Jueves, 13 de marzo de 2008

Lucharemos hasta que se reconozca el genocidio, afirma Jorge Luis Morett

■ El gobierno mexicano ha guardado silencio cómplice sobre el ataque en Ecuador

■ Condena que algunos medios traten a los jóvenes caídos como guerrilleros y narcotraficantes

Blanche Petrich

Lucía Morett Álvarez, única mexicana sobreviviente del bombardeo colombiano contra el campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en Ecuador, no pudo llamar a su casa hasta el 2 de marzo, cuando ya estaba internada en el nosocomio militar de Quito. Contestó María Jesús, Chuy, su madre. “Ma’ –le dijo–, no te asustes, pero tuve un pequeño accidente aquí en Ecuador. Estoy en el hospital.”

Ahora, cuando están juntas y platican, se acuerdan de la anécdota y ríen hasta que Lucía pide tregua, porque la risa le provoca dolor en sus lesiones. Pero Chuy y Jorge Morett, que conversa en entrevista telefónica con La Jornada desde esa ciudad, tuvieron la fortuna de que su hija sobreviviera.

Los padres de Juan, Verónica Natalia, Fernando y Soren no tuvieron la misma fortuna. Sus hijos murieron. Los progenitores de los tres primeros ya están en Quito y han podido confirmar, con las autoridades de la morgue municipal, la identidad de los chicos. Al padre de Soren Ulises, estudiante politécnico, aún lo esperan.

“Ya nos vimos todos, nos abrazamos y hemos llorado juntos. Ellos encontraron los cuerpos de sus hijos en condiciones tremendas. ¿Te imaginas que un papá tenga que identificar a un hijo por una mano o un pie?”, cuenta Morett, antropólogo, como su esposa, y maestro de sociología rural en la Universidad Autónoma Chapingo.

Formarán una asociación de padres de la masacre

Hermanados por la tragedia, los mexicanos han empezado a platicar una idea: “Queremos formar una asociación de padres de la masacre de Lago Agrio. No sé cómo la vamos a llamar. Queremos formalizar el grupo cuando estemos todos”.

Morett se duele de la conducta de las autoridades de su país: “El gobierno mexicano ha guardado silencio y este silencio puede ser cómplice. Nuestros hijos, y lo digo así porque ya siento a todos como míos, eran mexicanos desarmados, civiles que fueron masacrados mientras dormían. Y el gobierno responde con que esperará las investigaciones para ver qué es lo que estaban haciendo ahí. No es así”.

Opina que, “conforme al derecho internacional, México tendría que irse a una condena a fondo contra Colombia y contra quien apoyó a ese país en el ataque. Y esto implica contradicciones para el gobierno actual”.

Se queja, de manera específica, de la insensibilidad con la que se condujo el embajador José Ignacio Piña, director del área de América Latina de la cancillería, enviado para atender en Quito el caso de los mexicanos caídos en el ataque aéreo colombiano. “Llegó al hospital con el embajador Héctor Romero. Por primera vez, ante ellos, nuestra hija pudo hacer un relato detallado del horror que sufrió. En una secuencia muy fuerte, muy emotiva, relató que llegó a contar 12 bombas.

“Yo la escuchaba conmocionado. Imagínate, como padre, escuchar eso. Lo más terrible para ella fue la vejación sexual que sufrió al tiempo que le daban los primeros auxilios, los comentarios humillantes y obscenos de los militares colombianos frente a una mujer herida. Eso me parece una agravante imperdonable.

“Luego Lucía destacó la amabilidad del trato de los ecuatorianos y el contraste con la frialdad del cónsul mexicano que la había estado visitando, por minutos, en el hospital. Y les reclamó a los señores embajadores. Creo que no les gustó, porque Piña se retiró sin siquiera despedirse de ella.”

Además de atravesar “los días más angustiosos de nuestras vidas” por la tragedia, las familias de las víctimas “hemos tenido que soportar los señalamientos de algunos medios de prensa, sobre todo mexicanos, que toman como información veraz, sin análisis alguno, supuestas fichas de órganos de inteligencia que consideran a los muchachos caídos subversivos, guerrilleros y poco menos que narcotraficantes”.

Jorge Morett estalla: “¡Es un asco! Además, como Lucía es la única que vivió del grupo, la tildan de ser la dirigente, la coordinadora, la que lleva la mayor carga de culpa. O como dijo aquí, ofensivamente, un periódico, ‘la mera mera guerrillera’. No se puede calificar a los chavos así”.

Por el contrario, insiste, estos chicos eran “inconformes, cada uno tenía sus causas, sus luchas. Son de la gente más valiosa del país. Jóvenes con inquietudes sociales, con responsabilidad ante el país y su gente. Si nuestros hijos tuvieron tantas inquietudes, si querían cambiar tantas cosas injustas, nosotros, ahora, no los podemos defraudar. Y así pasesn muchos años para que logremos la justicia por nuestros hijos, no vamos a cejar. Como hicieron los chilenos, que esperaron tanto tiempo para que se reconociera el genocidio. Vamos a luchar contra esta violencia atroz”.

En la medida en que habla, Morett se emociona: “Yo y Chuy somos los únicos del grupo que tenemos la suerte de contar con nuestra hija, de poderle darle todos los días su masaje en la cama del hospital”.

Analiza que, a sus 26 años, Lucía lleva hoy una carga tremenda por haber sido la única sobreviviente. “Su mamá y yo nos damos cuenta cómo bulle su cabeza de ideas. Queremos dejar que fluyan sus pensamientos, que hable lo que quiera, que nos vaya contando cómo fue, qué es lo que siente”.

Su preocupación inmediata son las dos colombianas, Doris Bohórquez y Marta Pérez, que también sobrevivieron y son compañeras de cuarto de su hija en el hospital. “Las hemos adoptado. Ahora llevamos manzanas para las tres, champú y chunches para el pelo para las tres. Ellas, si no fuera por las organizaciones de derechos humanos ecuatorianas, estarían en una gran soledad.”

 

Desde 2006, Mouriño se ha negado a que se hagan públicos sus bienes

■ Se desconocen las declaraciones patrimoniales correspondientes

■ Está en el mismo caso Karim Elías Bobadilla, funcionario de Pemex

Andrea Becerril y Víctor Ballinas

Ampliar la imagen Los legisladores Ricardo Monreal, Carlos Lozano y Ricardo García Cervantes, ayer en XicoténcatlLos legisladores Ricardo Monreal, Carlos Lozano y Ricardo García Cervantes, ayer en Xicoténcatl Foto: María Meléndrez Parada

A partir del año 2006, el ahora secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, se ha negado a hacer públicas sus declaraciones patrimoniales, y lo mismo ocurre con Karim Elías Bobadilla, uno de los personajes cercanos al funcionario, quien ocupa un puesto clave en Petróleos Mexicanos (Pemex).

Los datos están incluidos en el expediente que sobre el caso Mouriño presentó un día antes en la Junta de Coordinación Política del Senado el perredista Carlos Navarrete, y que hoy será discutido en ese órgano de gobierno de Xicoténcatl.

Al respecto, el coordinador de la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Manlio Fabio Beltrones, dijo que le sorprende que las declaraciones patrimoniales de Mouriño y otros funcionarios, que son documentos de carácter confidencial, “circulen de esa manera”, lo que se parece mucho “al fuego amigo”.

A su vez, el coordinador de los senadores del PAN, Santiago Creel, rechazó esa hipótesis y sostuvo que más bien se trata de “fuego adversario”, ya que proviene de Andrés Manuel López Obrador y “de una contienda interna que se da en un partido”.

Sin embargo, el senador perredista Ricardo Monreal insistió en que los documentos han llegado a López Obrador por conducto de funcionarios de Pemex y otras dependencias, que fueron despedidos “cuando Calderón se apoderó de la Presidencia”.

Agregó: “Hay profesionistas capaces, honrados, que no están de acuerdo en la rapiña de Mouriño y su grupo”.

En el expediente que Navarrete entregó un día antes a los coordinadores de todas las fuerzas políticas en el Senado, se resalta que la Secretaría de la Función Pública (SFP) cuenta con siete declaraciones patrimoniales de Mouriño.

En las cuatro primeras, que van del 5 de diciembre de 2003 al 4 de noviembre de 2005, el ahora secretario de Gobernación declaró contar con dos casas, una con valor de 484 mil pesos, y la otra de 2 millones 570 mil. Asimismo, dos automóviles: un BMW, de 655 mil pesos, y una camioneta Gran Cherokee, de 230 mil, además de bienes muebles por un millón de pesos e inversiones por 698 mil.

A partir de 2006, como beneficiario del fideicomiso para apoyar el cambio de administración federal, y como jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Mouriño Terrazo no aceptó hacer públicos sus datos patrimoniales.

Igualmente, Elías Bobadilla, uno de los funcionarios cercanos al titular de Gobernación que ocupa un puesto estratégico como titular del órgano interno de control de Pemex Exploración y Explotación –tiene a su cargo la investigación de licitaciones y adjudicaciones de contratos– no aceptó hacer públicas sus declaraciones patrimoniales en 2007.

Beltrones dijo que están dispuestos a que hoy los senadores del PRI que son abogados se reúnan con los del PRD y del Frente Amplio, para analizar los documentos sobre el caso Mouriño.

El priísta rechazó integrar una comisión investigadora en el Senado, pero no descarta que se conforme “un grupo de trabajo que analice los documentos, vea su consistencia y la posibilidad de establecerles destino”.

Sin embargo, aclaró, ello sería hasta después de Semana Santa.

 

Desplazar a candidatos fuertes e imponer a débiles, instrucción de Gordillo en el SNTE

■ En 70% de las secciones han ganado las dirigencias sus incondicionales, aseguran

■ “La estrategia fue planeada por su yerno para evitar que algún líder envalentonado la cuestione”

Laura Poy Solano

Integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) aseguraron que Elba Esther Gordillo Morales “ha manipulado los procesos de renovación de las dirigencias seccionales en todo el país para garantizar que ningún líder fuerte llegue como secretario general e impugne sus mandatos”.

Luego de que maestros de la sección 3 de Baja California Sur demandaran reponer el proceso de elección de su dirigencia sindical ante el cúmulo de “irregularidades”, líderes elbistas reconocieron que prevalece un clima de “incertidumbre” y denuncias de manipulación en la difusión de convocatorias y en la elección de candidatos en lugares como Puebla, Campeche, el Distrito Federal y diversos estados del norte.

Aseguraron que en entidades como Zacatecas, Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Chiapas, donde este jueves y viernes se llevarán a cabo sus respectivos congresos seccionales para la renovación de las dirigencias, prevalecen los reclamos porque Gordillo Morales “ha dado la instrucción de desplazar al candidato con mayor apoyo e imponer a líderes débiles que no puedan operar ninguna acción si no cuentan con su respaldo directo”.

Hasta ahora –afirmaron–, en más de 70 por ciento de las secciones, quienes han llegado a las secretarías generales del país son los abanderados “totalmente afines a Gordillo, a quienes les ha hecho saber que fue ella quien los llevó al cargo, pero también les ha dejado claro que en cualquier problema tendrá que intervenir antes de que se tome una decisión”.

Aseguran que la estrategia fue diseñada por el subsecretario de Educación Básica de la SEP, Fernando González Sánchez, yerno de Gordillo, quien “le vendió la idea para evitar que cualquier líder con cierto apoyo de la base se pueda envalentonar e intentar desconocerla, porque tiene muy claro que debe mantener bajo control el esqueleto de cada sección, la estructura operativa que le permite seguir de pie, pero puede prescindir de la carne y la piel”.

Señalaron que ante la “inminente” convocatoria a un consejo nacional extraordinario, donde “se sabe que rodarán muchas cabezas, no sólo prevalece un total hermetismo de la fecha y lugar del encuentro; también ha quedado claro que viejos líderes elbistas dan como un hecho su salida y sólo buscan no quedar muy lastimados ni como enemigos de Gordillo”.

Entre los cuadros elbistas prevalece un clima de “incertidumbre, pero también han asumido que su momento de retirarse ha llegado, que les fue bien y que tuvieron la oportunidad de servirse del SNTE, porque en muchos casos reconocen que todos se beneficiaron y están seguros de que Gordillo no va a dejar enemigos sueltos que la involucren en acciones no muy claras.

“Están en la lógica de ya tuve y ahora ya me voy con lo ganado, pero nadie sabe exactamente en quiénes está pensando Elba Es- ther para quedar fuera del Comité Ejecutivo Nacional ni el destino que tendrán una vez que salgan del primer círculo de allegados.”

Por ello –reconocieron–, los movimientos de disidencia “van caminando para la conformación de una dirección colegiada que permita aglutinar las distintas corrientes democráticas en el SNTE bajo un mismo objetivo: llevar a juicio sindical a Gordillo y que responda ante las autoridades competentes por los presuntos ilícitos en que ha incurrido”.

Zavaleta: Mouriño debe renunciar
jesusa cervantes

* Enfrenta graves cuestionamientos “para poder seguir al frente de la política interior” del país, dice

México, D.F., 12 de marzo (apro).- La presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Ruth Zavaleta, afirmó hoy que Juan Camilo Mouriño Terrazo, secretario de Gobernación, debe renunciar al cargo, pues ha reconocido como válidos los documentos en los que firmó un contrato mercantil con el gobierno federal, cuando se desempeñaba como servidor público.

Tras las revelaciones que durante dos semanas han sido puestas ante la opinión pública y la confesión del propio Mouriño de que firmó los contratos, Zavaleta dijo que debe renunciar, ya que no es cualquier funcionario, sino el secretario de Gobernación.

Añadió que Mouriño enfrenta graves cuestionamientos “para poder seguir al frente de la política interior” del país.

Zavaleta, integrante de la corriente Nueva Izquierda, que postuló a Jesús Ortega como candidato a la presidencia nacional del PRD, sorprendió hoy con su declaración, pues el pasado 6 de marzo había dicho que la revelación de los documentos que inculpan a Mouriño, sólo “contamina los trabajos de negociación del Estado”.

Sin embargo, Zavaleta dijo hoy: “Yo no puedo juzgar porque no tengo los documentos y no soy Ministerio Público, pero ética y moralmente en ningún país democrático se sostiene un funcionario con un cuestionamiento de este tamaño.

“Si el propio secretario está reconociendo que firmó (esos contratos) cuando era funcionario y está reafirmando lo que se le está denunciando, por ética y moral, independientemente de que procediera o no la demanda, él tendría que renunciar”, añadió.

El viraje en la posición de Zavaleta provocó que el dirigente nacional del PAN, Germán Martínez, la considerara parte de la pugna interna que vive el PRD en vísperas de la elección de la dirigencia nacional de ese partido, este domingo, donde simpatizantes de Alejandro Encinas --respaldado por Andrés Manuel López Obrador--, han acusado a Jesús Ortega, de la corriente Nueva Izquierda, de “colaboracionista” con el gobierno de Felipe Calderón.

La forma como Zavaleta ha conducido las sesiones del pleno, ha provocado enfrentamientos entre la corriente de diputados que respalda a López Obrador con los de Nueva Izquierda. Los reclamos --desde tribuna o desde la presidencia del Poder Legislativo--, han perneado las discusiones en el pleno de sesiones, y se han dado principalmente entre Valentina Batres y Ruth Zavaleta.

Esta tarde, Zavaleta dijo que el tema de Mouriño sí polariza… “Yo qué más quisiera controlar las sesiones, pero esto se permea mucho, pues el ánimo de los diputados está permeado por esta circunstancia. Por ejemplo, ustedes vieron ayer que hubo horas de discusión en el pleno, debido a que había una estrategia para alargar la sesión, precisamente para poder esperar a que se negociara la comisión.”

Zavaleta insistió que Mouriño debe renunciar porque, aunque se le investigue, el solo hecho de haber sido exhibido durante los últimos días, lo ha debilitado como interlocutor.

Explicó: “Mi interlocución oficial e institucional es con el secretario de Gobernación; imagínense en qué complicación estamos… Independientemente de que sigamos… sí nos permea en nuestro ánimo y en nuestra forma de relacionarnos con el gobierno federal. El funcionario está en desventaja en este momento. Debe renunciar a partir de este esquema de ética y moral, con el que nos debemos manejar todos los funcionarios públicos de este país.”

Subrayó que, “independientemente de que hubiera un resultado jurídico (Mouriño) debería poner su renunciar sobre la mesa”. Dijo que el problema no es quién reveló los documentos que lo inculpan, sino es de “fondo”.

Agregó: “El problema es cómo actuamos los funcionarios públicos en este país y cómo existe la impunidad para poder merecer no sólo un castigo jurídico, sino también un castigo moral; esa moral que alguien que quiera ejercer una función tan importante, como es la política interior de nuestro país, esté cuestionado y hagan como que no pasa nada.

“No sé por qué tanta resistencia (a la creación de la comisión especial). En otros momentos, se ha dicho sí a las comisiones de investigación. Yo digo: es más sano que haya una comisión de investigación integrada por todos los legisladores, que pueden tener un diálogo con el funcionario e investigar este caso y se pueda transparentar una denuncia que permita tener una opinión más concreta sobre el asunto”, concluyó.

Retrasan nuevamente comisión

De nuevo, los coordinadores parlamentarios de PRI y PAN retrasaron la conformación de la comisión especial para investigar si la actuación de Mouriño está apegada a la ley o no.

El PAN rechazó hoy que el PRD encabece dicha instancia --tradicionalmente quien la propone se mantiene al frente de la misma--, en tanto que el PRI sólo pretende que se limite la indagatoria a los contratos que han aparecido, no a los que se pudieron haber entregado desde que Mouriño era funcionario público y firmó como apoderado legal de la empresa; es decir, desde 1997.

De no constituirse la comisión este jueves, se haría hasta dentro de 11 días, pues se inicia el periodo vacacional de Semana Santa de los legisladores, quienes regresarán a sus “trabajos legislativos” el próximo 24 de marzo.

 


Publicado por solaripa69 @ 9:30
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios