Viernes, 15 de febrero de 2008

Editorial de “La Jornada”:

 

Calderón en EU: torpe despedida

En la conferencia de prensa que ofreció ayer en Los Ángeles como remate de su gira por Estados Unidos, el titular del Ejecutivo federal, Felipe Calderón Hinojosa, incursionó en la política del país anfitrión y comprometió gravemente, de paso, la posición del nuestro: “El gobierno mexicano –dijo– está decidido a iniciar una nueva etapa en la relación con Estados Unidos a partir de la integración de las nuevas autoridades estadunidenses, tanto en la presidencia como en el Congreso [...] Una nueva etapa más constructiva, más positiva, de mayor corresponsabilidad en nuestros problemas comunes [...] Eso no quiere decir que hayamos tenido una relación mala o inadecuada con el presidente Bush [...] Pero la renovación del gobierno en Estados Unidos –abundó– representa una oportunidad singular para mejorar nuestras relaciones”.

De golpe, el gobernante mexicano clausuró toda posibilidad de mejoría con el actual ocupante de la Casa Blanca, un presidente que sin duda ha sido nefasto para su país y para el resto del mundo –México incluido, por supuesto–, pero al cual le quedan todavía más de 10 meses en el cargo. Al expresarse de esa forma, el propio Calderón restó importancia a los problemas bilaterales en la agenda del gobierno saliente y minimizó, con ello, las posibilidades de avanzar en su solución durante, cuando menos, un año.

Al agravio gratuito e innecesario a la actual administración estadunidense ha de sumarse la ligereza con que Calderón festejó la salida de la contienda en las elecciones primarias de “las voces más radicales y menos ponderadas sobre temas sensibles, como el migratorio”, en aparente referencia a los precandidatos republicanos eliminados, sin considerar que en el bando demócrata también han quedado al margen de la carrera presidencial las posturas más proclives a resolver de una manera digna y decorosa el drama de los trabajadores mexicanos en el país vecino. Tampoco tomó en cuenta, a lo que puede verse, que quienes quedaron fuera de la competencia representan a corrientes políticas que siguen actuando, a pesar de todo, y con las cuales deberán negociar quienes consigan las postulaciones presidenciales en los dos partidos.

Por añadidura, en la circunstancia presente resulta temerario pronosticar quién quedará al frente de la Casa Blanca a partir de enero del año entrante, así como dar por hecho que el sucesor o sucesora de George W. Bush asumirá, ante las inadmisibles y lacerantes condiciones que enfrentan los migrantes mexicanos, actitudes más humanas y de mayor sentido común que las exhibidas por el todavía presidente. Ni Barack Obama o Hillary Rodham Clinton, en el Partido Demócrata, ni John McCain, en el Republicano, son garantía de sensibilidad, realismo y espíritu constructivo en temas migratorios, y darlo por hecho supone un grave desconocimiento del funcionamiento político de Estados Unidos.

No sería esa la única pifia de Calderón. Fue poco elegante, e incluso hostil, su referencia al déficit público del estado de California: “aquí [...] y en Estados Unidos, no se diga ya, no les alcanzan los pizarrones para poner tantos ceros en su déficit; nosotros lo estamos haciendo con un déficit cero [...] Al contrario de dejar endeudados a los demás, estamos reduciendo la deuda pública”.

México requiere de firmeza en la defensa de los derechos de sus ciudadanos en el extranjero, no de expresiones destempladas y poco pertinentes. Se necesita enfrentar el problema de los migrantes en el ámbito bilateral, no mediante especulaciones y hasta intromisiones en la política estadunidense. Las palabras de Calderón en Los Ángeles fueron el cierre deplorable de una gira sin sentido, claridad ni propósito, y una confirmación de la debilidad y carencia que padece el actual gobierno federal en materia de diplomacia y política exterior.

 

 

 

La reforma energética, en marzo, pronostica Kessel

Incluiría alianzas con extranjeros para exploración

Firmas petroleras estadunidenses comenzarían a extraer crudo de aguas profundas en 2010, dice la titular de Energía

De la Redacción

La secretaria de Energía, Georgina Kessel, informó que al final de marzo el Ejecutivo tendrá lista una propuesta de reforma energética para que sea presentada al Congreso y pueda ser analizada en el actual periodo de sesiones.

Entre los temas que se busca consensuar destaca la posibilidad de que Petróleos Mexicanos (Pemex) pueda efectuar asociaciones o alianzas con petroleras internacionales para la exploración y explotación de yacimientos en aguas profundas.

La funcionaria manifestó la posibilidad de que firmas estadunidenses comiencen a extraer crudo en 2010, de yacimientos ubicados cerca de la frontera marítima de México.

Advirtió: “En dos años se puede dar el efecto popote y podemos estar perdiendo presión en nuestros yacimientos, lo que haría que la tasa de recuperación del crudo que está en nuestro lado se venga para abajo. Estaríamos perdiendo riqueza”.

Kessel Martínez indicó que una reforma en el sector petrolero no necesariamente tocaría la Constitución, que prohíbe la inversión privada directa en el crudo y gas natural, pero destacó que modificar el marco legal sería una forma de clarificar lo que Pemex tiene permitido hacer.

Mencionó que se está trabajando para que la iniciativa llegue ya planchada. Sin embargo, aclaró que los tiempos van a depender de los consensos a los que se está llegando. “Yo espero –dijo– que sí vaya a haber una reforma energética en este mismo año. Estamos trabajando en ello.”

La titular de Energía agregó: “Estamos buscando que Pemex pueda tener la flexibilidad para poderse asociar como lo hacen todas las empresas del mundo para poder incurrir en exploración y producción en áreas que son de alta dificultad, como en el caso de las aguas profundas”.

Actualmente, los legisladores de PAN y PRI buscan tener un proyecto de reforma energética para presentarla a debate antes de que concluya el actual periodo de sesiones en el Congreso de la Unión, el 30 de abril.

“Ojalá que podamos llegar a los consensos para que fuera en este periodo de sesiones”. Kessel afirmó que ante la declinación de Cantarell, el principal yacimiento de México, que ha reducido su producción en un ritmo de 12 por ciento anual, se requiere aumentar la capacidad de ejecución de Pemex.

La funcionaria manifestó en entrevista televisiva que un pozo petrolero en aguas profundas cuesta actualmente 150 millones de dólares, y México necesita por lo menos 2 mil pozos nuevos para mantener el ritmo de producción que se requiere. “Necesitamos multiplicar por 10 la capacidad de ejecución de Pemex en exploración y producción”.

No nos cruzaremos de brazos ahora que ya soltaron la sopa: AMLO

Reconocieron que van a privatizar Pemex, advierte

Andrea Becerril (Enviada)

Pilcaya, Gro., 14 de febrero. Andrés Manuel López Obrador advirtió que no se quedará con los brazos cruzados frente a la pretensión de privatizar Petróleos Mexicanos (Pemex), tema que ayer reconoció la secretaria de Energía, Georgina Kessel, quien “ya soltó la sopa” en un noticiero de televisión.

Desde este pobre municipio del norte de Guerrero, preguntó: “¿Qué van decir los conductores de radio y televisión y todos los políticos y funcionarios que han estado vociferando que no tenía razón, que mentía, que no había un proyecto privatizador de Pemex, ahora que la funcionaria del gobierno usurpador lo ha reconocido?”

Recalcó que a partir de la denuncia que formuló el lunes pasado sobre un acuerdo cupular entre PRI y PAN, que ya discuten con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) para legislar y permitir la apertura energética, la mayoría de los medios informativos se le fueron encima y se incrementó la campaña en su contra, pero ayer la propia “funcionaria del gobierno usurpador” le dio la razón.

En su recorrido por seis municipios de Guerrero, el político tabasqueño refrendó el llamado a los guerrerenses a asistir a la movilización del próximo día 24, frente a la torre de Pemex, en la ciudad de México, ya que ahí se definirá el programa de resistencia civil en defensa de la riqueza energética del país.

Refutó los argumentos que horas antes esgrimió la secretaria de Energía para justificar la apertura de Petróleos Mexicanos al capital trasnacional, y sacó a relucir una frase de Lázaro Cárdenas del Río: “El general Cárdenas decía muy bien: gobierno o individuo que entregue los recursos nacionales a los extranjeros es un traidor a la patria”.

Hizo notar que aunque Kessel empleó los mismos eufemismos para ocultar la verdad y aludió a la “modernización de Pemex”, en sus propias palabras reconoció que la decisión es privatizar, toda vez que dijo con toda claridad –en el noticiero de Televisa que conduce Carlos Loret de Mola– que pretenden que Pemex se asocie con empresas extranjeras para explorar en aguas profundas y repartirse al 50 por ciento los hidrocarburos localizados.

Tanto en Pilcaya como en Tetipac, Ixcateopan, Taxco, Buenavista de Cuéllar e Iguala, López Obrador fue recibido como “el presidente legítimo”. Así se lo expresaron en mantas, cartelones y en los discursos de bienvenida en los mítines en cada uno de esos seis municipios.

Arropado en las muestras de apoyo de sus simpatizantes guerrerenses, López Obrador siguió con el tema petrolero. Dijo que Kessel miente al asegurar que es necesario que corporaciones extranjeras participen en la exploración en aguas profundas, porque no se cuenta con la tecnología necesaria.

“Ese mismo argumento lo utilizaron las empresas extranjeras en 1938, cuando el presidente Cárdenas expropió el petróleo. Nos amenazaron, nos dijeron que no íbamos salir adelante sin su tecnología, pero los técnicos mexicanos demostraron que sí era posible.”

La tecnología puede comprarse sin la obligación de darles 50 por ciento de los yacimientos que encuentren, precisó. Hizo notar luego que Kessel reconoció también que “el gobierno usurpador” ha sostenido reuniones con legisladores del PRI y con gente del sector empresarial, y que están cabildeando la iniciativa que pretenden aprobar para la apertura de Pemex al capital privado.

“Sólo que nosotros no lo vamos a permitir, nos hemos venido preparando desde antes para que no nos agarren por sorpresa, porque lo que más ambicionan los patrones del pelele de Calderón es el petróleo”. Llamó por ello a la movilización y encontró casi siempre la misma respuesta: “¡Ahí estaremos!”

La tumba de Cuauhtémoc

Fue una jornada de casi 14 horas por caminos sinuosos, rurales, en buena parte del norte de Guerrero. En Ixcateopan, López Obrador, acompañado por el presidente municipal, Ulises Cabrera, visitó la tumba con los restos del último emperador azteca, Cuauhtémoc.

Colocó una ofrenda floral sobre el féretro de cristal y admiró la escultura enorme del tlatoani, que luce sobre lo que fuera el altar de la iglesia, antes de que se descubrieran los restos de quien luchó contra los conquistadores españoles. Resaltó a los pobladores que “ustedes son herederos de una cultura milenaria”, que deben preservar.

 

 

Desafortunado, el anuncio de Kessel, dicen diputados

Roberto Garduño y Enrique Méndez

El anuncio de la secretaria de Energía, Georgina Kessel, de la existencia de un proyecto de reforma energética que habrá de concluirse a finales de marzo próximo, motivó rechazo en la Cámara de Diputados, donde las fracciones parlamentarias de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Revolucionario Institucional (PRI) y Convergencia consideraron desafortunada la postura de la funcionaria federal y confirmaron que no se privatizará la industria petrolera.

La denuncia de Andrés Manuel López Obrador en torno a la existencia de un plan privatizador acordado por PAN y PRI con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) fue confirmada por Emilio Ulloa Pérez, presidente de la Comisión de Cultura e integrante de la fracción perredista en San Lázaro.

“A pesar de la negativa de panistas, priístas, gobierno federal y empresarios, sí se concretó un acuerdo de palabra hace tres semanas, donde el PRIAN dio su palabra a los empresarios sobre la enorme posibilidad de aprobar la reforma energética, por la cual se privatizarían áreas estratégicas del país que afectan la soberanía nacional. Tal situación es muy delicada, porque el gobierno de Felipe Calderón sabe que 70 por ciento de los mexicanos están en contra de que participe la iniciativa privada en la explotación de los hidrocarburos.”

Por su parte, el priísta Jericó Abramo Masso señaló: “Sí a la modernización, pero no a la privatización; no es posible que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público absorba 70 por ciento de los ingresos totales de la paraestatal; es inaudito que México gaste entre 7 y 8 dólares para extraer un barril de petróleo, éste se venda en 80 dólares y nuestra principal empresa se encuentre en chatarra”.

Abramo Masso estableció que el PRI revisará a conciencia la iniciativa que presenten Acción Nacional y el gobierno de Felipe Calderón, “pero de ninguna manera daremos un cheque en blanco y no estaremos nunca por una propuesta privatizadora por parte del PAN”.

En tanto, José Manuel del Río Virgen, de Convergencia, la emprendió contra Georgina Kessel, porque “el ofrecimiento de Felipe Calderón redundó en que primero se realizará un diagnóstico a profundidad de la situación que prevalece en el sector energético, hecho que aún no se ha llevado a cabo; entonces, si los legisladores y la sociedad en general no tenemos información, ¿cómo podemos analizar una iniciativa de reforma? Debe realizar primero el diagnóstico y luego presentar la propuesta de reforma, de lo contrario, se presentará la iniciativa endeble e incompleta”.

Javier González Garza, coordinador del grupo parlamentario del PRD, reiteró que ante el intento gubernamental por dar un albazo legislativo al presentar una iniciativa de reforma energética, su partido emprenderá una campaña de gran dimensión contra la idea de la participación privada en la industria petrolera.

Emilio Gamboa, líder de la bancada priísta, también insistió en desconocer la existencia de un proyecto de dictamen de reforma legal en materia energética y dijo que, una vez en sus manos, lo debatirá ampliamente con su bancada.

Al comentar en torno a la presencia de Cuauhtémoc Cárdenas en la Cámara de Diputados, Gamboa Patrón opinó: “Hay que ver a qué viene; hay que escucharlo, no hay que anticiparnos”.

Mineros de Cananea obtienen amparo que reconoce su huelga

Patricia Muñoz, Alfredo Méndez y Ulises Gutiérrez (Reporteros y corresponsal)

El sindicato minero que encabeza Napoleón Gómez Urrutia ganó ayer un importante round jurídico a Grupo México, ya que el juez sexto de Distrito en Materia Laboral, Máximo Torres, otorgó un amparo definitivo a los huelguistas de Cananea, por lo que se declara legal su paro y “se da marcha atrás a la declaración de inexistencia de la huelga”, según informó el gremio.

No obstante, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) sostuvo que esta resolución judicial “sólo es para que el efecto de que sea la propia Junta Federal de Conciliación y Arbitraje la que emita una nueva resolución sobre la citada huelga”.

La dependencia y Mexicana de Cananea señalaron que se impugnará ante un Tribunal Colegiado de Circuito en Materia del Trabajo la determinación judicial que concedió el amparo al sindicato minero, e incluso el consorcio anunció que continuará operando y no suspenderá sus actividades productivas.

En la otra esquina el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, planteó que como la huelga está legalmente reconocida es necesario que salgan de inmediato las fuerzas públicas que están apostadas en esa mina.

La declaratoria de inexistencia sigue vigente: STPS

A su vez, el Consejo de la Judicatura Federal informó que el juez Máximo Torres argumentó en su fallo que quedó demostrado que la huelga estalló en tiempo y forma como lo señalaba el emplazamiento. Esto es, porque el argumento de la empresa era que los trabajadores no habían cumplido con el requisito de colocar las banderas de huelga a la hora programada y además no se encontraban en el centro de trabajo todos los sindicalizados.

En sendos comunicados, la STPS y Mexicana de Cananea coincidieron en plantear que el amparo concedido al sindicato no se pronuncia sobre la existencia o legalidad de la huelga; que se interpondrá un recurso de revisión; que se mantendrá la presencia de las fuerzas del orden, y que los trabajadores que así lo deseen podrán regresar a laborar “con normalidad” en esa mina.

Según argumentó la dependencia que dirige Javier Lozano Alarcón, la declaratoria de inexistencia emitida por la junta sigue vigente y en las mismas condiciones, por lo que la empresa no podrá rescindir los contratos a los mineros que continúen en huelga, y a la vez podrá operar con los trabajadores no huelguistas que quieran trabajar.

La firma Mexicana de Cananea explicó que incluso prevé elevar su capacidad de producción, y reiteró su llamado a los trabajadores a laborar y “a recibir su salario y prestaciones para el bien de sus familias”.

En tanto, en Hermosillo, Sonora, Sergio Tolado, secretario de la sección 65 de Cananea, dijo que la resolución es un triunfo para la organización, y añadió que los trabajadores exigen a Grupo México que “se siente a negociar las demandas de higiene y seguridad que fueron planteadas desde el inicio de la huelga, y que es falso que se esté pidiendo otra cosa que no sea eso”.

 


Publicado por solaripa69 @ 17:17
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios