Jueves, 14 de febrero de 2008

Extremadamente crítica la situación en Oaxaca, advierten



Las garantías básicas son permanentemente violadas


Octavio Vélez Ascencio (Corresponsal)


Oaxaca, Oax., 13 de febrero. La situación de los derechos humanos en Oaxaca permanece “en un estado extremadamente crítico”, advirtió la Comisión Civil Internacional de Observación por los Derechos Humanos (CCIODH).


El portavoz del organismo, Iñaki García García, explicó al dar a conocer las conclusiones provisionales de su nueva visita a Oaxaca, que la marginación social, económica y política de las comunidades indígenas y campesinas, así como de buena parte de la población urbana oaxaqueña, “constituye un escenario propicio para una vulneración generalizada de los derechos humanos”, que incluye “una práctica generalizada de detenciones arbitrarias contra miembros de los movimientos sociales”.


En conferencia de prensa, Iñaki García expuso que durante cuatro días en la entidad, la CCIODH realizó más de 150 entrevistas a ex presos miembros de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), familiares, abogados y organizaciones, para dar seguimiento a su informe anterior, presentado a principios de 2007, así como nuevas denuncias sobre hechos acaecidos en el año reciente, en relación directa con las causas del conflicto.


Apuntó que muchos de los entrevistados coincidieron en afirmar que en Oaxaca prevalecen “conflictos sociales, comunitarios, poselectorales, etcétera”.


Según García García, “los alarmantes” índices de pobreza y marginación de la entidad contrastan con su enorme riqueza cultural y ecológica, de tal manera que “el problema de raíz se sitúa en una distribución de los recursos profundamente desigual y excluyente”.


Esta situación, añadió, “es histórica, pero en los tiempos recientes se ha reforzado por el avance de las políticas neoliberales puestas en marcha por los sucesivos gobiernos estatales y federales”, con la participación de “grupos económicos europeos y estadunidenses, cuyos intereses llevan a dinámicas de apropiación y despojo, que afectan negativamente a la población en su conjunto”.


Ante esto, recomendó a los gobiernos federal y estatal atender las causas profundas del conflicto político social en la entidad, desmontar por completo el modelo de represión contra las expresiones de disidencia y reparar los abusos cometidos.


 



Oaxaca duele



Francisco López Bárcenas


Oaxaca duele. Los tumores que le brotaron hace dos años y nadie quiso extirpar siguen emanando una podredumbre conforme van creciendo. Las heridas provocadas en las personas y los pueblos que soñaron y sueñan, porque piensan que libertad, igualdad y justicia no son simples abstracciones, siguen sangrando. La impotencia y la desesperación cunden entre la gente de abajo en medio del sufrimiento, mientras arriba las mafias políticas se reacomodan para mantener en el poder al gobernante en turno, lo mismo que para preparar su relevo.


Los síntomas del malestar que causa ese dolor son muchos y muy añejos. Unos son consecuencia de las luchas de los pueblos y organizaciones porque el gobernador se vaya, ya que lo consideran una condición indispensable para abrir caminos que ayuden a recomponer el tejido social, tan maltratado por la política abiertamente represiva de la actual administración del estado. En ese grupo sobresalen las injustas sujeciones a proceso de Flavio Sosa Villavicencio, David Venegas Reyes y todos los detenidos de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), que después de más de un año continúan privados de su libertad sin que se les pruebe delito alguno. A ello hay que unir el linchamiento de líderes sociales a quienes se pretende ligar a grupos armados como forma de criminalizar su lucha social y pacífica.


Pero no son todos. Sabedores de que en los municipios los pueblos pelean por el control de los poderes locales, quienes usurpan el poder en Oaxaca montaron verdaderos operativos policiacos que les permitieran impedir que por la vía electoral éstos se hicieran de los ayuntamientos en las pasadas elecciones. Como secuelas de esa lucha, al mediodía del 30 de enero fue secuestrado con violencia Rosalino Díaz Barrera, originario de San Blas Atempa, y al día siguiente apareció muerto con signos de tortura, golpes y lesiones graves. Ese mismo día fue desaparecido el indígena Lauro Juárez, originario de la comunidad de La Arena, Santa María Temaxcaltepec, después de participar en una movilización donde las comunidades exigían se respetara su derecho a elegir autoridades municipales por el sistema de usos y costumbres, reconocido en la legislación electoral del estado.


Otra fuente del sufrimiento que provoca Oaxaca y sus habitantes son los conflictos agrarios. La cantidad de disputas de este tipo en el estado sólo pueden entenderse si se pone atención en sus causas, que la mayoría de las veces son ajenas a las partes confrontadas y el gobierno utiliza como forma de control político. Si no fuera así no podría explicarse por qué esas disputas se polarizan en tiempos electorales, sobre todo en aquellas regiones donde el gobierno no las tiene todas consigo. Es el caso de las disputas entre Chalcatongo y Santo Domingo Ixcatlán, donde este último quemó, en plena fiesta navideña, 44 casas de sus adversarios; o el de Santa Catarina Yosonotú y Santa Lucía Monteverde, donde sus habitantes escucharon nuevamente el rugir de las armas en defensa de su territorio. Caso aparte es el de San Pedro Yosotatu, en la misma región mixteca, donde una torpe política gubernamental y la ambición de un pequeño grupo dividieron al pueblo, con un saldo de varios muertos, desaparecidos, detenidos y desplazados.


Por eso Oaxaca duele, con un dolor que se ensancha más al observar que el sufrimiento alcanza a víctimas inocentes, que ni la deben ni la temen, pero la indolencia gubernamental, por acción u omisión, no perdona. Así se ve en los casos que se conocen, aquellos donde los afectados han encontrado formas de hacerse visibles, que son los menos, porque la mayoría se pierden entre las montañas y barrancas donde las víctimas habitan. De todo esto y más podrá dar cuenta la Comisión Civil Internacional de Observación de los Derechos Humanos, que en esta semana visita el estado. Eso puede ayudar a superar la situación, sin duda alguna. Pero más importante es que los involucrados tomen conciencia de que las soluciones deben buscarlas ellos, por vías pacíficas y negociadas. Lo otro es caer en un juego que no tiene salida.


 


 


Caso Pochutla: prisión a preventivos
Juan C. Méndez / Tiempo


[06:53] SAN PEDRO POCHUTLA.- Este miércoles el Juez Mixto de San Pedro Pochutla dictó el auto de formal prisión a los cinco policías preventivos que fueran detenidos y acusados por el homicidio de dos jóvenes y el haber lesionado a tres más en este municipio de la costa oaxaqueña el pasado sábado dos de febrero.
Luego de que se les practicaran varias pruebas, entre ellas la de radiozonato, para determinar si habían disparado su arma de cargo y la cual diera positiva, el representante social decidió dictar el auto de formar prisión a los cinco elementos de la Policía Preventiva.



Como se recordará los policías preventivos que mantenían un operativo especial dispararon contra siete jóvenes que viajaban en un automóvil que no detuvo su marcha ante las indicaciones de alto; asesinaron a dos y lesionaron a tres. Tras los hechos, cinco uniformados fueron detenidos por sus mandos y puestos a disposición de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).



El subprocurador de Justicia, Víctor Alonso Altamirano, informó en aquella ocasión que a las 23:30 horas del sábado dos de febrero, sobre el libramiento vial a las afueras de esa ciudad, una patrulla de preventivos se emparejó a la marcha de la camioneta marca Chevrolet, modelo 2006, color azul metálico, con placas de circulación RU-54470 del estado, en donde viajaban los siete muchachos, que habían salido de la feria del poblado y se dirigían a la casa de uno de ellos.



Ninguno de los jóvenes se encontraba en estado de ebriedad y los sobrevivientes señalaron que por temor a la policía decidieron acelerar para darse a la fuga.
Los policías decidieron accionar sus fusiles de asalto AR-15 y Galil en contra del vehículo que se escapaba, matando a Marco Antonio López Jacinto, de 19 años, quien era estudiante del Colegio de Bachilleres de Huatulco, y José Luis Castillo Pérez, de 19 años, estudiante del Instituto Tecnológico del Valle de Oaxaca de la capital del estado.
Resultaron lesionados Tomás de Jesús Delgado Velásquez, de 18 años, estudiante del Instituto Tecnológico de Oaxaca (ITO) de esta ciudad; Gerardo Salinas Vizarratea, también de 18 años y alumno del ITO, así como Argeo Ricardez Gutiérrez, de la misma edad y estudiante de Pedagogía de la Universidad del Golfo en la capital, mientras que salieron ilesos los jóvenes Carlos Sánchez Aragón y Juan Luis Hernández Bohórquez, de 18.



MARCHAN POR LA PAZ.


 
Alrededor de mil 500 personas marcharon ayer por las principales calles de San Pedro Pochutla, para demandar par paz en la comunidad y para manifestarse en contra de la ola de violencia que durante las últimas semanas se ha incrementado en el lugar.
De acuerdo a los participantes, la también conocida como “La Marcha del Silencio” fue organizada por el sacerdote Juan Bracamontes Monjaraz, quien en esta ocasión estuvo acompañado por los párrocos de San Agustín Loxicha y Santa María Tonameca, quienes al termino de la caminata oficiaron un servicio religioso.
Vestidos de color blanco y portando globos del mismo color, los ciudadanos calificaron como “un daño a las familias pochutlecas, el atentado del dos de febrero”.
Asimismo, cuestionaron la serie de “levantones”, balaceras y atropellos que ha cometido la policía.


 
La marcha inició alrededor de las cinco de la tarde y partió del acceso principal a San Pedro Pochutla y finalizó en el atrio de la iglesia donde los tres sacerdotes oficiaron un servicio religioso.


 


 


Anulan contrato
Juan Carlos Zavala


[06:54] En lo que algunos regidores consideraron tardío, el regidor de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Tenencia de la Tierra, Guillermo José Zavaleta Rojas, presentó ayer en sesión de Cabildo el acta que determina quiénes son los representantes de la empresa Operadora de Estacionamientos y Parquímetros (OEPSA), así como la fecha en que fue constituida
Sin embargo, indicó que sólo se trata de la copia del acta constitutiva, misma que establece quiénes son las personas morales que constituyen la sociedad, por lo que habría que cotejarla con la original, “para estar seguros”.



El dictamen presentado por la Comisión Especial sobre el caso, encabezada por el regidor del Centro Histórico, Raúl Castellanos Baltasar, para que se nulificara la concesión a la empresa, fue aprobado por unanimidad por el grupo de colegiados, debido a que la empresa nunca acreditó su personalidad y requería de una reglamentación para la instalación de parquímetros, que no existía y que aún no existe, entre otros argumentos.



En el acta emitida por ‘Notarios Oliveros Lara’, con fecha del 17 de agosto de 2005, se hace constar el contrato de sociedad anónima mercantil de OEPSA por parte de la “Controladora de Empresas Prestadoras de Servicios Públicos” y “Compañía Inversora”, de las que Diego José Palafox Castillo y Gerardo Candano Conesa aparecen como representantes legales. Francisco Javier Reverter Gallego suscribe como representante legal de OEPSA, registrada en la Ciudad de México con un capital mínimo de 100 mil pesos.
Sin embargo, el regidor panista Zavaleta Rojas se pronunció no sólo a favor de nulificar la concesión sino porque la explotación de los parquímetros tampoco quedará en manos del Ayuntamiento; es decir, retirar definitivamente el uso de estos aparatos.


Llama AMLO a la resistencia contra privatización de Pemex
Iván Castellanos / Tiempo de Oaxaca


[06:53] El  Presidente Legítimo de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció en esta entidad que iniciará, con apoyo de sus seguidores, una jornada de protestas en defensa del petróleo, al considerar que el gobierno de la República, encabezado por Felipe Calderón, pretende poner a la venta la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex).
Advirtió que desde la administración de Vicente Fox los excedentes por la venta del hidrocarburo se han utilizado para beneficiar a un grupo, y en la actualidad se sigue la misma línea; anunció que realizarán toda clase de protestas como cierre de carreteras y toma de edificios públicos, para evitar “que el patrimonio nacional quede en manos de particulares”.



Dijo que el 24 de febrero habrá una protesta frente a la torre de Pemex, en la capital del país, para dar a conocer el plan de acción de resistencia civil pacífica, en caso de que el gobierno Federal pretenda entregar el petróleo a intereses extranjeros.



López Obrador dijo que buscarán evitar que se reformen las leyes para llevar a cabo esta acción; la vía será la protesta civil, pero también con el apoyo de los legisladores que asuman su responsabilidad de garantizar la transparencia del uso de los excedentes del petróleo y para proteger el patrimonio nacional.
“El movimiento ciudadano debe respaldar a los legisladores, es necesaria la promoción para lograr los objetivos, para que no se engañe al pueblo y no hacer ricos sólo a algunas personas”, detalló el perredista.
Acusó que el ex presidente Vicente Fox utilizó discrecionalmente los recursos de los excedentes del petróleo, cuyo monto llegó a los 335 mil millones de dólares “en toda la historia nunca un presidente habían manejado tanto dinero y la mayor parte se fue por el caño de la corrupción”.
Explicó que se utilizó para el pago de elevados sueldos y hacer más onerosa la alta burocracia,
Detalló que la misma situación se vive con la administración de Felipe Calderón, quien emplea alrededor de 10 mil millones de dólares por año por concepto de excedentes del petróleo.


 


Publicado por solaripa69 @ 10:10
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios