Viernes, 29 de febrero de 2008

Pérdida de $3,700 millones en fondos de pensión, revela Consar

Reducen Afore su rendimiento anual; en enero fue de 8.71%, cuando en septiembre era de 17%

A partir del 15 de marzo cobrarán sólo comisión por saldo, anuncia la comisión

Juan Antonio Zúñiga y Roberto González Amador

El ajuste en las bolsas de valores de México y otros países en enero pasado provocó una pérdida de 3 mil 700 millones de pesos en el valor de los fondos de pensión de los trabajadores mexicanos, que se encuentran invertidos en esas plazas por las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore), indicó información oficial.

La mayor parte de la pérdida ocurrida ese mes en los fondos de retiro de los trabajadores mexicanos, 2 mil 900 millones de pesos, fue causada por las operaciones que las Afore realizan en plazas bursátiles fuera de México, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), organismo regulador del sistema.

Los fondos de pensión de los trabajadores del sector privado mexicano son invertidos por las Afore tanto en instrumentos de renta fija en el mercado nacional, como en índices de mercados bursátiles del país y el extranjero, cuyo precio depende de los vaivenes del mercado.

El ajuste ocurrido en las plazas bursátiles en los últimos tres meses, derivado de una crisis en el sistema financiero de Estados Unidos por el aumento de la morosidad en el mercado hipotecario, ha contribuido a la reducción del rendimiento de los recursos de los trabajadores mexicanos que son gestionados por las Afore, según los datos de la Consar.

De acuerdo con el organismo, en enero de 2008 el rendimiento bruto anual de las Afore fue en promedio de 8.71 por ciento, cuando en enero de 2007 era de 14 por ciento y en septiembre de 2007 de 17 por ciento, en todos los casos en términos anuales.

Por otra parte, Moisés Schwartz Rosenthal, presidente de la Consar, reconoció que “la volatilidad que se ha presentado desde mediados del año pasado en los mercados bursátiles, ha tenido repercusiones en el rendimiento de corto plazo de las sociedades de inversión especializadas en fondos para el retiro” (Siefore).

Schwartz, quien participó en el seminario Afores hoy, organizado por Extensión Universitaria del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), especificó que las inversiones en los mercados de capital (acciones) sólo se permiten en índices bursátiles, para proteger las inversiones que realizan las Siefore con recursos de los trabajadores.

Apuntó que a partir del 15 de marzo, las Afore sólo podrán cobrar comisión sobre el saldo de cada cuenta, por lo que se transparentará el cargo que aplica cada administradora y los titulares estarán en mejor posición para decidir si permanecen en ella o cambian a otra que les proporcione rendimientos más elevados para su ahorro de pensión.

En el sistema, explicó, hay 38.5 millones de cuentas, de las cuales 55.3 por ciento están debidamente registradas; 17.2 millones han sido “asignadas” porque el trabajador no eligió Afore e incluso desconoce en cuántas se encuentra inscrito. Esas cuentas “no reciben ningún servicio” de las Afore, que hacen poco por registrar a los trabajadores por los gastos que tendrían que realizar para su localización.

Expuso el caso de la recién desaparecida Afore de la Gente, donde de 94 mil cuentas, sólo 800 estaban registradas, tenían la firma del titular, y el resto, es decir, 99.1 por ciento le habían sido asignadas. Esta administradora estableció un plan de negocios para vivir de la asignación de cuentas por parte de la Consar, “y eso explica el crecimiento de Afore en los últimos dos años”, expuso.

 

Rayuela

Qué cómodo. Las Afore jinetean el dinero de los trabajadores, lo arriesgan en la ruleta bursátil, lo pierden... y encima cobran comisiones por su eficiente manejo.

 

 

 

Puerto gratis a Repsol para que venda gas licuado a CFE

El año pasado, la empresa española signó el contrato que la favorecerá durante 15 años

Se compromete un presupuesto de 16 mil millones de dólares, dice el “gobierno legítimo”

Transportará el energético desde la costa desértica de Perú hasta Manzanillo, Colima

Enrique Méndez y Ciro Pérez

La Comisión Federal de Electricidad (CFE), Petróleos Mexicanos (Pemex), la Secretaría de Energía (SE) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE) firmaron en septiembre del año pasado un contrato para suministro de gas natural licuado con la trasnacional española Repsol, durante 15 años, y que de acuerdo con estimaciones del “gobierno legítimo” comprometen un presupuesto de 16 mil millones de dólares.

En los documentos que Andrés Manuel López Obrador entregó el domingo pasado a diputados que integran el Frente Amplio Progresista (FAP) se informa que Repsol suministrará el gas desde instalaciones ubicadas en la costa desértica central de Perú, en la región de Camisea, y que con esta operación esa compañía concentrará la mayor parte del mercado de distribución de gas LP.

Además, denunció, se le construirá un puerto sin costo para desembarcar el gas traído de Perú, y se le entregarán las instalaciones de suministro de electricidad, como ha ocurrido con otros licitantes.

El contrato se firmó el 6 de septiembre de 2007, por un “servicio de recepción, almacenamiento y regasificación de gas natural licuado y suministro de gas natural a la CFE para la zona de Manzanillo, Colima”, a un precio de 0.0300 centavos de dólar por litro de gas, y luego de que otras compañías trasnacionales abandonaron el proceso de licitación.

Se trata de la licitación pública internacional 18164067-009-006 (LI-509-06), en la que fungieron como testigos el analista David Shields Campbell, quien es defensor de la privatización de Petróleos Mexicanos, por parte de la Fundación Heberto Castillo, y Gonzalo Martínez Corbalá, como “testigo social” designado por la Secretaría de la Función Pública (SFP).

De acuerdo con los documentos oficiales de la CFE, la apertura de propuestas se realizó el 4 de septiembre de 2007, ante el notario público 103, Armando Gálvez Pérez Aragón, y se determinó que la única postulante era la española Repsol, luego de que ese mismo día las empresas Tokio Gas Col, Ltd, Marubeni México SA de CV, Mitsui & Co. Ltd y Sumimoto Corporation “presentaron carta excusa”.

Ante ello, la proposición de Repsol se aceptó “para su análisis detallado” y se convocó para una nueva sesión donde se daría a conocer el nombre del ganador de la licitación.

El acta de presentación y apertura de proposiciones fue firmada por los representantes de la CFE, Yuriria Mascott Pérez, gerente de Abastecimientos; Jesús Buentello Medina, subdirector de Energéticos y Seguridad; Alberto Ramos Elorduy, subdirector de Proyectos de Inversión Financiada; Juan Granados Zúñiga A., gerente de Proyectos de Productores Externos; el ingeniero Francisco de la Parra; Alfredo Granados Gallardo, jefe del Departamento de Concursos; Eduardo Buendía Domínguez, subgerente de Cogeneración y Abastecimiento, y Alicia Rodríguez Alvarez, representante de la Gerencia de Abastecimientos.

Por la Secretaría de Energía suscribieron el acta respectiva Julio Alberto Valle Pereña, subdirector de Formulación de Balances de la Subsecretaría de Planeación, y Reyna Velázquez Montes, directora de Promoción de Inversión.

Por Pemex lo hizo el superintendente de Ventas, René Ramírez Romero, y por la Comisión Reguladora de Energía Fernando Granados Fernández, director general de Gas Natural. También suscribieron el documento los representantes del Órgano Interno de Control en la CFE en la región Centro/Centro Oriente, así como los representantes legales de cada una de las empresas licitantes. En el caso de Repsol, la firma es de Antonio Carlos Díaz González.

Los mismos funcionarios y representantes firmaron el contrato a favor de Repsol, que se encuentra en el lugar 97 de las 500 mayores empresas trasnacionales del mundo por volumen de ingresos, estimado en 44 mil 857.5 millones de dólares, y en el lugar 13 del sector hidrocarburos.

El documento del “gobierno legítimo” asegura que el contrato se otorgó como parte de la corrupción que impera en el gobierno federal y con objeto de beneficiar a una trasnacional, cuando Pemex perfectamente pudo realizar la compra de gas natural del sitio de licuefacción y encargarse de su transporte. “Sin embargo, CFE prefirió dárselo a las petroleras extranjeras y le ocasionó un daño al país, porque las ganancias son para Repsol y no para Pemex; además, comprometió su presupuesto futuro hasta por 15 años”.

De acuerdo con el análisis, el capital social de Repsol está valuado en mil 220 millones 863 mil 463 euros, con datos a diciembre de 2004, y en él tienen participación, entre otros, BBVA Bancomer, el Chase Manhattan Bank, Brandes Investment y Petróleos Mexicanos, este último con 4.8 por ciento, a través de PMI.

En México, refirió, Repsol concentra siete permisos de distribución de gas natural, de un total de 21, a través de su subsidiaria Gas Natural, que adquirió cinco plantas generadoras de electricidad de ciclo combinado y un gasoducto propiedad de Electricité de France y Mitsubishi de México, en una operación valuada en mil 448 millones de dólares.

El análisis del “gobierno legítimo” afirma que el crecimiento del emporio de Repsol está basado en privatizaciones corruptas y oscuras en los países donde se ha establecido, y para el caso del contrato con CFE refiere que el gas lo obtendrá de Perú. “La española Repsol-Perú decidió la compra de las estaciones de servicio Mobil. Fuentes cercanas a la empresa indicaron que los ejecutivos comunicaron esta operación a las autoridades peruanas”, señala. Añade que en enero “comenzó las obras de construcción de una planta de licuefacción en la zona desértica de la costa central de Perú, desde donde se exportará el gas del yacimiento de Camisea a México”.

Esta operación tendrá un impacto negativo en Petroperú, una vez que Recosac, brazo comercial de Repsol en ese país, se fusionó con la refinería La Pampilla, que tiene la capacidad de absorber la demanda del negocio mayorista y de las estaciones de servicio Mobil. Con ello, Petroperú dejaría de ser el mayor productor de combustibles en el mercado local.

Mouriño debe aclarar si firmó contratos: AMLO

Calderón está en sociedad con el secretario, sostiene

Los acuerdos con el gobierno favorecieron intereses familiares, afirma

Insiste en luchar en defensa de Pemex

Roberto Garduño (Enviado)

Jala, Nay., 28 de febrero. El secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, tendrá que responder si firmó contratos con el gobierno para favorecer los intereses de su familia cuando se desempeñó como diputado federal y subsecretario de Energía, demandó Andrés Manuel López Obrador.

Al recorrer municipios de la sierra y el centro de la entidad, el “presidente legítimo” pidió a los ciudadanos no transigir ante el intento del gobierno de Felipe Calderón de entregar las riquezas naturales, propiedad de la nación, a los intereses del capital privado nacional y extranjero.

Acusó a Calderón Hinojosa de conformar sociedad con Mouriño. “¡Que no se apague la llama de la esperanza! Somos millones. Y a la indolencia y a la indiferencia no debemos otorgarle nada. Les pido que nos inconformemos, que luchemos; si no nos levantamos nos van a reclamar nuestros hijos por qué no actuamos cuando se estaban acabando el país”.

Al entrar en la segunda etapa de recorridos por todos los municipios del país –que pretende culminar a finales del año–, López Obrador emprendió una crítica contra los sectores gubernamental y empresarial, que ambicionan desmesuradamente, dijo, hacerse de la propiedad de las riquezas naturales.

Ante centenares de mujeres, hombres, jóvenes y niños congregados en cada uno de los mítines que realizó en seis poblaciones, reconoció que si no ha ocurrido un estallido social se debe a la madurez y conciencia del pueblo, a pesar de que “estos usurpadores quieren regresar el petróleo a los extranjeros; desean volver al porfiriato y que acabemos como esclavos en nuestra propia tierra”.

Después de remontar la sierra que lo condujo a Amatlán de Cañas, el tabasqueño llegó a Ahuacatlán, donde reclamó la escasez de resultados de la administración federal en beneficio de la mayoría. “Qué ha hecho el pelele Calderón en un año y dos meses. ¡No ha hecho nada bueno! Incrementó los precios de los artículos de primera necesidad, del maíz, de las tortillas, de la leche. ¿Qué otra cosa ha hecho? Aumentar los impuestos, y ahora quieren quedarse con el petróleo. Ya acabaron con el patrimonio nacional, entregaron los bancos, los ferrocarriles, la industria energética, Telmex”.

Con ironía, reclamó directamente al propietario de Televisa, Emilio Azcárraga Jean, el derecho de réplica ante las constantes críticas a su postura y su proyecto de modernización de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Estoy esperando la repuesta de Emilio Azcárraga a una carta que le envié. En el programa de Carlos Loret ya permitieron que se expresara el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, Francisco Labastida y Georgina Kessel. No es posible que Televisa le sirva a la derecha, y estoy seguro que me van a dar el derecho de réplica”.

La atención de las personas que acudieron a los mítines de López Obrador se centró en el tema de la probable privatización de ramas productivas de Pemex.

“Voy a seguir conduciendo este movimiento con firmeza y responsabilidad. Son momentos de definición. Si se salen con la suya estos vendepatrias vamos a sufrir mucho. ¡Que no entreguen el petróleo a manos privadas, porque es propiedad de la nación”.

Se refirió al titular de Gobernación e incluyó en el tema energético a Felipe Calderón y al director de la CFE, Alfredo Elías Ayub. “Estamos haciendo la denuncia de que Juan Camilo Mouriño con su jefe, el pelele, y el director de la CFE, están metidos en negocios. Que el secretario de Gobernación diga si firmó contratos que beneficiaron a su familia cuando fue presidente de la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, subsecretario de Energía y asesor de Calderón.

“Hoy dice que no. Lo único que pedimos es que haga una declaración de cuándo firmó los contratos, que responda que no tiene nada que ver. Pero quién sabe quién le va a creer, yo ando buscando un tonto que se lo crea”.

En Jala, donde el despoblamiento por la migración a Estados Unidos es patente, como en muchas regiones de Nayarit, cuestionó por qué los contratos autorizados para beneficiar a la familia Mouriño se entregaron sin licitación, y el beneficio redundó con la figura de adjudicación directa. “Eso es lo que tiene que aclarar, y no si va a enviar documentos. ¡No hay justificación para privatizar el petróleo!”

Al respecto, Mario di Costanzo afirmó que el auditor superior de la Federación, Arturo González de Aragón, ha fungido como “tapadera de los gobiernos panistas”, porque en la revisión de las cuentas públicas 2002 y 2003 detectó irregularidades en el otorgamiento de contratos en la CFE y Pemex, que configuraban delitos, y para no “comprometer su puesto” no fincó responsabilidades penales contra quien resultara responsable; sólo pidió al gobierno de Vicente Fox que se revisara a sí mismo.

Estas revelaciones propiciaron asombro entre los asistentes, y López Obrador insistió en que su movimiento no es de rebeldes sin causa, pero previó que se endurecerá la campaña mediática en su contra.

“Están a punto de iniciar una campaña para manipular y decirle al pueblo que le conviene la privatización. Actúan como en la Alemania nazi, donde un hombre, Joseph Goebbels, sostenía que una mentira repetida mil veces se convierte en verdad.”

 

 

Causan indignación figuras de perros vestidos como indígenas

El alcalde panista de Chihuahua dona dos chihuahueños con indumentaria tarahumara

Exigen que se las lleven e interponen denuncia ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos

Las efigies, parte de la exposición Dog parade, son “una falta de respeto”, advierte una ONG

Miroslava Breach Velducea (Corresponsal)

Urique, Chih., 28 de febrero. El presidente municipal de Chihuahua, el panista Carlos Borruel Vaquera, provocó la indignación de los indígenas que viven y trabajan en el mirador de las Barrancas del Cobre al donar dos figuras de perros chihuahueños vestidos a la usanza tradicional, las cuales fueron colocadas en supuesto homenaje a los pueblos indios del estado, sus usos y costumbres.

Una representa a una madre indígena con vestimenta tradicional y un cachorro a la espalda, de la misma forma en que las rarámuris (o tarahumaras) llevan a sus hijos. La otra tiene una collera y está pintada del modo en que los indígenas se decoran el cuerpo para danzar en las ceremonias religiosas de Semana Santa y actos tradicionales.

Las dos figuras de papel maché formaron parte de la exposición itinerante Chihuahua’s Dog parade, organizado por el ayuntamiento de Chihuahua, que las donó al de Urique. Habitantes de Areponápuche, Bacajípare y El Divisadero solicitaron a los gobiernos del estado y municipales retirar las esculturas e interpusieron una denuncia ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

Para mostrar su indignación por la “humillación” y “falta de respeto a nuestras costumbres”, el miércoles los indígenas colocaron mantas con frases de repudio en El Divisadero, donde se ubica el mirador del Cañón del Cobre, parada obligada de los trenes que recorren la ruta Chihuahua-Pacífico, llenos de turistas extranjeros.

En un escrito dirigido a las autoridades estatales, los indígenas dicen: “Queremos que las quiten de este lugar. Para nosotros es un engaño y también es una burla. Los indígenas no queremos que se burlen de nosotros, y cuando lo inaguraron no nos hablaron en nuestro dialecto.

“Omar Loya González, alcalde de Urique, estuvo en la inauguración de los perros indígenas. Él, como alcalde, nos tenía que haber dado la información completa con traductor de rarámuri. Pedimos otro tipo de estatuas, por ejemplo un rarámuri tocando el violín; también puede ser un gobernador indígena, pero no un perro vestido de rarámuri.”

La protesta del miércoles fue apoyada por decenas de turistas que visitaron el sitio y firmaron un escrito promovido por el sacerdote Javier Ávila, presidente de la organización no gubernamental Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos AC, en el que manifiestan su repudio por “la falta de respeto a la dignidad de la persona, en especial del pueblo rarámuri, por la presencia vergonzosa de las dos estatuas colocadas en El Divisadero”.

La noche de este jueves trascendió que el secretario de Turismo del estado, Héctor Valles, ordenó el retiro inmediato de las polémicas estatuas; sin embargo, no se pudo confirmar la versión.

Las figuras permanecieron todo el día a la vista de cientos de turistas. Mientras unos firmaban la protesta de los indígenas, mientras otros, divertidos, se tomaban fotografías junto a los animales.

 


Publicado por solaripa69 @ 9:33
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios