Mi?rcoles, 26 de marzo de 2008

Silencio cómplice
jorge carrasco araizaga

México, D.F., 20 de marzo (apro).- A casi un mes de que el ejército colombiano asesinara a cuatro mexicanos en territorio de Ecuador, el gobierno de Felipe Calderón ha guardado un silencio cómplice.

Con esa actitud, Calderón no sólo evita hacer una defensa –ni siquiera en el discurso– de los conciudadanos muertos por un ejército extranjero, sino que, de forma tácita, apoya la estrategia de política internacional del presidente colombiano Álvaro Uribe.

Asesor de Calderón en políticas antinarco, Uribe sabía que la ofensiva militar contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en la provincia ecuatoriana de La Angostura tendría repercusiones internacionales.

Sus servicios de inteligencia, tanto civiles y militares, que contaron con información proporcionada por el gobierno estadunidense, sabían que en la base rebelde asentada en Ecuador se encontraban no sólo guerrilleros colombianos, sino ciudadanos de Chile y México.

Uribe sabía cuál sería uno de los efectos del ataque: comprometer a los gobiernos de esos países por la presencia de algunos de sus ciudadanos en campamentos de la guerrilla más antigua de América Latina, calificada como narcoguerrilla por el gobierno estadunidense.

Al mismo tiempo, dejó en evidencia ante el mundo el actual papel del gobierno Ecuador en el desarrollo de las FARC.

Pero Uribe dio un paso más todavía: desactivó el protagonismo del régimen de Hugo Chávez en la liberación de los colombianos secuestrados por las FARC.

El gobierno de Venezuela fue el promotor del segundo Congreso Continental Boliviariano que se realizó en Quito, a finales de febrero, y en donde los chilenos y mexicanos se reunieron con los contactos que los llevaron al campamento de las FARC en la frontera de Colombia y Ecuador.

Sin ascendencia política ni diplomática en América Latina, el gobierno de Calderón ha dejado en la OEA la búsqueda de una salida a esta crisis regional, pero nada ha hecho para salir en defensa de los mexicanos asesinados por militares colombianos.

A la reunión del Grupo de Río, en República Dominicana, llegó con argumentos jurídicos internacionales sobre el respeto de las fronteras nacionales, pero ninguno sobre el respeto a la vida de los mexicanos que se encontraban en el campamento de la guerrilla.

Aunque hasta ahora no hay una sola prueba que despeje por completo las dudas sobre la presencia de los cuatro universitarios, nada justificaba que Uribe recurriera a su asesinato.

El silencio deliberado de Calderón ha abierto el espacio a una ofensiva en contra de la Universidad Nacional Autónoma de México; pero también demuestra que en el fondo parece estar de acuerdo con esa acción. Por lo menos, no ha demostrado lo contrario.

Hugo Chávez lamenta las muertes

Notimex

Caracas, 25 de marzo. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, lamentó hoy la muerte de cuatro mexicanos en un ataque colombiano a un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Ecuador, y calificó de “una locura” que Colombia considere terroristas a todos los que estaban ahí.

En una reunión con corresponsales de medios extranjeros, el jefe de Estado indicó que ha seguido el caso de los fallecidos en el campamento de las FARC y dijo que “la muerte duele siempre”.

“Nos duele mucho la muerte (de los mexicanos), la muerte duele siempre y de ahí nuestro deseo a conseguir un camino de paz en el conflicto de Colombia”, sostuvo el jefe de Estado en el presidencial Palacio de Miraflores.

 

 

El conflicto perredista no eclipsará el movimiento en defensa del petróleo, dice AMLO

■ “Ellos tienen la fuerza bruta, nosotros la razón y la vamos a hacer valer”, expresa en el Zócalo

Alma E. Muñoz y Enrique Méndez

Andrés Manuel López Obrador afirmó ayer que los partidos Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI) se equivocan si apuestan a que el conflicto por la disputa de la presidencia nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) “podrá eclipsar” el movimiento en defensa de los hidrocarburos o desgastar las razones en contra de la privatización de Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Están profundamente equivocados, porque aunque deseamos con toda el alma el fin de los problemas internos del PRD, más allá de nuestro partido y de cualquier otro asunto está el interés de la nación”, expuso ayer en la asamblea informativa de la Convención Nacional Democrática (CND), donde dio a conocer la estructura de los cercos ciudadanos y ratificó que las acciones de resistencia civil iniciarán en el momento que se presente la iniciativa de reforma energética.

Anunció también que decidió suspender temporalmente sus giras semanales a los municipios para encabezar reuniones en los estados con los comités de defensa del petróleo y organizar brigadas en todas las regiones del país.

También en la concentración, el presidente del sol azteca, Leonel Cota Montaño, hizo referencia a la disputa por la dirigencia y consideró que “no es posible que para algunos sea más importante otra circunstancia que la lucha por el petróleo”.

Su postura se enmarcó, además, en el hecho de que los dirigentes y legisladores de Nueva Izquierda no se presentaron a la asamblea informativa. “Los problemas internos del PRD son secundarios frente a esta causa que nos une. El perredismo del país debe estar unido en torno a la defensa del petróleo. Es lo más importante”, insistió.

Mientras, y ante miles de personas que se congregaron la tarde de ayer en el Zócalo de la ciudad de México, el “presidente legítimo” resaltó que, con la ciudadanía y la autoridad moral de su movimiento, se enfrentará “al grupo de potentados, nacionales y extranjeros, que cínicamente y con actitudes que no se fundamentan sino en la mentira, pretenden con el petróleo –que es de todos– un jugoso negocio privado”.

Como lo hizo la semana anterior, López Obrador explicó que la defensa del petróleo se dará en el marco de la resistencia civil pacífica, llamó nuevamente a no caer en provocaciones y resaltó: “Ellos tienen la fuerza bruta, nosotros la razón y la vamos a hacer valer. No demos ni un paso atrás, aunque se nos vengan encima los medios de comunicación”.

Explicó que para lograr que la resistencia civil no sea sólo un acto de protesta testimonial, sino se constituya en opción renovadora de la vida pública, es preciso organizarse, darle forma cotidiana a la disciplina y que todos se comprometan a informarse y tener presencia activa, sin la cual –expuso– no hay una auténtica movilización popular y ciudadana.

López Obrador refirió, entonces, que en los días recientes se avanzó considerablemente en la construcción de las bases de organización del movimiento de resistencia civil pacífica.

Hasta ahora, dijo, se integraron 20 grupos de 500 mujeres cada uno, que forman un conjunto de 10 mil que ayer asistieron al Zócalo. También, detalló, se constituyeron 36 agrupamientos con 18 mil brigadistas, en su mayoría hombres.

Anunció que se constituyó un comité de 11 intelectuales en defensa del petróleo, “con hombres y mujeres que, además de ser grandes escritores, son buenos ciudadanos mexicanos”. Dicho comité lo forman Elena Poniatowska, Margo Glantz, Sergio Pitol, José Emilio Pacheco, Carlos Monsiváis, Fernando del Paso, Enrique González Pedrero, José María Pérez Gay, Lorenzo Meyer, Arnaldo Córdova y Rolando Cordera.

López Obrador leyó también la lista de los coordinadores generales y de brigadas, entre quienes se encuentran Claudia Sheinbaum, Alejandra Barrales Magdaleno, Laura Itzel Castillo, Jesusa Rodríguez, Lenia Batres Guadarrama, Leticia Quezada, Beatriz Rojas, Patricia Ruiz Anchondo, Martha López López, así como Froylán Yescas, Benito Bahena Lomé y David Cervantes Peredo.

El ex candidato presidencial informó que el plan de acción, del cual no ofreció detalles, prevé las acciones que emprenderán los legisladores del Frente Amplio Progresista (FAP), así como las de las brigadas. “Este plan se llevará a cabo de acuerdo con las circunstancias y de conformidad con lo que más convenga a nuestro movimiento”, expresó.

Adelantó que la coordinación de las brigadas buscará la forma de avisar sobre el inicio de las acciones mediante telefonemas, correos electrónicos, Internet, volantes “y en medios no controlados por la derecha. Tenemos que convertirnos nosotros en el principal medio de comunicación, que no estemos dependiendo de los que están al servicio de la derecha”.

Agregó que se tomó la decisión de no reconocer a ninguna brigada no registrada para evitar que el gobierno federal, a través del Centro de Información y Seguridad Nacional (Cisen), “o cualquier otra organización del régimen o de la derecha”, infiltren el movimiento para provocar violencia.

“Este movimiento es pacífico –reiteró–, vamos a triunfar con la gente porque nos asiste la razón. En cambio, nuestros adversarios no han podido convencer a la mayoría de los mexicanos y estamos seguros que, por más que hagan, no podrán ocultar que privatizar el petróleo es sinónimo de saqueo a la riqueza de la nación”.

Aun así, expuso, la apuesta del gobierno y su partido es imponerse con el aparato y los medios de comunicación, y esperan que el movimiento cometa errores o se desgaste. Ante ello, demandó “evitar el desparpajo, los protagonismos innecesarios y el extremismo”.

En su discurso reseñó una vez más las razones por las que se ha iniciado el movimiento en defensa del petróleo: no hacerlo implicaría, dijo, reabrir la puerta a las compañías petroleras extranjeras; aceptar sumisamente la violación impune de la Constitución, mediante contratos de riesgo que permitirían una modificación legal. También porque, sostuvo, “detrás de las mentiras de la falta de dinero y tecnología para modernizar Pemex, y de la publicidad tan boba como manipuladora de las aguas profundas, del supuesto tesoro escondido y de la urgencia de asociarnos, está realmente la ambición del grupo Calderón-Mouriño y sus acuerdos inconfesables con las empresas extranjeras para montarse en el negocio del petróleo”.

Y porque, indicó, si el petróleo se mantiene como propiedad de la nación seguirá la expectativa de convertirlo en palanca del desarrollo nacional. “Nos oponemos, porque arrebatar jamás trae nada bueno. El despojo creará un ambiente de insatisfacción y farsa que nos mantendrá en riesgo de confrontación”.

Previamente, la senadora Rosario Ibarra leyó una carta que desde Quito envió Lucía Andrea Morett, donde cuestiona que el gobierno mexicano “intente con su silencio revertir la responsabilidad que tienen los autores de la matanza realizada por Colombia.

Baja de 2.9 a 2.2% la expectativa de crecimiento del país este año

■ La gran duda es el impacto de la desaceleración estadunidense, dijo un analista de Invex

■ En el país vecino se ha adoptado perspectiva más pesimista sobre la economía, según expertos

Roberto González Amador

La economía mexicana entró en una fase de deterioro mayor al previsto, que llevó a un nuevo ajuste a la baja en la expectativa de crecimiento para 2008, una situación en que sólo los altos precios del petróleo están mitigando las consecuencias locales de la recesión en Estados Unidos.

Este martes, Citigroup, operador del principal grupo financiero en México, redujo de 2.9 a 2.2 por ciento el pronóstico de crecimiento del producto interno bruto (PIB) de México en 2008 “por un mayor deterioro en la situación de Estados Unidos”.

El menor crecimiento en Estados Unidos afecta a México principalmente por la producción industrial (80 por ciento de la exportación de manufacturas tiene como destino Estados Unidos).

“En México, la gran duda es el impacto de la desaceleración estadunidense sobre el desempeño de la economía”, planteó Rodolfo Campuzano, analista del grupo financiero Invex. “Hasta ahora, la información referente al primer trimestre sí habla de una fuerte desaceleración, en especial en el sector industrial exportador. Habrá un menor crecimiento al esperado”, añadió.

La pérdida de actividad exportadora será compensada por un ingreso adicional de por lo menos 100 mil millones de pesos por la venta de petróleo que serán gastados internamente para tratar de contener el efecto recesivo de Estados Unidos, consideraron Sergio Luna, Sergio Kurczyn y Jorge Pastrana, analistas de Banamex, la filial en México de Citigroup.

Los analistas de Banamex mencionaron que en Estados Unidos el área de análisis de Citigroup ha adoptado una perspectiva más pesimista sobre la economía de aquel país, dada la gravedad de la crisis financiera.

Citigroup redujo de 1.6 a 0.8 por ciento el pronóstico del crecimiento de Estados Unidos en 2008 y lo situó en 0.9 por ciento en 2009.

Uno de los puntos a destacar es que la producción industrial de Estados Unidos –que es la actividad que consume las exportaciones mexicanas– resultará más afectada en 2008, con una importante recuperación en 2009.

En concordancia con el ajuste de Estados Unidos, Banamex revisó a la baja el pronóstico de crecimiento del PIB de México, a 2.2 por ciento. “Esto es resultado de dos factores, que operan en direcciones opuestas. En primer lugar, las bajas tasas de crecimiento en Estados Unidos afectan a México, pero la variable relevante es la producción industrial, no la actividad económica general y nuestros colegas en Estados Unidos son más pesimistas sobre aquella en 2008”, añadieron.

 


Publicado por solaripa69 @ 9:39
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios