes?s Aranda
La alta comisionada de la Organizaci?n de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Louise Arbour, asever? ayer en una reuni?n con senadores que ?si el Ej?rcito Mexicano lleva a cabo funciones civiles o policiacas, debe estar bajo vigilancia de una autoridad civil?.
Por su parte, el presidente de la Comisi?n de Justicia de Xicot?ncatl, el panista Alejandro Gonz?lez Alcocer, se?al? a la funcionaria que ?no siempre los pa?ses pueden estar cumpliendo al ciento por ciento con los convenios internacionales?, debido a las condiciones y caracter?sticas propias de cada naci?n. ?Recurrimos a las fuerzas armadas (en la lucha contra el crimen organizado) porque no nos queda de otra; no es lo deseable, todo mundo lo sabe; el Ej?rcito Mexicano no est? hecho para pelear contra la delincuencia, pero por la descomposici?n de las fuerzas policiacas hemos tenido que recurrir a ?l?.
En su respuesta al senador blanquiazul, Arbour dijo: ?No voy a juzgar la sabidur?a de tener ese recurso o haber llegado a esta ayuda del Ej?rcito; creo que depende de todos nosotros reflejar las consecuencias de este tipo de actividades y para hablar de forma colectiva y fuertemente necesitamos iniciativas de seguridad bajo el estado de derecho. Los militares tienen sus operaciones, pr?cticas de protecci?n a veces no adecuadas para ciertas ?reas urbanas muy grandes donde los civiles se comportan de manera muy err?tica; hay muchas razones por las cuales yo creo que debemos tener mucho cuidado al utilizar este recurso?.
?Los derechos humanos no son adversarios de la seguridad?
Agreg?: ?Quiero enfatizar que rechazo totalmente cualquier sugerencia de que los derechos humanos son lo opuesto y un adversario a la seguridad. El derecho a la vida es fundamental; tambi?n a la libertad de la persona; la obligaci?n primordial de un Estado es proveer o dar seguridad y voy a ser clara, no solamente de sus ciudadanos sino de todos aquellos que est?n bajo su jurisdicci?n, autoridad o control?.
A su vez, la senadora del Partido Acci?n Nacional Adriana Gonz?lez Carrillo inquiri? a la alta comisionada sobre la no participaci?n de M?xico en las operaciones de mantenimiento de paz en todos sus niveles. Sobre ello, la funcionaria dijo: ?No tengo nada que decir porque no conozco, no s? cu?les son los antecedentes y c?mo se pens? en M?xico al respecto, pero les puedo asegurar que las Naciones Unidas necesitan desesperadamente contribuciones para sus tropas ?para mantener la paz?, no hay duda alguna?.
Por su parte, el senador del Partido de la Revoluci?n Democr?tica Pablo G?mez le manifest? que algunas organizaciones no gubernamentales consideran que en M?xico podr?a haber unos 500 ?presos pol?ticos?, aunque otras aseguran que son m?s. Tambi?n cuestion? el discurso del gobierno mexicano sobre migrantes porque, explic?, hay consenso para defender a los mexicanos que se encuentran indocumentados en Estados Unidos, pero no lo hay para defender a los centroamericanos que cruzan M?xico para llegar a ese pa?s.
M?xico, pa?s de origen y de destino para migrantes
En su respuesta al legislador perredista Albour expres?: ?Ustedes comprender?n que no estoy en posici?n para comentar sobre el tema de los prisioneros pol?ticos en M?xico, si los hay o no los hay. Este es un debate que tienen que llevar a cabo entre los mexicanos?.
En cuanto a los migrantes, la alta comisionada dijo que ?M?xico tiene experiencias cotidianas tanto como pa?s de origen como de tr?nsito, de destino. Y la contribuci?n que puede y yo digo que debe hacer es inyectar un componente de derechos humanos a las pol?ticas internacionales sobre migraci?n.
En su turno, la senadora del PRD Rosario Ibarra de Piedra dijo que en el pa?s contin?an las desapariciones forzadas de personas y se criminalizan la protesta y la rebeld?a sociales.
Sobre el particular, Louise Arbour apunt?: ?Contin?a esa pr?ctica de desaparici?n de personas; a la ONU no le interesa el volumen, ya que uno solo merece la movilizaci?n de la comunidad internacional? para su localizaci?n.
Ante los senadores, la alta comisionada refrend? su compromiso para impulsar la reforma que pretende elevar a rango constitucional los derechos humanos, y ofreci? la colaboraci?n de su oficina en M?xico para brindar orientaci?n y dar a conocer las experiencias de otros pa?ses, a fin de que se logre contar con la mejor legislaci?n en esta materia.
Reuni?n de la funcionaria con ministros de la SCJN
Por otra parte, durante una comida que le ofrecieron los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Naci?n (SCJN), la funcionaria canadiense se?al? que ?d?a con d?a? aumentan los casos relativos a la violaci?n de los derechos sociales que deben ser resueltos por la justicia.
En ese encuentro, Arbour estuvo acompa?ada por el representante permanente de la ONU en M?xico, Amerigo Incalcaterra. La funcionaria coment? que en el pasado se desempe?? como ministra de la Suprema Corte de Canad?, por lo que tuvo conocimiento del creciente n?mero de asuntos que tienen que ver con los derechos sociales, as? como la defensa y protecci?n de los derechos humanos.
Crece la deuda p?blica interna en 895 millones de pesos diarios
El valor de los papeles del d?bito gubernamental equivale a una cuarta parte del PIB, seg?n el BdeM
El saldo de los pasivos se increment? en 376 mil 230 millones en 14 meses del sexenio
Roberto Gonz?lez Amador
En un periodo en que el gobierno federal continu? recibiendo los beneficios de un creciente precio del petr?leo, la administraci?n del presidente Felipe Calder?n, que inici? en diciembre de 2006, ha elevado el saldo de la deuda p?blica interna a un ritmo de 895 millones de pesos diarios, incluidos fines de semana y feriados, de acuerdo con reportes oficiales.
El monto en circulaci?n de instrumentos de la deuda interna, emitidos tanto por el gobierno federal como los relacionados con el pago del rescate bancario de 1995, lleg? al cierre de enero pasado a un monto sin precedente de 2 billones 757 mil 414 millones de pesos. Se trata de una cantidad 16 por ciento superior a la reportada en noviembre de 2006, y que equivale a una cuarta parte del producto interno bruto (PIB), seg?n informaci?n del Banco de M?xico, citada en un reporte emitido esta semana por Acciones y Valores, la casa de bolsa del grupo financiero Banamex.
En los 14 meses que han transcurrido desde que empez? la actual administraci?n federal, el saldo de la deuda interna se ha incrementado en 376 mil 230 millones de pesos, monto que equivale a 3.7 puntos del PIB de un a?o, y a 44 por ciento de los ingresos petroleros ?sin contar los extraordinarios por el aumento de precio? que el gobierno federal espera captar en 2008 y que ascienden a 839 mil 300 millones de pesos.
La deuda interna est? representada por la emisi?n en el mercado financiero local de Certificados de la Tesorer?a de la Federaci?n (Cetes), Bonos de Desarrollo (Bondes), Bondes D, Udibonos (un instrumento con valor indexado a la inflaci?n), Bonos M, y los llamados Bonos de Protecci?n al Ahorro Bancario (BPAs), emitidos por el Instituto para la Protecci?n al Ahorro Bancario (IPAB) para financiar el costo del rescate financiero de 1995.
El sostenido incremento en el endeudamiento interno, que ha llevado este rengl?n de los pasivos del gobierno federal a un monto hist?rico, ocurri? en momentos en que las finanzas p?blicas se han seguido beneficiando de un precio del petr?leo superior al utilizado como referencia para elaborar el Presupuesto de Egresos de la Federaci?n. Un tercio de los recursos fiscales del gobierno tiene su origen en la renta petrolera.
En 2007, el primer ejercicio fiscal de la presente administraci?n federal, el gobierno obtuvo ingresos extraordinarios por el mayor precio del petr?leo del orden de 87 mil millones de pesos, aunque la cifra final ser? dada a conocer por la Secretar?a de Hacienda y Cr?dito P?blico la pr?xima semana.
Los datos ya oficiales indican que en los primeros nueve meses de 2007, el ingreso que obtuvo el gobierno federal por la exportaci?n de petr?leo crudo fue superior en 77 mil 561 millones de pesos a lo anticipado en el paquete econ?mico para ese a?o, de acuerdo con datos del Sistema de Informaci?n de Energ?a (SIE). Este resultado debe ser atribuido en su totalidad a un mayor precio de exportaci?n del energ?tico, dado que el volumen vendido al exterior ha sido menor al previsto en unos 110 mil barriles diarios.
Durante el mismo periodo de enero a septiembre pasados, el gasto corriente del gobierno federal aument? en 84 mil 437 millones de pesos, respecto del ejercido en igual lapso de 2006, cantidad que super? en 8.8 por ciento al ingreso extraordinario derivado del incremento en el precio del petr?leo de exportaci?n, de acuerdo con datos del SIE y de SHCP.
Los datos sobre el incremento en la deuda interna no consideran, por tratarse de una contabilidad separada, la deuda relacionada con los proyectos de infraestructura que el sector privado construye para la Comisi?n Federal de Electricidad y Petr?leos Mexicanos bajo el esquema llamado Proyectos de Infraestructura Productiva de Largo Plazo, antes llamados Proyectos de Inversi?n Diferidos en el Gasto (Pidiregas).
Al cierre de enero pasado, del saldo en circulaci?n de instrumentos de la deuda interna, 2 billones 50 mil 460 millones de pesos correspondieron a bonos emitidos directamente por el gobierno federal; 690 mil 613 millones de pesos a papeles a cargo del IPAB y el resto a bonos de regulaci?n monetaria del Banco de M?xico.
Carlos Montemayor
La democratizaci?n de Pemex
Por m?s que tratemos de evitarlo, por menos literario que procuremos hacer el an?lisis de nuestra vida social, el realismo m?gico se filtra por las grandes fisuras de los discursos de viejos y nuevos pol?ticos y por las cuarteaduras cada vez mayores de los desvencijados muros de nuestra econom?a nacional. La conversi?n del color negro en color blanco es sorprendente en M?xico: tan f?cil como convertir, en la gastronom?a popular, un gato en liebre o, en la m?sica popular, un gavil?n en paloma.
En efecto, hay que recibir con buen humor, con cierta imaginaci?n literaria, acaso como un homenaje involuntario a Gabriel Garc?a M?rquez, los acontecimientos de nuestros d?as. Porque ahora, al proceso de convertir los ingresos p?blicos en ganancias privadas y las deudas empresariales en deuda p?blica varios de nuestros pol?ticos lo quieren llamar ?democratizaci?n?, cosas del realismo m?gico que no hubiera imaginado nunca el viejo Arist?teles. Algunos de nuestros pol?ticos tienen la peregrina idea o la ocurrencia ex?tica de que todos los mexicanos padecemos la insuficiencia cerebral necesaria para confundir al lobo con el cordero y a Dios con el diablo.
Durante una ceremonia de homenaje a los atenienses ca?dos en la guerra, Pericles explic? que: ?? nuestro gobierno se llama democracia, porque la administraci?n de la rep?blica no pertenece ni est? en pocos sino en muchos?. En otro discurso, tambi?n registrado por Tuc?dides, Pericles agreg? otro rasgo: ?En cuanto a lo que al bien p?blico toca, pienso que es mucho mejor para los ciudadanos que toda la rep?blica est? en buen estado, que no que a cada cual en particular le vaya bien y que toda la ciudad se pierda. Porque si la patria es destruida, el que tiene bienes en particular tambi?n queda destruido con ella como los otros. Por el contrario, si a alguno le va mal privadamente, se salva cuando la patria en com?n est? pr?spera y bien afortunada.?
Arist?teles nos provee de otra aclaraci?n importante para matizar las cosas en aquellos tiempos. En un pasaje no siempre comentado de su Pol?tica (Libro IV, 1290b) propone lo siguiente: ?Debe decirse m?s bien que hay democracia cuando son los libres los que tienen la soberan?a y oligarqu?a cuando la tienen los ricos; pero da la coincidencia de que los primeros constituyen la mayor?a y los segundos son pocos, pues libres son muchos, pero ricos son pocos? El r?gimen es una democracia cuando los libres y pobres, siendo los m?s, ejercen la soberan?a, y una oligarqu?a cuando la ejercen los ricos y nobles, siendo pocos.?
Esta reducci?n a dos formas de gobierno se antoja m?s pr?ctica que los matices de la divisi?n tripartita, porque refleja dos condiciones categ?ricas: la movilidad social misma entre ricos y pobres en la alternancia del poder y las condiciones sociales que producen un mayor n?mero de pobres y un menor n?mero de ricos. Esto es, el registro de una ?m?s amplia? o ?m?s reducida? distribuci?n de la riqueza. En nuestro tiempo, cuando todo quiere explicarse por medio de an?lisis macroecon?micos, la prosperidad de los pocos o de las elites financieras se confunde con la riqueza de la Rep?blica; no es as?. La pobreza extrema de millones de habitantes no puede solucionarse con la riqueza de una elite.
La costumbre de emplear a fondo el realismo m?gico en el lenguaje de las pol?ticas econ?micas comenz? con el ex presidente Carlos Salinas de Gortari. Recientemente, en las p?ginas de La Jornada, Carlos Fern?ndez-Vega record? que el 2 de mayo de 1990, cuando se anunci? la reprivatizaci?n bancaria, Salinas la justific? diciendo que hab?a que ?democratizar el capital financiero?. Fern?ndez-Vega apunt? que, en los hechos, ?el n?mero de accionistas, en el mejor de los casos, no pas? de un par de centenas (0.0002 por ciento de la poblaci?n de entonces). Lo ?nico que s? se democratiz? fue el voluminoso costo del rescate bancario?. Uno de los resultados de esa democratizaci?n es que la banca ya no es mexicana.
Dif?cil creer que el ?poder del pueblo? equivale a la desmedida codicia de las elites. Decir que es un proceso de democratizaci?n que el lobo se coma los bienes de los corderos es una broma de mal gusto. No digo que debamos tomar las cosas siempre con seriedad. Pero tengamos, al menos, un poco de respeto con el buen humor. Hay l?mites incluso para las bromas: se requiere decencia, como las ?buenas familias? han argumentado siempre.
Convertir ingresos p?blicos en ganancias privadas de una elite no es democratizar Pemex, sino una capitulaci?n del Estado, una cancelaci?n de responsabilidades p?blicas, un retroceso nacional. ?Qu? m?s nos falta ver y vivir en M?xico? Estamos, como dir?a Garc?a M?rquez, ante la cr?nica o historia de un nuevo robo a la naci?n ya anunciado.
Suele decirse que el pol?tico es un hombre de acci?n y el escritor un hombre de imaginaci?n. Sin embargo, la mayor parte de la actividad del pol?tico tiende a imaginar una peculiar reconstrucci?n de la realidad que justifique las actividades de represi?n, reorganizaci?n, competencia o justicia social que se propone un grupo en el poder en un momento dado. De tal manera que el ejercicio pol?tico no es puramente la acci?n, tambi?n la ficci?n, y muchas veces con un sentido m?s peligroso que el literario. Es la ficci?n que da origen a la ?versi?n oficial de la realidad?.
No niego la importancia de la imaginaci?n, por supuesto. S?, pero ahora los pol?ticos mexicanos abusan y creen que pueden transformarse en ilusionistas. ?Lo permitir? el pa?s? ?Da M?xico para eso y m?s? Qu? ganas de imitar a nuestros vecinos distantes y pedir que ?Dios bendiga a los Estados Unidos Mexicanos?.
Publicado por solaripa69 @ 9:26
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios