Viernes, 08 de febrero de 2008
IFE: arreglo turbio
Editorial de ?La Jornada?

Tras meses de jaloneos, en los que se vulner? el decoro institucional, las fracciones partidistas de San L?zaro designaron a un nuevo presidente del Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) y a dos consejeros de recambio. El hecho, que a primera vista podr?a parecer un primer paso para remontar el descr?dito de ese organismo, en realidad lo ahonda, habida cuenta de la manera tan poco transparente ?es decir, turbia? en que se alcanz? el acuerdo correspondiente: en negociaciones nocturnas, a espaldas de la sociedad y sin tomar en cuenta las trayectorias de los candidatos.
Habr?a sido deseable, y hasta exigible, que el proceso de renovaci?n del instituto electoral y la selecci?n de sus nuevos funcionarios hubiese pasado por una discusi?n, de cara a la ciudadan?a, de los perfiles id?neos para los cargos a ocupar y de los lineamientos que deben regir a esa instituci?n en los pr?ximos a?os a fin de restituirle su credibilidad y su autoridad moral, demolidas por el mal desempe?o del Consejo General pasado durante las campa?as y las elecciones presidenciales de julio de 2006. En cambio, la selecci?n de los nuevos funcionarios electorales se caracteriz? por las exclusiones sin argumentaci?n, las postulaciones arbitrarias y los vetos inexplicados.
Debe recordarse que el Consejo General que oper? el IFE hasta el a?o pasado fue integrado en el marco de una componenda entre los partidos Acci?n Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI), de la que se excluy? al Partido de la Revoluci?n Democr?tica (PRD). Unos a?os m?s tarde, en las campa?as y en las elecciones presidenciales de 2006, el IFE toler? la descarada intromisi?n presidencial para favorecer a su candidato y perjudicar al opositor; consinti? la ilegal incursi?n propagand?stica de las c?pulas empresariales en contra del aspirante de la coalici?n Por el Bien de Todos, Andr?s Manuel L?pez Obrador; sesg? la difusi?n de los resultados de la jornada del 2 de julio; se neg? en redondo a esclarecer las fundadas sospechas en torno a tales resultados y a permitir un recuento de los sufragios y, para colmo, el entonces presidente del Consejo General, Luis Carlos Ugalde, se excedi? en sus facultades legales al proclamar a un vencedor de los comicios, con lo que dej? al descubierto su parcialidad y su supeditaci?n al Poder Ejecutivo.
De noviembre del a?o pasado a ayer se llev? a cabo una redici?n de la componenda, con la ?nica diferencia de que en esta ocasi?n se permiti? participar en ella a los legisladores perredistas y hasta se termin? por aceptar a la persona propuesta por ellos para la presidencia del IFE. Los excluidos, en esta ocasi?n, fueron los ciudadanos en su conjunto. Sin dar oportunidad al debate y a la exposici?n de programas por parte de los posibles, y sin recabar el sentir de la sociedad sobre las trayectorias que mejor podr?an garantizar el regreso de la independencia y la imparcialidad al organismo electoral, los partidos pol?ticos se dieron a s? mismos un arbitraje tan dudoso como el anterior.
En suma: si la designaci?n de los tres nuevos funcionarios electorales, incluido el consejero presidente, no se decidi? con base en las capacidades personales y en el debate p?blico, cabe sospechar que se haya fundado en el c?lculo de lealtades de los postulados a los postulantes, en intercambios de posiciones de poder por apoyos parlamentarios y en concesiones en materia de programa pol?tico. Es real e inevitable, por ello, el riesgo de que los funcionarios reci?n designados no se conduzcan con la imparcialidad necesaria y que act?en no con el prop?sito de cumplir la ley sino para pagar favores. M?s all? del organismo electoral, cabe preguntarse qu? habr? comprometido la bancada del sol azteca a cambio de que los diputados panistas y pri?stas aceptaran entregar la presidencia del organismo electoral a una persona propuesta por el PRD. M?s a?n, hay margen para dudar de que este ?nuevo IFE? sea capaz de remontar la sima de desprestigio a la que lo condujo el anterior Consejo General, encabezado por Luis Carlos Ugalde.
Los tres son la misma cosa: AMLO
Ciro P?rez
Yecapixtla, Mor., 7 de febrero. Andr?s Manuel L?pez Obrador expres? su desconfianza en Leonardo Vald?s Zurita, Benito Nacif y Marco Antonio Ba?os, quienes fueron designados sustitutos del presidente y dos integrantes del Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE), ya que, dijo, est?n vinculados con el PRI y el PAN.
?Ni los consejeros del IFE actuales ni los anteriores me dan confianza; todos tienen que ver con el PRI y con el PAN?, asever? el ex candidato presidencial, luego de se?alar que los consejeros electos este jueves ?son la misma cosa, no hay cambio?.
Jorge Camil
?Democracia? ?No, por favor...!
Cre? escuchar una descripci?n atrasada de los comicios mexicanos de 2006. Pero cuando puse atenci?n al televisor supe que quien hablaba era el comisionado de derechos humanos de Kenia. El hombre explicaba a la conductora de Democracy Now las causas del enorme conflicto electoral que ha destruido la gobernabilidad y ocasionado la muerte a m?s de mil personas (incluyendo la de un conocido maratonista internacional, ?que muri? alcanzado por una flecha envenenada!)
El comisionado coment? que durante todo el proceso electoral las encuestas favorecieron a Raila Odinga, l?der de la oposici?n, sobre el presidente Mwai Kibaki, que buscaba relegirse. Cuando comenzaron a fluir los resultados de la Comisi?n Electoral, a nadie sorprendi? que Odinga tuviese una ventaja de m?s de un mill?n de votos. De pronto, la Comisi?n Electoral suspendi? de improviso el flujo de resultados, y cuando sus funcionarios asomaron finalmente la cabeza reportaron sorprendentes avances de Kibaki, que reduc?an la enorme ventaja del l?der opositor a s?lo 50 mil votos. Despu?s, concluy? el comisionado, la autoridad electoral declar? en forma inesperada el triunfo del presidente Kibaki, quien tom? posesi?n apresuradamente en presencia de s?lo un pu?ado de parlamentarios. La guerra civil no se hizo esperar. Y as? comenz? la matanza ?tnica entre kikuyus (seguidores de Kibaki) y luos (coterr?neos de Odinga).
?Aqu? se disputa agresivamente la presidencia ?explic?, deshaci?ndose en disculpas el comisionado? porque el presidente tiene poder sobre vidas y haciendas. Es la fuente de toda riqueza: los ricos lo persiguen, para ser m?s ricos, y los pobres, para dejar de serlo. La mayor?a de los pol?ticos son ricos. Kibaki y Odinga son multimillonarios?.
D?as despu?s, complaciendo mi adicci?n a las noticias internacionales, escuch? en la radio el reporte del corresponsal de la BBC en Italia. Me interes?, por las fotos recientes de legisladores sexagenarios d?ndose bofetadas y forcejeando en el Parlamento como ni?os de escuela. ?Aqu? ?report? el corresponsal? en medio del caos pol?tico que prevalece, los pol?ticos son incapaces de fijar siquiera metas alcanzables para resolver los m?s sencillos problemas nacionales. Est?n dedicados exclusivamente al juego del transformismo, que consiste en moverse a la derecha o a la izquierda, en un esfuerzo por permanecer en el poder. Son incapaces de reciclar la basura, pero muy h?biles para reciclar sus carreras?.
Mientras escuchaba al corresponsal no pod?a dejar de sonre?r, pensando que el transformismo italiano equival?a al juego mexicano de la partidocracia. Record? tambi?n mi colaboraci?n de hace dos semanas en La Jornada, en la que advert? que nuestro pa?s se hab?a convertido en ?la rep?blica del cambalache?: un mundo sin propuestas pol?ticas, en el que ha desaparecido la ideolog?a, y se han desvanecido las diferencias entre izquierdas y derechas. ?Alguien puede negar que el cinismo pol?tico es hoy una epidemia universal?
En la mesa redonda de periodistas que organiza domingo a domingo la NBC con el nombre de Meet the Press, Peggy Noonan, galardonada columnista del Wall Street Journal, lamentaba el domingo pasado que la pol?tica estadunidense se hubiese convertido en un juego de dinast?as: los Kennedy, los Bush, y ahora los Clinton. Noonan, no siendo mexicana, desconoce por supuesto el tema de nuestra pareja presidencial, que extingui? la llama de la esperanza democr?tica, y pudo conducirnos a la ruina de haberse prorrogado seis a?os m?s. Ahora Estados Unidos se enfrenta a un problema similar, que ha tra?do a la superficie la ambici?n desmedida de Bill y Hillary (?Billary?, les llama el Washington Post), y los extremos a los que est?n dispuestos a llegar para volver a gobernar en pareja.
Bill gobern? ocho a?os y termin? su mandato, pese al desafuero iniciado por el affaire Lewinski, con uno de los mayores porcentajes de popularidad de los tiempos modernos. Pudo seguir como estadista respetado, impartiendo conferencias, publicando libros y ganando millones. Pero no: la ambici?n lo hizo regresar con la excusa de ?dirigir? la campa?a de Hillary, con quien comparti? el poder durante su mandato. (El 8/01/99 publiqu? en La Jornada un art?culo titulado ?Los Clinton?. En ?l conclu? que ?Bill era la figura p?blica que cautivaba al electorado femenino con su voz meliflua de caballero sure?o, mientras Hillary, fr?a y calculadora, desempe?aba tras bambalinas, y sin haber sido elegida, la delicada tarea de dise?ar la estrategia y escoger las prioridades nacionales?. Hoy se han revertido los papeles.)
Y Bill, antiguo basti?n del Partido Dem?crata, venerado como ?el primer presidente negro?, pone en peligro a su partido al dedicarse a la deleznable tarea de sabotear la campa?a de Barack Obama, el primer afroestadunidense con verdadera posibilidad de llegar a la Casa Blanca. Decepcionada de la pol?tica, la misma Peggy Noonan se pregunt? el a?o pasado: ??llegar? el d?a en que los votantes contemplen la pol?tica como un enorme r?o contaminado, que arrastra en su cauce llantas ponchadas y zapatos viejos??

Acusan a Zeferino Torreblanca de criminalizar la lucha social
Escucha alta comisionada de la ONU quejas en Guerrero
Rubicela Morelos Cruz (La Jornada Guerrero)
Chilpancingo, 7 de febrero. Una larga lista de denuncias presentaron hoy organizaciones sociales e ind?genas en el municipio de Huamuxtitl?n, en la zona de la Monta?a Alta, y en Chilpancingo, a la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Loiuse Arbour. La m?s insistente: que el gobernador perredista Zeferino Torreblanca Galindo ha ?criminalizado la lucha social?. Arbour les respondi? que en Guerrero, ?al igual que en otras partes, ha habido una larga historia de exclusi?n, de pobreza y de violaci?n de derechos humanos?.
Record? que el mi?rcoles pasado firm? un convenio con el gobierno federal para fortalecer en M?xico el trabajo de esa oficina de la Organizaci?n de Naciones Unidas, ?se tiene presencia desde el a?o 2002, pero no se hab?a trabajado a escala estatal?. Apunt? que el diagn?stico y plan de acci?n a seguir en el pa?s deber? incluir a Guerrero.
Se dijo ?impresionada? por el trabajo desarrollado por la sociedad civil y las organizaciones no gubernamentales. ?Al poner sobre la mesa sus puntos de vista tuve la oportunidad de entrevistarme con las ONG y saber lo que les preocupa?.
Javier Monroy, del Taller de Desarrollo Comunitario, denunci? que el gobierno estatal est? criminalizando la lucha social, y al mismo tiempo record? que contin?an las desapariciones en la entidad. ?Se han cerrado los canales de interlocuci?n entre la sociedad y el gobierno, que por cierto ha pasado de la cerraz?n a la represi?n, y finalmente a la criminalizaci?n de la lucha social; hay algunas acciones urgentes que nos interesa se?alarle, como es el caso de la asignaci?n de las plazas de maestros a los egresados de la Normal de Ayotzinapa?.
Durante la reuni?n, el ejidatario C?sar Sabino Palma denunci? que el gobierno estatal pretende arrebatarle 78 hect?reas de tierra en la zona exclusiva de Punta Diamante. ?Son el patrimonio familiar, que data de hace 100 a?os?.
Tambi?n el dirigente de la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG), Nicol?s Ch?vez Adame, pidi? la intervenci?n de la alta comisionada ante los gobiernos federal y estatal para que se desistan de las ?rdenes de aprehensi?n en contra de 28 j?venes que fueron detenidos el a?o pasado durante el desalojo ocurrido el 14 de noviembre en la caseta de cobro de La Venta, en el puerto de Acapulco.
Publicado por solaripa69 @ 9:33
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios