S?bado, 29 de marzo de 2008

Calderón y Beltrones ya pactaron reforma energética: AMLO

La presentarán en el Senado, e “impediremos un madruguete” a los mexicanos, señaló.

Andrés Timoteo Morales, corresponsal
Publicado: 29/03/2008 14:51

Jalapa, Ver. El gobierno federal y la derecha junto con los gobiernos estatales tanto priístas como panistas intentarán infiltrar al movimiento en defensa del petróleo y conducirlo a acciones de violencia advirtió este sábado Andrés Manuel López Obrador, por lo que llamó a los mexicanos a estar atentos para impedirlo.

Anticipó que ya hubo un acuerdo entre Felipe Calderón Hinojosa y el coordinador de los senadores priístas Manlio Fabio Beltrones para presentar la iniciativa de reforma energética la próxima semana a través del Senado de la República.

“Ya pactaron, ya transaron pero impediremos que se dé un madruguete a los mexicanos”, expuso al encabezar la reunión con los comités estatal y municipales en Defensa del Petróleo.

“Si ellos –los priístas y panistas- ya se pusieron de acuerdo, entonces nosotros también lo hacemos, vamos con todo por la defensa del petróleo, no aceptaremos ningún tipo de privatización, no permitiremos la entrega del petróleo a los empresarios nacionales y extranjeros”, sostuvo.

López Obrador dijo que a diferencia de lo que tenían acordado hace días, ahora, tras el acto Beltrones-Calderón, el Senado será la cámara de origen y desde ahí los legisladores del Frente Amplio Progresista (FAP) iniciarán también acciones de resistencia.

“Hay que entender que entregar el petróleo a manos privadas y extranjeras significa socavar la soberanía nacional y generará inestabilidad política sin precedentes, nos convertiremos en una país vasallo”, explicó, y dijo que al privatizar Petróleos Mexicanos, el presidente de la República se convertiría “en un empleado de las transnacionales”.

Al llamar a todos a la movilización “con disciplina, responsabilidad y de forma pacífica”, López Obrador alertó que los gobiernos federal y estatales, y la derecha mexicana buscarán infiltrar las organizaciones para descalificar todas las acciones”.

“Llamamos a ser disciplinados, a que todas las brigadas de defensa del petróleo estén reconocidas por los comités de defensa, no queremos que nos formen brigadas del CISEN, de la derecha, de los gobiernos de los estados, porque intentarán infiltrar la organización para provocar actos violentos y echarnos la culpa”, expresó.

Pidió que en las movilizaciones “haya orden y evitar que las acciones de resistencia dejen de ser pacíficas y se salgan de control, porque es lo que ellos buscarán”.

Entrevistado posteriormente, el ex candidato presidencial del PRD, sostuvo que sigue en espera de la respuesta de  Felipe Calderón Hinojosa para debatir sobre el tema de la reforma energética. “Ojalá y acepte, tiene que haber el dialogo para que todos los  mexicanos opinen y tienen que abrirse todos los medios de comunicación, para todos los que tienen algo que decir sobre este tema”.

La movilización civil en defensa del petróleo, agregó, rechazará toda simulación legaloide para privatizar la riqueza energética.

“Se tiene que garantizar que el petróleo siga en manos de la nación, que no se entregue a empresas extranjeras, es lo primero… Las asociaciones, alianzas, contratos de riesgo, contratos de servicios múltiples todo eso es privatización, una manera eufemística de hablar de privatización, y no queremos la privatización en ninguna de sus modalidades”, aseveró el ex candidato presidencial.

Aunque no quiso opinar sobre el conflicto postelectoral en la elección interna del Partido de la Revolución Democrática (PRD), el tabasqueño aseguró que pese a ello, los diputados y senadores del sol azteca apoyarán la movilización en defensa del petróleo y la soberanía nacional. “Sí estarán y van a estar bien comprometidos”, concluyó.

Desplante de Uribe a México
jorge carrasco araizaga

México, D.F. (apro).- No conforme con el asesinato de cuatro universitarios mexicanos a manos de su Ejército en territorio ecuatoriano, el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, cometió un desplante hacia México ante la indolencia con la que ha actuado el gobierno de Felipe Calderón.

Arrogante ante la débil diplomacia mexicana, Uribe le dio un portazo a la tardía petición de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) para que indemnice a los familiares de los cuatro mexicanos muertos y la estudiante que resultó herida durante la acción militar del primer de marzo.

Al margen de las investigaciones que realiza la Organización de Estados Americanos (OEA) para determinar las circunstancias del ataque, Uribe se adelantó a concluir que todos los muertos y heridos en la acción eran simple y sencillamente terroristas que merecían ser atacados.

“El presidente de la República ha expresado que no hay razón alguna para que Colombia pague indemnizaciones por acciones legítimas de la fuerza pública contra grupos terroristas”, fue la respuesta de Uribe a
la SRE.

Sólo el desdén hacia el Estado que se lo solicitó, por no hablar de las familias de las víctimas, explica la conducta del presidente colombiano.

Hasta antes de que el pasado miércoles 26 el gobierno mexicano solicitara formalmente la indemnización, la administración de Calderón parecía asentir implícitamente “el castigo” recibido por los universitarios mexicanos que se encontraban en un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en territorio de Ecuador.

Los llamados “buenos oficios” de la cancillería mexicana fueron echados a la basura por Uribe.

La diplomacia mexicana, que durante el siglo pasado gozó de prestigio internacional y de respeto en América Latina, está lejos de la seriedad con la que se le consideró en sus fronteras geoestratégicas.

Fuera de la relación asimétrica que ha representado la vecindad con la primera potencia mundial, Estados Unidos, la presencia diplomática de México hacia América Latina y el Caribe llegó a significar, incluso, derroteros para la región en asuntos internacionales.

Después del desastre del gobierno de Vicente Fox en la relación con Cuba, de las peleas de ese presidente pendenciero con sus contemporáneos de Venezuela y Argentina, del desprecio que demostró hacia el presidente de Bolivia, Evo Morales, y de la prepotencia que mostró hacia República Dominicana al disputarle el liderazgo de la OEA, confrontándose para ello con Chile, Calderón se ha concentrado en restañar la relación con el régimen cubano, más por convicción personal que por estrategia política-diplomática.

El ataque de Colombia tomó fuera del lugar al gobierno mexicano, carente de política hacia América Latina; pero más grave fue el silencio cómplice que guardó durante semanas ante el asesinato de Juan González, Fernando Franco, Natalia Velásquez y Sorén Avilés. En la acción resultó herida la también mexicana Lucía Morett.

El espacio que tenía Uribe para responder como lo hizo era tan amplio como la indiferencia que durante semanas mostró el gobierno de Calderón ante la agresión sufrida por sus connacionales en una acción de un ejército extranjero.

¿Qué pensarán los militares mexicanos?

■ Rechazan deudos haber solicitado algún tipo de indemnización

Lucía Morett pide refugio político al gobierno de Correa en Ecuador

Georgina Saldierna

La mexicana Lucía Morett, sobreviviente del bombardeo que realizaron tropas colombianas contra un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), solicitó refugio político al gobierno de Ecuador, confirmó ayer su tía María Álvarez Moctezuma.

Luego de participar en un mitin que realizaron estudiantes y familiares de los cuatro nacionales muertos en el ataque, frente a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), puntualizó que la solicitud de su sobrina sorprendió a los funcionarios de la dependencia quienes antenoche se reunieron por primera vez con los paterfamilias.

María Álvarez explicó que Lucía Morett pidió refugio porque su familia ha pensado que requiere apoyo especial por ser un testigo importante de la masacre, pero hasta ayer por la tarde se desconocía si el gobierno de Rafael Correa aprobó o no la petición.

Jorge Morett, padre de Lucía, quien se encuentra en Quito, rechazó hoy cualquier indemnización a las víctimas sin que antes haya un juicio.

“Ninguno de los padres queremos una indemnización. Si después de enjuiciar a los culpables y como parte de este proceso se deriva una indemnización a las víctimas, me parece que está bien”, dijo.

Por su lado, Álvaro González, padre de otro de los fallecidos, aclaró que los paterfamilias no pidieron dinero. Al respecto la propia Secretaría de Relaciones Exteriores señaló que fue la institución la que solicitó al gobierno colombiano la compensación.

Durante el mitin, realizado frente a la cancillería, se reiteró la demanda para que el gobierno de México condene a su homólogo de Colombia por el fallecimiento de los cuatro mexicanos y se criticó la criminalización contra los jóvenes al señalarlos como guerrilleros o delincuentes.

Los manifestantes se apostaron sobre la avenida Juárez, en donde diversos oradores se pronunciaron contra la administración del presidente Álvaro Uribe.

Por otro lado, el padre de Juan González, informó que hasta ayer por la tarde no había recibido ninguna comunicación de la SRE, para ofrecer respuesta a las demandas que le presentaron las familias afectadas por la acción militar. Entre ellas se encuentra la condena a Colombia.

Dichos planteamientos se entregaron al subsecretario para América Latina, Gerónimo Gutiérrez, en la reunión que tuvieron el jueves pasado.

Durante la realización del mitin, un grupo de familiares y dirigentes de organizaciones defensoras de los derechos humanos entregaron al oficial mayor de la SRE una carta, en la que demandaron la repatriación de Lucía Morett sin cargo alguno, en calidad de testigo de la masacre y que se garantice su seguridad física, sicológica y jurídica.

En la misiva califican como incomprensible que el gobierno y la sociedad ecuatoriana se hayan pronunciado para proteger la integridad y los derechos de la estudiante, mientras el presidente Felipe Calderón y la cancillería mexicana continúan en el silencio.

Guarda la UNAM un minuto de silencio por los estudiantes muertos en Ecuador
de la redacción

México, D.F., 28 de marzo (apro).- José Narro Robles, rector de UNAM, salió nuevamente en defensa de la institución de los ataques de que ha sido objeto, tras la muerte de cuatro estudiantes universitarios en un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en territorio ecuatoriano.

Narro afirmó que en la UNAM “nunca aceptaremos la infamia o la mentira como mecanismos para caracterizar algo y menos a una institución como la nuestra”. Añadió: “Siempre estaremos abiertos a la crítica leal e informada”.

Dijo que, “quienes pretenden lastimar a la UNAM, lo que hacen es vulnerar a una de las grandes instituciones nacionales y acrecentar problemas y dificultades que vive el país”.

“Por fortuna, esos intentos con frecuencia no tienen éxito. No lo han tenido en el pasado y no lo van a tener cada vez que se presenten”, añadió.

En un mensaje a la comunidad universitaria, en la primera sesión del Consejo Universitario (CU) que preside, Narro Robles manifestó su preocupación porque con esos intentos “nos distraen de nuestras tareas fundamentales, y se puede extraviar la perspectiva en la sociedad de lo que se debe hacer”.

En la apertura de los trabajos, Narro Robles pidió un minuto de silencio por los cuatro estudiantes mexicanos que fallecieron el pasado 1 de marzo en Ecuador: Fernando Franco Delgado, Juan González del Castillo y Verónica Natalia Velázquez Ramírez, estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, así como Soren Ulises Avilés Ángeles, del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Narro Robles también pidió un minuto de silencio por cuatro académicos eméritos que murieron recientemente: Ana Hoffman Mendizábal, de la Facultad de Ciencias; Salvador Mosquera Roldán, de la Escuela Nacional Preparatoria; Josefina Muriel de la Torre, del Instituto de Investigaciones Históricas, y José Rafael Farias Arce, de la Facultad de Arquitectura.

El rector de la UNAM afirmó que buena parte de la fortaleza de ésta casa de estudios reside en una aparente paradoja, que se establece entre una comunidad que es diversa y plural y una que normalmente se logra mantener cohesionada.

“La cohesión y la diversidad –puntualizó--, no están enfrentadas; la tolerancia y el uso de la razón son el cemento que permiten tener esa articulación entre lo plural y lo heterogéneo; y el Consejo Universitario es muestra representativa de ello”.

Por otra parte, se informó que la mexicana Lucía Morett, quien sobrevivió al ataque colombiano al campamento de las FARC en Ecuador, podría ser dada de alta en una semana del Hospital Militar de Quito, donde ingreso el pasado 3 de marzo, según reveló el diario La Hora de Quito.

Morett ha sido intervenida en varias ocasiones para retirarle esquirlas en diversas partes del cuerpo. Según explicaron los médicos, las heridas son tan profundas que, para cada limpieza, debe ingresar al quirófano.

En tanto, familiares y amigos de los mexicanos muertos en Ecuador se manifestaron hoy frente a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), en demanda de una enérgica protesta del gobierno de México por “el asesinato” de los universitarios.

También demandan romper relaciones diplomáticas con el gobierno de Colombia por la incursión que el ejército de ese país hizo en territorio ecuatoriano en el campamento de las FARC.

Afirmaron que las autoridades mexicanas se han dedicado a criminalizar a los estudiantes de la UNAM y del IPN.

 


Publicado por solaripa69 @ 16:24
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios